Ser conscientes de los errores

You can translate this web with Google Crome

Comunicación recibida el 12/10/2021 (extracto textual de la sesión completa)

 

Estáis, y estamos nosotros también, en un proceso de constante, permanente y perfecta evolución. No tenéis porqué alegraros de los errores, pero sí que debéis alegraros de haceros conscientes de que estáis cometiendo errores, y que tenéis la firme determinación de poder superarlos a través del proceso del perdón de los pecados[1]: comprender que se ha cometido un error [hacernos conscientes y arrepentirnos]; repararlo; y tener la firme determinación de no volver a cometerlo más.

 

Y aunque este proceso es simple en cuanto a concepto, siempre es difícil de ponerlo en práctica, porque siempre se nos ponen delante los obstáculos, las pruebas, que todavía no hemos superado, y esas pruebas, independientemente de su complejidad, siempre estarán acordes a la capacidad de cada cual, y siempre supondrán un esfuerzo el poder superarlas. Esa es la esencia del mérito. Sin esfuerzo, no existe mérito en el progreso. Entendedlo así y podréis comprender lo inútil que resulta plantearos el quejaros por las pruebas que os impone la vida, porque, o bien las habéis solicitado vosotros, o bien, debido a vuestra ignorancia, vuestro Guía Espiritual ha determinado que sois capaces de poder superarlas. Por eso, ya os hemos dicho anteriormente que solamente las almas grandes están en condiciones de recibir grandes pruebas[2].

 

[1] Ver artículo El perdón de los pecados.

[2] Ver artículo La humildad.

 

Más información:

Índice

Contactar o suscribirse

Gestionar el tiempo y dirigir la vida (PDF)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Índice

Solicitudes de Oraciones

Actividades de apoyo y ayuda