El amor responsable o amor materno-paterno

Testimonio del transcriptor de 06/02/2020

 

Contenidos:

-         Amar sin condiciones.

-         Gana más quien más ama.

-         Amor paterno.

-         Asumir el protagonismo, la responsabilidad y el destino de nuestras relaciones.

-         Las razones que no conocemos.

-         El amor compasivo en toda relación.

-         La norma del amor en todas sus manifestaciones.

-         Admitir la posibilidad de estar equivocados.

-         La búsqueda de la verdad.

-         Ofrecer sin obligar.

-         Transmitir la responsabilidad a los hijos.

-         Jesús nos dijo “amaos como YO os he amado”.

-         Apliquemos este amor paterno y todo cambiará a nuestro alrededor.

 

Amar sin condiciones, amar aunque seamos despreciados, amar en lo bueno, pero sobre todo en lo malo. Si actuásemos así ¿quién gana más? Está claro que quien más ama. Porque el que desprecia, el que ofende, el que ignora, está erosionando su alma. Este nivel de amor también se denomina amor paterno, ya que supera la capacidad de amor fraterno, admitiendo un amor incondicional, a pesar de los desprecios, a pesar de las resistencias, y no por tener una falsa sensación de superioridad frente a nuestros hermanos, sino por asumir el protagonismo, la responsabilidad y el destino de nuestras relaciones.

 

El amor responsable entiende que los demás deben tener sus razones que quizá no conozcamos, por lo que nunca juzga, sino que aplica el amor compasivo en toda relación, dulcificándola siempre, pero sin dar muestras de superioridad, puesto que el servicio a los demás es la norma del amor en todas sus manifestaciones. Cuando se ama sin condiciones se debe admitir la posibilidad de estar equivocados, por lo que la búsqueda de la verdad entre todos es uno de los objetivos a plantearse, pero siempre con la premisa de garantizar la libertad de los demás. Ofrecer, pero sin obligar. Porque los padres que enseñan de este modo transmiten la responsabilidad a sus hijos, admitiendo los errores, que serán sus grandes enseñanzas en la vida. Así debemos actuar con toda criatura sufriente, personas y animales.

 

El amor paterno supera toda la doctrina transmitida hasta este momento para los cristianos, quizá porque no hemos asimilado que Jesús nos dijo “amaos como YO os he amado”[1]. Y su amor por nosotros superó todo lo imaginable, naciendo y muriendo con la mayor humildad.

 

Apliquemos este amor paterno en todos los ámbitos de nuestra vida y todo cambiará a nuestro alrededor.

 

[1] Evangelio según San Juan, 13, 34

 

Artículos relacionados:

-       La importancia del amor

-       Sobre la transmisión del mensaje del amor

-       El amor de los hijos

-       Los amigos

-       ¿Cómo empezamos para ser amor verdadero?

-       Amor y aprendizaje

-       Las vibraciones de amor y miedo

-       El compromiso de pareja, el desenamoramiento y el engaño

 

Más información:

Índice

Contactar o suscribirse

Comentarios

Entradas populares de este blog

Índice

Contactar o suscribirse

La Ley del Amor