Qué diferencia hay entre un médium espírita y uno que no lo sea

You can translate this web with Google Crome

Comunicación recibida el 04/02/2022 (extracto textual de la sesión completa)

 

-       ¿Qué diferencia hay entre un médium espírita y uno que no lo sea?

 

Cuando un médium está conectando con hermanos espirituales, su marco moral[1] le está permitiendo mantener un nivel de vibración que le facilitará el contacto, ya sea para aprendizaje, ya sea para ayudar, o ya sea como mero motivo de entretenimiento o curiosidad. El conocimiento de las enseñanzas espíritas le ayudarán a entender los riesgos que puede suponer actuar de un modo irreflexivo e irresponsable, y le darán la oportunidad de poder ampliar su nivel moral y, como consecuencia de ello, elevar su vibración espiritual, lo cual le permitirá entrar en contacto, por este motivo, con seres espirituales que sean afines a este nivel vibratorio, ya sea por los propios espíritus Maestros, o ya sea por los Guías Espirituales de otros espíritus que tengan poca luz, pero que tengan la predisposición a poder ser ayudados en el camino de la luz de Dios.

 

Pero eso no lo da el hecho de autodenominarse espíritas. Eso no lo da el hecho de estar afiliado a una organización espírita, ni porque otras personas puedan denominarle de este modo. Esto es una cuestión de la luz que desprende, de acuerdo a sus pensamientos, a sus sentimientos y a sus actos[2]. Y, por supuesto, si sigue los principios morales de la doctrina espírita estará avanzando por la senda de la luz de Dios, y también puede hacerlo, del mismo modo, fuera del ámbito de la cultura espírita, siempre que mantenga como punto de referencia la Ley del Amor de Dios[3].

 

Entended, por tanto, que el nombre que le podáis dar al objetivo de vuestros estudios no es lo importante, sino la transformación moral que realicéis[4], y eso no lo hace ni un libro ni mil libros, ni una conferencia ni mil conferencias, ni una conversación ni mil conversaciones. Ese es un proceso personal de asimilación y transformación del marco moral que cada persona tiene, y en el que se observen progresos de un modo claro, concreto, definido, y eso es algo que solamente la propia persona es capaz de poder comprender y valorar, así como también todos los Hermanos Espirituales más elevados, que podrán percibir su nivel vibratorio de un modo mucho más fluido, mucho más intenso, mucho más elevado, brillante.

 

Cuando una persona decide formar parte de un colectivo puede hacerlo con un conocimiento vago o con un conocimiento más extenso de los principios que rigen a ese colectivo, pero lo realmente importante en el proceso evolutivo es lo que esa persona pueda transformarse, pueda cambiar. Y a través de ese cambio, en el que podrá incrementar su nivel vibratorio, tendrá la oportunidad de ser ejemplo ante otros hermanos que podrán, si ellos lo desean, poder seguir, aprender y aprovechar la experiencia de la relación dentro de esos niveles vibratorios más elevados de lo que se pueden tener en otro tipo de relaciones. Pero solo la transformación moral es la que puede definir el cambio y la evolución en cada persona. Y los médiums, del mismo modo que los demás hermanos, pueden aprovechar ese cambio moral en todas y cada una de las manifestaciones de sus experiencias en la vida, y gracias a la sensibilidad que Dios les ha concedido en esta encarnación, tienen la posibilidad de poder darles una aplicación trascendente, pero no más trascendente que los demás hermanos. Cada cual, dentro sus capacidades, tendrá que rendir cuentas ante Dios de lo que las haya aprovechado. Los talentos son los que cada cual dispone, y con los que cada cual tiene que aprovechar las oportunidades que le da la vida[5].

 

Ya os hemos dicho en otras ocasiones que los médiums no son seres especiales[6], son hermanos que tienen, como una de sus misiones, el contacto con las almas desencarnadas, con los espíritus, y del aprovechamiento que hagan de ese talento tendrán que rendir cuentas, lo mismo que de todos los demás talentos, porque no es el único que cada cual tiene. Aprovechad cada oportunidad que la vida os da en todas las manifestaciones que se os ofrecen de seguir el camino del amor y podréis comprender cuál es el modo correcto de hacer las cosas en todo momento.

 

[1] Ver artículo El marco moral.

[2] “Por sus frutos los conoceréis” (Evangelio según San Mateo 7,15-20).

[3] Ver artículo La Ley del Amor (PDF)

[4] “Se reconoce el verdadero espiritista por su trasformación moral y por los esfuerzos que hace para dominar sus malas inclinaciones” (Kardec, El Evangelio según el Espiritismo, pág 282).

[5] Ver artículo Desarrollar las cualidades mediúmnicas (1 de 17). Los talentos

[6] Nota del canalizador: toda persona es tan especial como las demás, ya que somos un cosmos, tremendamente complejo y maravilloso, en el conjunto de nuestra realidad personal, por lo que, si alguien es especial, todos somos especiales.

 

Más información:

Índice

Contactar o suscribirse

Practicar la mediumnidad

La Ley del Amor (PDF)


Comentarios

Entradas populares de este blog

Solicitudes de Oraciones

Índice

Actividades de apoyo y ayuda