La alegría

You can translate this web with Google Crome

Comunicación recibida el 16/08/2021 (extracto textual de la sesión completa)

 

La alegría es la sal de la vida. Una vida seria puede acabar siendo insoportable. Transmitid alegría, porque es una de las ramas del árbol de la felicidad, y buscad en toda situación cualquier oportunidad para poder imprimir una actitud de alegría, porque incluso en las situaciones que puedan parecer más dolorosas se puede intentar, y se puede lograr, modificar la actitud de un modo progresivo, y pasar de la tristeza a la alegría a través de la comprensión.

 

Pero entended que esto es como dirigir un gran barco. Los movimientos de timón deben ser suaves, progresivos, y el resultado se puede observar pasado un tiempo. Así, una persona que tiene una gran congoja en su alma, no podéis pretender que pase a una situación de alegría de modo rápido y espontáneo, las heridas deben cicatrizar. Pero cuando se comprende el proceso de la vida, seremos capaces de encontrar el camino que nos permita dirigirnos hacia Dios a través del amor, que tiene como consecuencias naturales la felicidad y la alegría en el alma de las personas.

 

Más información:

Índice

Contactar o suscribirse

Gestionar el tiempo y dirigir la vida (PDF)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Índice

Solicitudes de Oraciones

Actividades de apoyo y ayuda