Mensajes recibidos en las sesiones de oración-meditación colectiva (2)

You can translate this web with Google Crome

Descargar gratis PDF

Descargar gratis EPUB

Si tienes dificultad con la descarga, puedes contactar en moralyespiritualidad@gmail.com


Más publicaciones en la biblioteca MyE

 

Se incluyen los mensajes recopilados por el canalizador del blog en las sesiones de oración-meditación colectiva de Moral y Espiritualidad (acceder), ordenados de más nuevo a más antiguo, del 730 al 366.

  


Los demás mensajes se pueden visualizar pinchando en las imágenes superiores

Si pueden servir para ayudar a avanzar a una sola persona, se ha cumplido el objetivo.

Se incluyen los mensajes recopilados por el canalizador del blog en las sesiones de oración-meditación colectiva de Moral y Espiritualidad (acceder), ordenados de más nuevo a más antiguo, a partir el mensaje número 366 y que puede emplearse como para el segundo año consecutivo de análisis de mensajes, uno cada día. Los del año anterior se pueden visualizar y descargar aquí.

Si pueden servir para ayudar a avanzar a una sola persona, se ha cumplido el objetivo.

 

730. Por muy importantes e interesantes que creas que son determinadas cuestiones, prioriza, atiende primero a lo urgente, tu mente se mantendrá en paz y estarás en condiciones de afrontar mejor lo siguiente que te corresponda.

729. El camino de la ayuda a los demás es como las medicinas. Algunas son agradables de tomar y otras no, pero todas nos ayudan y nos mejoran.

728. En lo mejor que podemos centrar el análisis sobre los demás es en aquellas deficiencias que conocemos de nosotros mismos, con la única finalidad de aprender de ellos, evitar sus fracasos y repetir sus éxitos.

727. Quien perdona, siempre gana en todo lo más importante, duradero y trascendente.

726. El sabor de lo correcto siempre está impregnado del aroma de la felicidad.

725. Cuando la vida nos grita “¡Ayuda a alguien!” tiéndele la mano sin pensar. Los mensajes del alma están por encima del nivel del pensamiento y no es posible razonarlos.

724. Sentir el placer de las experiencias de la vida es una forma de atracción que nos lleva a uno u otro extremo de la balanza, la luz o la oscuridad, en función del nivel de amor con el que se impregne la experiencia. Pero solo en el centro se encuentra la paz.

723. La amabilidad que expresa una persona solo puede salir de un alma amable. Agradezcamos cada oportunidad de disfrutar de esa virtud manifestada.

722. Los deseos más elevados que se pueden tener en la vida siempre estarán relacionados con la evolución, el amor y el servicio.

721. La calma es una elección consciente. Fuera de la elección es aburrimiento. Fuera de la consciencia, es pasividad.

720. Cuando una persona se cierra ante una determinada información sin analizarla, su camino es preguntarse a sí misma a qué tiene miedo.

719. Mantenerse en paz absoluta en medio del caos es tarea compleja, pero todo avance que demos en serenidad nos sumerge, cada vez más, en un estado de sublime felicidad.

718. Cuando envías cualquier energía hacia tu exterior (miedo, rencor, simpatía, amor…) la energía universal te devuelva una energía del mismo tipo, pero incrementada.

717. La verdadera caridad consiste en ofrecer a los demás lo que no pueden obtener por ellos mismos y que necesitan para que puedan, por su propio mérito y esfuerzo, avanzar en el camino de la evolución de cuerpo, mente y espíritu.

716. El perdón nos da las alas que nos permiten volar liberados del lastre del rencor hacia los demás y de la culpa hacia nosotros.

715. La vibración del amor emana del espíritu e impregna todas las manifestaciones de la realidad del ser: intuición, sentimientos, pensamientos, emociones e instintos.

714. El sentido de la realidad lo vamos captando progresivamente según vamos creciendo en consciencia, a través de la atención y de la intención.

713. Aprender y evolucionar no precisa de lectura y estudio prolongados, sino de comprender la información que nos ofrece la vida y aplicarla, logrando cambios positivos en nuestro interior, que se manifestarán de forma natural en nuestros actos e influirán en nuestro entorno.

712. La santidad es un concepto de la Tierra. La iluminación es la expresión universal del amor, que se expresa de forma creativa en todas las expresiones de la Creación.

711. El sabor de la vida no está en recibir ni en acumular, sino en dar y compartir.

710. Previsión y preocupación son cosas diferentes. Con la previsión se actúa conscientemente en el presente para favorecer el futuro, con la preocupación se sufre en el presente sin hacer nada útil, ni para el presente ni para el futuro.

709. Una mente serena es la puerta que da paso a unos pensamientos serenos. Atraemos lo que emitimos en cada momento.

708. El valor espiritual está en la intención, pero solo con la acción, tanto personal como de influencia sobre otras personas, es posible desarrollar los logros que permiten que se lleve a cabo la evolución.

707. El análisis consciente de los pensamientos son una gran escuela para desarrollar la atención y la intención, es la esencia de la evolución al aceptar o rechazar cada pensamiento que llega, permitiéndonos ser nosotros mismos, realmente, quienes dirijamos nuestra propia vida, al alejarnos de las respuestas automáticas de nuestro subconsciente.

706. Cuando alguien que crees fuerte se tambalea, comprende que es humano y tiene sus momentos de debilidad. La compasión también se aplica hacia los que nos superan en algo. Es la fraternidad universal la que se manifiesta.

705. Las sonrisas que salen del corazón abren más puertas que las llaves maestras. Una actitud amable siempre se dibuja en el rostro.

704. El miedo es la energía que dificulta todo progreso en el camino del amor. Vencer el miedo es vibrar en amor un poco más, y más, hasta que se disuelve por completo, agradeciendo a Dios por el apoyo recibido de la espiritualidad superior.

703. El camino progresivo de la verdad es el que nos lleva a encontrar todo lo que precisamos para evolucionar, porque verdad y amor se necesitan mutuamente.

702. En la era de la información en la que nos encontramos tenemos el gran privilegio de poder acceder a mucha información, pero a cada cual le corresponde la tarea y la responsabilidad de elegir. Lo que aceptamos y lo que rechazamos en la vida determina en qué nos transformamos.

701. En el camino del espíritu, nadie tiene derecho ni posibilidad de avanzar por otra persona, pero toda persona tiene el libre albedrío, y el deber, de avanzar ayudando a los demás.

700. Dar es la esencia, porque lo que damos, el universo nos lo devuelve multiplicado. Elige, consciente y sabiamente qué te comprometes a dar en la vida, ponlo en práctica y observa cómo función la Ley de Causa y Efecto.

699. Nada de lo que prepares y coordines puede garantizarte con total seguridad el éxito. Por eso, confía en Dios, déjate llevar por los impulsos que te envíe a través de las jerarquías espirituales, y observa cómo se manifiesta en toda expresión de vida.

698. Cuando algo o alguien interfiere en tu camino de evolución, valora cómo puedes resolver la situación desde el amor.

697. El poder de la oscuridad del miedo se disuelve con una chispa de la luz del amor. Aunque pueda parecer que la fuerza se impone, nada puede doblegar a un corazón amoroso

696. Felicidad es la experiencia de expresión del amor en un entorno que lo acepta y lo refleja. Coraje es esa misma expresión de amor en un entorno que lo rechaza y responde con hostilidad.

695. El Maestro Jesús dijo que él es el camino, la verdad y la vida*, y todo ello es una única cosa: la experiencia evolutiva que avanza, comprende y experimenta el ejemplo que Él nos mostró.

* Evangelio según San Juan 14,6.

694. Perdonar es la experiencia más liberadora de la vida.

693. Todas las enseñanzas que somos capaces de recibir están en el nivel de nuestro progreso evolutivo. Por encima de él es imposible comprender el valor que encierran

692. Si intentas dialogar con alguien persistente que no te da la oportunidad de expresarte, respira profundo, hazte consciente de la situación desde el amor y toma la decisión de permanecer oyendo el discurso o interrumpir amablemente la conversación y retirarte,

691. La vibración que emitimos en cada momento atrae lo similar y rechaza lo opuesto, nuestra consciencia nos permite percibir en qué vibración nos posicionamos y nuestra sabiduría puede elegir potenciarla o cambiarla.

690. La atención es el proceso consciente que nos permite mantenernos en un determinado pensamiento. A partir de ahí, los sentimientos y los actos pueden estar dirigidos de acuerdo con nuestro nivel de amor y sabiduría.

689. Ser fiel a las promesas es una responsabilidad con nuestra conciencia, es un compromiso con nosotros mismos en primer lugar, y con otras personas, que esperan que seamos fieles a lo prometido. Por eso, es muy importante pensar con detenimiento, para comprometernos solamente con aquello que nos aporte sentido a la vida.

688. La capacidad de elección es permanente en las experiencias de la vida. Creer lo contrario es una de las formas fundamentales de autolimitarnos.

687. La frustración por lo que ocurre de modo diferente a lo previsto puede sustituirse por el agradecimiento por el aprendizaje logrado. La clave que cambia la experiencia es la actitud.

686. El bien no siempre es lo conveniente. El bien tiene que estar revestido de las manifestaciones del amor, porque el bien es amor manifestado. Cuando guiamos nuestra vida de acuerdo con la voluntad de Dios, como amor manifestado que es, nunca habrá dudas.

685. Cuando te aproximas a Dios, recuerda que te estás aproximando, que estás descubriendo, la chispa de Dios que habita dentro de ti.

684. El perdón es uno de los más difíciles retos que tenemos en la vida. El perdón exige paz interior, comprensión y compasión por los hechos y por los causantes, humildad en el corazón y amabilidad en la comunicación. Perdonar es comprender la libertad que decidimos para nosotros, al liberarnos de la carga del rencor, y darnos la oportunidad de demostrar con nuestros actos la realidad de nuestras palabras.

683. La partida de las personas y de las cosas es un hecho natural y necesario. Todo cambia, tanto las experiencias de la vida como nuestros procesos internos, que las analizan y aprenden de ellas. Desde la infancia a la madurez, las experiencias se comprenden de forma diferente, pero en todos los casos son las que necesitamos para evolucionar. De nuestra sabiduría depende que las aprovechemos o no.

682. El camino del amor de Dios es el único camino que realmente lleva directo a la evolución. Si no hay amor, no hay nada.

681. Cualquier adversidad, por pequeña o sutil que sea, es una oportunidad de demostrar nuestras capacidades. Aprovechemos cada instante de la vida, porque superar los cursos evolutivos nos llevará a experimentar cada vez mayor paz, amor y sabiduría, mayor felicidad.

680. Cada vez que tu mente recibe un mensaje y lo analizas, tienes la oportunidad de conocerte un poco más.

679. Toda oración que emitimos, funciona cuando nos viene de vuelta al corazón. Es indiferente que la leamos, que recitemos de memoria una oración aprendida o que nos surja de forma espontánea, lo importante es el sentimiento que vibra en nuestro ser.

678. La amistad no tiene precio. Cultivarla, cuidarla y nutrirla es un camino que lleva naturalmente a ver florecer la felicidad en nosotros y en nuestro entorno.

677. Expresad lo mejor de vosotros a lo largo de vuestra vida, a través del aprendizaje, continuo y progresivo, y las enseñanzas que os aporta la existencia.

676. ¿Qué hacen las personas inspiradoras? Aportar lo mejor de sí mismas en cualquier momento y lugar. No es necesario nada más.

675. La palabra es la bebida del alma, y el ejemplo es la comida (y 9). El ejemplo no necesita oportunidad, porque es la expresión de nosotros en la vida, es la comida que ofrecemos permanentemente a quien la quiera recibir. Para las personas receptivas, es una oportunidad de alimentarse y aprender de los comportamientos ajenos sin necesidad de experimentar en el error. Para quienes no lo deseen recibir, pueden ignorarlo o detestarlo, siempre son su libertad y discernimiento los que les permiten elegir el camino.

674. La palabra es la bebida del alma, y el ejemplo es la comida (8). La palabra de amor y sabiduría dicha en el momento oportuno es como el agua fresca en el desierto, todas las almas están ávidas de recibirla. La misma palabra de amor y sabiduría, dicha en el momento inoportuno, es como el agua helada que se lanza al rostro de alguien que no la desea, se produce el rechazo de un modo reactivo y automático. Sed prudentes para encontrar o crear las oportunidades.

673. La palabra es la bebida del alma, y el ejemplo es la comida (7). Hay personas que no necesitan decir nada, ya que sus actos lo dicen todo. Son las que aportan al mundo la comida jugosa de la verdad manifestada, aquella que nos hace libres.

672. La palabra es la bebida del alma, y el ejemplo es la comida (6). Se pueden compartir sin cambiar ni sacrificar nada de nuestra realidad. La bebida y la comida se ofrecen cuando disponemos de ellas y sale el impulso de nuestro corazón. Igualmente, la palabra y el ejemplo son expresiones de lo que ya tenemos, de lo que ya somos, y no suponen ningún esfuerzo, sino que, como en toda expresión de amor, cuanto más damos, más nos devuelve Dios a través de la vida.

671. La palabra es la bebida del alma, y el ejemplo es la comida (5). Aunque diferentes, ambos se complementan, se potencian, y juntos logran nutrir, unos el cuerpo, otros el alma.

670. La palabra es la bebida del alma, y el ejemplo es la comida (4). Así, la palabra y la bebida son olvidadas y expulsadas con rapidez, pero el ejemplo y la comida tienen un proceso más lento, pero también más trascendente y decisivo.

669. La palabra es la bebida del alma, y el ejemplo es la comida (3). Así, la palabra y la bebida son digeridas con rapidez, pero el ejemplo y la comida tienen un proceso de comprensión y digestión más lento, pero también más sólido y nutritivo*

*Nota: en el libro “El Espíritu de la Verdad”, psicografiado por Francisco Cándido Xavier y Waldo Vieira, el espíritu Manuel Quintão expresa la frase latina “¡Res, non verba!” (hechos, no palabras). Los hechos son los que verdaderamente muestran. Sin embargo, el mensaje (2) de esta serie muestra el peso de las palabras, especialmente cuando el ejemplo no es posible mostrarlo. Todo suma en el camino de la voluntad de Dios.

668. La palabra es la bebida del alma, y el ejemplo es la comida (2). Aunque podemos mantenernos mucho tiempo sin comida, la bebida es más urgente. Igualmente, hay personas a las que no se les puede mostrar el ejemplo (comida), pero se les puede seguir transmitiendo la palabra (bebida). Así ocurre cuando estamos separados por la distancia física (viajes y lejanía), por la distancia moral (errores cometidos) o por la distancia espiritual (desencarnación).

667. La palabra es la bebida del alma, y el ejemplo es la comida (1). Tan importantes son el uno como el otro, ya que el ejemplo muestra la dirección del camino, y la palabra transmite el espíritu del camino.

666. Los pensamientos son por donde pasa toda la experiencia de nuestra vida. Comprenderlo nos permite tomar la decisión de controlarlos por la atención y la voluntad y hacernos los dueños de nuestro destino.

665. Que no te desanimen las estrecheces de la vida, son las que necesitas aquí y ahora para impulsarte al cambio que anhelas.

664. Si los frutos de nuestros actos van mejorando, es que vamos evolucionando. Es el único modo de medir el progreso del alma.

663. El cuerpo sigue las instrucciones de la mente. Con una mente positiva, con pensamientos puros, bondadosos, amorosos, ninguna enfermedad psicosomática podrá aparecer.

662. Que estéis en condiciones de poder encontrar, en cada momento de vuestra experiencia, el camino adecuado, la actitud correcta y la solución oportuna, que se logran según vayáis desarrollando vuestras capacidades de amor y de sabiduría.

661. Las capacidades del espíritu solo se pueden desarrollar a través del amor. Las capacidades del cuerpo y de la mente no, y las consecuencias que conllevan son lecciones que impulsan a evolucionar también en amor.

660. Somos pequeñas gotas en el océano de la vida, pero cada gota es importante para el océano, y todas llevan su esencia.

659. Si queremos que la sociedad evolucione ¿a qué esperamos para comenzar a transformarnos en el cambio que deseamos?

658. Es imposible que nuestras opiniones sean aceptadas por todo el mundo, ya que no podemos disponer todos de la misma información. Por eso es importante ser respetuoso al exponer las opiniones, y valorarlas en su justa medida al compararlas con las de los demás.

657. Cuanto más se aprende de la vida, mayor riesgo de caer en el error de la soberbia.

656. La unidad no significa uniformidad, sino una actitud comprensiva, respetuosa y agradecida por las diferencias, ya que nos permiten mostrar, de acuerdo a nuestras capacidades, y aprender, según nuestra consciencia.

655. El cambio de la vibración baja a otra más elevada no implica la destrucción de una para implantar la otra, sino la transformación evolutiva, igual que la oscuridad no se destruye con la luz, sino que se transforma en luz.

654. La paz y el amor son dos frágiles flores que hay que cuidar. Hay que alimentarlas y protegerlas para evitar que se marchiten.

653. Plantearse propósitos para el nuevo año es el primer paso a poder dar en este proceso, y hay que continuarlos con el diseño de lo que vamos a hacer para conseguirlo, cómo y cuándo lo haremos, y qué costumbres y actividades dejaremos a un lado para poder poner en práctica estos propósitos.

652. Si realmente deseamos lo mejor a las demás personas, comencemos siendo mejores nosotros mismos, para poder influir sobre el resto del mejor modo

651. El cariño es una de las manifestaciones del amor. Es una transmisión de paz, de confianza, de seguridad, de protección, de cuidado, de interés por el bienestar y la felicidad de otras personas. El cariño, como manifestación de amor, es entregar sin esperar compensación porque, como amor que es, lleva implícita la recompensa de felicidad en la propia entrega.

650. Entender a Dios como el ser que nos soluciona los problemas carece de sentido. Dios, como fuente de todo, nos ha creado como somos, por lo que esa es su voluntad, y si la evolución por nuestro propio mérito tiene algún sentido es, precisamente, que ese es el propósito de Dios.

649. La fe transforma los pensamientos en convicciones; éstas provocan unos sentimientos que son la vibración que logra que se muevan las montañas. Los sentimientos son la energía de las intenciones.

648. Si el amor se pudiera manifestar en la figura de una persona, podemos elegir muchos modelos, como los grandes Maestros que ha tenido la humanidad, pero mucho más cerca, casi todos los seres humanos hemos sentido también la ternura del amor de nuestras madres. Aprendamos de los ejemplos que nos han dado y seamos ejemplares también.

647. En estos momentos en los que vibra la paz y la armonía, aprovechemos esta oportunidad para poder vibrar del mismo modo y multiplicar y expandir la mejor energía. Sabiendo hacerlo impregnados de energía positiva, sigamos trabajando para poder hacerlo rodeados de cualquier situación, y hacernos libres y conscientes de nuestras capacidades de creación.

646. Renovemos el propósito, cada día de nuestra vida, de ser luz entre las tinieblas, paz entre el caos, amor entre el miedo, y sabiduría entre la ignorancia. Un instante es suficiente para recordarlo, pero se necesitan muchos instantes cada día para poder aplicarlo con éxito.

645. Las reuniones familiares son excelentes oportunidades de comprobar nuestras capacidades de aportar luz, paz y amor. Siempre es una de las grandes asignaturas que tenemos oportunidad de superar en la vida encarnada.

644. Nuestras creencias son pensamientos, y los pensamientos no son nuestros, no somos nosotros, ya que podemos sustituirlos por otros que decidamos a través de nuestra atención y nuestra intención (nuestra consciencia y nuestra voluntad). Por tanto, no podemos borrarlos, pero sí sustituirlos. Ese es el camino de la evolución de la mente.

643. Nuestra interpretación de lo que piensan o hacen los demás nunca puede ser correcta ni absoluta, ya que no podemos tener en cuenta todos los factores que les pueden afectar y su situación emocional y de comprensión de ese momento. Igualmente ocurre con las interpretaciones que hagan los demás de nosotros. No juzguemos, lo que hagan los demás es de su incumbencia.

642. Del mismo modo que ocurre en un organismo, si las personas y las sociedades desean mantenerse sanas, tienen que actuar para que la salud, tanto interna como externa, se desarrolle, y previniendo y protegiéndose de toda causa que promueva la enfermedad.

641. La magnificencia de Dios no se necesita ni se puede experimentar más allá de la Creación. Todo anhelo de lo maravilloso y sobrenatural deja de ser natural y, por tanto, es ficticio, es ignorante, no es de Dios.

640. Guiar es mostrar un camino por el que el discípulo puede caminar con dificultad.

639. Tener prisa por experimentar estados elevados de consciencia es como querer correr estando atado a un árbol.

638. La ingenuidad es hija de la ignorancia. La sabiduría es prudente, pero observa en profundidad para acceder a la verdad.

637. Para experimentar la paz es necesario desarrollar la paciencia. Para desarrollar la paciencia es necesario crear paz.

636. La compasión surge del corazón. Comienza siendo un sentimiento*, y la respuesta más acertada se logra cuando se medita el modo de influir positivamente en esa situación desde el amor. Es un proceso de pensar con el corazón-sentimiento y sentir con el cerebro-pensamiento.

(*) Emoción que pasa por la mente.

635. Es necesario mantener una actitud comprensiva de las experiencias y enseñanzas que la vida pone a disposición de cada ser, y para ello no es suficiente el mero hecho de experimentarlo, hay que pasar por un proceso de análisis y comprensión, un proceso de meditación, que permita incorporar la información adquirida a la que ya forma parte de la realidad de cada ser.

634. Cuando decidimos transitar el camino del amor, comienza a producirse una transformación interna que se manifiesta en cómo percibimos nuestros procesos internos y cómo percibimos la realidad que proviene del exterior. Cuando yo cambio, todo cambia.

633. La fe mueve montañas, sí, porque activa y sintoniza nuestros mecanismos internos, del alma, de la mente y del cuerpo en un objetivo claro, y a través de la acción se convierte en realidad. Esa es la fe que necesitamos, la fe activa.

632. Meditar sobre los errores, propios o ajenos, aprendiendo el camino correcto, es el modo de evolucionar a través de la experiencia.

631. Sentir la paz es un proceso activo que resulta de crear un entorno personal liberado y protegido de toda influencia negativa o alterada, manteniendo la consciencia de todo pensamiento que surja en nosotros, analizándolo, y transformándolo, en caso necesario.

630. La veracidad de la información que nos llega, depende principalmente de los filtros de prejuicios e ignorancia que interponemos en la escuela de la vida.

629. Sentir a Dios no es un privilegio ni un don, es la actitud receptiva del amor que se manifiesta en toda la Creación, por lo que en cualquier momento y lugar se puede sentir a Dios.

628. Utilicemos la mente consciente para generar la energía positiva que transforma la realidad.

627. Cuando nos sentimos pequeños, estamos en lo cierto, ya que somos diminutas chispas de la Creación. Cuando nos sentimos grandes, estamos en lo cierto, ya que somos la Creación, porque todos somos uno.

626. Los pensamientos son torbellinos de palabras e imágenes que funcionan sin interrupción. La mente calmada logra aceptar unos pensamientos y dejar ir otros, de acuerdo con nuestra conciencia. Esto es ser consciente.

625. Durante la oración-meditación digo mentalmente y siento:

Al inspirar: “Emana la energía de Dios en mí, en amor, sabiduría, paz, salud y felicidad”.

Al espirar: “Comparto con la Creación la energía de Dios, en amor, sabiduría, paz, salud y felicidad”.

624. Sentir la paz es una cosa, pero crear paz es otra. Al sentir, se percibe la paz en la creación; al crear, somos los protagonistas de la creación, Dios en nosotros.

623. El amor es el requisito esencial de la paz y, aunque parece evidente, es necesario tomar consciencia de ello para poder ponerlo en práctica.

622. Cada vez que una pasión baja o ignorante se asome en tu yo, obsérvala y comprende todo el daño que puede causar, abrázala con la luz del amor y verás que ya no produce sombra alguna.

621. No podemos hacer que las personas decidan de acuerdo a nuestro criterio, pero sí podemos transmitirles paz, serenidad, amor y sabiduría a través de nuestro ejemplo y nuestras palabras. El resto les corresponde a ellas, y hay que respetarlas amorosamente en el camino que deciden transitar.

620. El valor de las palabras está en ponerlas en práctica. Observa los hechos, y no las palabras, para conocer a los demás y, sobre todo, para conocerte a ti.

619. La bondad es la decisión de permanencia en un estado de armonía interno, que se manifiesta en lo externo en todos los niveles, desde la expresión del rostro y del cuerpo hasta todo acto con el resto de la Creación.

618. Toda experiencia confrontante encierra enseñanzas a superar.

617. El amor es la sal de la vida, es lo que da sabor a las experiencias, lo que da sentido a las enseñanzas, lo que nos impregna de felicidad.

616. Los acuerdos y compromisos de desarrollo del amor que establecemos para esta encarnación se nos van manifestando en eso que llamamos experiencia. Aprovechar cada oportunidad es aprobar cada asignatura que nos hemos asignado estudiar en la escuela de la vida.

615. Ayudar al necesitado requiere muchas virtudes asociadas, como son la humildad, el respeto, la amabilidad, la comprensión. Ayudar es, en muchos casos, bajar, para subir juntos.

614. Sed capaces de seguir investigando, para poder aprender y evolucionar, porque es necesario para poder asegurar que se está avanzando por el camino de la verdad.

613. Pide conscientemente, para recibir conscientemente.

612. Solo a través del amor y de la humildad se puede llegar a conectar con el alma de todos los seres de la creación.

611. Limpia de prejuicios, nuestra mente se abre a esa verdad progresiva que conforma la sabiduría.

610. Observar el dolor desde el amor es comprender las enseñanzas que nos aporta la experiencia.

609  La expansión de nuestra consciencia es una decisión voluntaria de conexión e integración de nuestra realidad con otra realidad cada vez mayor.

608. Si desarrollamos la paz en nuestro interior, todo lo que ocurre en nuestro exterior lo podremos observar, analizar, aprender e influir en base a esa paz. Nuestro mundo externo se crea en nuestro interior.

607. La mediumnidad es una capacidad en la que, como en todas las demás, el valor está en la transformación, amorosa y sabia, que podemos lograr a través del aprendizaje que extraemos de las experiencias adquiridas.

606. La paz que vivimos cada persona es la que necesitamos en cada momento, ya que forma parte del proyecto de vida que estamos desarrollando. Las guerras también forman parte del aprendizaje que necesitamos, y cesarán cuando ya no sean necesarias para nuestra evolución.

605. En mis meditaciones, recito en silencio: “inspiro la energía de Dios y me lleno de amor, sabiduría, paz, salud y felicidad… espiro y comparto la energía de Dios con el mundo, cubriéndolo de amor, sabiduría, paz, salud y felicidad”.

604. Cuando ayudo a los demás estoy sintiendo la mayor expresión de felicidad que aporta la sabiduría de la vida.

603. La respiración y la repetición mental de una frase son dos de las herramientas más eficientes para entrenar el estado de presencia consciente.

602. Compartir los dones materiales que nos da la vida es motivo de alegría. Compartir los dones intangibles, es motivo de felicidad.

601. En el día de hoy me comprometo a ser fiel a mis principios, a ser consciente de mis pensamientos y a responsabilizarme de mis actos, para mi bien personal y el de toda la creación a la que les afecten.

600. La voluntad es absolutamente transformadora, y permite realizar cambios esenciales que logran que la vida cambie su significado, que los objetivos se cumplan, que el amor prevalezca y que la armonía reine.

599. Cuando se ponen en práctica el amor y la sabiduría en todas las dimensiones del ser, las respuestas de la vida son salud, coherencia, felicidad y armonía.

598. Sentir la energía de Dios es como escalar una montaña, según vas ascendiendo se ve todo con mayor perspectiva y muchas cosas dejan de tener importancia.

597. Medita y, al inspirar, recibe la energía divina que fortalece tu ser; al espirar extiende esta energía para bien de toda la Creación.

596. Construid esa paz y ese amor [que deseáis], porque Dios vive dentro de cada uno de nosotros. Solamente es necesario dejarle que se exprese.

595. La oración en grupo es muy potente pero, si no es posible hacerla a la hora convenida, en cualquier otro momento la energía de la oración se unirá a la del grupo. En el plano espiritual, la intención es lo que mueve la vida.

594. Estudiad los caminos que os permitan expresar el amor en cada circunstancia, y más especialmente en las adversas, y poned en práctica estas reflexiones. Es el modo de evolucionar.

593. Igualmente ocurre con las personas que se encuentran en niveles de sabiduría inferiores al propio. No somos quienes tenemos que juzgar, sino aprovechar las experiencias que nos toca vivir con esos seres.

592. Aprovecha tus capacidades amorosa y sabiamente en lo poco, para ser digno de asumir las responsabilidades en lo mucho.

591. Si entendemos que debemos respetar la capacidad de obrar a los demás hasta donde se mantienen respetados los derechos de los demás, debemos también respetarnos ese mismo derecho ante nosotros mismos.

590. El amor se puede manifestar en todo momento y lugar, y las relaciones con nosotros mismos y con los demás son donde mejor debemos expresarlo.

589. La humildad ante toda forma de expresión de la vida, ya sean pensamientos, personas, experiencias, etc., es condición necesaria para poder apreciar la enseñanza que nos aporta.

588. Todos formamos parte de la creación, somos la creación, pero todos somos diferentes. Por eso podemos expresar nuestro amor hacia todo, comenzando por nosotros mismos, y sintiéndonos complementarios, lo que nos permite experimentar el altruismo cuando damos, y la humildad cuando recibimos.

587. Decide tus objetivos, concéntrate en su consecución, preparándote en todo lo necesario y confiando en que la Providencia Divina siempre nos aporta lo que necesitamos para evolucionar, agradeciendo cuando la vida nos facilita el camino, pero también cuando nos indica que ese no es el tramo que debemos recorrer en este momento.

586. El sentimiento es una proyección del pensamiento. En el modelo humano está influido, no solo por el instinto inconsciente y automático, sino también por el razonamiento consciente, y es ahí donde podemos influir para realizar las transformaciones que lograrán que se produzca la evolución en nosotros y en nuestro entorno.

585. Cuando se aceptan en paz y armonía los golpes que nos da la vida, la capacidad de poder afrontarlos y superarlos se multiplica, y las enseñanzas que nos aporta la experiencia se comprenden y asimilan.

584. Todo el tiempo que dediquemos al estudio, a la contemplación y a la meditación debe ser aprovechado en la forma de extraer conclusiones que podamos integrar en nosotros y aplicarlas en nuestros procesos de experiencias internas y externas, de la mente y de la vida.

583. El amor a los hermanos desencarnados no puede ser mayor que el que expresamos con los encarnados. La vida física es la principal experiencia para los espíritus encarnados, los demás planos de existencia que se conservan tras la desencarnación se nutren y desarrollan a través del atuendo que portamos en este plano temporal.

582. La paz no implica ausencia de conflictos, sino la gestión interna y serena, que permite dirigir nuestros actos de un modo constructivo y basado en el amor.

581. Cuando las buenas intenciones generan actos de bondad estamos siguiendo el camino que marca Dios para todas sus criaturas evolutivas.

580. La armonía es un proceso personal de separación consciente de todos los elementos, internos y externos, que puedan provocarnos desunión, enemistad, desacuerdo. La armonía, por tanto, no depende de lo externo, sino de lo interno, que incluye, por supuesto, lo que hacemos con lo que nos llega del exterior.

579. Toda la Creación está compuesta de seres diferentes, únicos, y no hay dos experiencias iguales. Por eso son tan ineficaces los prejuicios, los estereotipos, los encasillamientos. Toda relación y toda experiencia debe ser comprendida como única e irrepetible y, por tanto, nunca es comparable con otras de un modo total y absoluto.

578. La relación con hermanos sufrientes, tanto encarnados como desencarnados, solo puede ser de utilidad cuando se establece desde el amor. El sufrimiento puede inducir a la reactividad, a la ira, al miedo, pero la luz del amor invita a la paz, a la escucha, al diálogo, a la comprensión.

577. Experimenta la humildad. Nada de lo que hagas será transcendental para el mundo, pero todo lo que hagas será tu pequeña contribución al mundo. De ti depende en qué sentido contribuyas; eso es lo verdaderamente importante.

576. La evolución de la sociedad solo se puede desarrollar en libertad. La libertad es imprescindible para que todos los miembros de un colectivo puedan actuar sin ser limitados, pero solo puede implantarse progresivamente, de acuerdo con los valores morales que desarrollen individualmente.

575. Todo aprendizaje evolutivo parte de una información que adquirimos, comprendemos, integramos y ponemos en práctica. El plano encarnado es, precisamente, donde podemos poner en acción la información adquirida en entornos de oposición, para poder adquirir el mérito de practicar con el ejemplo, de transformar la realidad, de ser luz en las tinieblas, y poder estar en condiciones de ingresar en planos más elevados de conciencia.

574. Es necesario conocer el sinsentido del odio para poder apreciar, en toda su magnitud, la energía luminosa del amor. Este mundo es nuestra gran escuela para poder apreciar los opuestos y adquirir la sabiduría para saber elegir el camino de la luz en cada oportunidad.

573. Ayudar es acompañar, es comprender, es sentir, antes de hablar o actuar, antes de aconsejar o intervenir. Para ayudar es necesario experimentar primero el camino que transita la otra persona.

572. Cuando alguien está obcecado en una idea, es mejor respetar su camino, ya que la confrontación de opiniones, sin unas mentes abiertas, nunca logran el más mínimo progreso. Respetar también es amar.

571. Disfruta del momento. Es tu oportunidad de experimentar la vida, de aprender y evolucionar, de sentir plenamente. Cada momento es un regalo, aunque pueda doler a veces, porque siempre, siempre, es una experiencia por la que tenemos que transitar, ya sea para evolucionar nuestras almas o para facilitar la evolución de otras almas. Acepta la realidad y vívela con total plenitud.

570. Nuestras semillas se esparcen de acuerdo a nuestra propia voluntad, pero cada una llega donde debe llegar, de acuerdo a la voluntad de Dios.

569. Al inspirar, recibo la energía de salud, sabiduría y amor. Al espirar, la comparto con el mundo.

568. La paz y la felicidad son el resultado de una actitud consciente de amor absoluto e incondicional.

567. Los pensamientos surgen como respuesta a los programas de ignorancia o sabiduría que tenemos instalados en la mente. Los pensamientos son como la respiración, se pueden controlar con la voluntad pero, si no se controlan, funcionan de forma natural. Cuando observamos que hay pensamientos que nos ayudan y otros que nos limitan, aprovechar los primeros y transformar o ignorar los segundos es un acto de verdadera sabiduría.

566. El amor nos puede llegar por muchos caminos, pero solo se asentará en nosotros si lo acogemos con más amor.

565. Para cambiar tu mundo a mejor no son suficientes el amor y la sabiduría, también es necesario el poder, para poner en práctica las intenciones del amor y los proyectos de la sabiduría.

564. El valor espiritual de una persona no solo se mide por los actos, sino también por los procesos internos de pensamientos y sentimientos. Nadie puede juzgar correctamente a los demás, por lo que es totalmente correcto seguir el mensaje del Gran Maestro Jesús: “no juzguéis”.

563. Cuando te relaciones con otras personas, otros hermanos, que estén demostrando su ignorancia, respira profundo y decide enviar amor. Con esta disposición podrás actuar de un modo consciente, correcto y útil.

562. Las experiencias del pasado se pueden vivir desde el miedo, sufriendo y lamentándonos por algo que ya no se puede cambiar, o desde el amor, aprendiendo las lecciones que nos aportó la experiencia y trabajando para transformar nuestra realidad a través de lo que hacemos con este aprendizaje.

561. Si seguimos las señales que nos pone la vida, siempre tendremos la oportunidad de marchar por los senderos que nos muestra Dios.

560. El discernimiento es una capacidad que está directamente relacionada con la sabiduría-amor de cada ser de la creación. Según se evoluciona en sabiduría-amor, el discernimiento va cambiando, haciéndose más profundo, más sutil, pero también más comprensivo y compasivo.

559. Las expresiones propias de ignorancia no se pueden combatir. Todas nuestras sombras desaparecen únicamente si las abrazamos con nuestra luz, transmutándolas en la parte luminosa que aflora de ellas. Por ejemplo, la vanidad, cuando se abraza con la humildad, emana el interés que mostramos por los demás, y ya no por sus opiniones, sino por nuestro deseo de ayudar.

558. Las experiencias dolorosas o desagradables que experimentamos con las demás personas son las grandes señales que nos indican las etapas de nuestro camino que aún no hemos aprendido a transitar con amor y sabiduría.

557. La sintonización de las energías de la creación es el modo en que la Causa Creadora permite que se produzca el apoyo mutuo, que permite evolucionar e ir creciendo y adquiriendo capacidades cada vez más elevadas, que permitirán sintonizar con otras energías más elevadas, en este proceso infinito que nos acerca paulatinamente al amor y sabiduría supremos, a Dios.

556. La salud y la evolución incluye todo el ciclo integral de expresión del ser humano, tanto la parte física, como la intelectual, la emocional y la espiritual. Cada parte influye sobre las demás, pero es necesario evolucionar antes las primeras para poder afrontar con éxito las siguientes.

555. La actitud es la frecuencia que generamos y emitimos. Una actitud positiva generará una vida y unas enseñanzas positivas. Así, podemos afirmar que la actitud es la guía de la experiencia de la vida.

554. Para trascender cualquier pasión, ya sea ira, gula, soberbia, lujuria, pereza, avaricia, envidia… el primer paso es hacernos conscientes de cuándo aparece, detenernos, observar, respirar profundamente y tomar el control a través de la voluntad para seguir el camino que nos muestra la sabiduría y el amor.

553. El dolor de los errores es la señal inequívoca que nos aporta el Creador para comprender qué camino no debemos elegir en la vida. Alegrémonos de ser conscientes de los errores, porque son la oportunidad para realizar cambios y evolucionar.

552. El desarrollo del poder del perdón, como todas las expresiones de nuestro Ser, Dios manifestándose en nosotros, comienza en nosotros mismos. Aprendamos a perdonarnos nuestros errores, pero aprendamos de ellos para desarrollarnos en el camino de Dios, porque el aprendizaje es el que transforma la experiencia en evolución.

551. Muchas veces, las cosas no salen como deseamos. Podemos enfadarnos con la vida o podemos observar, aceptar, adaptarnos, corregir lo que sea posible… y agradecer la enseñanza.

550. Si observas en los demás algo que te produce rechazo es porque todavía no has podido superarlo completamente. Analízalo, compréndelo y transfórmate en esa versión de ti que ha superado esa limitación. Tus actos transformados serán el ejemplo donde los demás podrán transformarse también.

549. Cuando el dolor irrumpe en tu vida, obsérvalo con atención, porque siempre te está mostrando una lección de sabiduría que poder aprovechar.

548. El camino que lleva hacia Dios es recto en algunos tramos, tortuoso en otros. Observamos el caminar de los demás y, guiados por la soberbia, les decimos equivocados. Pero todos los caminos, todos, nos llevan hacia Dios, porque en todos ellos están las enseñanzas que necesitamos para evolucionar, ya sean de sufrimiento, ya de felicidad. Por eso elegimos unos y despreciamos otros, porque estamos buscando las enseñanzas que cada cual precisa en cada momento.

547. El sabor de la victoria cambia totalmente cuando se experimenta desde la soberbia sobre el derrotado o desde la alegría del logro compartido.

546. Dios no va modificando los destinos de sus criaturas, sino que establece Leyes que actúan sobre el libre albedrío de la creación. Haceos conscientes de la responsabilidad de vuestros actos, porque son los que modifican el camino de vuestra vida y del resto de la vida.

545. Ayudar a los demás a avanzar en sus caminos es lo que más felicidad nos proporciona. Para ello, todo pensamiento, intención y acción deben despojarse de egoísmo y de miedo, disueltos a través de la energía del amor, que nos muestra todo lo que se gana a través de la entrega.

544. Tener una vida dedicada al servicio a los demás precisa, primero, servirse a uno mismo, porque nadie puede dar de lo que carece.

543. El camino, la verdad y la vida son tres formas de expresar el proceso evolutivo infinito de nuestra realidad individual e inmortal.

542. Nadie puede salvarnos ni salvar a los demás. ¿Qué mérito tendrían entonces los que se salvasen sin ningún trabajo, sin lograr evolucionar por mérito propio?

541. Los valores son la esencia del progreso, son la guía en la incertidumbre, son la meta en la oscuridad. Desarrollar los valores es crecer espiritualmente.

540. La salud es un estado de armonía del cuerpo físico, del cuerpo mental-emocional y del cuerpo espiritual. Los procesos externos pueden influir mucho en el estado de la salud, pero son más importantes los procesos internos. Observarnos, conocernos y armonizarnos a nosotros mismos es un camino seguro hacia la salud.

539. El amor al mundo solo es una frase, que adquiere verdadero significado cuando la ponemos en práctica en cada uno de los seres de la creación, comenzando por nosotros mismos.

538. Los reveses de la vida son las grandes enseñanzas que necesitamos para agitar nuestra alma y hacernos conscientes del camino que se nos presenta por delante en el proceso de la evolución.

537. La calma ante la más mínima adversidad es el principio que nos preparará para adquirir esa calma en las situaciones más confrontantes.

536. Nuestra existencia encarnada es de gran importancia. Es el gran método que Dios ha creado para que evolucionemos nosotros y para que ayudemos a evolucionar al resto de la creación.

535. Una forma de poder medir nuestro grado de evolución es en qué medida apreciamos más los valores que los defectos.

534. Actuar con pureza ante las ideas de los demás es respetarlas, pero aceptar solo lo que conmueve nuestra alma.

533. Cuando buscamos la paz en lo externo, solo encontramos sucedáneos que nos desvían del verdadero camino de descubrimiento, la paz en nosotros.

532. El amor contemplativo, interno, es como una semilla. Solo plantándola, enterrándola en la oscuridad, es capaz de desarrollarse y dar frutos. Esto es lo que llamamos “amor en acción”.

531. Según donde busquemos la felicidad hallaremos diferentes respuestas. Lo que podemos denominar “felicidad de los sentidos” es muy diferente de la “felicidad mental” o de la “felicidad espiritual”. Todas ellas nos pueden colmar en determinado momento de la vida y no apreciar las que no comprendemos, pero al evolucionar, el traje viejo deja de servirnos, lo dejamos ir como la vieja piel de la serpiente, y nuestra transformación atrae personas, experiencias y enseñanzas diferentes. Así es el proceso de la evolución.

530. Superar nuestros defectos no consiste en luchar contra ellos, sino en transformarlos, en iluminarlos. Todo defecto encierra una falta de amor. Impregnemos de amor cada uno de nuestros defectos y se transformarán en virtudes.

529. Es imposible expresar valores colectivos en una sociedad donde no reinan esos mismos valores en los individuos. Pero eso no debe desanimaros, ya que vuestro ejemplo y vuestra prudencia os permitirán sembrar en buena tierra las semillas de la evolución.

528. Solo cuando abrazamos la realidad encontramos serenidad, y si la abrazamos con luz, toda sombra desaparece,

527. La sabiduría comienza a penetrar en nosotros cuando asumimos una atención humilde y amorosa ante las enseñanzas que nos muestra la experiencia de la vida.

526. La armonía en cualquier colectivo solo se logra cuando se combinan, sabia y amorosamente, el respeto, la colaboración y el desarrollo de los objetivos comunes.

525. En esta nueva era, en la que ya estamos, cada paso evolutivo de cada individuo y del conjunto de la humanidad se podrá constatar por el incremento de amor que se manifieste.

524. Los logros en la vida no se consiguen solo con querer, también es necesario saber y poder. Así, el poder, la sabiduría y la voluntad son los tres principios que constituyen la creación que, cuando cumplen con la voluntad de Dios, siempre están revestidos de amor.

523. La asertividad es una cualidad necesaria para toda alma que transite el sendero de la luz. Como dijo el Gran Maestro Jesús, “la verdad nos hará libres”.

522. La experiencia ajena nunca podrá tener la misma intensidad que la experiencia personal, pero no es la intensidad lo importante, sino el aprovechamiento de las enseñanzas de dimanan de ellas.

521. Todos los errores encierran enseñanzas de la vida que nos muestran qué caminos no debemos tomar.

520. Cuando la paz no te llega, medita, obsérvate y ámate.

519. Hay veces que es imposible evitar que se instale el miedo en nuestra mente. Forma parte de la enseñanza de la experiencia. Cuando así ocurre, recuerda que el amor y el miedo no pueden manifestarse simultáneamente.

518. La unión de las personas no las hace mejores, pero potencia los valores compartidos. Buscad personas que compartan vuestras más altas aspiraciones y será más fácil alcanzarlas.

517. ¿Cómo podemos actuar correctamente cuando no somos capaces de entender las enseñanzas que nos ofrece la vida? El proceso de aprendizaje propio es el único camino para contribuir a construir un mundo mejor.

516. El dolor es la señal que nos muestra dónde reside el problema. El sufrimiento, dónde reside la ignorancia.

515. Nadie puede salvar ni puede cambiar a los demás. La experiencia del mundo físico es una escuela perfecta de progreso individual.

514. Ante las manifestaciones de hostilidad por parte de los demás, muchas veces, la mejor respuesta es el silencio amoroso que emana paz.

513. Lo que habitualmente denominamos como malo, desgracias, inconvenientes, problemas, en realidad son oportunidades que podemos aprovechar para evolucionar de un modo u otro.

512. Aceptar los hechos de la experiencia de la vida es el primer paso para poder comprenderlos, resolverlos si procede y aprovechar las enseñanzas que siempre nos aportan.

511. En muchas ocasiones, seguir nuestro propio camino conlleva la oposición de los seres más cercanos. Como en todo, el amor nos proporcionará las herramientas para gestionarlo: calma, diálogo, asertividad, respeto y defensa de nuestros principios.

510. Toda experiencia confrontante es una oportunidad de analizarnos, conocernos más y decidir cambios que nos ayuden a avanzar en el camino amoroso de la vida, tanto encarnada como espiritual.

509. El sufrimiento que da la incertidumbre queda neutralizado por la esperanza que da la fe.

508. El amor es la vibración que se debería emitir en cada instante de nuestra existencia. Con la vibración que emitimos somos capaces de lograr que todo se impregne de ella. Vibremos en amor y observemos los resultados, solo así se aprende a avanzar en el camino de la vida.

507. Cuando comprendemos el concepto de moral como el camino del amor y de la paz, estamos entendiendo el mapa que nos guía en la vida.

506. Donde haya oscuridad, pueda recibir la luz con la que poder ayudar humildemente, y donde yo no tenga luz suficiente, pueda recibirla con agradecimiento de quien esté en condiciones de aportarla.

505. La paciencia es una virtud que, como la mayoría, se desarrolla de un modo perfecto en compañía de los demás. Agradezcamos las oportunidades que nos dan de desarrollar la paciencia, la ciencia de la paz.

504. El ejemplo amoroso solo se puede expresar desde la mayor humildad. La evolución del espíritu es evolución en capacidad de servir.

503. La vida siempre nos da oportunidades de progresar en el camino del amor. Las experiencias que ignoramos nos permiten aprender, y las que conocemos nos sirven para consolidar y enseñar a través de nuestro ejemplo.

502. Cuando tengamos una experiencia amorosa, pensemos si estamos actuando de acuerdo a nuestra mejor versión, ya que es muy importante para crear paz y felicidad. Cuando tengamos una experiencia de enfrentamiento, pensemos si estamos actuando de acuerdo a nuestra mejor versión, ya que es imprescindible para crear paz y felicidad.

501. La mente está en un proceso permanente de generación de pensamientos. Lo que hagamos con esos pensamientos marcará la dirección de nuestro camino evolutivo.

500. La puerta del poder, del cambio, de la evolución, no se abre solo con intenciones, pero son el primer paso para que los pensamientos transformen los actos de la vida. Vigila tus intenciones, para que tus logros sean los que realmente deseas.

499. Las oraciones, al igual que cualquier otra manifestación del amor, solo tiene efecto sobre las personas cuando lo saben apreciar. Hasta ese momento, la energía amorosa se mantiene esperando pacíficamente.

498. Las virtudes son procesos internos (pensamientos y sentimientos) que se exteriorizan como expresión de vida. La educación tradicional se basa en desarrollar los actos (pautas de comportamiento) sin centrarse en los procesos internos. De una fuente sucia no puede manar agua limpia.

497. Elevarse por encima de uno mismo es evolución. Elevarse por encima de los demás es soberbia. Ser consciente de ello en cada momento es sabiduría.

496. La perfección no es una meta, sino un camino. Mantened la intención de ser perfectos, como nuestro Padre Eterno es perfecto, y estaréis avanzando en el camino de la perfección.

495. Quien quiera ser luz para los demás debe entender que primero necesita desarrollar la capacidad de brillar. Todo el proceso comienza en uno mismo.

494. Para hacer frente a las contrariedades de la vida desde el amor, el camino es buscar la solución que pueda ser mejor para toda la creación involucrada.

493. La sensación de soledad y abandono también forma parte del proceso de evolución del espíritu. Al igual que en el nacimiento se produce la sensación de separación de la madre, en la evolución del espíritu se manifiesta la separación de lo que nos aportaba seguridad, a pesar de la ignorancia, para adentrarnos en el sendero de la luz y la sabiduría.

492. La luz que poseemos nos permite sentirnos parte del todo, independientemente de que los demás lo sientan así o no.

491. El sentido de la vida es aprender a poner en práctica el amor en todo momento, especialmente en las circunstancias más adversas.

490. Los prejuicios crean en nosotros unos bloqueos que nos impiden ver la realidad de un modo limpio. Un gran trabajo evolutivo consiste en ir haciéndonos conscientes de los prejuicios, analizarlos y dominarlos, para que la razón y la intuición puedan hacer su trabajo libre de esos bloqueos.

489. El compromiso diario de hacer, al menos, una buena acción, es como sembrar un jardín, semilla a semilla. Al principio no se observa nada, pero poco a poco, el propósito mantenido se va manifestando.

488. El amor y el miedo son dos caminos que nos llevan hacia la luz. El miedo nos nuestra las herramientas y el amor las pone en funcionamiento.

487. Cuando surge en nosotros la soberbia de sentirnos importantes por cualquier motivo, observemos que hubo, hay y habrá infinidad de seres con mayor capacidad, mayor sabiduría, mayor templanza, mayor compasión, mayor amor que nosotros. Recordemos a los Grandes Maestros de la historia, observemos su humildad, su empatía, su forma de transmitir la verdad más elevada con la sencillez de los más pequeños, y hagamos lo posible por seguir sus caminos en todos los tramos que nos ayuden a evolucionar en lo verdaderamente importante.

486. La energía acumulativa en todas las manifestaciones de la creación logra efectos multiplicadores. Al orar o meditar muchas personas simultáneamente, al sentir emociones compartidas, al expresarse en unión, al actuar con un fin común, logran unos efectos mucho mayores que la suma de cada una de ellas individualmente.

485. Podremos comprender que seguimos el verdadero camino de la evolución cuando nuestros pensamientos, sentimientos, palabras y obras ofrezcan frutos de paz, amor y progreso a quien desee nutrirse de ellos.

484. Estad atentos a toda luz que os ilumina y aprovechadla para avanzar con paso firme. Pero aseguraros de brillar también vosotros con toda la intensidad y en todo momento y lugar.

483. La luz brilla en todo lugar. Para percibirla, solo es necesario estar dispuesto a abrir los ojos.

482. La práctica de la vida tiene aprovechamiento cuando la desarrollamos con consciencia, cuando aprendemos y convertimos este aprendizaje en cambios concretos en nuestra realidad.

481. Nuestro verdadero poder está en donde fijamos nuestra atención. El valor de nuestra atención es el que dirige nuestra evolución.

480. La entrega y el servicio a los demás, dentro de la perspectiva evolutiva, precisa conocer a la persona y sus necesidades, comprender qué puede hacer esa persona para resolverlas y cómo podemos ayudar, siempre que sea posible, en segundo plano, permitiendo que cada persona pueda evolucionar por su propio mérito.

479. La actitud que manifestamos con las demás personas es una energía que influye de un modo muy importante en las relaciones. Entender esto es necesario para decidir autootorgarnos la misión de elevar la vibración de amor en todo momento y lugar.

478. El control de nuestra realidad personal (pensamientos, sentimientos y comportamientos) es el camino de la evolución, y se basa en observarnos, conocernos y decidir cómo podemos cambiar para que esta evolución se produzca.

477. La intención amorosa no es suficiente para hacer las cosas bien, pero sin ella, es imposible lograrlas.

476. El miedo es la forma en la que manifestamos nuestra ignorancia, es el proceso de la mente que desconoce cómo resolver cualquier reto que la vida le muestra, y se puede manifestar de múltiples formas. El miedo solo se puede superar con amor, es condición necesaria para resolver realmente todos los retos.

475. Orar por toda forma de vida del planeta es una de las maneras de agradecer a la Energía Creadora la oportunidad que tiene todo ser encarnado de evolucionar en la belleza de la creación.

474. Confía en que la vida te da siempre lo que necesitas, aprende de toda experiencia y agradece en todo momento y circunstancia. Es la clave de la evolución en el camino de la felicidad.

473. Todos albergamos semillas de todas nuestras cualidades. Algunas ya han comenzado a brotar, otras incluso están asomándose a la luz, algunas han crecido lo suficiente para dar frutos. Es en este último caso en que podemos multiplicar nuestras cualidades en forma de nuestra influencia sobre los demás. Pero tengamos paciencia, porque el trabajo hasta ese momento, es solo nuestro.

472. El camino de la evolución es experimentan la vida que nos ha correspondido, es encontrar el sentido amoroso y espiritual en todo momento, en toda ocasión. Es vivir el presente con la máxima intensidad.

471. En cada momento de la vida tenemos la oportunidad de evolucionar. Comencemos por agradecer todo momento, toda experiencia, porque son el camino que tenemos el privilegio de transitar. Y aprendamos de cada momento, de cada experiencia, porque son las enseñanzas que podemos aprovechar para lograr esa evolución.

470. La atención a las señales que nos da la vida es el modo de escuchar cómo se comunica Dios con nosotros.

469. La fe es la puerta que abre la mente para transitar por el camino de su voluntad.

468. La energía es la expresión de Dios en la materia. Comprender cómo se expresa la energía es comprender cómo se expresa Dios en el plano material.

467. La salud es equilibrio y coherencia de cuerpo, mente y espíritu. Hazte consciente de los anhelos más profundos que vibran en tu espíritu, conviértelos en pensamientos creativos y ponlos en práctica en tu vida, así estarás dando forma a la realidad para la que has encarnado.

466. Las excusas son los obstáculos que ponemos para evitar vivir las verdades que ya conocemos.

465. ¿Qué logramos juzgando a las personas? ¿Qué logramos juzgando las experiencias? Condena o absolución, como jueces implacables en los que nos convertimos. ¿Y si observásemos cada persona y cada experiencia en forma de oportunidad de evolución propia que nos desagrada, pero que nos da la máxima enseñanza, o que nos agrada, y que nos da la máxima felicidad? De este modo, todo se reviste de amor, especialmente las sombras de nuestra ignorancia, dándonos oportunidades de evolución y de sentir la vida en su total plenitud.

464. Para transmitir amor a quien nos trata mal es necesario tomar plena consciencia de todos los momentos en los que esa persona se nos manifieste en nuestra mente, ya sea que esté presente o no, y observar los sentimientos, comprenderlos, aprender a gestionarlos, abrazándolos con la luz del amor, y ponerlo en práctica, primero en los pensamientos, para a continuación, poderlos emplear en la experiencia de la vida con esa persona.

463. Todas las cualidades del ser humano, cuando creemos que están menos desarrolladas que las nuestras, las denominamos “defectos”, y tenemos una palabra para describir cada comportamiento que entendemos como “erróneo”. Sin embargo, todos los defectos, en realidad, son cualidades en proceso de evolución, desde la absoluta ignorancia hacia la infinita sabiduría. Si hemos superado un determinado estado de ignorancia, ayudemos a los que aún no han llegado, pero respetando su libre albedrío. Si hay personas que están en niveles más elevados, aprovechemos su ejemplo para aprender. Esa es la Ley de Progreso.

462. Comprender mi camino es percibirlo, es sentirlo, es saber mi destino y aprovechar cada tramo. Es vivirlo intensamente.

461. La paciencia es la ciencia de la paz. Para que la vida evolucione, son necesarias unas condiciones que incluyen concordia, tolerancia, respeto y apoyo mutuo, y para poder desarrollarlas es necesaria la paciencia en la convivencia, que nos permitirá avanzar por el camino de la paz.

460. Allá donde sea necesario, los hijos conscientes de Dios están siempre dispuestos a contribuir en la evolución, de acuerdo a sus niveles personales de sabiduría adquirida.

459. La santidad es un estado que se atribuye a determinadas personas a las que se desea erigir como ídolos de las masas ignorantes. El camino que lleva hacia Dios es el camino del amor y de la sabiduría. Todos comenzamos en el mismo punto de ignorancia total, y todos estamos avanzando en mayor o menor medida. Aprendamos que los maestros de la vida y enseñemos y ayudemos humildemente a quien nos lo pida. Ese es el camino, el único camino.

458. Al estado mínimo de luz le llamamos oscuridad. Igualmente, todas las cualidades de Dios se manifiestan en toda la creación en mayor o menor medida. Poca caridad es egoísmo; poca compasión es indiferencia, etc. Observarnos a nosotros mismos u observar a los demás como faltos de una cualidad, en realidad es que la tenemos poco desarrollada. Aprendamos a evolucionar nosotros y otros podrán aprender de nuestro ejemplo. Es la Ley del Libre Albedrío.

457. Nuestra mente es creadora en el nivel del pensamiento, nuestro cuerpo es creador en el nivel de la materia, pero nuestro espíritu es el origen de todo lo que podemos crear. Expresemos nuestra realidad guiados por la energía espiritual y transformaremos la vida guiados por nuestra conciencia, que habita en el espíritu inmortal.

456. Es necesario pasar por la enfermedad para aprender a apreciar la salud, por la ignorancia para apreciar la sabiduría, por el orgullo para apreciar la humildad. Toda experiencia, por errónea que parezca, encierra una lección y una oportunidad de evolucionar. Así, Dios crea la perfección en toda la creación.

455. La unión hace la fuerza… solo cuando se combinan las fortalezas y se apoyan todos, en caso contrario, es un lastre que debilita al conjunto y a cada individuo. Mantened la cautela para lograr potenciaros, en lugar de desgastaros mutuamente,

454. Cuando nos encontramos obstáculos en la vida, solo hay un camino para resolverlos realmente: el de la paz y el amor.

453. La energía que recibimos y que emitimos forma parte de un proceso natural de atracción y repulsión. Al compartir la misma vibración, nos fortalecemos mutuamente. Al compartir vibraciones opuestas, aprendemos y damos oportunidades de aprender.

452. Si hay algo que deseas lograr, obtener, aprender, mejorar, analiza primero cómo va a modificar tu vida, para bien o para mal, ya que esto es, precisamente, lo más importante.

451. La constancia es esencial para lograr alcanzar metas. La voluntad de Dios es instantánea, pero se manifiesta de acuerdo a sus leyes y ritmos. Hagamos el trabajo necesario para que se obtenga la cosecha.

450. Cuando sientas el impulso de criticar, pregúntate si…

1º. ¿Puede ayudarme a ser mejor?

2º ¿Puede ayudar a que mejore aquello que critico?

3º ¿Puede ayudar a ser mejores a las personas que reciben mi mensaje?

Si todas las respuestas son SI, adelante, es importante el cambio que puedes lograr.

Si las respuestas 1 y 2 son SI, pero la 3 es NO, busca el modo de lograr el cambio sin transmitirlo a esas personas.

Si la respuesta 1 es SI, pero la 2 y la 3 son NO, aprende de esta lección que te das y deja que la vida siga su curso.

Si todas las respuestas son NO, evita la crítica, porque estás aumentando el problema.

449. Ayudar a los demás es el modo más importante de poner en práctica el amor. Es una enseñanza que es importante recordar habitualmente, ya que es muy fácil olvidarla.

448. Como todas las cualidades del ser, la humildad debe manifestarse en todo momento y lugar, especialmente con todos los que nos ofenden y nos agreden. Es la dura prueba que nos permite demostrar nuestro verdadero amor a toda manifestación de Dios.

447. Toda persona que se compromete decididamente a participar en la obra de Dios debe entender que toda la energía amorosa del universo ya está en funcionamiento, y que la persona solo necesita entrar en esa vibración para que sus tareas vayan apareciendo, de acuerdo a sus capacidades.

446. La humildad es la seña de quien manifiesta amor fraterno genuino. Ser servidor y estar a disposición de todos.

445. La vanidad es una expresión de la ignorancia muy difícil de superar. Observémonos cada vez que estemos en compañía, en cada éxito, y recordemos que quien quiera ser el primero, sea el último (Evangelio según San Lucas 14,11).

444. La paciencia es la ciencia de la paz. Cuando observemos a alguien que se comporta de un modo que no aceptamos, comprendamos su posible ignorancia… y la nuestra propia. Si irradiamos la luz del amor, todo se observa de un modo más claro.

443. La intención es la palanca generadora de la energía del espíritu, que permite que se produzcan los milagros de la vida, y la fe es la que la mantiene. Con estos impulsos, nuestros actos tendrán el impulso necesario para alcanzar lo insospechado.

442. El amor solo se puede compartir en libertad, y comienza con el ofrecimiento. Ofrece tú, no importan los actos de los demás. Siéntete libre para ser el cambio que deseas en el mundo.

441. El coraje no tiene porqué manifestarse a través de un carácter impositivo. El coraje del amor, por el contrario, implica aportar, no necesariamente exigir; escuchar, no necesariamente hablar; comprender, no necesariamente imponer.

440. Para lograr tener éxito en un proyecto, una actividad, un compromiso, es necesario sentir interés, analizar, planear, preparar, implementar, corregir los desvíos y mantener lo logrado. Son fases por las que es necesario pasar, una y otra vez, en todo proceso para poder evolucionar.

439. Las almas que verdaderamente forjan su destino son las que son capaces de motivarse por sí mismas. Encuentra tu motivación a través de la ayuda amorosa a los demás y tu destino se iluminará con la sonrisa de Dios.

438. Dios se expresa a través de la creación, desde el ser más ignorante hasta la manifestación de la más profunda sabiduría. Aprovechemos las expresiones de Dios en nosotros y alrededor de nosotros para comprender, cada vez más, la realidad evolutiva de lo que somos: una parte protagonista del todo.

437. La salud es un don que debemos recibir con agradecimiento, aprovechándolo para potenciar al máximo nuestro avance en el camino de la evolución. Pero la falta de salud completa es también una oportunidad para trabajar en nosotros mismos y, si es posible, también en los demás. Siempre hay posibilidad de avanzar en el camino de la luz.

436. Nuestras capacidades son la expresión de Dios en nosotros. Desarrollarnos en Poder, Amor y Sabiduría es desarrollar la chispa divina de Dios que nos habita, es avanzar hacia la presencia de Dios en nosotros.

435. Si realmente quieres evolucionar, considera la necesidad de realizar cambios. Solo a través del cambio se logra superar el nivel actual hacia otro superior, y solo a través de asumir nuestros errores, limitaciones e ignorancia actuales nos pondremos en disposición de realizar esos cambios.

434. El concepto de verdad va evolucionando con cada ser, por lo que no es igual para todos. Por eso, discutir por la verdad es un error, siendo más positivo demostrarla a través del ejemplo.

433. Las creencias basadas en opiniones, ya sean propias o ajenas, tienen el mismo valor que las opiniones contrarias, ya que no se pueden verificar. Basar nuestros conocimientos en resultados comprobados forma parte del camino de la evolución.

432. El amor es la energía que logra que se sintonicen las almas, que puedan contactar en el nivel profundo, verdadero y eterno, y que permite que se multiplique por efecto de esta unión.

431. Se puede evolucionar en muchos aspectos, intelectual, económico, social… pero solo constituye evolución trascendente si está sustentada en el amor.

430. Cuando se transita de la ignorancia hacia la sabiduría, la fe ciega se va transformando progresivamente en confianza, porque ya se van conociendo los caminos de Dios, y vamos aprendiendo a diferenciar entre lo que suponemos y lo que realmente conocemos, entre la creencia y la verdad, esa que nos hará libres.

429. La mente es la guía de la vida. A través de la mente se desea, se proyecta, de decide. Gracias a la mente podemos interpretar lo que sentimos y transformar las decisiones en hechos. Pero la mente no está circunscrita al cerebro consciente, es un misterio que vive en nosotros, y a través del autoconocimiento iremos logrando progresivamente más comprensión de toda la realidad.

428. Si queremos alcanzar la paz interna, nuestra conciencia nos muestra que tenemos que contribuir a avanzar en lograr la paz externa, la paz de nuestro entorno, la paz del mundo.

427. Los valores los demostramos en la dificultad, en el conflicto, en la oposición. No puede haber pruebas sin dificultades a superar.

426. El ser humano ha sido creado a imagen y semejanza de Dios, exactamente igual que toda la creación, porque del espíritu infinito emanan los espíritus de la creación, al igual que de la fuente de luz emanan sus rayos luminosos. Por ello, respetarnos a nosotros mismos y respetar al resto de la creación es respetar a Dios.

425. La energía del pensamiento, ya sea positivo o negativo, de amor o de miedo, se extiende con una intensidad proporcional a los sentimientos que se generen, y se reciben con una intensidad proporcional al nivel de afinidad, e influido por el nivel de consciencia.

424. La energía es el modo de poner la voluntad al servicio de la vida.

423. Vivir en paz no significa estar libre de conflictos. La verdadera paz vive en nuestro interior, y cuando se manifiesta, nos permite experimentar cada circunstancia, no como un castigo sino como una lección, como un reto, como una oportunidad de poder aprender y evolucionar.

422. Cuando nos dispongamos a ayudar a alguien que pide nuestro auxilio, si es posible, meditemos nuestros actos, para que el bien que podamos hacer sea mayor que el daño que podamos provocar. Las consecuencias de los actos impulsivos nunca son predecibles.

421. La humildad es una cualidad que se adquiere progresivamente tras un largo camino lleno de obstáculos, ya que cada logro es una oportunidad de caer en los errores de la vanidad, el orgullo o la soberbia, y la humildad la vamos desarrollando, paso a paso, para poder diluir estos impulsos.

420. Que la vanidad jamás te guíe, que encuentres tu camino en el servicio a los demás con la humildad en el corazón y las manos extendidas para ayudar en todo lo necesario.

419. Cuando el amor florece en nuestra consciencia, comenzamos a valorar las circunstancias de la vida de un modo diferente, aceptamos las realidades sin resistencias, comprendemos lo superfluo que hay y nos alejamos de ello. Y sentimos, sentimos con mayor plenitud toda la vibración de amor que emanan los demás, y toda la que podemos entregarles.

418. Las sensaciones corporales son indicadoras de cómo se encuentran nuestras partes física y emocional. Al observarlas, aprendemos el modo de comunicarse ambas partes con la mente, que es la coordinadora de todos los procesos.

417. Ayudar es contribuir a que otras personas puedan avanzar en el camino que marca Dios para todas sus criaturas, y puede concretarse en ayudar a los demás como nuestro Yo superior desearía que los demás nos ayudaran a nosotros.

416. Elevarse espiritualmente es, esencialmente, mantener la disposición de buscar y aportar la mejor de las opciones en cada momento, dentro de vuestras capacidades. Vuestra mejor versión.

415. Sentir que transitas el camino de la luz es la condición esencial para poder implicarte en él, y para ello hay dos vías, la razón y la intuición. Ambas conducen al sentimiento y, cuando se logra adquirir la sabiduría y el poder suficientes, los actos son el modo de cristalizar el proceso, contribuyendo a perfeccionar la realidad.

414. El sabor de la victoria cambia cuando se tiene un espíritu de amor y concordia, valorando las virtudes de los derrotados y mostrando la humildad que ofrece la amistad fraterna.

413. El verdadero valor de la evolución es el crecimiento en amor. Para que haya evolución, todo progreso debe estar revestido de amor.

412. La conexión con la Fuente Divina es un proceso progresivo que comienza con la toma de consciencia de la existencia de Dios y que se va desarrollando según vamos siendo receptivos a las enseñanzas que recibimos en todos los ámbitos de la vida y los integramos en nuestra realidad interna y externa.

411. Nuestra vibración se eleva cuando se produce una mejoría en nuestra actitud, en nuestra voluntad para observar, gestionar y experimentar los sucesos que la vida nos presenta, como enseñanzas para evolucionar en amor y sabiduría.

410. Las creencias infundadas es uno de los grandes obstáculos de la evolución en el infinito camino que nos muestra, poco a poco, a Dios. Buscad la coherencia mediante el trabajo y el estudio y, cuando la hayáis encontrado, estaréis en condiciones de poder superarla a través de la intuición.

409. La claridad de las ideas no reside en el volumen de conocimientos adquiridos, sino en el adecuado modo de ponerlos en práctica para contribuir a que la vida florezca cada vez más y mejor.

408. La suavidad en las relaciones con los demás es el modo de transmitir la paz y la armonía que vive en nuestro interior.

407. Cuando superamos el pensamiento y nos centramos en el sentimiento, entramos en niveles más profundos de sabiduría.

406. La energía que compartimos en grupo es superior a la suma de las energías de cada miembro, pero es percibida por cada uno de acuerdo con su sensibilidad personal.

405. Cuántas veces se pide, cuando todo ya está en nosotros. “Pedid y se os dará”, dijo el Maestro Jesús, pero sed conscientes de lo que ya tenéis y aprovechadlo.

404. Tanto en las situaciones habituales como en las excepcionales, el miedo es ese sentimiento, sutil o intenso, que nos impulsa a rendirnos, a huir o, al contrario, nos provoca una furia que nos lleva al enfrentamiento. Cuando se combate al miedo, lo alimentamos. Solo cuando se acepta, podemos gestionarlo y disiparlo con la luz de nuestro amor.

403. Cada vez que luchamos contra lo que consideramos injusto, negativo, nos convertimos en parte de la energía negativa. Cada vez que somos ejemplo de cómo ser justos, positivos, la transformamos.

402. El calor de la amistad es ayudar, interesarse por los demás, acompañar, compartir… por la felicidad que supone hacerlo, sin esperar nada a cambio, y en la confianza de que los amigos comparten valores similares.

401. Si quieres alcanzar la paz con otra persona, además de encontrar la paz en ti, ofrécesela del modo que proceda. La respuesta es cuestión de la otra persona, pero tú has hecho lo que debías, y eso es lo que a ti te correspondía.

400. La paz en todo enfrentamiento se logra aportando luz, amor, sabiduría. Cuando así se actúa, la paz se instala en nosotros, independientemente de los demás, ya que la paz de ellos es tarea de ellos. La paz es una consecuencia de los procesos personales, no de las circunstancias externas.

399. Para sentir una verdadera paz es necesario confiar en que toda prueba, todo obstáculo, no son enemigos con los que luchar, sino lecciones que aprender. Todo tiene un sentido, todo tiene una finalidad, todo se ajusta a las Leyes que Dios marca para la creación, por lo que todo es necesario y perfecto para facilitar nuestra evolución en esta escuela virtual que es la vida encarnada, una escuela virtual que nos prepara para evolucionar en la verdadera vida, la vida espiritual.

398. Cada una de las células de nuestro cuerpo escucha a la mente superior, Dios en nosotros, que permanece oculta a nuestra mente consciente. Si nuestra mente consciente confía en la mente superior, los mensajes que se intercambian son cada vez más claros y luminosos.

397. La furia y todas las reacciones impulsivas que denominamos “negativas” son grandes oportunidades de conocernos, de valorar estas reacciones, de decidir cambios en nuestra personalidad y de trasformar nuestra vida y nuestro destino.

396. Todo lo que aprendemos en la vida, cuando somos capaces de encontrar su sentido trascendente y espiritual, solo entonces logramos integrarlo en la parte inmortal de nuestra realidad.

395. Podremos encontrar paz cuando en nuestro interior no necesitemos oponernos a nada, cuando comprendamos que todo es un proceso y una experiencia que nos ayuda a evolucionar en sabiduría amorosa.

394. La humildad demuestra la verdadera grandeza. Ser el servidor, ser el último entre todos, es cumplir con la misión por la propia misión, sin esperar nada más. Esa es la grandeza de la humildad, que se alimenta de donde la vanidad, el orgullo y la soberbia no son capaces si siquiera de percibirlo.

393. Entended el valor del dolor. Sin dolor no es posible huir del peligro. Sin dolor no es posible apreciar el bienestar. La escuela de la materia busca el aprendizaje de los opuestos, para saber elegir con sabiduría el camino.

392. Dios está en todo, Dios es todo, somos chispas evolutivas de Dios, y estamos aprendiendo a ser, cada vez más, como es Él, para poder SER nuestro verdadero SER.

391. Las sensaciones, la intuición, las corazonadas, todos los impulsos no racionales, pero elocuentes y trascendentes, son el modo en que nuestro ser interno nos envía la información que necesitamos para gestionar nuestro destino.

390. Las oraciones en grupo, al igual que cualquier otra actividad que se comparte con amor, potencia y multiplica los efectos. La energía del amor sí se crea, porque la creó Dios, y se va incrementando según vamos aproximándonos a él. Y, como toda energía, no se destruye, y se transforma en felicidad y progreso para todas las almas que participan conscientemente en este proceso de aprendizaje evolutivo.

389. Cuando estamos comenzando a superar cualquier cualidad de nuestra personalidad, necesitamos concentrar nuestra atención y nuestra constancia en avivar el fuego de la intención hasta lograr que podamos actuar de un modo natural en el nuevo estado más elevado. Cuando se consolida una cualidad, se mantiene encendida sin necesidad de un esfuerzo permanente.

388. Ayudar es facilitar el camino para que los demás puedan dar lo mejor de sí mismos.

387. Todo momento es una oportunidad de cambio, de progreso, de evolución. Puedes aprovechar la energía que se sincroniza y acumula cuando la compartes en grupo, cuando celebras, decides, te comprometes junto con otras almas y, aunque no es imprescindible, porque puedes evolucionar sin necesidad del apoyo externo, aprovecharlo cuando se tiene oportunidad es más eficaz, porque ocurre como cuando un barco navega y encuentra una corriente propicia que lo impulsa en la dirección deseada que, aunque debe mantener el rumbo y la atención, con muy poca energía se puede avanzar mucho.

386. Lo que se nos pasa en la vida, el tiempo, las oportunidades, las habilidades, las relaciones, podemos lograr cambiarlo con nuestra actitud, porque la actitud es la que imprime un color especial a todo tipo de experiencias. Elijamos qué color deseamos en cada momento y llenemos la vida de él.

385. Los buenos deseos son pensamientos, son palabras, son propósitos y son energía espiritual que enviamos con cada impulso a cada partícula de la Creación sobre la que dirigimos nuestra intención.

384. Los actos son la finalidad última de todo proceso del alma encarnada. Transforma tus pensamientos en sentimientos e intenciones, y consolídalos a través de la acción.

383. La quietud, la calma y la serenidad son estados voluntarios del espíritu que se reflejan en la mente (pensamientos y sentimientos) y en el cuerpo (emociones y funcionamiento orgánico), logrados a través de la percepción de que estamos integrados en el Todo Universal, en Dios.

382. Todo el camino que la vida nos ayuda a avanzar, hagamos lo posible para poder agradecerlo, compensándolo con la ayuda que podamos aportar a otras almas en el sendero.

381. La paciencia y la tolerancia en las relaciones con nuestros seres queridos es una gran escuela para poder aplicar estos aprendizajes en el resto de las experiencias de la vida.

380. Cuando naces al camino de la luz del amor, puedes comprender que no dependes de la luz de los demás, que eres esencia generadora autosuficiente, y que toda tu luz te ilumina tanto a ti como a los que te rodean.

379. La Natividad es una invitación a mantener una actitud de nacer de nuevo, cada día, cada instante, en un proceso de aproximación progresiva a Dios a través de la práctica del amor en todas sus manifestaciones.

378. ¿Te has preguntado alguna vez los verdaderos efectos que se producen cuando intentas ayudar a alguien? La ayuda siempre debe estar impregnada de amor, pero también es necesario que sea útil, y por eso también debe incorporar la sabiduría del conocimiento y la experiencia.

377. El amor incluye el impulso consciente de aportar lo mejor de nuestra realidad en la realidad de los demás, sintiéndonos felices de poder contribuir, con nuestra pequeña aportación, a la felicidad de los demás, manifestaciones de Dios como somos nosotros.

376. Para apreciar la luz es necesario conocer la oscuridad. La experiencia en el plano encarnado tiene la finalidad didáctica de comprender ambas, para saber apreciarlas de un modo amoroso.

375. Cuando no sabemos cómo resolver un reto que nos pone la vida, agradezcamos a Dios que seamos conscientes de nuestra ignorancia y de la fe inquebrantable de que recibiremos la luz necesaria para resolverlo, siempre que vibremos en armonía con el amor.

374. El amor, como energía divina, tiene muchas manifestaciones, y cada hijo de Dios es capaz de comprenderlas de un modo limitado. Por eso es tan importante aprender a respetar los caminos de los demás, por extraños que nos parezcan.

373. El efecto placebo y el efecto nocebo son evidencias de cómo la mente puede realizar cambios trascendentales en el cuerpo físico. La actitud y la fe que se tiene en superar una prueba de la vida favorece las condiciones para lograrlo, y el apoyo de las oraciones de otras personas multiplica la energía disponible para lograrlo*.

* Nota: si la actitud y la fe de la persona es “cero”, las oraciones de las demás personas multiplicarán por cero, dando como resultado cero. Por eso es tan importante transmitir esta información a las personas a las que se les hace oración, para que comprendan la necesidad de una actitud positiva y una fe absoluta para lograr el milagro del cambio.

372. Toda forma de manifestar la evolución es un proceso personal, libre y consciente. Nadie puede obligar a evolucionar a los demás, pero todos podemos señalar el camino a través de nuestro ejemplo.

371. Sentir el calor de quien te acoge, de quien te ayuda, puedes emplearlo para aislarte del dolor o para resolverlo, la actitud es la que marca la diferencia.

370. El sentimiento es la emanación amorosa del alma en una vibración u otra. Si nos vinculamos a los sentimientos de miedo, seremos miedo; si nos vinculamos a los sentimientos de amor, seremos amor. Somos los protagonistas del cambio evolutivo de nuestra realidad.

369. La verdadera felicidad la experimento cuando alcanzo la paz interior, mediante la aceptación de mi mundo, de mis experiencias y de mi realidad como enseñanzas perfectas para evolucionar de acuerdo a la voluntad de Dios.

368. Cuando podamos sentir el amor universal hacia toda la creación, habremos logrado superar el largo camino de las encarnaciones en el plano material.

367. El agradecimiento es el ingrediente imprescindible para poder experimentar el camino de la felicidad.

366. La pasión, la determinación con la que nos involucramos en cada actividad, por sencilla que sea, determina el grado de intensidad con la que la experimentamos.

 

Más información:

Índice

Contactar o suscribirse

Oración-meditación colectiva

 

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Qué peligros tiene la mediumnidad? (1). La importancia del nivel vibracional del médium

Solicitudes de Oraciones y Energía

Reflexiones que extraje de la película “La Cabaña”