Ayudar a los hermanos sufrientes

You can translate this web with Google Crome

Comunicación recibida el 09/10/2021 (extracto textual de la sesión completa)

 

-       ¿Podemos recibir vuestras enseñanzas sobre ayudar a los enfermos?

 

Los modelos de oraciones que ha recibido el hermano canalizador[1] permiten dirigir la energía amorosa de la oración hacia todos los hermanos sufrientes, entre los que se encuentran los enfermos[2]. En esta plegaria se desea, se pide y se envía la energía hacia las personas para que ayuden a producir los efectos del aprendizaje y la evolución a través de la experiencia recibida, y también a que se realicen los cambios necesarios [en esas personas], para que esas pruebas ya no necesiten manifestarse.

 

A través de este procedimiento estáis enviando ayuda espiritual, y si vuestra intención se dirige hacia vuestros chakras[3] frontal, del corazón y de las palmas de las manos, también podéis enviarles energía, pero siempre pidiendo, ya sea a Dios o a cualquier Hermano Superior que consideréis, que os aporte la energía que esas personas necesitan, porque de otro modo, si la energía sale de vosotros, os agotaréis rápidamente. El objetivo es canalizarla de lo alto, de lo supremo, para que llegue a esas personas, bien sea a través de vosotros mismos o directamente hacia ellos. Y esta energía que emitís tiene exactamente la misma función que las oraciones, pero incluyendo una parte energética, que se añade a la parte espiritual. Por tanto, esta energía que emitáis, no debe produciros cansancio ni agotamiento. Al contrario, os debe elevar, mejorar, por la experiencia positiva experimentada.

 

Pero también es necesario el cuidado del cuerpo y el cuidado de la mente de las personas enfermas, y no se puede desechar la ayuda de la ciencia, porque sería una irresponsabilidad. Dejaos asesorar por los especialistas de la medicina para poder superar las enfermedades, pero haceos responsables del proceso. La actitud pasiva de las personas enfermas dificulta el proceso de curación. Por tanto, hay que implicarse en ese proceso, hay que informarse de los tratamientos, de lo que producen, de sus efectos, para que podáis ser capaces de visualizarlos, y así incrementar el efecto. Y todos los tratamientos que podáis recibir, ya sean del cuerpo, ya sean de la mente, ya sean de las emociones, haceos protagonistas, para poder dirigir vuestra atención a que tengan la mayor efectividad. Y siempre mantened como bandera la Ley del Amor[4], porque es la que os permitirá mantener una vibración positiva, una mente clara y un cuerpo predispuesto hacia la salud, porque no existe ningún problema en la vida material que la Ley del Amor no permita mejorarlo.

 

Es más positivo que vuestros trabajos se hagan siendo consciente la persona enferma de lo que estáis haciendo, porque le facilita poder comprender todos los cambios que se van produciendo en sus realidades, y les facilitan percibir la energía y la ayuda que están recibiendo.

 

Pero no todas las personas tienen las mismas capacidades y, de acuerdo con ello, las percepciones también cambian. Y por eso no es posible establecer una relación directa entre lo que se percibe, lo que se siente, y el efecto que se va a producir. Pero la intención es la que permite dinamizar el organismo y predisponerlo hacia la salud o hacia la enfermedad. Fijaos hasta qué punto es importante el trabajo de la voluntad, para poder dirigir la mente humana.

 

[1] Ver artículo Modelos de oraciones.

[2] Por tanto, este mensaje tiene la finalidad de mostrar un modo de ayudar a hermanos sufrientes, tanto enfermos como de otro tipo.

[31] Ver artículo Enseñanzas sobre los chakras.

[4] Ver artículo La Ley del Amor (PDF).

 

Más información:

Índice

Contactar o suscribirse

Enseñanzas sobre la oración (PDF)

La energía del amor (PDF)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Índice

Solicitudes de Oraciones

Actividades de apoyo y ayuda