¿Tiene alguna utilidad el miedo?

You can translate this web with Google Crome

Comunicación recibida el 06/04/2021 (extracto textual de la sesión completa)

 

Contenidos:

-         Formas de manifestarse el miedo.

-         Utilidad y objetivo del miedo vinculada al instinto de supervivencia.

-         Qué es el miedo.

-         El miedo vinculado al egoísmo.

-         La pregunta que os permitirá saber qué tipo de miedo sentís.

-         El principio de defensa legítima.

-         La ley de supervivencia.

-         La responsabilidad en un enfrentamiento.

-         Aplicar en vuestra vida la reacción correcta ante cualquier situación de miedo.

 

El miedo se puede entender como una forma de aviso ante el peligro. Esa es una manifestación del miedo. Y esa sensación es una forma de prevenir el dolor que puede provocar la experiencia con la que nos encontramos. Porque a través del miedo, que es un resultado de analizar el entorno, compararlo con la información disponible y valorar esa situación en cuanto a las consecuencias que pueden tener, de acuerdo con esa valoración podéis tomar decisiones que permitan mantener vuestra integridad, dirigir vuestra realidad de acuerdo a vuestras intenciones, y evitar consecuencias negativas que puedan afectaros a vosotros, a otras personas o animales o al entorno.

 

Pero esta forma de miedo está vinculada al instinto de supervivencia. Hay otra forma de miedo, que está vinculada al egoísmo, y es completamente diferente. Observad la diferencia.

 

En la primera, el daño que se puede producir, tanto hacia vosotros como hacia otras formas de vida, incluido el propio planeta en el que estáis, está directamente relacionado con la ley de supervivencia de Dios. Pero las otras formas de miedo, que están vinculadas al egoísmo, no tienen ninguna relación con esta ley de supervivencia. No están nunca relacionadas con la Ley del Amor. De hecho, están totalmente alejadas. Y para ello podéis hacer una pregunta, que os permitirá saber la diferencia: “¿lo que yo haga va a producir daños sobre otras personas, sobre la manifestación de la creación?” Si no produce daño, estáis sintiendo un miedo que está basado en la supervivencia, pero si produce daño, lo que vais a hacer está basado en el egoísmo.

 

Pero entended esto que os estoy diciendo, teniendo en cuenta el principio de defensa legítima[1], porque si alguien o algo, o un animal os quiere atacar, tenéis derecho a defenderos, intentando hacerles el mínimo daño, pero algo de daño es posible que no se pueda evitar. La ley de supervivencia es una ley de Dios, y seguir esa ley es cumplir con su voluntad. Defenderse de una agresión no es egoísmo, pero entrar en una pelea donde ha habido una provocación mutua, ahí no hay realmente una defensa legítima, porque se está produciendo esa pelea como consecuencia de lo que ha ocurrido anteriormente. Y si uno de los dos ataca, es legítimo que el otro se defienda, pero debe comprender que, del mismo modo que en la legítima defensa, debe intentar provocar el mínimo daño posible. También debe entender que, si ha sido responsable en parte de provocar esa pelea, esa responsabilidad tendrá que compensarla en el futuro, para que su cuenta de amor se equilibre.

 

Así, todas estas facetas de miedo, deben entenderse cuándo están vinculadas al amor y cuándo no lo están, y si entendéis la Ley del Amor, aplicaréis en vuestra vida la reacción correcta ante cualquier situación de miedo, porque en ningún caso reaccionaréis de un modo egoísta, y el miedo que podáis sentir, si tiene algún tipo de connotación de egoísmo, estaréis en condiciones de poder controlarlo y anularlo.

 

[1] Ver artículo Aplicar la caridad en el mundo y defendernos de los injustos

 

Más información:

Índice

Contactar o suscribirse

La Ley del Amor (PDF)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Índice

Solicitudes de Oraciones

Actividades de apoyo y ayuda