Reunión “Recibir mensajes mediúmnicos”

Reunión on-line celebrada el 20/01/2021

 

Conclusiones extraídas:

-       ¿Hay algún indicador que pueda informarnos de las capacidades mediúmnicas que cada persona pueda tener? Por sus hechos los conoceréis. Las cualidades que exteriorizamos son las que viven en nosotros, y son también las que atraemos, incluyendo energías, ya sea elevadas o bajas.

-       La sensibilidad es una cualidad que, como todo, se puede desarrollar en mayor o menor medida. Y la intención es decisiva para todo. Si nos resistimos, si la rechazamos, la sensibilidad no se desarrollará de igual manera que si le prestamos atención y cuidado.

-       Los espíritus desencarnados dicen que todos somos médiums en mayor o menor medida. Nuestros pensamientos y sentimientos nos pueden mostrar experiencias que nos sorprenden, y pueden ser externos a nosotros, y es nuestra oportunidad y nuestra responsabilidad aprender y evolucionar de estas experiencias.

-       El contacto puede ser espontáneo o previa solicitud por parte del médium. En mi caso, los pensamientos surgen pero, cuando lo solicito a mis hermanos espirituales, los percibo diferentes. Siento que no son míos, ya que en muchas ocasiones son informaciones contrarias a mis opiniones en ese momento y, tras el análisis y comprobación, me sirven para evolucionar.

-       La mayoría de los médiums informan que comienzan por una fase de adaptación y aprendizaje, contactando con espíritus bajos, pero yo no soy consciente de haber pasado por esa fase. En el artículo “la información que comparte el canalizador” (https://www.moralyespiritualidad.com/2020/12/la-informacion-que-comparte-el.html) explican los hermanos espirituales que las enseñanzas que yo he recibido hasta ahora “no han tenido una fase estéril de prueba, porque ya había recibido esa fase previamente sin necesidad de pasar por el estado de transmisión de la información, del modo en que lo está haciendo ahora”. Otros médiums me informan que no es habitual, pero es algo que no está en mi mano valorar, y mucho menos, menospreciar, porque los contenidos que me transmiten los Hermanos Espirituales, al menos para mí, son siempre excelentes lecciones prácticas para la vida.

-       La capacidad mediúnmica puede comenzar en cualquier edad, de acuerdo con el momento en que se haya acordado. Hay personas que reciben esta capacidad en la niñez, otras en la juventud o en la edad adulta, otras la comienzan a experimentar poco antes de morir, como si se les abriesen las puertas del hogar de donde proceden y a donde volverán en breve. Como todo en la vida, cada cosa llega en su momento, de acuerdo con la voluntad de Dios.

-       El Guía Espiritual participa en establecer la comunicación, informan los hermanos espirituales, pero yo no soy consciente de ello, porque no se me ha manifestado como tal hasta el momento presente. De hecho, esta semana hemos preguntado sobre los Guías Espirituales de los que participamos en las comunicaciones y nos han aclarado que siempre estamos recibiendo comunicaciones de ellos, pero que no siempre les escuchamos. Puedo comprender el sentimiento de frustración que podrían sentir si no fueran tan elevados espiritualmente pero, en realidad, supongo que sentirán una amorosa y paciente compasión por nuestra ignorancia.

-       Como cualquier emoción o sentimiento, el contacto mediúmnico es muy difícil de explicar. Yo explico lo que hago en el artículo “cómo canalizo o contacto con seres espirituales” (https://www.moralyespiritualidad.com/2020/04/como-canalizo-o-contacto-con-seres.html) y no lo he aprendido de nadie expresamente, aunque sí observé a otro médium cuando era joven, pero no lo hago como lo hacía él, y leí “El Libro de los Médiums”, de Allan Kardec (http://espiritismo.es/Descargas/libros/allankardec/Mediums.pdf). De hecho, copiar el modo en que lo hacen otros médiums no tiene porqué ser positivo. Mi recomendación es la misma que dio Kardec: “amaos e instruíos”, porque el amor y la preparación son la combinación del progreso integral del ser, tanto encarnado como desencarnado. Esto permite estar en condiciones de que la verdadera información útil aparezca en nuestro nivel consciente, porque sale de nuestro interior, pero puede ser muy bien “abonada” con el estudio del libro citado. Pero, en última instancia, es la intuición la que nos dirige con la máxima claridad en la oscuridad de lo desconocido, porque nos ofrece la confianza necesaria para avanzar, pero solo nosotros somos los que podemos aprovecharla y hacerla nuestra.

-       El mejor consejo que soy capaz de dar es instruirse en el estudio de esta cualidad y desarrollar la moral y la espiritualidad antes de buscar el contacto con los seres espirituales, para evitar que aparezcan algunos que no deseamos, porque cada persona atrae a lo que es similar, y comenzar contactando con seres espirituales sufrientes, perversos, etc. no me parece una experiencia positiva para empezar, pero cada persona tiene su propio camino.

-       Canalizar implica exponerse a recibir influencias, ya sea positivas o negativas, agradables o desagradables, pero es evidente que una cosa es lo que nos ocurre y otra muy diferente, cómo interpretamos lo que nos ocurre. La buena actitud, consecuencia lógica de comprender que Dios guía el camino de todas sus criaturas, nos permite ofrecer nuestra mejor versión de nosotros en cada momento. Eso es avanzar en el camino de la evolución, del amor y de la felicidad.

-       Por eso es tan importante trabajar conscientemente en perfeccionarse con el desarrollo de la conciencia, del bien y del mal, del amor y del error, aprendiendo de las experiencias, tanto propias como de los demás, pero también de las enseñanzas, que es el camino más rápido. Y aprovechar las enseñanzas que nos brindan los Hermanos Espirituales es un gran atajo en nuestro proceso de evolución.

-       Como se indica en el artículo “indicador de las capacidades mediúmnicas” (https://www.moralyespiritualidad.com/2020/09/indicador-de-las-capacidades-mediumnicas.html), la evolución desde nuestros errores implica tres fases:

o   Ser conscientes de que nos hemos equivocado.

o   Decisión de corregir nuestra actitud.

o   Compensar el daño cometido, haciendo el bien de forma multiplicada.

Ese es el objetivo de la existencia, tanto física como espiritual, y a él se subordinan todas las demás cosas, incluido también el desarrollo de la mediumnidad. Porque, cuando comprendemos el sentido de la vida encarnada, toda nuestra experiencia, cada segundo, es una oportunidad de evolucionar, ya sea por la experiencia, ya sea por el aprendizaje. Pero todo tiene que acabar integrándose en nuestro ser y poniéndose en práctica. Y esa evolución, esa elevación espiritual, trae como consecuencia una mayor intención de servicio a los demás y un mayor nivel de felicidad.

-       Me parece muy interesante la lectura del libro “En lo invisible”, de Leon Denis, que puede descargarse gratuitamente en https://cursoespirita.com/wp-content/uploads/En_lo_Invisible.pdf o comprarlo en formato papel en https://cursoespirita.com/en-lo-invisible/. Deseo recalcar los contenidos del capítulo “22. Prácticas y peligros de la mediumnidad” (págs. 407-422). En estas páginas se exponen muchas enseñanzas de gran valor para iniciarse y profundizar en el mundo de la mediumnidad.

 

Más información:

Índice

Contactar o suscribirse


Comentarios

Entradas populares de este blog

Índice

Solicitudes de Oraciones

Actividades de apoyo y ayuda