¿Qué nos espera tras la muerte? (2) Mensaje recibido de los Hermanos Espirituales

You can translate this web with Google Crome

Comunicación recibida el 11/06/2020 (extracto textual de la sesión completa)

 

Nota: este artículo es mucho más largo que los que se publican habitualmente. Se recomienda leerlo con calma y por fases, “porque con demasiado alimento nos podemos indigestar”.

 

Contenidos:

-         Solicitud

-         Respuesta recibida y notas del transcriptor

-         Extracto de contenidos de varios artículos del blog

 

SOLICITUD

 

-       El domingo le han ofrecido a Vicente estar en una charla. ¿Podrías decirle algo sobre qué hablar?

 

RESPUESTA RECIBIDA Y NOTAS DEL TRANSCRIPTOR

 

Texto en color amarillo: respuesta recibida

Texto en letra negra y cursiva: notas del transcriptor.

 

Las enseñanzas que puede transmitir el hermano ya están a su disposición.

NOTA: se incluyen varios artículos relacionados en ¿Qué nos espera tras la muerte? (1) Conferencia-coloquio, apartado “LINKS”.

 

El objetivo de la charla está relacionado con que los asistentes puedan adquirir la comprensión del mantenimiento de la conciencia a través de las diversas encarnaciones y fuera de los planos físicos. Lo que se entiende por la supervivencia del alma.

NOTA: el primer punto a valorar es comprender si podemos tener pruebas de que existe la reencarnación y, por consiguiente, la continuación de la vida tras la muerte.

Para ello, basta pensar en cómo puede ser que existan niños prodigio, que demuestran desde muy pequeños unas cualidades y conocimientos que no han podido adquirir en esta vida. ¿Acaso es solo una cuestión de genética y del acceso a la información que tienen disponible o hay algo más?

Se recomienda leer el artículo El proceso de la muerte.

 

La prueba más palpable que podréis aportar es la experiencia que tuvo el hermano en su primer contacto con el mundo de la mediumnidad, cuando recibió la visita del Hermano Antonio, que fue a visitarle y le dijeron de forma incorrecta cuál era la ciudad donde se encontraba. Ese es un testimonio que permite demostrar, sobre todo para él mismo, pero que puede transmitir a otras personas.

NOTA: Mi primer contacto consciente con este tema fue en 1982, cuando tenía 19 años. Estaba cursando estudios en la ciudad de Toledo y tuve que trasladarme a completar mi formación a Madrid. Días después llamé por teléfono a mi querida compañera de camino, de la que hoy soy su mejor amigo y compañero de vida. Entonces no era habitual contactar continuamente como ahora, ya que era muy caro. Quería sorprenderla diciéndole que estaba en Madrid, pero la que me sorprendió fue ella, porque ya se lo habían informado Hermanos Espirituales a través de un familiar que era médium.

Casi 40 años después, el año pasado (2019), tomé contacto por primera vez con la colectividad espírita, a la que no conocía anteriormente y, gracias a los estudios que he realizado y a una sugerencia que me hicieron, probé a contactar con los hermanos desencarnados el 13/01/2020, recibiendo mucha información desde entonces, que voy difundiendo a través de este blog https://www.moralyespiritualidad.com/

 

Puede explicar la sensación de vacío que se puede tener viviendo en una sociedad en la que solo se centran las personas en el materialismo.

NOTA: para las personas materialistas, el concepto del alma es una ilusión. El solo hecho de creer en que nuestra individualidad se conserve tras la muerte, hace que cambie toda nuestra vida, porque actuamos desde un punto de vista más amplio y trascendente. Los materialistas, en cambio, experimentan una sensación de vacío que pretenden ocultar con los placeres mundanos, sin llegar nunca a experimentar la verdadera felicidad del camino del Padre Eterno.

 

Puede transmitir la Regla de Oro de Jesús, la Ley del Amor.

NOTA: se recomienda leer el artículo La solución a todo: La Regla de Oro de Jesús.

 

Puede transmitir la importancia de comunicar a los hermanos desencarnados, especialmente a los que han desencarnado recientemente, los sentimientos más profundos. Porque las palabras no importan, y los sentimientos de gratitud por todo el apoyo recibido, de comprensión, de perdón por todas las faltas que hayan podido cometer, cuando se sienten de un modo profundo, los hermanos desencarnados son capaces de percibirlo, incluso los que son contumaces, los que tienen poca luz. Para ellos, es un soplo de aire fresco que se queda grabado en su parte subconsciente, y que va aflorando de un modo cada vez más claro, de acuerdo con su nivel de evolución.

NOTA: se recomienda leer el artículo Cómo canalizo o contacto con seres espirituales

 

Pero no penséis que porque sean espíritus de bajo nivel no merecen vuestra ayuda. Sería una falta absoluta de caridad por vuestra parte. Tened en cuenta que el que más necesita la ayuda es el que se encuentra más abajo en la escala del proceso evolutivo. Por eso, el gran maestro Jesús dijo “cuando ayudéis a uno de los pequeños, a mí me estáis ayudando. Cuando deis de beber al sediento, de comer al hambriento, a mí me habéis saciado” [Evangelio según San Mateo 25, 35-40]. Entended esto, porque es la única forma de poner en práctica la ley principal de Dios, que es el amor a través de la caridad.

NOTA: se recomienda leer el artículo La caridad

 

Y la caridad con los hermanos desencarnados se muestra a través de una práctica asidua de la oración por ellos. Haced oración por ellos, y estaréis en condiciones de sentir la gratitud. Y centrad vuestras oraciones en el sentimiento. No hace falta mucho tiempo, ni hace falta ninguna palabra, pero sí tened claros cuáles son los pensamientos y sentimientos que queréis transmitir. No hay nada más dulce que la sonrisa amable de una madre para con sus hijos. A través de ese gesto está transmitiendo todo el amor que tiene hacia sus hijos. Comprended este concepto, que es el que permite realizar de forma eficiente, de forma correcta, la oración hacia cualquier hermano, ya sea encarnado o desencarnado. Y comprended la importancia de desear fervientemente que tengan la oportunidad de despejar toda la oscuridad que les pueda envolver. Transmitidles el deseo de que encuentren la luz que les hagan avanzar, progresar, en el camino de la felicidad de Dios. Porque ese es el verdadero sendero que debéis seguir en vuestra relación con los seres desencarnados. Y eso es algo que puede realizar cualquier persona.

NOTA: se recomienda leer el artículo Ayudar a través de la oración

 

Recordad que os lo hemos dicho. Orad principalmente por todos aquellos que os odian, que os maldicen, por todos los que sienten malas vibraciones. Porque todos ellos son los más necesitados de la luz. Es el camino adecuado para conseguir que puedan salir del oscuro túnel en el que se encuentran, que puedan conseguir la luz, y poder limpiarse por dentro, para poder llegar a ser luz también. Porque en el camino del Padre Eterno nadie queda fuera, nadie desaparece, todos permanecen. Y al que se queda estancado, podéis ofrecerles la mano para poder ayudarles.

NOTA: se recomienda leer el artículo La reacción ante la adversidad y nuestra responsabilidad

 

Porque de poco sirve que pretendáis evolucionar vosotros de forma individual si a vuestro alrededor la oscuridad os envuelve. Nunca crearéis una masa suficiente, porque se os está pudriendo la sabiduría sin poder compartirla. El amor es la energía que más crece en el momento en que se comparte, y eso se aplica tanto a seres encarnados como a seres desencarnados. Cuando las personas son capaces de entender esto, y son capaces de ponerlo en práctica, toda la vida cambia, cobra sentido y se transforma en un modo diferente de hacer las cosas, porque se entiende cuál es la finalidad real de la vida. El egoísmo se diluye, y toda la energía se dirige a desarrollar el amor, y el fruto del amor es el que se utiliza para recibir cualquier información del exterior, para expresar cualquier información que salga de nosotros, y para ponerla en práctica. Así se logra la transformación real de las personas, de los grupos, de las sociedades.

NOTA: esto constituye un proceso de aprendizaje y práctica, por lo que no funciona de inmediato. Si, por ejemplo, actualmente nos crispamos con determinadas ideas políticas, etc., nuestra actitud logrará ir cambiando paulatinamente el modo de recibir e interpretar esta información, sin provocarnos daño a nosotros mismos ni a los demás.

Se recomienda leer el artículo Cambiad vosotros para cambiar el mundo

 

La palabra “apostolado” tiene una significación muy restringida al ámbito religioso, y el hermano Vicente la utiliza. Le aconsejamos que use otras palabras que puedan ser equivalentes, de modo que vuestras enseñanzas permitan llegar a las personas. Tened en cuenta que no estáis transmitiendo ningún tipo de religión. Esto es una forma de vida. Porque el concepto de religión está arraigado en unas determinadas creencias sin contrastar, en unas costumbres que no se comprenden, en unas normas que no se pueden seguir si se quiere uno ajustar a la Ley del Amor de Dios. Esto que os transmitimos no es religión, es la forma correcta de vida para los seres de vuestro nivel de evolución. Sed conscientes de ello y alegraos de todos los errores que vayáis cometiendo y que seáis conscientes de ellos, porque os dan la oportunidad de poder superarlos, pero también os dan la responsabilidad de que, si no los superáis, tendréis el peso en vuestra conciencia de estar traicionando vuestros objetivos en la vida. Así, cuanta más elevación, más responsabilidad. Y esto, que es lógico, hay veces que cuesta entenderlo cuando se tiene una actitud poco responsable.

NOTA: cuando canalizo realizo un proceso consciente de transformación de la información que me llega a la mente en forma de palabras, de modo que intento expresarla del mejor modo. Es muy similar a cuando se tiene una idea y se quiere transmitir a otras personas. La palabra “apostolado” es la que más se ajusta al concepto que recibo, y que podría definirla como “transmisión entusiasta de la experiencia propia a través del ejemplo en todo momento, y de experiencias, ideas y conceptos adaptados a las singularidades de cada persona, siempre respetando su libre albedrío, y normalmente a petición de ellas o como consecuencia de las circunstancias”. De acuerdo con este consejo, puede ser sustituida por “tarea de divulgación”.

Se recomienda leer el artículo Avanzar en el camino del Padre a través de los errores

 

Esta información puede servirle para poder transmitir a las personas participantes de suficiente información para que puedan empezar a comprender que el camino no es una cuestión de seguir unas pautas rígidas, sino el de tener una actitud que les permita aprender de la propia experiencia de la vida, y de una humildad que les permita aprende de las enseñanzas verdaderamente útiles de las que puedan tener oportunidad de recibir.

NOTA: se recomienda leer los dos artículos Los beneficios del cambio al camino espiritual y De la humildad a la felicidad

 

EXTRACTO DE CONTENIDOS DE VARIOS ARTÍCULOS DEL BLOG

 

Las pruebas que a cada cual le corresponde experimentar durante la vida cesan en el momento de la muerte. Hay que entender que, de acuerdo al proceso en el que se encuentra cada uno, a las lecciones que ha sido capaz de aprender, a las experiencias que ha sido capaz de superar, la muerte les llega con un estado de turbación más o menos intenso. Es un proceso de adaptación similar al del nacimiento en la vida corporal, donde hay algunas personas que tienen recuerdo del momento en que nacen, pero la mayoría no son conscientes cuando son adultos ni siquiera de los primeros años de vida. Sin embargo, este proceso es necesario para la adaptación de la mente en esta situación diferente, pero que está en perfecta sintonía en el proceso de evolución de todos los seres que pueblan el universo.

 

Cuando llega la hora que ha decidido el Padre Eterno, un determinado número de hermanos están preparados para recibir el alma que está unida al periespíritu, y que se desprende del cuerpo con mayor o menor rapidez, dependiendo de las circunstancias del fallecimiento y del grado de elevación espiritual de la persona.

 

Los Hermanos de Luz nos encontramos hacia su derecha, para que pueda tener una referencia sobre la que poder concentrar su atención, si es así su voluntad y deseo. Solamente se aproximan Hermanos de similar grado espiritual del que fallece.

 

Los Hermanos Espirituales inferiores no tienen capacidad de ver la luz. Los Hermanos Espirituales superiores tenemos que permitir el derecho de la evolución voluntaria de cada uno de los demás Hermanos.

 

Cuando se adquiere la consciencia de haber desencarnado del cuerpo físico, está en condiciones de poder observarse, de poder comprender todos los aciertos y errores que ha tenido a lo largo de su vida, de los triunfos y de las derrotas que logró, de acuerdo con el plan que se forjó antes de su nacimiento, para poder evolucionar en el plano físico a lo largo de aquella existencia que ya pasó. Con este aprendizaje comprende la alegría que le embarga por sus éxitos y, si lo desea, puede sentir el arrepentimiento por sus fracasos en un grado mucho mayor de lo que puede hacerlo en el plano físico, pero con una trascendencia mucho menor. Porque el que se arrepiente de los pecados en el plano físico, el que produce la reparación de los mismos y adquiere el convencimiento de no volver a reincidir, ha superado la prueba planteada, y ha alcanzado el punto de evolución que se propuso sobre este punto de su perfección moral e individual, y que contribuye a la evolución moral y espiritual de toda la humanidad con su aportación personal que hará a lo largo del resto de su vida.

 

En el mundo espiritual, estos seres desencarnados con los que contacta cuando toma conciencia, son familiares y amigos afines espiritualmente, a los que conoció en sus vidas anteriores. Es un momento muy emocionante, porque te puedes reencontrar con almas a las que no se veía en el plano físico desde hace muchas vidas, pero que siempre que han tenido oportunidad, lo habían estado acompañando en el plano espiritual. Por ello, en muchos de los casos, este reencuentro supone un momento de gran felicidad, que facilita enormemente la adaptación al mundo espiritual.

 

Pero los espíritus que todavía se han mantenido en la ignorancia y en la contumacia del mal, establecen contacto con otros espíritus afines a ellos, y podría decirse que la sensación es como la de estar en una prisión, en la que todos los condenados son de la misma calaña, de modo que los mentirosos se reúnen con los mentirosos, y sus relaciones están basadas en la mentira, y así sucesivamente, de acuerdo a la afinidad personal que les caracterice. Podréis comprender entonces la importancia de la elevación moral y espiritual, para poder experimentar todos los avances que hayáis tenido a lo largo de vuestra existencia física en el mundo nuevo que se os abre y en el que todos se encuentran unidos a los otros seres que tienen similar grado de afinidad. Podéis compararlo en el plano corporal, donde las personas también se juntan, se reúnen con otras que les son afines, y sufren o disfrutan de su compañía, bien sea por el egoísmo de sus corazones o por la luz que emana de ellos.

 

Y hay personas que en el plano físico encuentran el vacío de la soledad, no encuentran afinidad con otras personas y, en la mayoría de los casos, el altruismo es el gran antídoto que les puede llenar su vida de felicidad. Pero recordad, que la mano izquierda no sepa lo que haga la mano derecha. Formar parte de organizaciones de ayuda a los necesitados es muy loable, pero solo la iniciativa personal es lo que se valora, y de poco sirve formar parte de tal colectivo si después el esfuerzo es mínimo, al dejarse llevar simplemente por la corriente altruista del grupo. Remad en la misma dirección, esforzaos, incluso cuando el barco de vuestra vida se mueva rápido, porque solamente con vuestra iniciativa se logra el progreso del alma. Y las personas que sufren las enfermedades, las angustias de la vida, cuando son capaces de entender que todo eso que está ocurriendo, en la mayoría de los casos, ha sido decisión previa, un contrato establecidos para su venida al mundo, asumen el dolor con resignación, sin dejar de intentar mitigarlo, por supuesto, pero no se rebelan ante Dios por el mal que sufren, sino que lo asumen con paciencia, y cuando ven cercana la hora de la muerte, son capaces de abrir los ojos en ese momento, de observarla como la gran aliada, teniendo la esperanza de que todos sus procesos en los cuales ha salido victoriosa van a contribuir innegablemente a que su verdadera vida, la vida espiritual, sea de mejor grado que la anterior, estando más cerca del Padre Eterno en su infinito camino de perfección, de alegría, de felicidad y de amor.

 

Recordad, las pruebas en el plano físico no se pueden realizar en el plano espiritual, porque las penalidades del plano físico son pruebas autoimpuestas y acordadas antes de nacer, donde las experiencias con seres, hermanos corporales que tienen menos luz, son decisiones que hemos tomado en la inmensa mayoría de las ocasiones, bien sea para aprender nosotros, y también para enseñarles a ellos. Sin embargo, en el plano espiritual solamente tenemos afinidad con los que están en nuestro nivel evolutivo y con aquellos que deseamos mantener contacto de los planos inferiores, para ayudarles, siempre de acuerdo con las peticiones de progreso y ayuda que puedan hacer estos hermanos inferiores, a través del arrepentimiento de las faltas y del deseo de evolución a través de sus propios esfuerzos, y los que nos lo permiten de los planos superiores, para ser ayudados nosotros. Así comprendemos la importancia de la humildad y del servicio, que eternamente colmará nuestro espíritu de alegría, teniendo un sentido absolutamente claro y definido en todo nuestro proceso evolutivo eterno, cuando seguimos el camino que nos marca el Padre Celestial.

 

Recordad que el arrepentimiento es el primer paso tras observar nuestros pecados, que la reparación del daño causado es necesaria en la mayoría de las ocasiones, pero hay momentos en los que eso no se puede hacer por impedimentos físicos, pero si se consigue alcanzar la decisión absoluta de reformarse y no volver a pecar, este arrepentimiento es tenido en cuenta por el Padre Eterno, porque supone la evolución del espíritu, y tendrá la oportunidad de pagar el mal causado en otros momentos posteriores. Pero la lección ya ha sido aprendida, y el salto en la evolución se ha fijado eternamente.

 

Por tanto, entended que nunca es tarde para arrepentirse. Siempre tenemos la oportunidad de pensar y analizar los actos de cada día, podemos observar cómo hemos actuado, ya sea con amor, ya sea con miedo, ya sea con altruismo, ya sea con egoísmo, ya sea con compasión, ya sea con crueldad. Cada momento es una oportunidad de autoanálisis, de aprendizaje, de progresión. Seguid los pasos de la evolución, observad los errores y reconocedlos. Decidid no volver a errar y reparad el daño causado. Seguid estas pautas y estaréis avanzando firmemente en el camino del Padre Eterno.

 

Y transmitid estas enseñanzas cuando tengáis oportunidad, porque hay millones de almas ansiosas de recibir estas noticias, que les permiten iluminar sus ojos con la esperanza, entender la vida tal como es, adquiriendo un nuevo sentido para su existencia, por corta o larga que pueda ser. Esta noticia les permite decidir en cualquier instante en el que se encuentren de su proceso vital, que el cambio es posible, es inmediato, y empieza a recibir sus frutos en el mismo instante en el que toman la decisión. Fijaos hasta qué punto es importante vuestra labor de difusión.

 

Ir a ¿Qué nos espera tras la muerte? (1) Conferencia-coloquio

 

Más información:

Índice

Contactar o suscribirse

La Ley del Amor (PDF)


Comentarios

Entradas populares de este blog

Índice

Solicitudes de Oraciones

Actividades de apoyo y ayuda