La gestación (5). Influencias de encarnados y desencarnados sobre el alma que va a encarnar

You can translate this web with Google Crome

Comunicación recibida el 09/08/2021 (extracto textual de la sesión completa)

 

Cuando un ser se encuentra en el periodo de gestación, puede recibir las influencias espirituales, del mismo modo que cuando se encuentra después del nacimiento. Cuando un espíritu encarna y se encuentra en el vientre de la madre, puede recibir influencias de espíritus obsesores[1], porque tienen un nivel de afinidad espiritual, y ese espíritu que se está integrando en el mundo encarnado, puede comenzar a atraerlos en el momento en el que se le vayan incorporando las cualidades correspondientes. Es poco habitual que un ser, antes del nacimiento, vaya incorporando cualidades tan negativas que lleguen a atraer a espíritus obsesores. Es más probable que pueda sufrir como consecuencia de las experiencias que recibe a través de las propias experiencias de la madre. Así, puede recibir malos pensamientos, puede recibir malos sentimientos, puede tener accidentes la madre, recibir golpes que puedan afectar al ser en gestación. Y estas experiencias las va experimentando, y forman parte del proceso evolutivo por el que tiene que pasar.

 

Aunque es poco probable que pueda recibir sonidos u otro tipo de información de personas ajenas a la madre, cuando la madre recibe esa información, sí que le puede transmitir al gestante esa información y los sentimientos que conlleven. Esa es la forma habitual en la que lo está recibiendo. Fijaos hasta qué punto es importante el proceso de experiencia que tiene la madre durante todo el periodo de gestación, porque influye de un modo decisivo en la estabilidad emocional y fisiológica del ser que tiene en su vientre, pero seres encarnados y desencarnados pueden afectar a la madre, y todo lo que puedan afectarla a ella, de acuerdo a las capacidades de la madre para asimilar y controlar[2] los procesos mentales y emocionales propios, acabará transmitiéndoselo al ser que tiene en su vientre.

 

[1] Ver artículo Desobsesión.

[2] Nota del canalizador: entiendo que “controlar” no es lo mismo que “reprimir”.

 

Más información:

Índice

Contactar o suscribirse

La gestación (1). El mapa de vida

Comentarios

Entradas populares de este blog

Índice

Solicitudes de Oraciones

Actividades de apoyo y ayuda