¿Un espíritu nos puede agredir físicamente?

You can translate this web with Google Crome

Comunicación recibida el 30/11/2021 (extracto textual de la sesión completa)

 

-       ¿Un espíritu nos puede agredir físicamente? En caso afirmativo ¿qué hacer?

 

El Maestro Jesús ya explicó que “unas cosas son las del César y otras, las de Dios”[1]. Igualmente, el plano encarnado y el plano desencarnado tienen una serie de limitaciones a la hora de interferir el uno en el otro. Cuando un espíritu tiene la intención de poder manifestarse en el plano encarnado, si tiene poco nivel de luz, necesita obligatoriamente la participación de un médium que le sirva de apoyo para manifestarse. Pero el médium, de acuerdo a su nivel espiritual, actuará siempre bajo su propia responsabilidad en los actos que realice. Por tanto, el médium siempre puede ejercer control, si lo desea, sobre el espíritu que está canalizando, y en caso de que el espíritu sea de un nivel más elevado, puede realizar determinadas intervenciones en el plano físico, en algunos casos con ayuda de médiums, y en otros casos cogiendo de un modo sutil, aprovechando, la energía de los asistentes para poder realizar determinadas acciones. Pero en este caso, nada de lo que pueda hacer este espíritu tendrá consecuencias negativas, porque en cada nivel evolutivo existe lo que se podría llamar una limitación moral, que es lo que en el archivo de la conciencia[2] de cada ser le permite comprender que es algo que no puede hacer, y no puede hacerlo porque ha sido capaz de aprender y de evolucionar y, por lo tanto, su nivel de amor lo hace imposible de poner en práctica.

 

Por tanto, los seres espirituales que pueden tener algún tipo de intención de hacer daño en el plano espiritual hacia seres del plano material necesitan, obligatoriamente, la participación de hermanos encarnados que estén de acuerdo con estas acciones. Si no existe voluntad por parte de un hermano encarnado canalizador, eso jamás se podrá llevar a cabo. Si un hermano canalizador encarnado no desea que se produzcan esos hechos, no se podrán ejecutar.

 

Pero sí que es cierto que ha habido casos en los que se han producido ruidos y se han producido situaciones de sufrimiento por parte de hermanos encarnados que han tenido algún tipo de vínculo importante con el correspondiente hermano desencarnado. Esto solamente se produce en el caso en el que exista una deuda por parte del encarnado, y el hermano desencarnado todavía no tenga la suficiente luz como para comprender que el perdón y el amor es el único camino que permite liberarse del todo el sufrimiento que producen estas relaciones tan nocivas. Y de acuerdo a la Ley de Afinidad[3] y a la Ley de Causa y Efecto[4], se producen estas experiencias, para lograr que estos hermanos puedan comprender a través del sufrimiento, cómo poder liberarse de él. Porque, hasta que no se comprende y no se produce la transformación personal, el error sigue manteniéndose latente en el alma de todos los hermanos, y es necesario realizar transformaciones, y las experiencias del sufrimiento son las que facilitan al alma inmortal que tome decisiones de cambio que le permitan liberarse de las ataduras de la ignorancia.

 

[1] Evangelio según San Mateo 22,21

[2] Ver definición de Archivo de la conciencia

[3] Ver definición de Ley de Afinidad

[4] Ver definición de Ley de Causa y Efecto

 

Más información:

Índice

Contactar o suscribirse

Practicar la mediumnidad

Médiums a los que les han atacado físicamente espíritus


Comentarios

Entradas populares de este blog

Solicitudes de Oraciones

Índice

Actividades de apoyo y ayuda