Perlas de Amor y Sabiduría 2021

Descargar gratis PDF

Descargar gratis desde Scribd

You can translate this web with Google Crome

 

PERLAS DE AMOR

Y SABIDURÍA

2021

 

Comunicaciones que me han transmitido mis Hermanos Espirituales

a través de mensajes mediúmnicos a lo largo de todo el año

 

 

Anotaciones del canalizador marcadas con [ ]

Colección de artículos del blog

https://www.moralyespiritualidad.com

 

 

Canalizado por Vicente Lumbreras

 

 

Publicación gratuita de libre difusión, carente de derechos de autor

Lo que gratis se recibe, gratis debe entregarse

 


 

 

ÍNDICE

 

Prefacio

Parte 0. Contenidos introductorios

Parte 1. Primeros pasos

Parte 2. Espíritas

Parte 3. Mensajes de vida

Parte 4. Reuniones

Parte 5. Descargas

Parte 7. Comentarios personales del canalizador, con influencia de los hermanos espirituales

Parte 8. Comentarios personales del canalizador sobre películas, libros, etc.

Parte 9. Testimonios

Parte 10. Narrativa

 


 

 

PREFACIO

del transcriptor

 

Esta es la recopilación de mi segundo año publicando los mensajes que me han transmitido mis Maestros Espirituales a través de comunicaciones mediúmnicas. A lo largo de este año he incorporado un total de 402 mensajes, incluyendo las maravillosas aportaciones de nuestras queridas hermanas Rosamari y María del Carmen que, con la belleza y la sabiduría que son capaces de canalizar y transmitir, nos han iluminado a lo largo de este año. Todavía sigo atesorando una gran cantidad de información que aún no he tenido oportunidad de difundir, pero que lo seguiré haciendo día a día, enseñanza a enseñanza, para que el alimento del alma y de la vida pueda digerirse, asimilarse, de un modo adecuado, empezando por mí mismo, ya que solo soy un aprendiz y, aunque me esfuerzo, soy consciente de la importancia que tiene entender que estoy subiendo los primeros escalones del edificio infinito que lleva a Dios y que mi ignorancia no me puede hacer desfallecer, al contrario, debe motivarme para seguir aprendiendo, instruyéndome cada día en la escuela de la vida y del saber de tantos y tantos Maestros que el destino pone a mi disposición. Pero este trabajo también se ofrece a todos los hermanos de camino que deseen alimentarse de las vibraciones que desde aquí se emiten.

 

Sin embargo, de poco sirven estas enseñanzas si solo se quedan en el plano teórico, hay que ponerlas en práctica en cada segundo de nuestras vidas, en cada instante de nuestras experiencias. Y esto, que parece difícil, se puede simplificar mucho, muchísimo, ya que nuestro Gran Maestro Jesús nos aportó la lección de lecciones a través de su “Regla de Oro” (acceder), y que se podría resumir en “haz a los demás lo que quisieras que ellos te hicieran a ti”.

 

Todos somos imperfectos, porque perfecto solo es Dios. Cuando comprendemos esto, toda la vanidad, el orgullo y la soberbia que nos limitan comienzan a desvanecerse, porque entenderemos que el camino de la perfección se basa en irse despojando, de un modo infinito, de la ignorancia o, dicho de otro modo, ir acumulando más y más sabiduría. Así, la sabiduría de hoy ni la imaginábamos hace unos años, del mismo modo que ahora no podemos imaginarnos la sabiduría que tendremos en el futuro. Y de esta realidad podemos hacer vibrar en nosotros la humildad (comprensión y compasión para con nuestras personalidades), fruto de entender que “solo sé que no sé nada”, y la comprensión y la compasión para con las demás personas, que ahora pueden estar en el escalón que yo apenas logré superar ayer. Como decía el Principito, "no se ve bien sino con el corazón, lo esencial es invisible a los ojos”, pero mis Maestros Espirituales tienen esa virtuosa capacidad de poder iluminar nuestro corazón con esta información tan esencial, entregándonos estas perlas, que aportan el brillo del amor y de la sabiduría que nos puede servir, quizá, para dar pasos seguros en nuestra evolución personal. Y digo “quizá” porque solo con la intención personal de cambiar se pone en funcionamiento la máquina del perfeccionamiento, y solo con la práctica puede avanzar, logrando los cambios que nos transforman verdaderamente. Es, por tanto, una decisión, libre y consciente, que tenemos la oportunidad de tomar o de ignorar, ya que Dios nos otorga el libre albedrío de avanzar por su camino de felicidad o explorar otros senderos de espinos, pero siempre está dispuesto a acogernos cuando decidimos entrar en el camino de su luz.

 

Al igual que la recopilación de los mensajes del año 2020 (descargar), esta publicación es de descarga y difusión gratuita, por lo que te agradeceré que puedas compartirla con todas aquellas almas que consideres que pueden aprovechar estas perlas… y también con las que puedas tener alguna esperanza, por mínima que sea, respetando, por supuesto, la libertad de todos. Al fin y al cabo, estas enseñanzas son como la lluvia, que Dios derrama sobre justos e injustos. Seamos, por tanto, perfectos, como nuestro Padre que está en los cielos es perfecto (Evangelio según San Mateo 5,43-48), y ofrezcamos, con amor y sin límite, todo lo que pueda ser de utilidad, comenzando por dar ejemplo, ya que, sin él, nada lograremos, ni para nosotros ni para los demás.

 

Pero puede ser que seas una persona que no tiene tiempo, que está atareada. En ese caso, te propongo que leas el breve texto de la Ley del Amor y, si tienes tiempo en otro momento quizá, tanto en el blog Moral y Espiritualidad (https://www.moralyespiritualidad.com/) como en este texto recopilatorio, podrás seguir investigando.

 

Como en todas las publicaciones que incluyo en nuestra biblioteca, debo aclarar que estos contenidos son mensajes que he recibido directamente de mis Maestros Espirituales por vía mediúmnica, y sobre los que he intentado interferir lo mínimo posible. La única información propia que he incluido en los mensajes están precedidas del texto “nota del canalizador o transcriptor”.

 

Para las personas que no conozcan el tema de la mediumnidad o incluso para las que no creen en absoluto, solo les pido que juzguen después de leer, porque lo importante es el mensaje, no el mensajero. Pero cada persona tiene el regalo divino del libre albedrío, por lo que, si juzgas antes de haber leído, no es grave, ya que la ignorancia nos exime de responsabilidad, aunque cada acto tiene su consecuencia, claro está. Por tanto, si lees, estás adquiriendo el compromiso del conocimiento, y la responsabilidad aumenta. Es, por tanto, tu decisión.

 

Por último, deseo dejar constancia de que aquí se incluyen consejos para perfeccionarnos como personas, lo que redundará en beneficio de la sociedad en la que vivimos. Que cada cual extraiga las conclusiones que desee, todos disponemos de libre albedrío para poder hacerlo, pero no te creas nada, compruébalo en tu experiencia de vida (ver artículo).

 

Te deseo un próspero camino en la vida. Estoy a tu disposición

 

Vicente Lumbreras

vicentelumbrerasm@gmail.com


 

 

PARTE 0

CONTENIDOS INTRODUCTORIOS

 


Estos artículos se mantienen en permanente actualización, por lo que solo se incluyen los enlaces para acceder a ellos:

-         Índice

-         Contactar o suscribirse

-         Biblioteca Moral y Espiritualidad

-         Mensaje de bienvenida

-         Cómo participar en Moral y Espiritualidad

-         Actividades de apoyo y ayuda

-         Diccionario

-         Reuniones on-line y grupos de contacto. Presentación y normativa

-         Preguntando a Dios dentro de mí

-         Frases de inspiración

-         Solicitudes de Oraciones

-         Mensajes recibidos en las sesiones de oración-meditación colectiva

-         Descargas gratuitas de publicaciones y enlaces de interés

 

Todos los textos en color azul y subrayado son enlaces, la mayoría de ellos a artículos del blog, donde se incluyen, además del contenido del propio artículo, una serie de enlaces a artículos relacionados que podrían ser de interés al desear profundizar en las ideas que aquí se exponen.


 

 

PARTE 1

PRIMEROS PASOS

 

Índice del Blog

Artículos en el Blog

 


HACEMOS LO POSIBLE POR PODER TRANSMITIROS LA INFORMACIÓN DE UN MODO SIMPLE

 

Hacemos lo posible por poder transmitiros la información de un modo que os resulte simple de comprender, pero podemos entender nosotros también que no siempre logramos el objetivo. Ni siquiera el Gran Maestro Jesús fue capaz de hacerles entender a sus apóstoles todas las enseñanzas que transmitió. Pero lo tenía asumido, porque sabía que quedarían trascendentes a lo largo del tiempo, para que las siguientes generaciones pudieran recibir estas informaciones. Vuestro caso es diferente, porque la información que nosotros os transmitimos tiene la finalidad de que podáis aplicarla y difundirla en esta misma generación. Pero en ningún momento vamos a interferir en el proceso que os corresponde a vosotros. Así, el mérito y la responsabilidad siempre serán vuestros.

 

NO TODOS LOS CAMINOS SON ÚTILES PARA TODAS LAS PERSONAS

 

Es posible, es probable que, en vuestros grupos, con el tiempo, se vayan retirando personas, porque las personas, cada una tiene un camino. El hecho de que alguien os acompañe un trecho del camino debe haceros sentir felices, pero el hecho de que se separen del camino y sigan otro diferente, os tiene que permitir comprender que cada persona, que cada alma, está siguiendo su propio destino.

 

No todos los caminos son útiles para todas las personas. Esto no quiere decir que se vayan a ir inmediatamente, solo sirve para que entendáis que es importante respetar las decisiones que se vayan adoptando por parte de cada persona. Y si mantenéis un criterio que se ajuste a la mejor valoración que en cada momento entendáis que supone seguir el camino del Padre, las personas que no vibren en ese ritmo se retirarán tarde o temprano. Pero eso es algo natural. Comprendedlo como algo natural.

 

Pero si seguís siendo luz, iréis atrayendo a las almas luminosas que se mantienen en ese estado de intención de elevación espiritual, y tendréis la oportunidad de crear una gran comunidad de almas luminosas que puedan ayudar a muchos a través de todas sus experiencias vitales, tanto por las oraciones, como por la energía, como por los actos que puedan realizar, comenzando por ellos mismos, continuando por sus entornos familiares y ampliándolo a todas las necesidades que van surgiendo dentro de la experiencia de cada uno de los seres, entre los que se incluye la comunidad que habéis formado.

 

Por tanto, en vuestras oraciones, podéis incluir también que se pueda pedir por la elevación espiritual de vuestro grupo[1], para que aumente la vibración y facilite a todos los miembros un progreso sostenido y apoyado por todos, que es una de las más importantes oportunidades que se tienen como consecuencia del aprendizaje mutuo que estáis compartiendo.

 

Queridos hermanos, nuestra energía amorosa os cubre, y estamos a vuestro lado para que, a través de vuestros pensamientos, podáis hacer todas las preguntas que necesitéis. Escuchad en vuestro interior e irán surgiendo las respuestas de acuerdo al modo en que sintonicéis vuestra alma.

 

[1] Esta petición se encuentra incluida al final de la sección Solicitudes de Oraciones (acceder).

 

EL PADRE ETERNO DESEA QUE SUS HIJOS TENGAN VOLUNTAD PROPIA

 

Buenas noches, hermanos, que la gracia del Padre Eterno os cubra, que llene vuestros corazones de oportunidades para poder evolucionar.

 

Existen dos formas de evolución esenciales dentro del plano encarnado: la evolución que surge de superar pruebas y la evolución de la comprensión, del aprendizaje, a través de la atención y la humildad, donde se adquiere sabiduría sin necesidad de tener que superar la prueba del dolor[1].

 

El Padre Eterno se complace con el progreso de sus criaturas y les da las oportunidades para que cada cual, de acuerdo a su propia voluntad, decida el camino que quiere seguir. Y el camino de Dios es el camino de la felicidad, de la verdadera felicidad. Pero tanto nos ama Dios, que nos regala la libertad de poder elegir, para poder ser seres libres que podamos estar avanzando en el camino hacia él, en el camino de la felicidad, como respuesta a la manifestación del amor en nuestro interior. El Padre Eterno no desea tener máquinas, desea que sus hijos tengan voluntad propia, y así nos ha creado. Esta voluntad propia, al igual que toda la creación, tiene como consecuencia que se produzca la evolución, el cambio continuo para ir aumentando el nivel de perfección, que es el que logra incrementar la felicidad.

 

El pensamiento de muchos hermanos encarnados está muy alejado de esta línea de acción, está muy alejado de este camino. Pero es una cuestión de ignorancia, y cuando decidan que no desean sufrir más, empezarán a abrir los ojos al camino del amor, ese camino que tanto cuesta aprender, pero que tantas satisfacciones produce.

 

[1] Nota del canalizador: entiendo que se refiere a que, en este caso, no es necesario pasar por el sufrimiento para aprender, pero la prueba en el plano encarnado es obligatoria, en nuestro nivel, para superar cada enseñanza (ver artículo La importancia de la adversidad en el plano físico).

 

APROVECHAR ESTAS ENSEÑANZAS

 

Os deseamos que tengáis la posibilidad de aprovechar estas enseñanzas, para poder ponerlas en práctica, y podáis constatar que el camino del amor es sinónimo del camino de felicidad verdadera. Y eso lo podréis comprobar cuando broten en vuestro pecho las emociones que os permiten confirmar que estáis sintiendo el proceso del amor verdadero a través de vuestra experiencia de vida.

 

CÓMO PODEMOS ORAR PARA AYUDAR A LAS PERSONAS

 

-       ¿Cómo podemos orar para ayudar a las personas?

 

Todas las personas disponemos de la facultad divina del libre albedrío. La energía de la oración permite que puedan llegar los impulsos necesarios a las personas sobre las que dirigimos nuestras oraciones, y que tengan la posibilidad de poder aprovecharlos, ya sea de un modo consciente o inconsciente. Entended que Dios ya ayuda a todas sus criaturas, y si le estáis pidiendo a Dios que ayude a alguien, debéis entender que eso es algo que ya está haciendo. Por tanto, si deseáis ayudar a alguien a través de la oración, actuad como lo haría su Guía Espiritual, enviándole la información, de forma que le llegue al consciente o al inconsciente[1].

 

Convertidlo en actos, si os es posible, y permitid, o haced lo posible para permitir, que esa persona entienda la necesidad de cambios que tiene que realizar en su vida para que esa vida cambie también, para que esa evolución se pueda producir, y para que la Ley del Amor[2] se pueda manifestar cada vez más en su realidad. Eso significa que podéis ayudar a alguien a través de la oración, convertida en una charla amistosa; en la oración, convertida en forma de transmisión de energía, en transmisión de intenciones. Pero entended la importancia de ser concretos, que sea perfectamente concreta la petición que hagáis, y aseguraos de que esa petición permitirá que la persona pueda avanzar en la Ley del Amor con el cambio que se pueda producir.

 

Para una persona que esté enferma, el método “habitual” es pedir a Dios que esa persona sane, pero Dios, si pone una enfermedad en la vida de alguien, es porque esa persona necesita pasar por esa experiencia. Así, en lugar de solicitar que la enfermedad desaparezca, dirigid vuestras oraciones a esa persona, para que pueda llegar a comprender que la experiencia que está teniendo es necesaria para su evolución, y que vuestro apoyo, ya sea emocional, moral, energético o físico, está preparado para poder ayudar a que se produzcan esos cambios que le permitan que la evolución se produzca, y que la enfermedad deje de tener necesidad de manifestarse. Y todo lo que pueda ser consciente esa persona de este proceso de ayuda, será mucho más positivo que si recibe la asistencia solamente a través de la intención, porque el conocimiento de que hay personas que están realizando la oración, enviando la energía o aportando la ayuda o la asistencia que necesitan, aumenta el ánimo y facilita la evolución, porque permite recibir, de un modo mucho más fluido, toda la energía espiritual de apoyo que se le está aportando, así como toda la energía material que también se le pueda entregar[3].

 

Entended que la oración no es solamente dirigir palabras, no es solamente sentir emociones, es contribuir a la transformación y mejoría de la persona, grupo o entidad sobre los que se dirigen esas oraciones. Si queréis que mejore el mundo, que vuestras oraciones sean los actos que permitan que el mundo mejore. Que vuestras oraciones se conviertan en actos, de modo que vuestros actos contribuyan a mejorarlo, porque si solo se quedan en las intenciones, os estáis engañando a vosotros mismos.

 

Igualmente ocurre con las oraciones que se hacen por otras personas, aumenta el efecto si podéis hablar con ellas e infundirles ánimo a través de la conversación. Aumenta si podéis compartir el tiempo de forma física con ellas. Aumenta si les podéis aportar ayuda a sus problemas. Aumenta si son capaces de entender todo el proceso que se está articulando para recibir esa ayuda que tanto necesitan, siempre y cuando hagan, por parte de ellas, todo lo necesario para poder resolver las necesidades que la vida les plantea.

 

Por tanto, entended que orar por las personas es equivalente a ayudar a las personas en todo lo que esté en nuestra mano, tratándolas con el amor fraternal y el apoyo necesario, y siendo un ejemplo para ellas, para poder lograr que ese acto se convierta en un ejemplo de vida y en un punto de evolución de vosotros, de la persona que es ayudada y del mundo, de la humanidad.

 

-       ¿Has dicho que Dios pone la enfermedad en las personas?

 

Todo lo que ocurre en la creación forma parte de la voluntad de Dios. Eso es lo que significa la frase que he comentado. Del mismo modo que la oscuridad es la ausencia de luz, la enfermedad es ausencia de salud y el miedo es ausencia de amor, y toda la creación está ajustada a la voluntad de Dios, ya que Dios pone en cada uno de los seres evolutivos la chispa divina, que permite controlar todo el proceso, ese proceso que no solamente es un examen para poder seguir evolucionando, sino que es una forma de hacer crecer el brillo de Dios en cada uno de nosotros, lo cual redunda en todo lo que nos rodea. Y por ese motivo, la evolución incesante de toda la creación es un motivo de satisfacción inmensa para su Creador, y así estamos constituidos, para que podamos ir avanzando, de forma libre y voluntaria, pero infinita en cuanto a magnitud, en nuestro proceso de aproximación a las cualidades de Dios. Por eso, ya dijo el Gran Maestro Jesús “sed perfectos, como nuestro Padre, que está en el cielo, es perfecto”[4]. Y esa perfección engloba todas y cada una de las realidades de nuestra propia realidad, de nuestra propia existencia, de nuestra propia manifestación. Y cuando estáis en el estado encarnado, esas cualidades son equiparables a los talentos, de los que habló el Gran Maestro Jesús[5], y si aprovecháis cada uno de los talentos que os ha dado Dios en esta encarnación, cuando tengáis que hacer cuentas y podáis presentar un buen rendimiento de estos talentos, vuestro Padre Eterno, que vive dentro de vosotros, se alegrará y os permitirá recibir mayores responsabilidades, lo cual implica mayores recompensas y mayor felicidad.

 

Por tanto, cuando alguien sufre un percance, sufre una enfermedad o cualquier otro hecho que consideréis desagradable, que os provoque sufrimiento, entended que todo lo que ocurre es de acuerdo a la voluntad de Dios. No existe ningún ser que esté por encima de él. Pero que todas esas tragedias que se producen a vuestro alrededor las podáis interpretar como grandes enseñanzas que os aporta Dios a través de la vida. Aprovechadlas y así no tendréis que volver a experimentarlas más. Y si os parece que Dios es cruel y es injusto, podéis imaginaros a un buen maestro, que pone los problemas más difíciles a sus alumnos, para poder prepararlos del mejor modo posible en la enseñanza que les está impartiendo. O el entrenador, que exige de sus deportistas el máximo rendimiento, para que puedan, por su propio mérito y esfuerzo, superarse a sí mismos cada vez más. Igualmente, pero de un modo muchísimo más perfecto, hace nuestro Padre Eterno a través de la experiencia de la vida.

 

Y cuando sois capaces de comprender esta información, podréis entender cualquier experiencia que os produzca dolor como una prueba que tenéis que pasar, porque confiáis en el Padre Eterno y en su sabiduría, porque de esta manera seréis capaces de alcanzar unos niveles más elevados en vuestras capacidades infinitas de avance hacia él.

 

[1] Nota del canalizador: el envío de la información es “literal”, es decir, se le puede enviar la información para que le llegue de forma consciente, mediante transmisión de la información oral o escrita a la persona, ya sea de forma directa o indirecta (a través de terceros), o puede ser de forma inconsciente, a través de la emisión de pensamientos y energía, que le llegarán, pero sin que quizá lo pueda percibir de forma consciente.

[2] Ver publicación La Ley del Amor (PDF).

[3] Nota del canalizador: se refiere a todo apoyo material o físico, ya sean cuidados médicos, apoyo económico, compañía, conversación, etc.

[4] Evangelio según San Mateo 5,48.

[5] Evangelio según San Mateo, 25,14-30.

 

DIVULGAR LAS ENSEÑANZAS QUE OS APORTAMOS LOS ESPÍRITUS

 

[Los que participáis en las canalizaciones] no tenéis la necesidad de distribuir o divulgar las enseñanzas que nosotros os aportamos. Eso es misión de las personas que las están recibiendo en este momento, y esas personas, cuando tengan la oportunidad, darán difusión de estas enseñanzas a otras personas, cada vez a más personas. Pero no creáis que va a haber grandes multitudes buscando la luz y la palabra, eso solo ocurre cuando se produce desesperación, pero solo se aferran a la información que es fácil.

 

Nosotros os hemos aconsejado que compartáis la información a través de un blog, para que las personas realmente interesadas tengan la oportunidad de poder leer la información por sí mismas, para que la lectura activa les permita comprender, evitando la pasividad que se produce cuando se está escuchando la información, ya que la mente se dispersa muy fácilmente.

 

Pero observaos, porque sois vosotros[1] los principales destinatarios de esta información, sois vosotros los que hacéis las preguntas, para tener la posibilidad de poder evolucionar, de poder comprender de un modo cada vez más profundo todo lo que ignoráis, pero que deseáis aprenderlo, y por eso estáis realizando estos esfuerzos de comprensión. Y la intención, ya os hemos dicho muchas veces que es muy importante para Dios, pero en vuestro plano, los actos y el rendimiento que saquéis de estos actos, serán lo que marcará, de un modo claro, hasta qué punto podréis evolucionar, podréis aprender, podréis elevaros en sabiduría amorosa, que es, al fin y al cabo, el objeto de vuestro aprendizaje en el plano encarnado y en el desencarnado.

 

Por tanto, mantened la esperanza, que no os suponga un motivo de desánimo el hecho de que se os cierren las puertas, porque seguís teniendo la posibilidad de contactar permanentemente con Dios, Padre Todopoderoso, a través de la oración. Y Dios os está dando lo que necesitáis en este momento para vuestra evolución.

 

[1] Nota del canalizador: cuando se refiere a “vosotros” (nosotros), está haciendo referencia a las personas que remiten preguntas relacionadas con moral y espiritualidad, y que reciben las respuestas para poder ponerlas en práctica a lo largo de la vida. Si deseas enviarnos preguntas puedes hacerlo por WhatsApp o e-mail (más info).

 

¿DAMOS PALOS DE CIEGO?

 

Os hemos dado, hasta este momento, una cantidad de información que la mayoría de los seres de toda la historia de la humanidad no han tenido la oportunidad de recibir jamás. Si dais palos de ciego es porque no sois capaces de ver la luz delante de vuestra cara.

 

LA PRESENCIA DE LOS ESPÍRITUS DURANTE LAS CANALIZACIONES

 

-       ¿Vosotros estáis aquí u os comunicáis a distancia?

 

En todas las reuniones estamos presentes, porque estamos protegiendo la reunión con nuestra presencia. Pero no necesitáis conocer más al respecto. Sí que es importante que entendáis esto que os hemos dicho, para que podáis sentiros con total tranquilidad, porque vuestra misión en este momento está dirigida solo a la difusión de estas enseñanzas, y si sois capaces de evolucionar, podréis alcanzar la capacidad de poder ayudar a otros hermanos de otra manera. Pero todavía no tenéis capacidad para ello.

 

Nota del canalizador: esta información estaba dirigida a las personas asistentes a la reunión mediúmnica, pero puede ser de interés para las personas lectoras, para que entiendan el nivel vibracional y el aislamiento de influencias externas que tienen las comunicaciones que compartimos en este blog.

 

LA EXPERIENCIA DE LA VIDA ENCARNADA

 

La experiencia de la vida encarnada es una prueba constante y, gracias a ella, estaréis en condiciones de tener oportunidades, constantemente, para poder demostrar al Padre Eterno que podéis superar vuestra realidad actual y podéis elevaros a otros niveles de vibración y de responsabilidad superiores. Comprendiendo este principio elemental de la realidad, de la eternidad de nuestras personalidades, de nuestras almas, se puede cambiar absolutamente en cuanto a la actitud que se tiene ante la vida.

 

Pero no solo es cuestión de comprenderlo, es necesario ponerlo en práctica. Y cada una de las experiencias que se tienen en la vida encarnada os están permitiendo compartir la vida con otros hermanos que están en diferentes niveles de vibración. Aprovechad estas oportunidades, para enseñar, principalmente a través del ejemplo, cuando tengáis oportunidad, y aprender en todo momento y lugar. Porque la actitud de aprendizaje es esencial en toda alma que ha despertado al proceso evolutivo, infinito, que nuestro Padre Eterno ha decidido para nuestras realidades. Y si sois consecuentes, vuestra vida buscará tener una trascendencia, y las cuestiones materiales dejarán de tener el mismo valor, porque entenderéis la diferencia entre lo que es necesario y lo que no, y podréis ser capaces de desechar todas aquellas cosas que lo único que hacen es enturbiar la transparencia de vuestro espíritu.

 

EL PROCESO DE APRENDIZAJE DE LAS ENSEÑANZAS

 

-       Tenemos que volver a estudiar las enseñanzas que nos entregáis.

 

Así tenéis que hacer en todas las enseñanzas que os aportamos, porque de nada sirve escucharlas una vez. El proceso de aprendizaje consiste en comprenderlas, aprenderlas e integrarlas dentro de vuestro marco moral, que es el objetivo de nuestras enseñanzas, para que cuando tengáis la oportunidad de ponerlas en práctica en la experiencia de la vida, seáis capaces de reaccionar antes, que podáis preguntar a vuestro Yo superior, donde están archivadas todas estas enseñanzas, y podáis tener como respuesta la más adecuada, que se ajustará siempre, de forma permanente y definitiva, a la Ley del Amor[1].

 

Y, por tanto, que el amor de Dios enraíce en vuestros corazones, y que de ellos salgan rayos de paz, de felicidad, de compasión y de caridad, siempre adornados del color de la felicidad.

 

[1] Ver publicación La Ley del Amor (PDF).

 

MI RESPONSABILIDAD Y LA DE LOS DEMÁS. LO QUE REALMENTE CUENTA

 

Buenas noches, hermanos, que la paz y el amor de Dios cubra vuestras vidas, de acuerdo a vuestras intenciones, para que podáis ser, permanentemente, testigos y protagonistas de vuestra propia existencia. Nada de lo que recibáis tiene valor en vuestro proceso meritorio de avance hacia Dios, solo cuenta el trabajo que realizáis, la intención con la que lo hacéis y, de acuerdo a los efectos que logréis, iréis construyendo un mundo cada día mejor.

 

Apartad de vuestra mente las responsabilidades que puedan tener los demás. Centraos en qué podéis hacer vosotros. Observad vuestra realidad, y aprovechad cada oportunidad que se os presente para poder convertiros en la mano de Dios en la Tierra. Esa es la actitud permanente que tiene todo hijo evolutivo del Padre Eterno que tiene la intención, firme y decidida, de avanzar en el camino de Dios.

 

LA ACTITUD COMPASIVA

 

Entended la importancia de mantener la actitud compasiva con todas y cada una de las personas que participan en vuestra realidad. La ignorancia de los demás, cuando se mantiene con una actitud compasiva, está demostrando vuestra sabiduría. La ignorancia de los demás, cuando es criticada, está demostrando vuestra propia ignorancia. Entended la importancia de la actitud compasiva, porque es la punta de la flecha de vuestro progreso personal. Todas vuestras relaciones deben mantener este criterio, deben mantenerse en esta actitud, porque la actitud amorosa solamente son palabras si no está impregnada de esta actitud compasiva de la que os estoy hablando, porque toda la información, todas las actitudes y actos de las demás personas, siempre son filtradas a través de la mente propia, y el concepto que cada cual tiene del bien y del mal hace que os convirtáis en jueces, y necesitáis de un trabajo para poder superar esta tendencia natural de la ignorancia, que va filtrándose y va depurándose a través de la sabiduría de la evolución.

 

Así, cuando tengáis que observar cualquier conducta[1], entended cómo observa un padre o una madre a sus hijos, entended toda la responsabilidad que asume en esta relación, una relación en la que busca que las cosas se desarrollen del mejor modo posible. Y del mismo modo que a un niño pequeño no se le debe tratar como a un niño más mayor, o a un adulto, igual debe ocurrir en las relaciones con las demás personas. Adaptad vuestra forma de comportaros, de enseñar, de relacionaros, de acuerdo a las necesidades que cada persona tenga. Así tendréis la posibilidad de poder transmitirles la palabra, de acuerdo a sus capacidades, y estableceréis las relaciones de un modo cordial y amoroso, porque seréis capaces de conectar con el corazón de esas personas. Solo así puede hacerse.

 

Dirigid la atención hacia los demás, y no hacia vosotros mismos. Es un proceso muy difícil, porque es necesario eliminar el ego, mantener una actitud humilde, serena, y entender hasta qué punto tenéis las capacidades para poder ser luz en el camino de los demás. Esta actitud, que puede parecer al principio extremadamente seria, en ningún momento tiene porqué ser necesariamente así. Las relaciones humanas deben adaptarse a la situación en las que se encuentran, y en un ambiente de alegría, del mismo modo que en un ambiente de serenidad, o cualquier otro, siempre existe la posibilidad de poder dirigir el modo en el que compartir vuestros pensamientos y vuestros actos con los demás.

 

Seguid el camino de la luz de Dios y estaréis actuando correctamente.

 

[1] Ver artículo No juzgar a los demás y diferenciar entre lo bueno y lo malo

 

PEDIR POR NOSOTROS MISMOS

 

-       ¿Hasta qué punto debemos pedir por nosotros mismos? ¿Está bien pedir por nosotros?

 

Es esencial. Nuestro Gran Maestro Jesús ya nos enseñó esta máxima, cuando dijo “pedid y se os dará”[1], porque cuando se pide de acuerdo a nuestra conciencia, ha tenido que producirse previamente un análisis de qué es lo que necesitamos. De acuerdo con ello, podemos valorar nuestras capacidades, tanto lo que nosotros podemos hacer como la influencia que podemos tener sobre otras personas, para conseguir los fines que anhelamos. Y si esos fines, esos objetivos, están en la línea de la voluntad de Dios, entended que la confianza, que la fe, os permitirá tomar las decisiones y realizar las acciones y trabajos necesarios para poder conseguirlo.

 

Vuestros Guías Espirituales siempre están preparados para que se cumplan vuestros destinos, y cuando se tienen la mente y el corazón suficientemente abiertos y receptivos para comprender que, confiando en Dios, todo lo que hagáis tendrá como resultado lo que realmente cada cual necesita, lo que llamáis “éxitos” serán el cumplimiento de la voluntad de Dios, y os alegraréis por ello, y lo que llamáis “fracasos”, entenderéis que será la voluntad de Dios, y aunque la alegría será muy difícil que se instale en vuestro corazón, seréis capaces de comprender, de analizar, de valorar, qué cosas, qué hechos han sucedido, y podréis tomar nuevas decisiones, para reiterar los esfuerzos, o asumir que esos objetivos no debían de cumplirse.

 

Pero, en cualquier caso, la actitud que podéis tener si mantenéis una fe inquebrantable en la voluntad de Dios, la actitud siempre será positiva, vuestras emociones siempre serán positivas. Y el modo en que desarrolléis vuestra vida siempre mantendrá la armonía, incluso en las mayores derrotas, porque todo son enseñanzas que podéis aprovechar. ¿Y a qué ha venido cualquier ser encarnado a la vida material, si no es a aprender?

 

Que la paz y el amor de Dios sea vuestra guía en la vida, porque de acuerdo a cómo dirijáis vuestra vida, se producirán los efectos a vuestro alrededor y en vuestro interior.

 

[1] Evangelio según San Lucas 11,9

 

QUE SE HAGA LA VOLUNTAD DE DIOS

 

-       ¿Cómo aceptar que se haga la voluntad de Dios?

 

Cuando se hace todo lo posible, pero no se logran los objetivos, existen unas condiciones que no se han podido cumplir. Puede ser que eso que creíamos que habíamos hecho con tanto detalle y con tanta perfección, realmente no haya sido así. Podemos analizarlo, para observar si se puede mejorar. En caso de que se pueda mejorar, en caso de que se pueda cambiar el camino para lograr el mismo objetivo, si podéis entender que es algo factible, tenéis la oportunidad de poder volver a intentarlo.

 

Pero volver a repetir un mismo proceso que no ha funcionado anteriormente, si no hacéis ninguna modificación, el resultado volverá a ser igual. Por lo tanto, es importante comprender que repetir un proceso que ha supuesto un fracaso, necesita de determinados cambios que permitan que el fracaso se convierta en éxito.

 

Dios, en ningún momento toma las decisiones por vosotros. Vuestro libre albedrío os garantiza tener la responsabilidad de todos vuestros actos, y eso es una gran noticia, porque permite confirmar el motivo por el que estáis en el plano encarnado. Dios establece las Leyes de los universos, y está la Ley de Causa y Efecto[1]. Todo efecto tiene una causa previa, y de acuerdo a lo que hagáis, a vuestras acciones y omisiones, éstas interactuarán con el resto de los factores que participan en cualquier proyecto, y se producirán unos resultados de acuerdo con ellos. Si mantenéis en vuestro corazón seguir el camino del amor de Dios, tanto el objetivo que os podáis marcar como la forma de poder hacerlo se mantendrán dentro de los principios éticos y amorosos del Padre Eterno, y eso permitirá que vuestra conciencia se mantenga en un estado de felicidad.

 

Pero hay muchos factores que pueden influir en la consecución de cualquier objetivo, y puede haber factores externos que dificulten que se produzca el resultado apetecido. Cuando hablamos de que se cumpla la voluntad de Dios, no significa que Dios tenga la voluntad de que se logren los proyectos que nos planteamos en la vida, sino de que se cumplan las Leyes que ha marcado para que la vida exista, y si comprendemos esas Leyes, tendremos la capacidad de poder actuar dentro de la línea de su voluntad.

 

Y todo es aprendizaje. Según vamos aprendiendo, todo lo que pongamos en práctica estará impregnado de más y más nivel de sabiduría, y podremos tener previstos todos los pormenores que pueden participar o que se pueden producir a lo largo del proceso para conseguir los objetivos. No podéis pretender poner en práctica algo de lo que no sabéis. Preparaos, instruíos, para poder actuar con eficacia. Porque Dios os guía en el momento en que entendéis cuáles son los caminos que él ha marcado. De ese modo os guía Dios, porque Dios no da ningún paso por vosotros, solo os muestra los caminos, normalmente a través de las señales de la propia vida y de las señales que entran en vuestra mente y en vuestro corazón.

 

Esto que os estoy explicando, cuando seáis capaces de comprenderlo, podréis ver que es tremendamente sencillo. Es mucho más sencillo de ponerlo en práctica que de explicarlo, porque es como andar en bicicleta. Es mucho más sencillo moverte con la bicicleta que explicar cómo se hace.

 

[1] Ver definición de Ley de Causa y Efecto.

 

SALUDOS DE PRESENTACIÓN DE LOS MAESTROS ESPIRITUALES

 

Nota del canalizador: en cada sesión de canalización recibimos diferentes saludos o presentaciones, pero todas ellas tienen como denominador común el deseo que nos transmiten de evolución, progreso y felicidad, así como suelen estar relacionadas con los temas que tratan a continuación, y que todos ellos ya han sido publicados en este blog. Aquí se muestran solo los últimos saludos de presentación.

 

Buenas noches, hermanos, que la paz y el amor de Dios reine en vuestros corazones y que desarrolléis la capacidad para poder transmitirlo en todas vuestras manifestaciones. Que vuestra voluntad esté siempre en sintonía con la voluntad de Dios. Que vuestros objetivos sean los que querría Dios. Que entendáis que seguir el camino del Padre es siempre sinónimo de la felicidad más profunda que estáis en condiciones de percibir.

 

Que la paz y el amor de Dios os cubra y que tengáis la posibilidad de poder comprender cómo proteger la salud.

 

Que la paz y el amor os cubra, y que llene vuestras almas de esperanza, porque la esperanza es la energía que os permite proyectar vuestros actos, vuestros proyectos, de acuerdo a objetivos concretos.

 

Que el amor y la luz de Dios, Padre Todopoderoso, os permita evolucionar teniendo en cuenta que solo a través del proceso de la experiencia personal se pueden superar todos los obstáculos que limitan el conocimiento verdadero, la sabiduría, siempre vinculada al amor.

 

Que el amor de Dios llene vuestras mentes de sabiduría, que os permita entender todas las lecciones que, a través de la experiencia, estáis en condiciones de recibir y que estéis abiertos a todas las enseñanzas que, a través de vuestra experiencia vital, podréis recibir en todas las relaciones que establezcáis, de todas las fuentes de información a las que accedáis.

 

Que la paz y el amor de Dios os cubra y que os permita entender los pasos que tenéis que dar en la vida si deseáis mantener un ritmo de evolución que os facilite el proceso real de avance en el camino del Padre. Entender que el avance es cambio, no solamente es cuestión de esperar a que se vayan produciendo las experiencias de la vida.

 

Que la paz y el amor de Dios llene vuestras vidas, que la paz y el amor de Dios sean la guía de vuestro comportamiento en cada momento, fruto del proceso interno de vuestros pensamientos y sentimientos. Entended que la paz y el amor son los caminos o, más bien, es el camino que permite el progreso, la evolución, el aprendizaje, la felicidad.

 

Que la paz y el amor de Dios llene vuestras vidas, que sepáis apreciarlo en cada uno de los momentos, para poder estar en condiciones de dar gracias a Dios, de mostrar el agradecimiento, que es la señal esencial para demostrar que se entiende el proceso evolutivo.

 

Que la paz y el amor de Dios os cubra, que podáis emitir todas nuestras enseñanzas como modelos de aplicación práctica en la vida.

 

Que la gracia y el amor de Dios forme parte de vuestra vida, que las enseñanzas que recibáis las podáis poner en práctica, que las incorporéis a vuestra cultura, a vuestro modo de sentir, de pensar y de actuar.

 

Que la virtud brille en vuestras almas, y se pueda reflejar en todas las manifestaciones de vuestro ser.

 

Que el amor de Dios sea vuestra guía, que estéis en su camino a través de vuestros actos, internos y externos, que toda manifestación de vuestra realidad seáis capaces de filtrarla a través del tamiz del amor de Dios.

 

En el nombre de Dios Todopoderoso, nuestra guía eterna, os invitamos a que transitéis con nosotros el camino de la paz y del amor.

 

Que la paz y el amor de Dios cubra vuestras vidas, de acuerdo a vuestras intenciones, para que podáis ser, permanentemente, testigos y protagonistas de vuestra propia existencia. Nada de lo que recibáis tiene valor en vuestro proceso meritorio de avance hacia Dios, solo cuenta el trabajo que realizáis, la intención con la que lo hacéis y, de acuerdo a los efectos que logréis, iréis construyendo un mundo cada día mejor.

 

Que la vida fluya en vuestro interior, que vibre de acuerdo a las enseñanzas que Dios os aporta a través de las experiencias de la vida. Que tengáis la capacidad de poder aprovecharlas, integrarlas en vuestro ser, y ponerlas en práctica, siempre transmitiendo amor en todos y cada uno de los momentos de vuestra vida.

 

PARA QUÉ ESTAMOS LOS HERMANOS (MAESTROS) ESPIRITUALES

 

Estamos aquí para poder transmitiros unas enseñanzas que son simples, pero esa simplicidad es muy difícil de poner en práctica. Ya dijo el Gran Maestro Jesús que tenemos que ser como niños para entrar en el reino de los cielos[1]. Se estaba refiriendo a esa simplicidad. Porque cuando somos capaces de poder mantener en nuestro corazón la chispa del amor, y podemos manifestarla en toda la experiencia de nuestra realidad, ya sea encarnada o desencarnada, estamos cumpliendo con este precepto de ser sencillos. Porque el amor es sencillo, no exige, solo da, y para que se pueda cumplir con este precepto es necesario estar revestido de todas las cualidades que están vinculadas a este amor, como pueden ser la humildad, la comprensión, la compasión, la caridad, el sosiego, el control de las emociones y el valor para poder enfrentar cualquier acto hostil a través de ese amor.

 

[1] Evangelio según San Mateo 18,3

 

MODELOS DE ORACIONES

 

MODELO DE ORACIÓN PARA AYUDAR A OTRAS PERSONAS, GRUPOS, ETC.

Nota personal del transcriptor del 02/10/2021

 

Querido Dios, energía divina, fuente infinita de amor y sabiduría, te pido que me aportes la energía necesaria que pueda transmitir a [nombre de la persona, grupo, etc.], para que pueda ayudarle a comprender, aprender y aplicar todas las enseñanzas que le aportas con esta experiencia de la vida y que le ayude a realizar los cambios que logren que esta situación ya no sea necesaria en su vida, que logre la recuperación y el progreso en el camino del amor y de la sabiduría, y que se refleje en sus pensamientos, sentimientos y actos.

 

A continuación, dedica unos segundos a visualizar cómo esa energía cubre a la persona, grupo, etc., y la impulsa a adquirir una sonrisa de paz y armonía, que se une a la tuya.

 

MODELO DE ORACIÓN PARA AYUDARNOS A NOSOTROS MISMOS

Nota personal del transcriptor del 02/10/2021

 

Querido Dios, energía divina, fuente infinita de amor y sabiduría, te pido que me aportes la energía necesaria que pueda recibir, para que pueda ayudarme a comprender, aprender y aplicar todas las enseñanzas que me aportas con esta experiencia de la vida y que me ayude a realizar los cambios que logren que esta situación ya no sea necesaria en mi vida, que logre la recuperación y el progreso en el camino del amor y de la sabiduría, y que se refleje en mis pensamientos, sentimientos y actos.

 

A continuación, dedica unos segundos a visualizar cómo esa energía te cubre y te impulsa a adquirir una sonrisa de paz y armonía.

 

MODELO DE ORACIÓN QUE REALIZARON LOS MAESTROS ESPIRITUALES PARA INICIAR UNA SESIÓN DE CANALIZACIÓN

Comunicación recibida el 01/10/2021 (extracto textual de la sesión completa)

 

Señor, sustancia divina, fuente de amor y de potencia, que creaste todo lo que existe, y que fuiste el que concibió todo el tiempo, todo el espacio y toda la sustancia. Tú, señor, que fuiste el que definió lo tangible y lo intangible, que creaste las leyes en las que se circunscriben cada una de las diferentes vibraciones en las que nos movemos, te damos las gracias por todas las oportunidades que tenemos de formar parte del último eslabón de tu cadena de luz, y nos ponemos a tu disposición para poder recibir todo tu amor, toda tu energía, toda tu sabiduría y todos los impulsos que puedas desear aportarnos, para poder transmitirlos a estos hermanos amorosos, que tienen la disposición abierta de poder aprender de toda la sabiduría que les resulte de utilidad para poder avanzar en tu camino.

 

Ayúdanos, Señor, para poder emitir la potencia de nuestras almas, y enviarles esta energía espiritual en forma de enseñanzas que sean capaces de aprovechar, de acuerdo a sus capacidades.

 

Que, como todo lo que existe, se haga de acuerdo a tu voluntad.

 

SEGUIR LOS PASOS DEL GRAN MAESTRO JESÚS

 

Buenas noches, hermanos, que la gracia y el amor de Dios cubra vuestra vida y os permita seguir los pasos del Maestro Jesús. Entended la importancia de conocer y comprender su vida y sus enseñanzas, porque os darán la guía de cómo comportaros. Es habitual que penséis que él, como ser perfecto, no puede ser modelo real en vuestras vidas, pero estáis equivocados, porque cuando se tiene como modelo a un ser tan perfecto como el Gran Maestro Jesús, el camino que nos muestra es totalmente recto. Es el camino más rápido para poder evolucionar, y nos lo ha mostrado de acuerdo al nivel evolutivo que tiene la humanidad, y sus enseñanzas perdurarán en el tiempo, porque están diseñadas para poder servir de guía a toda la humanidad en el proceso encarnado completo.

 

Por mucho que evolucionéis dentro del nivel de la encarnación, las enseñanzas del Gran Maestro Jesús siempre os podrán servir como guía, como estímulo y como lección, para poder aplicarlas a cada experiencia que Dios os ponga delante. Si establecéis comparaciones con todos los demás llamados profetas de todas y cada una de las religiones del mundo, podréis observar que el Gran Maestro Jesús engloba todas las enseñanzas sustanciales de cada uno de ellos. Y si sois capaces de compararlas, podréis observar, podréis filtrar y podréis sacar a la luz toda la sabiduría profunda que encierran cada una de estas religiones. Fijaos hasta qué punto es importante conocer y aplicar las enseñanzas del Maestro Jesús. No existe ninguna enseñanza en todas las demás religiones que no aparezca dentro de las enseñanzas que muestra en los evangelios que han quedado a disposición de la humanidad.

 

Y si sois capaces de analizar, de estudiar y de profundizar en cada uno de los mensajes, tendréis la gran posibilidad de dirigir vuestra vida de acuerdo al camino que marcó, que es el camino recto, el camino más corto, para poder superar todo el proceso encarnado.

 

AUTOAPLICACIÓN DE PASES MAGNÉTICOS

 

Es importante que os apliquéis pases magnéticos con la energía de las manos, para poder incrementar vuestras capacidades, para notar alivio en vuestros dolores, en vuestras molestias, y en todos aquellos problemas y limitaciones que la vida os pone por delante. Aplicaos los pases con vuestras manos y encontraréis grandes alivios que os facilitarán poder realizar cambios en vuestras vidas, porque esos alivios permiten apaciguar la mente, y la mente pacífica observa mucho mejor las realidades a su alrededor, para poder encontrar las soluciones que necesita.

 

AYUDAR A LOS HERMANOS SUFRIENTES

 

-       ¿Podemos recibir vuestras enseñanzas sobre ayudar a los enfermos?

 

Los modelos de oraciones que ha recibido el hermano canalizador[1] permiten dirigir la energía amorosa de la oración hacia todos los hermanos sufrientes, entre los que se encuentran los enfermos[2]. En esta plegaria se desea, se pide y se envía la energía hacia las personas para que ayuden a producir los efectos del aprendizaje y la evolución a través de la experiencia recibida, y también a que se realicen los cambios necesarios [en esas personas], para que esas pruebas ya no necesiten manifestarse.

 

A través de este procedimiento estáis enviando ayuda espiritual, y si vuestra intención se dirige hacia vuestros chakras[3] frontal, del corazón y de las palmas de las manos, también podéis enviarles energía, pero siempre pidiendo, ya sea a Dios o a cualquier Hermano Superior que consideréis, que os aporte la energía que esas personas necesitan, porque de otro modo, si la energía sale de vosotros, os agotaréis rápidamente. El objetivo es canalizarla de lo alto, de lo supremo, para que llegue a esas personas, bien sea a través de vosotros mismos o directamente hacia ellos. Y esta energía que emitís tiene exactamente la misma función que las oraciones, pero incluyendo una parte energética, que se añade a la parte espiritual. Por tanto, esta energía que emitáis, no debe produciros cansancio ni agotamiento. Al contrario, os debe elevar, mejorar, por la experiencia positiva experimentada.

 

Pero también es necesario el cuidado del cuerpo y el cuidado de la mente de las personas enfermas, y no se puede desechar la ayuda de la ciencia, porque sería una irresponsabilidad. Dejaos asesorar por los especialistas de la medicina para poder superar las enfermedades, pero haceos responsables del proceso. La actitud pasiva de las personas enfermas dificulta el proceso de curación. Por tanto, hay que implicarse en ese proceso, hay que informarse de los tratamientos, de lo que producen, de sus efectos, para que podáis ser capaces de visualizarlos, y así incrementar el efecto. Y todos los tratamientos que podáis recibir, ya sean del cuerpo, ya sean de la mente, ya sean de las emociones, haceos protagonistas, para poder dirigir vuestra atención a que tengan la mayor efectividad. Y siempre mantened como bandera la Ley del Amor[4], porque es la que os permitirá mantener una vibración positiva, una mente clara y un cuerpo predispuesto hacia la salud, porque no existe ningún problema en la vida material que la Ley del Amor no permita mejorarlo.

 

Es más positivo que vuestros trabajos se hagan siendo consciente la persona enferma de lo que estáis haciendo, porque le facilita poder comprender todos los cambios que se van produciendo en sus realidades, y les facilitan percibir la energía y la ayuda que están recibiendo.

 

Pero no todas las personas tienen las mismas capacidades y, de acuerdo con ello, las percepciones también cambian. Y por eso no es posible establecer una relación directa entre lo que se percibe, lo que se siente, y el efecto que se va a producir. Pero la intención es la que permite dinamizar el organismo y predisponerlo hacia la salud o hacia la enfermedad. Fijaos hasta qué punto es importante el trabajo de la voluntad, para poder dirigir la mente humana.

 

[1] Ver artículo Modelos de oraciones.

[2] Por tanto, este mensaje tiene la finalidad de mostrar un modo de ayudar a hermanos sufrientes, tanto enfermos como de otro tipo.

[31] Ver artículo Enseñanzas sobre los chakras.

[4] Ver artículo La Ley del Amor (PDF).

 

DIRIGIR CORRECTAMENTE LAS PETICIONES DE AYUDA

 

Las oraciones en las que podáis pedir para mejorar, como consecuencia del apoyo que podamos daros, no están adecuadamente dirigidas. Aunque es una cuestión de semántica, tiene una trascendencia muy importante a la hora de entender el proceso. Cuando se solicita a Dios Padre Todopoderoso, o a cualquiera de los rangos de las cortes celestiales más elevadas de lo que vosotros estáis para recibir el apoyo necesario que os permita evolucionar, mejorar, adelantaros de acuerdo a vuestra situación espiritual actual, comprended que eso solamente puede ocurrir de acuerdo a vuestro propio mérito y esfuerzo. Nadie puede avanzar, nadie puede dar un paso por otro hermano. Todos los seres espirituales, ya sean encarnados o desencarnados, tienen la capacidad, o tenemos la capacidad, de poder avanzar en nuestro propio progreso; eso se denomina “destino”[1]. Y también tenemos la posibilidad de ayudar a los demás hermanos que están por debajo de nuestro propio nivel espiritual, a poder avanzar en su camino; eso se llama “misión”[2]. Pero debéis comprender que solamente se avanza de acuerdo a la voluntad propia. La influencia que nosotros y que vosotros podemos hacer sobre otros hermanos, ya sean encarnados o desencarnados, es dirigirles del modo más correcto que cada uno de nosotros podamos tener, señalándoles la dirección, dándoles los mejores consejos que seamos capaces. Pero la decisión, el libre albedrío, siempre corresponde a cada uno de los hermanos, para poder dirigir su propia e infinita vida espiritual, en el proceso de evolución hacia Dios Padre Todopoderoso.

 

Así, cuando solicitéis que alguien reciba ayuda, ya sea vosotros o ya sean otros hermanos, encarnados o desencarnados, la petición debe estar dirigida a que ellos puedan elegir el camino correcto, y que vosotros, a través de la energía luminosa del amor que transmitís, siempre de acuerdo a la voluntad de Dios Padre Todopoderoso, lo único que hacéis es influirles, pero solo si ellos están dispuestos a poder hacerlo y a querer hacerlo. Porque la voluntad y la capacidad son dos cualidades necesarias para poder empezar a dar los pasos que corresponden en el camino del Padre Eterno.

 

[1] Ver definición de Destino.

[2] Ver definición de Misión.


 

 

PARTE 2

ESPÍRITAS

 

Índice del Blog

Artículos en el Blog

 


 

LOS ESPÍRITUS PUEDEN ADELANTAR O DETENERSE, PERO NO RETROCEDER

 

-       En El Libro de los Espíritus dicen que los espíritus pueden adelantar o detenerse, pero no retroceder[1] ¿nos lo podrías aclarar?

 

Los espíritus, o más bien, todas las creaciones del Padre, que tienen su parte espiritual y, cuando corresponde, su parte material, incluyen la chispa divina que anima toda la creación. En esa chispa divina se desarrolla lo que podemos entender por conciencia[2], que es la sabiduría[3] que permite diferenciar el bien del error. En el momento en que esta conciencia va adquiriendo sabiduría, esa sabiduría es conocimiento real de la verdad, del amor en las manifestaciones de la creación. Y en el momento en que conoce, ese paso queda consolidado. Porque esa cantidad de sabiduría adquirida queda registrada en el archivo de la conciencia, en el archivo del alma, y como consecuencia de ello, el ser, ya sea espiritual, ya sea que incluya el cuerpo carnal, no tiene capacidad de poder olvidar esa sabiduría adquirida, porque eso no es como una idea, que hoy la recuerdo y mañana se olvida. Es un archivo, que se mantiene de forma indefinida dentro del plano espiritual y, por lo tanto, esa información jamás desaparece.

 

Esa información acumulada es lo que denominamos sabiduría, y esa sabiduría, al no desaparecer, permite afirmar que el espíritu se puede estancar, si no es capaz de acumular más sabiduría, o puede avanzar, si va adquiriendo más y más sabiduría a través de su experiencia, tanto encarnada como desencarnada. Pero como esa sabiduría no puede desaparecer del registro espiritual del ser, eso implica que no puede retroceder.

 

Pero debéis entender que esta sabiduría no es el concepto de sabiduría que se puede entender en el plano de vuestra sociedad. Es el conjunto de información que permite ir comprendiendo el amor en todas sus manifestaciones. Eso es la sabiduría, y eso es algo que no se puede olvidar, y si hay alguien que entiende que puede olvidarlo, es porque no lo ha integrado todavía, porque tiene que ponerlo en práctica. Y si decide cambiar de dirección y tomar derroteros más equivocados, eso es porque, evidentemente, no ha sido capaz de comprender esta enseñanza sabia, que pretendía entender que ya la tenía integrada.

 

Pero si no puede ponerla en práctica en todo momento, en toda circunstancia, es porque todavía no ha sido capaz de asimilarla. Y para poderla asimilar correctamente, es necesario pasarla por el tamiz de la experiencia. Y tantas y tantas veces podréis comprobar que fracasáis, que cometéis errores, que no lográis superar el objetivo marcado por la divinidad. Porque vuestra ignorancia os empuja a cometer esos errores, y surge la envidia, y surge el orgullo, y surgen tantas y tantas manifestaciones de ignorancia. Entended que son vuestras grandes Maestras. Cada una de las oportunidades en las que cometéis errores son las grandes Maestras que os permitirán progresar, si sois capaces de escucharlas y de transmutarlas, a través del aprendizaje que estas experiencias os proporcionan.

 

[1] El Libro de los Espíritus, pregunta 398.

[2] Ver, en diccionario, conciencia.

[3] Ver, en diccionario, sabiduría.

 

EL PROCESO DE LA REENCARNACIÓN

 

Pretender explicar este concepto de un modo breve podría dar lugar a interpretaciones limitadas. Por eso, queremos dejar constancia que esta es una explicación que está dirigida a la comprensión de las personas que no conocen este concepto, para que les pueda servir para ampliar las bases sobre las que se asienta el progreso personal en el infinito camino hacia el Padre Eterno[1].

 

Dios decide que se creen seres evolutivos, y para ello, en su infinita sabiduría, desarrolla lo que entendéis por universo. Los seres evolutivos son espíritus, y estos espíritus pueblan el universo o, mejor dicho, los universos[2], creados por el Padre Eterno.

 

Esta creación, que se está desarrollando de forma permanente y eterna, va creando los principios elementales, las almas elementales, que tienen la finalidad de celebrar el amor infinito del Padre Eterno, de acuerdo a la propia voluntad del alma evolutiva. Así, cada alma es creada como una chispa elemental, simple e ignorante, que va adquiriendo sabiduría y que la va integrando en el archivo de la conciencia[3], acumulando esta información de amor a lo largo de la experiencia eterna, infinita, que tiene por delante, y que según vaya evolucionando, irá recibiendo más y más luz de Dios, más y más sabiduría, más y más amor y felicidad.

 

Durante el periodo desencarnado hay un proceso en el que es necesario garantizar que las almas son capaces de aprender cada uno de los contenidos de este archivo de la conciencia, y eso se hace durante las etapas de encarnación. En esas etapas se tiene la posibilidad de adquirir experiencia, de aprender y de demostrar el aprendizaje logrado. Solamente se puede demostrar el aprendizaje en la etapa encarnada[4]. Pero en la etapa desencarnada, también se puede adquirir aprendizaje, pero no se puede demostrar, es necesario hacerlo durante las encarnaciones, porque en la etapa desencarnada tenemos la virtud, que nos ha concedido el Padre Eterno, de mantenernos aislados de los niveles de vibración inferior al nuestro propio. Por tanto, solamente somos capaces de captar las vibraciones de todos los hermanos, tanto encarnados como desencarnados, que están en una vibración similar a la nuestra.

 

Y cuando tomamos la decisión de poder cumplir la misión de ayuda a los desfavorecidos, el Padre Eterno nos da la capacidad de poder disminuir nuestro nivel vibratorio, para poder contactar con hermanos que tengan este nivel y poder darles oportunidades para que ellos, por su propio esfuerzo, sean capaces de adquirir mayor mérito en cuanto a la captación de la sabiduría basada en el amor. Eso es lo que hacemos nosotros con vosotros.

 

Y cuando se desencarna, cuando termina la vida física, el espíritu se vuelve a reconciliar con todo su ser, la consciencia se expande dentro del nivel espiritual en el que se encuentra, y se permite observar toda la experiencia de este suspiro que le llamáis vida física. Y se complace con los logros conseguidos. Y se turba con los errores cometidos. Y de acuerdo con el resultado de esta experiencia de la vida, de esta acumulación de sabiduría en su archivo de la conciencia, su nivel vibratorio aumenta o se estanca, pero no puede retroceder, porque toda la información de conciencia que entra en el registro, permanece eternamente en él, no se pueden olvidar los niveles de amor que se han adquirido.

 

Y esto le permite ir evolucionando, y dentro de la etapa desencarnada es capaz de contactar con hermanos espirituales de su mismo nivel vibratorio.

 

Si ha sido capaz de evolucionar a lo largo de la encarnación anterior, es como si subiera un peldaño, un nuevo curso en este proceso infinito, que en esta etapa desencarnada le permitirá ir adquiriendo conocimientos para poder tener la oportunidad de ponerlos en práctica cuando pueda encarnar de nuevo.

 

Pero esto no significa que deje completamente de lado a todos los seres afines con los que anteriormente se relacionaba, porque puede disminuir su nivel vibratorio y contactar con ellos, y permitirles, darles oportunidades de enseñanzas, para que estén en condiciones de poderlas aprovechar.

 

Por tanto, el proceso evolutivo solo tiene ventajas, no tiene ningún inconveniente. Y así, en cada proceso, en cada etapa desencarnada y encarnada sucesivas, va adquiriendo oportunidades, que puede aprovechar de acuerdo a su libre albedrío. Y cuando no aprovecha las oportunidades, tiene como resultado el sufrimiento, que es la gran señal de alarma que tiene nuestra alma para poder entender que nos estamos desviando del camino de Dios.

 

Esto es una información absoluta. Cualquier experiencia de sufrimiento que tengáis a lo largo de vuestra vida es una señal que os da la oportunidad de poder analizar que algo de vuestra experiencia vital está en colisión con la Ley del Amor de Dios. Puede ser egoísmo, orgullo, o cualquiera de las limitaciones que nuestra ignorancia nos puede impulsar a cometer.

 

Pero gracias a estas enseñanzas, tenéis la oportunidad de poder dar un salto evolutivo basado en el aprendizaje, que tenéis la oportunidad de poner en práctica de forma consciente, sin necesidad de sufrir por la experiencia de los fracasos. Y este es un proceso por el que tiene que pasar todo ser encarnado, porque es voluntad de Dios. Y aunque se pueda nacer con capacidades. a lo largo del proceso de desarrollo, la infancia, la adolescencia, la etapa adulta, se van incorporando los elementos de la conciencia, de la sabiduría, que necesita para cumplir con su misión en el proceso de encarnación. Y su Guía Espiritual le va preparando el camino para que pueda experimentar todas las lecciones y todas las pruebas que necesite para que pueda cumplir con la misión encomendada.

 

Entended que el camino de Dios es el camino del amor y la felicidad. Podéis cometer el error de pensar que tenéis que estar sufriendo en la vida para poder mejorar, pero el sufrimiento es una elección basada en la ignorancia. Buscad el camino del amor y entenderéis lo que es la felicidad verdadera.

 

[1] Ver artículo El Padre Eterno desea que sus hijos tengan voluntad propia

[2] Ver artículo La vida humana corpórea fuera de la Tierra

[3] Ver artículo El archivo de la conciencia

[4] Nota del canalizador: en el actual nivel de encarnaciones sucesivas. Cuando se llega al nivel en el que no son necesarias las reencarnaciones, el proceso cambia, evidentemente.

 

NUESTROS GUÍAS ESPIRITUALES

 

Vuestros Guías Espirituales son los que se ponen en contacto con nosotros para poder transmitiros nuestras enseñanzas. Gracias a ellos, tenéis la experiencia vital que necesitáis en vuestro proceso de experiencia en la vida, donde tenéis las oportunidades de poder aprender, evolucionar. Vuestros Guías Espirituales están al lado de vosotros, apoyándoos en vuestro proceso evolutivo, pero no tenéis capacidad de contactar conscientemente con ellos[1], aunque sí lo hacéis a nivel espiritual. Eso, para vosotros, no debe ser motivo de desaliento de ninguna manera, porque vuestros Guías Espirituales están en constante proceso de trabajo, para seguir dándoos oportunidades de elevación espiritual.

 

Vuestro desarrollo tiene que centrarse en evolucionar en amor y en sabiduría. La vida os muestra lo que necesitáis en cada momento. Si queréis contactar con vuestros Guías Espirituales solo tenéis que realizar una introspección, ya sea en forma de oración, ya sea en forma de diálogo, ya sea en forma únicamente receptiva, escucharéis a través de vuestros pensamientos una serie de información que, en muchos de los casos, procede de vuestro Guía Espiritual.

 

Pero es necesario adoptar esta actitud de meditación. No se puede establecer contacto espiritual en medio de la vorágine, porque no estáis preparados para ello todavía. Por eso necesitáis de un periodo más o menos largo de relajación, de introspección y de análisis personal de vuestro interior para que, a través de este proceso, estéis en condiciones de poder establecer ese contacto mediúmnico con vuestro Guía Espiritual.

 

Pero habéis contactado muchas veces, porque cada vez que hacéis oración, cada vez que pedís por vosotros o por otras personas, el Guía Espiritual es el primero que recibe esta información y, en caso de que esté en condiciones de responder, de acuerdo a la voluntad de Dios, en ese caso os responderá él. Y en caso de que no tenga esa capacidad, la transmitirá a los siguientes niveles de la jerarquía espiritual del Padre Eterno.

 

Pero cada persona tiene sus capacidades. Los hay que tienen capacidad para poder ver con los ojos del alma los espíritus desencarnados que están a su alrededor, otros pueden oírlos, otros más pueden recibir información de ellos, otros también están en condiciones de poder ayudarles, porque pueden darles apoyo, consuelo, ayuda. Pero hace falta tener la voluntad y la conciencia necesarias para poder pedir de corazón, con el sentimiento, por todos aquellos hermanos que lo puedan necesitar. Y no todos los seres encarnados están preparados para invertir tiempo, atención y amor a través de sus oraciones, sencillamente porque no quieren hacerlo. Y de acuerdo al libre albedrío[2] que nos confiere Dios, podrán permanecer allí, de acuerdo al nivel de sufrimiento que quieran ir acumulando por semejante actitud egoísta. Pero en ningún momento nosotros juzgamos estas acciones, no estamos individualizando estas observaciones, estamos dando unas explicaciones para que entendáis los procesos que se pueden desarrollar a lo largo de la vida encarnada, y que pueden, a su vez, influir decisivamente en el progreso evolutivo del espíritu.

 

[1] Nota del canalizador: se refiere a los presentes en la reunión; otros hermanos encarnados sí que pueden contactar con sus Guías Espirituales.

[2] Ver, en el Diccionario, Ley del Libre Albedrío.

 

ORACIÓN PREVIA A UNA CANALIZACIÓN MEDIÚMNICA

 

Oración del canalizador, realizada previa a la canalización del 19/01/2021

 

Querido Dios, Padre todopoderoso, creador de todo lo que se ve y lo que no se ve, te damos las gracias por la bendición de la vida, por las oportunidades que tenemos de disfrutar de ella, de sentir la felicidad como consecuencia de actuar correctamente en el camino que nos has marcado.

 

Te damos las gracias porque nos haces conscientes de muchos de nuestros errores y que, poco a poco, hacemos lo posible por ir superándolos.

 

Te damos las gracias por los Hermanos de Luz, que están siempre dispuestos a apoyarnos, por los Hermanos Espirituales que están siempre preparados, pacientemente, para apoyarnos, y por las oportunidades que somos capaces de encontrar para poder aprender de las enseñanzas que nos proporcionas a través de la vida, y también de los Hermanos Espirituales, que tan importante función hacen en nuestro progreso espiritual.

 

Pedimos a estos Hermanos, que nos apoyen en el día de hoy, para que tengamos la capacidad de poder recibir sus enseñanzas, del modo en que sea posible que podamos comprenderlas, que podamos aprovecharlas, y transmitirlas también, a todos los hermanos que puedan estar en condiciones de recibirlas. Os pedimos que protejáis nuestro entorno, y protejáis esta reunión, para que se pueda cumplir la voluntad de Dios, y podamos aprovechar, del mejor modo, todas las experiencias que tenemos en la relación con vosotros.

 

LOS MUNDOS DESENCARNADOS O ESPIRITUALES (1). NIVELES VIBRACIONALES

 

Hace poco os estuvimos hablando sobre el proceso de desencarnación[1]. Los seres desencarnados nos reunimos por afinidad, de acuerdo con el nivel vibracional en el que nos encontramos, y que es consecuencia de la elevación espiritual que el Padre Eterno valora de cada uno de los seres evolutivos. Esto no significa que estemos físicamente reunidos, sino que estamos vibracionalmente conectados, y los hermanos espirituales que están en diferentes frecuencias a las de cada uno de nosotros, ya sea por encima o por debajo, son invisibles, imperceptibles para nosotros.

 

Los hermanos que tenemos ese nivel vibracional afín, recibimos entre nosotros una especie de señal que nos permite identificarnos en la distancia, y somos atraídos los unos por los otros en el sentido parecido a lo que podríais entender por una atracción emocional, pero que no es exactamente de carácter emocional, porque es de carácter espiritual. Y los hermanos que tienen poca luz están atraídos entre sí. Los que tienen más luz, se atraen entre ellos. Y las consecuencias de dicha atracción suponen unas relaciones entre ellos acordes con estos niveles espirituales que comparten.

 

[1] Ver artículo Desencarnación. La integración en los grupos vibracionales

 

LOS MUNDOS DESENCARNADOS O ESPIRITUALES (2). HERMANOS QUE TIENEN POCA LUZ

 

Los hermanos que tienen poca luz, tienen mucha atracción a los mundos físicos, están muy atentos a todos aquellos hermanos encarnados que comparten los mismos defectos, los mismos niveles de ignorancia, y así, un hermano encarnado que le guste beber alcohol atraerá a muchos hermanos desencarnados que se encuentren en la misma situación. Exactamente lo mismo ocurrirá con los fumadores, a los que les guste el juego, etc.

 

Precisamente por eso, por esa facilidad de atracción que tienen los hermanos encarnados con los hermanos desencarnados que tienen similares niveles de ignorancia, os pedimos que hagáis oración, y cada vez que detectéis cualquier defecto en vuestra realidad, entended lo importante que es para vuestro propio progreso el pedir ayuda por todos los hermanos desencarnados que se encuentran en la misma situación que vosotros[1], porque les estáis poniendo un ejemplo de separación respecto de ese defecto, una intención clara y evidente de compromiso para poder superar ese problema. Porque os habéis hecho conscientes de ello, y tomáis la decisión firme de superarlo, de perfeccionaros. Y cuando hacéis oración por todos aquellos hermanos que se encuentran en la misma situación, estáis mostrando compasión por ellos, y les estáis haciendo entrar en sintonía de consciencia, para que puedan comprender ese tipo de error, y para que tengan la oportunidad de poder decidir, en su próxima encarnación, el modo de poder superarlo.

 

[1] Nota del canalizador: este artículo se está refiriendo a los hermanos desencarnados, pero la oración, también en este caso, es importante hacerla también por los hermanos encarnados que se encuentran en la misma situación, ya que, aunque el nivel de sufrimiento probablemente será menor que los desencarnados, en el plano encarnado tienen la oportunidad de poder corregir la falta. Y nada mejor que pedir ayuda para poder avanzar más rápido, “pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá” (Evangelio según San Mateo 7,7).

LOS MUNDOS DESENCARNADOS O ESPIRITUALES (3). HERMANOS QUE ESTÁN MÁS EVOLUCIONADOS

 

Los hermanos que están más evolucionados en el plano desencarnado, que no están tan aferrados a los mundos materiales, empiezan a recibir enseñanzas de otros hermanos que están un poco más elevados que ellos, normalmente dirigidos por el Guía Espiritual[1]. Estas enseñanzas les permitirán comprender aquellos aspectos de su realidad espiritual que han sido capaces de desarrollar, y aquellos otros que todavía necesitan un trabajo intenso para poder tenerlos como superados. En ese proceso toman consciencia de esta realidad y pueden desarrollar todos los pasos de lo que hemos denominado “el perdón de los pecados”[2], con la excepción de la demostración en el mundo encarnado de estas cualidades [la reparación y el propósito de no volver a fallar]. Y este proceso de aprendizaje les permitirá tomar las decisiones necesarias para establecer compromisos en su siguiente existencia que les permita evolucionar a través de las experiencias que hayan elegido para poder demostrar que esas capacidades han sido asumidas.

 

[1] Ver artículo El Guía Espiritual (1)

[2] Ver artículo El perdón de los pecados

 

LOS MUNDOS DESENCARNADOS O ESPIRITUALES (4). HERMANOS ESPIRITUALES QUE TIENEN LA MAYORÍA DE LAS CUALIDADES TERRENALES SUPERADAS

 

Los hermanos espirituales que tienen la mayoría de las cualidades terrenales superadas comparten el trabajo de perfeccionarse en los elementos terrenales que tienen que desarrollar todavía y en el apoyo en la misión[1] de ayudar a los hermanos [encarnados] que tienen menos luz. Así, hay personas que sienten que familiares próximos que ya fallecieron se encuentran a su lado, porque están cumpliendo esa misión de apoyo, y a través del Guía Espiritual y con permiso de él, les transmiten información a través de los pensamientos, para poder apoyarles en las decisiones que tienen que tomar en la vida. Y así, se habla de “la voz de la conciencia”, porque están recibiendo consejos de luz a través de los espíritus de hermanos desencarnados que han sido muy próximos en el ámbito afectivo, pero que a la vez tienen suficiente cantidad de luz como para poder compaginar el proceso de aprendizaje con el de ayuda, o misión, para los hermanos que están todavía encarnados.

 

También cumplen misión de apoyo a los hermanos desencarnados que tienen menos luz, y les ayudan con los procesos de enseñanza, les muestran cómo ellos superaron las pruebas, y se convierten en ejemplo claro de cómo poder hacerlo. Las teorías en el mundo espiritual son muy pocas; todo está vinculado a la experiencia, y estas experiencias, a través de las manifestaciones y testimonios que dan los hermanos espirituales más elevados, permiten comprender, de un modo eficiente, todas las posibilidades que se tienen para poder superar las limitaciones a las que todavía están sometidos como consecuencia de sus niveles de ignorancia.

 

[1] Ver definición en Diccionario

 

LOS MUNDOS DESENCARNADOS O ESPIRITUALES (Y 5). HERMANOS QUE ESTÁN EN NIVELES VIBRATORIOS MÁS ELEVADOS

 

Otros hermanos que están en niveles vibratorios más elevados no necesitan encarnar para cumplir la función regeneradora de elevación. Solamente se encarnan con misión[1] de ayuda a los hermanos encarnados, pero pasan por procesos de la naturaleza humana igual que el resto. Existen pocos hermanos que cumplan con estas misiones. Son aquellos hermanos elevados que transmiten las enseñanzas del Padre y que tienen una trascendencia que permanece por siglos.

 

Y en los planos desencarnados, estos hermanos asisten a los del nivel inferior para poder aportarles las enseñanzas que necesitan, creando unos niveles escalonados infinitos para la elevación hacia el Padre Eterno. Y este proceso siempre es creciente en felicidad, de tal manera que todos los escalones, todos los niveles, sienten el impulso de seguir evolucionando para poder disfrutar de mayor felicidad, que logran siempre a través de un servicio a los hermanos de los niveles inferiores. Y con la experiencia adquirida en cada uno de los niveles, están en condiciones perfectas para poder transmitirles estas experiencias a los hermanos de los niveles inmediatamente inferiores, logrando con ello que la enseñanza que Dios ha diseñado resulte perfecta para poder cumplir con los objetivos de su voluntad, pero también con las expectativas de felicidad de todos los seres de la creación.

 

Cuando se adquiere suficiente conciencia del bien, las enseñanzas se reciben también con felicidad, y eso es algo difícil de comprender para muchos hermanos encarnados, ya que el orgullo puede cegarles, la pereza puede retrasarles, la ignorancia puede hacerles que ignoren las enseñanzas que se les ofrecen. Pero cuando se tiene el nivel adecuado de consciencia y de elevación espiritual, se está preparado para poder captar todas estas realidades, y aprovecharlas de un modo eficiente.

 

Y en estos niveles espirituales hay hermanos que cumplen misiones de gestión de los mundos habitados, de modo que se constituyen en grupos de Guías Espirituales de planetas, y estos seres, muy elevados, marcan una serie de pautas a los Espíritus Guías de los hermanos encarnados en estos planetas, de modo que puedan cumplir con el destino que les corresponde, permitiendo a su vez que el planeta en su conjunto se mantenga en el nivel y en la dirección que también tiene diseñada el Padre Eterno para el [propio] planeta.

 

Con esta información podéis haceros unas ideas suficientemente claras, aunque escuetas, pero útiles, de cuál es el proceso de los hermanos desencarnados.

 

[1] Ver definición en Diccionario

 

LA ADAPTACIÓN AL CONTACTO CON HERMANOS ESPIRITUALES

 

Los espíritus que está atrayendo son acordes con su nivel vibracional. En el momento en que eleve su vibración, los espíritus negativos no serán capaces de poder aproximarse, no le podrán afectar de ningún modo.

 

Y para ello, tiene que aprender, porque de nada sirve pretender cambiar de un modo instantáneo. Eso no funciona. Necesita analizar su forma de comportarse en la vida, entender la Ley del Amor[1], centrarse en aquellos puntos en los que está claramente alejado de esta Ley, para planteárselos como objetivos inmediatos, que le permitan realizar cambios evidentes en su comportamiento[2], pero también en sus pensamientos y en sus sentimientos, porque son los procesos internos de donde emanan y se deciden los procesos externos.

 

Pero no podrá desarrollar la fe ni podrá cambiar de un modo inmediato. Todas las personas tienen un proceso de adaptación a los nuevos modelos evolutivos a los que pretenden acceder de forma voluntaria.

 

Y la experiencia que pueda estar teniendo a través del sufrimiento, es una gran maestra, que le permitirá entender de un modo mucho más rápido la importancia que tiene entrar en el camino del Padre.

 

[1] Ver artículo La Ley del Amor (PDF)

[2] Ver artículo Gestionar el tiempo y dirigir la vida (PDF)

 

LOS MÉDIUMS QUE COBRAN

 

-       Los médiums que cobran ¿pueden beneficiar a alguien?

 

Cuando el fundador del movimiento espiritista realizó un trabajo, aprovechando las enseñanzas que recibía de los espíritus, y escribió los magníficos tratados que constituyen su obra fundamental, posteriormente los comercializó. Pero también se mantuvo realizando obras de caridad, incluso en los peores momentos.

 

Cuando la misión que se tiene en la vida está directamente vinculada al beneficio de los demás, como puede ser el caso del fundador del movimiento espírita, pero como también ocurre con tantas y tantas personas, porque todos los trabajos tienen una finalidad que permite ayudar a los demás, ya sea directamente, o ya sea a través de la oportunidad de relacionarse con otras personas, y poder aportarles la luz que cada cual dispone. Así, cuando una persona invierte tiempo y esfuerzo en una actividad laboral, y está recibiendo un dinero por ello, está actuando del mismo modo que actúa la inmensa mayoría de la humanidad, y si se centra en estar ayudando a las personas, ya sea recibiendo una remuneración económica o sin hacerlo, está siguiendo el camino de Dios.

 

Pero el enriquecimiento tiene que ser ético, tiene que ser coherente y mantener la seguridad a la hora de transmitir esas enseñanzas o esa ayuda que puedan dar a los demás. Si no se puede garantizar que la respuesta es correcta, que la energía que aportan garantiza el proceso curativo, si no pueden garantizar que la enseñanza que aportan o los consejos que dan tienen claramente una ventaja para esas personas, que les supone una ayuda evidente, si no es así, están cometiendo una falta importante. Porque en este caso están engañando a las personas.

 

El hecho de estar cobrando implica que tienen que tener las capacidades suficientemente desarrolladas como para poder dar la respuesta adecuada en el momento oportuno. Y cuando se tienen esas capacidades, y se dedican por entero a ayudar a través de una actividad laboral, es totalmente lícito. Porque los médicos o los maestros ayudan a las personas para cubrir sus necesidades de salud y de sabiduría, y es lícito que se les pague, porque se dedican de forma profesional a esta actividad, y nadie lo cuestiona.

 

Pretender que todo lo que venga del mundo espiritual deba entregarse siempre y en todos los casos de forma gratuita, hay que entender cuándo este principio no tiene sentido.

 

En vuestro caso, no necesitáis estar percibiendo ningún dinero por el trabajo que realizáis[1], pero otras personas no tienen otras formas de sustento, y las críticas que se les pueda hacer hay que valorarlas siempre de acuerdo al principio de amor y caridad. Ya dijo el Gran Maestro Jesús que, “el que esté libre de pecado, que tire la primera piedra”[2].

 

Así, comprended que ayudar a los demás es siempre una misión, y se puede manifestar de muchas formas, y esas formas pueden incluir una actividad laboral.

 

[1] Nota del canalizador: se refiere al trabajo de divulgación de los asistentes a la reunión. En este sentido, dentro del ámbito de Moral y Espiritualidad, nunca cobramos por ello (más info).

[2] Evangelio según San Juan 8,7.

 

Nota del canalizador: además de lo anterior, me tomo la libertad de incluir este pasaje de los evangelios que puede ayudar: “Juan le respondió diciendo: Maestro, hemos visto a uno que en tu nombre echaba fuera demonios, pero él no nos sigue; y se lo prohibimos, porque no nos seguía. Pero Jesús dijo: No se lo prohibáis; porque ninguno hay que haga milagro en mi nombre, que luego pueda decir mal de mí. Porque el que no es contra nosotros, por nosotros es” (Evangelio según San Marcos 9,38-40).

 

AYUDAR A PERSONAS QUE SIENTEN TENER FACULTADES MEDIÚMNICAS (1)

 

-       ¿Podemos ayudar a personas que sienten tener facultades mediúmnicas? ¿Cómo hacerlo?

 

El Gran Maestro Jesús ya nos dio una gran lección cuando nos dijo que, en las situaciones difíciles, no tenemos que pensar qué es lo que vamos a decir o cómo debemos actuar, porque el Espíritu Santo nos guiará en el camino[1]. Esta gran enseñanza, que implica la confianza total y absoluta que debemos tener en el Padre Eterno, nos servirá de guía, de soporte, de luz en el camino.

 

Evidentemente, este impulso de Dios lo recibiremos de acuerdo a las capacidades que tenemos desarrolladas, y la experiencia y el conocimiento son el gran libro de nuestra vida, donde se depositan todos los contenidos de sabiduría que estamos en condiciones de aportar como misión de enseñanza, apoyo y ayuda a todas las personas que nos tienden la mano en solicitud de cubrir sus necesidades.

 

Vuestra experiencia y vuestro conocimiento pueden permitir que ayudéis a otras personas a desarrollarse en el plano mediúmnico y en cualquier otro plano. Es exactamente igual en un tema o en otro.

 

[1] Evangelio según San Mateo 10,19

 

AYUDAR A PERSONAS QUE SIENTEN TENER FACULTADES MEDIÚMNICAS (2)

 

-       Pero para enseñar a alguien, tienes que tener conocimientos.

 

Por eso te estoy diciendo que, de acuerdo a tus capacidades y a tus conocimientos puedes enseñar. Cuando alguien pretende ser la mano de Dios en el mundo tiene que entender que no sirve de nada solo la disponibilidad. Es necesario tener la capacidad necesaria para poder poner en práctica la voluntad de Dios. Por eso, una persona que no tiene conocimientos sobre cómo se realiza el proceso de canalización de los espíritus, poco puede ayudar a alguien que necesita aprender de ello, pero cada cual tiene unas experiencias personales y unos conocimientos adquiridos. Incluso los conocimientos teóricos, aunque no se hayan experimentado de forma personal pueden servir de ayuda, siempre y cuando se transmitan las enseñanzas del modo adecuado.

 

Así, toda la información que tenéis puede estar a vuestra disposición para poder aprovecharla, seleccionarla y ofrecerla a otras personas, porque es la forma de ayudar, de guiar a los demás.

 

AYUDAR A PERSONAS QUE SIENTEN TENER FACULTADES MEDIÚMNICAS (Y 3)

 

Entended que vuestro orgullo os puede convertir en ciegos que guían a otros ciegos. Pero tenéis información, tenéis experiencia, y eso lo podéis transmitir, porque no podéis esperar a que llegue un ángel del cielo y os diga que ya estáis en condiciones. El conocimiento que tenéis, las capacidades que tenéis, podéis ponerlas a disposición del Padre Eterno, para convertiros en su mano en el mundo. Todas vuestras capacidades, intelectuales, compasivas, amorosas, económicas, todas vuestras capacidades, si lo deseáis, podéis ponerlas a disposición de Dios.

 

Pero es vuestra responsabilidad, vuestra decisión, y gracias a vuestro libre albedrío seréis los únicos beneficiarios del progreso que estáis desarrollando a través de vuestra experiencia en el mundo encarnado. Por tanto, esta enseñanza que os transmito sirve para poder ayudar a cualquier persona, de acuerdo a vuestras capacidades, no solamente a los que desean desarrollarse en el ámbito mediúmnico, que también podéis ayudarles, sino para poder cumplir el mensaje del Gran Maestro Jesús, cuando dijo “pedid y se os dará”[1]. Y si sois la mano de Dios en la Tierra, vosotros sois los que tendréis la oportunidad de dar, de acuerdo a vuestras capacidades.

 

Porque la mayor satisfacción, la mayor felicidad, se logra cuando se da. Cuando se da amor, cuando se da apoyo, cuando se da ayuda, cuando se presta el oído ante una persona que necesita hablar y desahogarse. Toda la ayuda que deis a los demás forma parte del proceso de evolución en el camino de Dios.

 

[1] Evangelio según San Lucas 11,9

 

PRACTICAR LOS PASES MAGNÉTICOS Y LA TRANSMISIÓN DE ENERGÍA (1)

 

-       ¿Podemos practicar los pases magnéticos y la transmisión de energía positiva y curativa? ¿Puedes explicarnos cómo hacerlo?

 

Todas las personas, encarnadas y desencarnadas, tienen la capacidad de transmitir la energía que, en el caso de que sea de acuerdo con la voluntad de Dios, nunca os producirá desgaste. En caso contrario, notaréis un cansancio que costará ser superado. Si sois capaces de concentraros en desarrollar vuestra voluntad y vuestra atención en transmitir, en concentrar la energía en vuestras manos y transmitirla a otras personas, ya estén próximas o estén a distancia, incluso para personas que han fallecido y que no están en vuestro plano encarnado, todos tenéis la posibilidad de poder enviarles esa energía positiva.

 

PRACTICAR LOS PASES MAGNÉTICOS Y LA TRANSMISIÓN DE ENERGÍA (2)

 

La intención y la atención[1] permiten que se vaya logrando de un modo cada vez más intenso y eficaz este traslado y aportación de energía. Podéis llegar a percibir esta energía divina, lograr sentirla de un modo perfectamente claro. Porque os puede llegar desde una determinada dirección, ya sea desde arriba, ya sea desde todas las direcciones, que os llega a vosotros, y vosotros, como elemento canalizador de esta energía, y siguiendo la voluntad de Dios, la transmitís amorosamente a la persona que pueda necesitarla.

 

La intención, en este sentido, es imprescindible. No es cuestión de cómo hacer las cosas en el ámbito físico[2], cómo mover las manos, no es necesario pero, si dirigís las manos hacia el objeto de vuestra ayuda, os puede facilitar que vuestra mente pueda dirigir esa energía de un modo más eficiente aunque, repito, no es necesario, porque vuestra voluntad permite dirigir la energía divina en cualquier dirección.

 

No obstante, si deseáis tener una guía de actuación, existen muchas lecciones que pueden explicaros cómo lo hacen otras personas. Existen vídeos y textos que lo explican[3], pero recordad que lo importante es seguir los consejos que os hemos dado porque, por mucho que podáis mover las manos al lado de la persona o a lo largo de todo su cuerpo, si vuestra intención y vuestra atención no están concentradas en ello, la energía no fluirá.

 

[1] Ver artículo El teatro de marionetas

[2] Cuando confiamos en Dios, solo es necesario dejarse llevar. Dios proveerá. Esto no significa hacer imprudencias “en las cosas de la vida”, porque solo se puede conducir un vehículo si se aprende antes, pero es entender que todo el ámbito espiritual es algo en lo que siempre seremos demasiado insignificantes como para movernos sin la guía de nuestro Padre Eterno. Y este ámbito espiritual lo impregna todo. Por eso, la fe, aunque fuese como un grano de mostaza, mueve montañas (Evangelio según San Mateo 17,20).

[3] Por ejemplo, se incluye un vídeo sobre la Demostración de aplicación de Pase por Divaldo Franco u otro de la conferencia Qué son los pases magnéticos en espiritismo, por Mauro Barreto.

 

PRACTICAR LOS PASES MAGNÉTICOS Y LA TRANSMISIÓN DE ENERGÍA (3)

 

Pero también es importante entender que solamente llegará la energía a la persona que esté predispuesta para recibirla. Por eso, hay que hablar con la persona, explicarle lo que se le va a hacer y asegurarnos de que está dispuesta, que está receptiva, para absorber esa energía positiva. Hay personas que son más sensibles, y tienen la capacidad de poder sentirla de un modo físico, ya sea en forma de calor, ya sea en forma de vibración, etc. Pero no es imprescindible. Lo único que es imprescindible es que la intención y la atención, tanto del que aporta la energía, como del que la va a recibir, entren en sintonía con la vibración que va a transmitirse. Si no existe una vibración elevada [de emisor y receptor], la energía que llegue nunca podrá ser elevada.

 

PRACTICAR LOS PASES MAGNÉTICOS Y LA TRANSMISIÓN DE ENERGÍA (Y 4)

 

Por muy elevado que sea el canalizador, si el receptor tiene sus pensamientos y su atención en otro sitio, habrá muy poca energía que podrá recibir, por no decir que no recibirá ninguna. Así, el primer paso para poder ayudar a una persona que necesita el aporte energético es explicarle lo que va a ocurrir. Por tanto, las personas escépticas, es muy difícil que puedan recibir de forma eficiente ningún tipo de energía, porque quedan cerradas a través de su voluntad y su actitud, para poder recibir ningún tipo de ayuda.

 

Vuelvo a repetiros el mensaje que dio el Gran Maestro Jesús: “pedid y se os dará”[1]. Si las personas receptoras no están dispuestas a pedir, si no están cargadas de suficiente humildad como para poder pedir, será muy poco probable que puedan recibir, incluso aquello que necesitan.

 

[1] Evangelio según San Lucas 11,9

 

¿ERES UN GUÍA ESPIRITUAL?

 

El Guía Espiritual se presenta por sí mismo. El Guía Espiritual no responde a esas preguntas. Cuando sea oportuno, el hermano [canalizador] recibirá el mensaje necesario para cumplir con su evolución, pero ahora no necesita saber esa información. No obstante, debéis entender que el conocimiento de quién es el Guía Espiritual, de qué nombre tiene, es totalmente intrascendente en el nivel evolutivo espiritual en el que os encontráis.

 

El Guía Espiritual es un hermano o hermana, realmente el nombre que le deis, el género que le deis, masculino o femenino, no tiene ninguna importancia. El Guía Espiritual se encarga de dirigir la vida, la experiencia de la vida de las personas, de cada uno de los seres encarnados, para poder cumplir con su destino, para poder encontrarse con las experiencias, con los obstáculos, con la información, con las oportunidades que le permitan evolucionar, que le permitan mejorar en aquellos aspectos, múltiples siempre, que están marcados en su proyecto de vida.

 

El trabajo del Guía Espiritual, en vuestros niveles evolutivos, implica mucho dolor, porque constantemente está observando los errores, los desprecios y la ignorancia de las almas a las que asiste.

 

¿EN QUÉ MEDIDA PUEDEN INFLUIRNOS LOS ESPÍRITUS?

 

-       ¿En qué medida pueden influirnos los espíritus, ya sean bajos o elevados?

 

La influencia que puede ejercer cualquier ser, tanto encarnado como desencarnado sobre nosotros, está basado en nuestra atención y nuestra voluntad. Cuando nuestra atención es baja[1], en nuestro plano subconsciente se introduce mucha información, ya sea positiva o negativa, de acuerdo al entorno físico y espiritual que nos rodee. Por eso, en estos casos, la influencia de los espíritus y de los pensamientos de hermanos encarnados, ya sean elevados o no, pueden influir de un modo muy importante.

 

Según evolucionamos en el desarrollo de nuestra CONSCIENCIA[2] tenemos más capacidad para poder controlar la selección de información que entra en nuestra realidad, somos capaces de elegir de un modo mucho más eficiente. Y si nuestra CONCIENCIA nos permite discriminar entre lo bueno y lo malo, desecharemos lo malo y admitiremos lo bueno.

 

Pero esto es un proceso que va evolucionando constantemente. La práctica nos permitirá incrementar paulatinamente estas capacidades de discernimiento para poder captar de forma voluntaria la información que nos permita avanzar en el camino del Padre Eterno. Y según aumenta nuestra CONSCIENCIA, cada vez seremos más impermeables ante los malos pensamientos, las malas influencias, las malas vibraciones, hasta que llega un momento en el que no somos capaces ni siquiera de captarlas, porque quedan fuera de nuestra esfera de influencia, de nuestro nivel vibracional, porque nos hemos elevado, y esas otras vibraciones ya ni siquiera las captamos ni nos afectan.

 

Pero este proceso, a nivel práctico, se traduce en estar atento, CONSCIENTE, de acuerdo con el cumplimiento de la Ley de Dios a través del amor en todos y cada uno de los momentos de nuestra experiencia, tanto física, como mental y emocional. En todo proceso en el que exista poder de discernimiento tenéis la oportunidad de poder elegir si seguís la Ley de Dios, la Ley del Amor, u os alejáis de ella.

 

[1] Nota del canalizador: ejemplos de ello pueden ser bajo nivel de atención consciente, es decir, vivir despistado y ausente de la realidad, alteración de la consciencia como consecuencia de sustancias, como alcohol, drogas, etc., bajo nivel de atención consciente provocado por situaciones estresantes, como discusiones, pensamientos negativos, recuerdos desagradables, que a la vez son inútiles para el progreso y son causa de depresión, o centrarse en un incierto y negativo futuro, que nos carga inútilmente de ansiedad (Ver artículo El libre albedrío en la atención plena).

[2] Ver artículo Ver artículo Consciencia y Conciencia.

 

¿CÓMO AYUDAR A HERMANOS CON FACULTADES MEDIÚMNICAS QUE SUFREN?

 

Estos hermanos[1] han recibido de vuestro grupo un gran apoyo, pero el apoyo no debe mantenerse constantemente, porque produciría debilidad en ellos. En el mundo animal se puede observar cómo las madres de los mamíferos ayudan a sus hijos a sostenerse por sí mismos y a sobrevivir, y en el momento en que ya tienen la capacidad necesaria, los dejan ir. Así tiene que hacerse con toda persona a la que se le esté prestando ayuda, porque todos debéis caminar por vuestro propio pie, y la ayuda no puede ser eterna porque, en lugar de estar permitiéndoles que avancen en su camino, les estáis retrasando, porque necesitan avanzar de acuerdo a sus propios criterios, entrar en el oscuro camino de la evolución personal, donde tendrán que tomar decisiones ante situaciones desconocidas que les permitirán establecer una conexión entre las realidades de su vida y la Ley de Dios que han ido aprendiendo previamente.

 

Ese es el proceso que tiene todo alumno, necesita ayuda para poder despegar, pero después es necesario que pueda continuar volando con el esfuerzo de sus alas. Vosotros les estáis dando las oportunidades que necesitan para que ellos, por su propio mérito y esfuerzo, continúen en el camino ascendente de Dios. Y en el momento en que observéis que los cambios son suficientemente satisfactorios, esperad a que ellos, si lo necesitan, os pidan la ayuda, porque ellos también tienen que saber desarrollar la humildad necesaria para pedir, para pediros a vosotros pero, sobre todo, para pedir al Padre Eterno, para que puedan recibir constantemente la luz, para observar del modo correcto las experiencias y oportunidades de la vida, que les permitan dar los pasos necesarios en los momentos oportunos, exactamente lo mismo que les ocurre a todas las demás almas evolutivas.

 

No los consideréis diferentes, por tanto, porque si así lo hiciereis, los estaríais juzgando, y ya os hemos explicado que no debéis juzgar a las personas, sino a los hechos y a las circunstancias[2].

 

[1] Se refieren a los hermanos concretos sobre los que habíamos realizado la consulta.

[2] Ver artículo No juzgar a los demás y diferenciar entre lo bueno y lo malo

 

SENTIR A LOS ESPÍRITUS ELEVADOS

 

Mantendremos la vigilancia a vuestro lado. Somos vuestra compañía. Si desarrolláis la capacidad de sentirnos, tendréis la posibilidad de experimentar un mayor nivel de felicidad a lo largo de cada día de vuestra vida encarnada.

 

-       ¿Cómo lo podemos hacer?

 

Sintiendo que el amor de Dios impregna todo vuestro alrededor, todo vuestro entorno. Eso os permitirá aumentar vuestro nivel vibratorio, y facilitará la sintonización con el nuestro. Porque todo está en la intención. Mientras no exista intención, no se puede lograr ningún avance. Y una vez que la intención queda claramente definida, hay que mantener la atención, para poder aprovechar cada una de las oportunidades que se presentan en la vida. Seguid la gran enseñanza del Maestro Jesús, de su Regla de Oro[1]: haced a los demás lo que queráis que los demás os hagan a vosotros, y estaréis poniendo en práctica todo el proceso más positivo que bulle en vuestro interior[2].

 

[1] Ver La solución a todo: La Regla de Oro de Jesús

[2] Ver Tu mejor versión

 

APRENDER MEDIUMNIDAD A TRAVÉS DE OTROS MÉDIUMS

 

Debéis entender que todo, toda experiencia os puede servir en la vida. La información que os puede dar cada persona está en el nivel de la vibración en la que se mueve. De acuerdo al nivel vibracional de cada persona, solo puede contactar con un determinado grupo de hermanos desencarnados.

 

Cada persona os podrá enseñar cómo ella hace las cosas, pero comprended la importancia de tener que realizar el proceso evolutivo personal, apoyados por el Guía Espiritual que cada cual tiene.

 

El proceso de la mediumnidad es una cualidad como todas las demás cualidades de todo ser encarnado, es una capacidad que nuestro Padre Eterno otorga a quien puede hacer buen uso de ella, a quien puede aprovecharla para cumplir un proceso evolutivo[1]. No siempre estas cualidades están vinculadas a procesos de satisfacción, porque hay personas que sufren mucho como consecuencia de sus percepciones, pero forma parte del proceso evolutivo, porque hay que compensar todos los errores que se han cometido, y el pasado es muy extenso para las almas que estáis encarnadas actualmente en la Tierra.

 

Habéis pasado por muchas encarnaciones, y eso implica que habéis tenido la posibilidad de cometer muchos errores. Y los errores se compensan con el sufrimiento o con el amor[2], y esta enseñanza tan importante es muy ignorada por muchas personas. Aprovechad la oportunidad que se os plantee para poder transmitirla, porque en el momento en que se entiende, hay muchos procesos en la vida que tienen la oportunidad de cambiar muy rápidamente[3].

 

Aprended de los demás, pero no les juzguéis, porque nadie tiene la capacidad de emplear la justicia, solo Dios. Y la caridad tiene que ser el camino principal en la relación con las demás personas. La caridad, como una de las manifestaciones del amor. Aprovechad las experiencias que podáis tener con otros hermanos, pero no busquéis encontrar respuestas inmediatas, no busquéis encontrar respuestas concretas, porque encontraréis enseñanzas, experiencias, pero debéis aprovecharlas de acuerdo a vuestro nivel vibratorio.

 

En ningún momento os tenéis que llenar de orgullo. De acuerdo a las enseñanzas que os hemos dado[4], podréis comprender que sería absurdo sentir orgullo en cualquiera de sus manifestaciones. Pero cuidaos de ello, porque es una reacción muy natural en la que podéis caer. Sentid, por tanto, amor hacia todo y hacia todos, agradecimiento por todas las experiencias que os aporta la vida, y esforzaos en aprender, manteniendo la consciencia activa, para evitar cometer los errores a los que la costumbre os empuja.

 

[1] Nota del canalizador: sin embargo, la realidad nos demuestra que, en muchas ocasiones, el uso que damos a nuestras cualidades no es el óptimo. Ese es el proceso progresivo de la evolución.

[2] Ver artículo Superar la expiación sin sufrimiento.

[3] Nota del canalizador: las oportunidades que nos da la vida para ser ejemplo y para transmitir nuestras experiencias y conocimientos son el modo de poder contribuir a que las demás personas puedan recibir la ayuda que necesitan para evolucionar, siempre de forma libre y amorosa. Y aprovechar estas oportunidades nos producen las mayores experiencias de felicidad profunda que podamos experimentar.

[4] Ver artículo Los velos que nos ciegan de la verdad.

 

OBSESORES SIN INTENCIÓN DE HACER DAÑO (1). ENTENDER AL OBSESOR

 

-       ¿Se puede ser obsesor y a la vez no ser consciente del daño que se produce? ¿qué consecuencias tiene?

 

Dios nos mide por nuestras intenciones, pero la vida es consecuencia de nuestros actos. El hecho de actuar de forma inconsciente no tiene efectos de culpa, pero la infinita sabiduría de Dios permite que esto ocurra para poder facilitar los aprendizajes, en este caso, tanto del obsesor como del obsesado. Tenéis un ejemplo de ello en la película de Divaldo[1], en la vida de Divaldo, cuando su propio hermano [desencarnado] estaba limitando sus facultades, y en ningún momento tenía la intención de provocarle daño. Podéis compararlo con alguien que se va a caer por un precipicio y se agarra a otra persona para evitar el desastre y, en ese intento, le provoca una lesión, una herida. No lo hace con intención, pero es la única opción que ve en ese momento, y actúa de forma desesperada. Exactamente ocurre así con los espíritus, tanto encarnados como desencarnados, que no encuentran ninguna otra solución, y de una forma desesperada se agarran a lo primero que pueden.

 

La misericordia de Dios nunca contempla los actos que se hacen sin intención, pero su sabiduría permite que las personas que les toque dar el posible apoyo se encuentren en el punto de mira. Porque de acuerdo a sus respuestas, podrán evolucionar o estancarse. Son grandes oportunidades que tiene todo ser cuando tiene un espíritu obsesor, lo mismo que con cualquier otra experiencia que le pueda provocar cualquier forma de dolor. Porque el dolor es la información que recibimos para poder comprender que tenemos que realizar cambios en nuestra vida. Esos cambios se pueden hacer con la aceptación, la atención y la inteligencia que facilitan el progreso de un modo eficiente. También se puede hacer a través del sufrimiento, a través de la queja, y en ese caso se puede solventar el problema, pero no se realiza la evolución, y el problema vuelve a surgir, porque todo aquél problema que no se ha solucionado correctamente, vuelve a aparecer.

 

Esta lección de vida es esencial para poder mantener la actitud adecuada si queremos evolucionar, y esto es algo que se aprende a través del dolor de la experiencia, o de la alegría y la felicidad del aprendizaje. Es decisión de cada hermano evolutivo.

 

[1] Ver Cinefórum MyE. Reflexiones sobre la película “Divaldo Franco Medium”, sección H. 00:13:16 Llega Doña Laura, puntos 15 y ss. (ver fragmento de la película).

 

OBSESORES SIN INTENCIÓN DE HACER DAÑO (Y 2). CUANDO EL OBSESOR TOMA CONSCIENCIA DEL DAÑO

 

Cuando este espíritu obsesor empieza a adquirir consciencia del daño que está produciendo, siente una gran turbación y hace todo lo posible por buscar una solución. Y esa solución, como todo en la vida, pasa por cumplir con la Ley del Amor, y en muchos casos, estos espíritus deciden mantener el dolor y separarse de estos seres queridos para evitarles sufrimiento.

 

El paso que dan es muy doloroso para ellos. Sufren mucho, pero inmediatamente son capaces de comprender que han actuado correctamente, y la respuesta de Dios es inmediata. Así ocurre en la vida, en todas sus manifestaciones. El paso no lo podemos dar viendo el resultado. Una vez que se produce el resultado es cuando podemos sentir la felicidad de haberlo alcanzado. Y cuando no se tiene experiencia, en estos casos es esencial la fe, porque sin fe es imposible avanzar, es imposible evolucionar, porque ninguno de los seres evolutivos conocemos por encima de nuestro nivel de perfección, y por ello, la decisión de evolucionar necesita la experimentación en la confianza del Padre Eterno, porque fuera de ella, solo hay miedo, y no es posible la evolución. Así es de importante mantener una actitud de confianza, la actitud que tienen los niños y que, por eso, el Maestro Jesús decía que fuésemos como niños[1], porque esa es la forma de actuar con el corazón abierto y el alma confiada.

 

En estos casos, el espíritu obsesor también recibe la oportunidad de poder dar un paso evolutivo muy importante, al comprender la fantástica capacidad que todos tenemos de poder comprender la compasión que es necesaria para poder ayudar a alguien a quien estamos haciendo daño como consecuencia de nuestro egoísmo o nuestra ignorancia. Necesitamos ejercer el esfuerzo, el sacrificio de comprender que ese hermano que está sufriendo por nuestra causa, nosotros no desearíamos que nos ocurriese. Y aunque nos duela, tenemos la oportunidad de poder elegir esta actuación, que nos reportará muy rápidamente una respuesta de felicidad.

 

[1] Evangelio según San Mateo 18,3.

 

MIS MAESTROS ESPIRITUALES (1). FUNCIONES

 

Nos encargamos, no solamente de transmitir la información, sino de proteger energéticamente la sala y de dirigir las enseñanzas que los hermanos desencarnados que se encuentran también aquí, tienen la posibilidad de recibir. Es un conjunto de hermanos seleccionados, de acuerdo a la voluntad que tienen de aprender, y que han podido demostrar a través de sus experiencias personales.

 

Dentro de nuestro nivel, no tenemos ninguna duda a la hora de ejercer un control absoluto sobre los hermanos desencarnado que tienen un menor nivel vibratorio[1], y que han sido encomendados a nuestro cargo para poder seguir aprendiendo, y aprovechamos las enseñanzas que os estamos aportando, para que ellos también aprendan.

 

[1] Nota del canalizador: esta información nos da la confianza de saber que no podrán interferir negativamente ni en la reunión ni en nosotros.

 

MIS MAESTROS ESPIRITUALES (Y 2). RESPETO AL LIBRE ALBEDRÍO

 

Las preguntas [que nos hacéis] siempre observamos que están basadas en una muy buena intención de querer aprender. Algunas de las preguntas no estamos en disposición de responderlas, porque no se ajustan a la misión que tenemos encomendada. Vuestro libre albedrío en la vida encarnada debe respetarse, y las experiencias a las que os tenéis que adaptar, que tenéis que experimentar, que tenéis que vivir, en muchos de los casos, nosotros no debemos interferir. Solamente vuestros Guías Espirituales son los que gestionan y coordinan estas experiencias, para que tengáis la oportunidad de poder extraer, por vosotros mismos, los aprendizajes correspondientes, y podáis evolucionar en las infinitas facetas que forman parte de la realidad del ser humano.

 

CUANDO LOS ESPÍRITUS SE AFERRAN A LA MATERIA (1). EL PORQUÉ

 

Descargar PDF

 

-       ¿Los espíritus se aferran al mobiliario o a lugares concretos?

 

Cuando las personas desencarnan, dependiendo del nivel de luz, del nivel espiritual en el que se encuentran, se puede denominar que están más o menos aferradas a la materia. Eso perfectamente se puede correlacionar con la vida, con el comportamiento que han tenido ante la vida. Así, las personas materialistas, avaras, envidiosas, las personas que solo viven de la ostentación, para estas personas las cosas materiales son el objetivo de su atención, y cuando desencarnan, siguen aferrándose a ellas. No es una cuestión de que se aferren a un mueble o a una casa, sino que están vinculadas a todo lo que para ellas consideraban que era su propiedad, su tesoro, el objetivo de sus vidas.

 

Las casas se derrumban y sobre estos cimientos se construyen otras. Pero estos espíritus siguen ubicados en determinados sitios, porque los niveles de las vibraciones en los que ellos se mueven, permanecen todavía allí. La casa física no es necesario que esté para que un ser desencarnado se sienta aferrado a la vibración energética que se había depositado en esa casa. Y aunque el edificio desaparezca, cualquier otro edificio que construyan encima va a tener la vibración de ese ser.

 

CUANDO LOS ESPÍRITUS SE AFERRAN A LA MATERIA (2). EFECTOS SOBRE LOS ENCARNADOS

 

Entended que eso no significa en ningún caso que esos seres tengan que estar perturbando la vida de los encarnados que allí se alojen, porque pueden estar perfectamente en sintonías vibratorias muy diferentes y, a no ser que haya encarnados que tengan una sensibilidad que les permita captar estas vibraciones energéticas, para los demás será algo absolutamente transparente, que no les afectará.

 

CUANDO LOS ESPÍRITUS SE AFERRAN A LA MATERIA (3). CONTACTO POR MISIÓN O POR EXPERIENCIA

 

Pero esta sensibilidad está relacionada con el nivel de elevación espiritual o vibracional de las almas, ya sean encarnadas o desencarnadas. Cuando las almas encarnadas contactan con esos seres, que están tan aferrados a la materia, pueden hacerlo de dos formas, como misión[1] o como experiencia.

 

Cuando van en forma de misión, lo hacen con la intención, consciente o inconsciente, de ayudar a esas almas a liberarse de esos apegos de los que solo podrán separarse por su propia voluntad, pero que, gracias a las vibraciones amorosas de esas almas misioneras, tendrán la oportunidad de recibir los impulsos positivos que les sirvan para poder cambiar su actitud ante su interpretación de las realidades que, para ellos, son innegables. Porque las percepciones están totalmente vinculadas a las personas, no a las realidades.

 

Así, cuando se actúa con esta actitud de misión, se pueden tener las experiencias que podemos llamar “negativas”, de encontrarse con estos hermanos que se resisten a separarse de sus obsesiones o de los objetos sobre los que están obsesionados. Pero es importante que los hermanos que están realizando esta misión tengan la capacidad de compasión, para poder atenderlos convenientemente, pero, en ningún momento, dejarse llevar por los impulsos que les pueden provocar daño. Por eso es tan importante la preparación para poder asistir a los hermanos desencarnados por parte de hermanos encarnados.

 

[1] Ver definición de Misión.

 

CUANDO LOS ESPÍRITUS SE AFERRAN A LA MATERIA (4). APOYAR POR LA ORACIÓN

 

Diferente a lo anterior es la oración, porque se puede hacer oración sin necesidad de estar expuesto a ningún tipo de influencia. Cuando se hace oración, se envían los mensajes de un modo muy similar a los hermanos que actúan en forma de misión. Lo que ocurre es que la percepción de esta información por parte de los espíritus no tiene la misma intensidad que cuando un hermano en misión contacta directamente con ellos[1].

 

[1] Nota del canalizador: se podría observar la diferencia entre recibir un pensamiento o intuición y tener una conversación instructiva. El nivel de influencia puede ser muy diferente.

 

CUANDO LOS ESPÍRITUS SE AFERRAN A LA MATERIA (5). CONTACTO CON HERMANOS DE NIVEL VIBRATORIO PARECIDO AL PROPIO

 

La otra forma de poder contactar o de experimentar el contacto con estos hermanos es cuando se tiene un nivel vibratorio parecido a ellos. En este caso, los sufrimientos, los pensamientos de incertidumbre, de incomprensión ante las situaciones que se producen, generan un malestar en los hermanos encarnados, porque están percibiendo las vibraciones sufrientes de estos hermanos, y para estos casos, del mismo modo que cuando se sufre una enfermedad se tiene la posibilidad de poder contactar con un médico que puede sanar el problema, y que si nosotros hemos sido directamente responsables de la enfermedad por malos hábitos o por cualquier otro motivo, si cambiamos, la enfermedad no volverá a surgir, igualmente ocurre con las personas que tienen este tipo de sensibilidad y les producen estas sensaciones negativas. Pueden solicitar a personas que sepan limpiar los domicilios, los lugares, los objetos, de esas influencias. Y si las personas encarnadas son capaces de cambiar, del mismo modo que con las enfermedades físicas, también se producirán los mismos cambios en este tipo de trastornos de sufrimiento espiritual. Según cambiamos, cambia toda nuestra vida.

 

CUANDO LOS ESPÍRITUS SE AFERRAN A LA MATERIA (6). LAS RECAÍDAS

 

Hay veces, al igual que en las enfermedades físicas, que se pueden producir recaídas. Entended el proceso de las enfermedades del cuerpo y podréis comprender, del mismo modo, las enfermedades del espíritu. Los cambios en las personas son imprescindibles para que cambien sus destinos, y eso es algo que solamente puede hacer cada persona de forma individual. Las enseñanzas que pueda recibir son de gran ayuda, pero el proceso debe hacerlo cada persona de forma independiente. Nadie puede dar un paso en la evolución espiritual de ninguna otra persona.

 

CUANDO LOS ESPÍRITUS SE AFERRAN A LA MATERIA (7). PORQUÉ BUSCAN EL CONTACTO LOS ESPÍRITUS SUFRIENTES

 

Los hermanos desencarnados que se quedan aferrados a determinados objetos o a determinados lugares, cuando son capaces de establecer contacto con seres encarnados que tienen un nivel vibratorio parecido, para aquellos se les abre una ventana de esperanza, porque antes de ese momento se encuentran en una especie de bucle repetitivo, como un mal sueño, donde están experimentando sufrimiento ante determinadas cuestiones vinculadas a los lugares o a los objetos a los que están aferrados. Pueden estar sufriendo por no poder tocar las joyas que acumularon en vida o por no poder disfrutar de la vivienda que era de su propiedad. Y se sienten solos, desamparados, porque no encuentran ninguna salida, ya que mantienen su atención en estas situaciones materiales[1]. Y cuando una persona encarnada, que tiene un nivel vibracional parecido, aparece ante ellos, si no tiene sensibilidad, ellos igualmente se intentan aferrar, pero esa persona encarnada no los percibe, aunque sí que puede sufrir los efectos de tenerlos al lado[2], porque el hecho de no percibirlos conscientemente es una cosa, pero poder recibir sus influencias, a través de pensamientos, a través de sensaciones, es algo que sí puede ocurrir, y esto puede crear un determinado malestar.

 

[1] Nota del canalizador: en una sesión mediúmnica, un espíritu se quejaba de que sus familiares le ignoraban y no le daban de comer, pese a que les acercaba el plato para que lo llenasen.

[2] Nota del canalizador: puede compararse con los efectos de la radiación ultravioleta o rayos UVA, que no se pueden ver con los ojos, pero que sí se pueden percibir los efectos que producen.

 

CUANDO LOS ESPÍRITUS SE AFERRAN A LA MATERIA (8). CÓMO HACER QUE DESAPAREZCA EL MALESTAR

 

El malestar puede desaparecer con una limpieza energética de la casa, pero las personas tienen que realizar cambios para que no vuelva a ocurrir. Si los cambios no se producen, vuelven a manifestarse los mismos efectos tiempo después, porque la puerta ha quedado abierta, y estos seres espirituales confundidos, cegados, ignorantes, vuelven al mismo lugar, porque es el que conocen donde pueden volver a contactar, a vincularse a este espíritu afín, en este caso, a este espíritu encarnado afín.

 

Por tanto, cuando se tiene una experiencia de este tipo, entended la importancia que tiene realizar evoluciones rápidas, para poder evitar que se vuelvan a manifestar los mismos efectos nocivos o desagradables que se habían sufrido anteriormente.

 

CUANDO LOS ESPÍRITUS SE AFERRAN A LA MATERIA (9). AYUDAR A LOS ESPÍRITUS A QUE PUEDAN ENCONTRAR EL CAMINO DE LA LUZ

 

Sin embargo, las personas que actúan sobre estos espíritus en forma de misión, se involucran de un modo positivo en ayudarles a que puedan encontrar el camino de la luz, y esa ayuda también puede formar parte de los encarnados que sufren con estos espíritus, porque pueden hacer una interpretación muy hermosa de las enseñanzas del Gran Maestro Jesús, cuando dijo “amad a vuestros enemigos, a los que os hacen daño, a los que os aborrecen”[1]. Y a través de la ayuda consciente sobre estos hermanos sufrientes se tiene una gran posibilidad de ayudarles a la liberación, y a elevarse personalmente también el hermano encarnado que estaba sufriendo la experiencia.

 

[1] Evangelio según San Lucas 6,27-29

 

CUANDO LOS ESPÍRITUS SE AFERRAN A LA MATERIA (Y 10). LOS CAMBIOS QUE DEBE HACER EL ENCARNADO, REMOVER LOS LODOS QUE ESTÁN EN EL FONDO DE LA CONCIENCIA

 

-       ¿A qué cambios te refieres que debe hacer el encarnado?

 

Los cambios son modificar el camino de elevación hacia Dios, hacer cambios en sus pensamientos, en sus sentimientos o en sus actos. La elevación requiere necesariamente de cambios. Si permanecemos del mismo modo, no existe evolución y tampoco existe elevación. Y esos cambios implican mayor responsabilidad, mayor aprendizaje, y que las consecuencias de nuestros actos en la vida tengan una repercusión más positiva en la realidad que nos circunda.

 

Sufrir este tipo de experiencias dentro del plan divino puede ser una expiación, puede ser una lección o puede ser una prueba, o todo a la vez, porque al recibir esta experiencia, la reacción que se tiene ante ella permite elevarse espiritualmente o quedarse estancado, todo depende del libre albedrío de la persona.

 

El perfeccionamiento, repito, implica cambios. Analizaos, repasad el día todas las noches, observaos en aquellos momentos en los que habéis cometido errores, en los que vuestros pensamientos se han centrado en actitudes egoístas, que habéis sido impulsados por el odio, por la envidia, o por cualquiera de las manifestaciones que alejan del amor. Entended el egoísmo, que forma parte intrínseca de todos los seres encarnados, y que tanto esfuerzo requiere eliminarlo. Analizad todos los detalles, y podréis ver esas fisuras que tiene el castillo de vuestras almas. Aprended y aprovechad estas oportunidades, porque os facilitan de un modo muy positivo poder evolucionar. Solamente a través de las pruebas se puede conseguir superar cada uno de los aspectos que forman parte de la realidad del ser encarnado, y estas pruebas os facilitan también comprender vuestra realidad, porque el proceso de conocerse a sí mismo es permanente. Siempre tenemos oportunidades de seguir aprendiendo en nuestro proceso evolutivo. Entended, por tanto, que tenéis un camino largo y muchos aspectos en vuestras realidades que, al igual que en las nuestras, siempre se puede evolucionar, siempre se puede mejorar. Gracias a estas experiencias se tiene la oportunidad de remover los lodos que están en el fondo de nuestras conciencias, y poder limpiarlos con el agua clara de la luz del amor de Dios, a través de esos cambios de los que os estoy hablando.

 

CONSEJOS A UN MÉDIUM DE INCORPORACIÓN QUE SE PREPARA PARA ASISTIR A HERMANOS DESENCARNADOS SUFRIENTES (1). LAS CAPACIDADES DEMOSTRADAS

 

Desde siempre has tenido capacidades de consuelo que has empleado con otros hermanos encarnados. Recuerda todas aquellas ocasiones en las que has podido consolar a las personas, que han visto en ti una luz donde dirigirse, para poder expresar los nudos internos que tanto les costaba soltar. Cuando estés preparado, podrás realizar esta misma labor con hermanos desencarnados. Pero estás en proceso de aprendizaje, no se puede enseñar cuando no se sabe todavía, y aunque tu proceso está principalmente vinculado a la parte emocional, debes seguir aprendiendo, porque la incorporación de hermanos sufrientes requiere de un gran coraje y de una elevada preparación, para evitar los efectos nocivos que puedan causar sobre tu mente.

 

El médium de incorporación podrá tener la maravillosa capacidad de poder aportarles el consuelo y la luz que emana de su alma. Ellos se sentirán reconfortados, pero le supondrá un desgaste, que deberá ser compensado en el plano espiritual por su Guía, pero que solamente podrá hacerlo si el médium se puede desarrollar en todos los procesos relacionados con la compasión por todos aquellos hermanos desfavorecidos, ignorantes y que, a través de la experiencia de la vida, se tiene oportunidad de poder poner en práctica. La Ley del Amor[1] incluye un alto nivel de compasión, y solamente podrá ponerse en práctica en el plano desencarnado cuando, en la vida cotidiana, también sea capaz de manifestarse.

 

[1] Ver publicación La Ley del Amor (PDF).

 

CONSEJOS A UN MÉDIUM DE INCORPORACIÓN QUE SE PREPARA PARA ASISTIR A HERMANOS DESENCARNADOS SUFRIENTES (Y2). LAS DUDAS

 

-       Te agradezco esto que dices, pero yo no me veo que tenga esa luz que dices. Me falta mucho para tener luz.

 

Y por eso te hemos dicho que necesitas seguir preparándote, porque todavía no tienes luz suficiente, todavía cometes muchos errores en la experiencia de la vida cotidiana, y todas las experiencias pasadas, y todas las experiencias futuras, son lecciones que te pueden servir para realizar cambios en tu realidad, pero esos cambios solamente se manifiestan cuando surge la experiencia y eres capaz de superarla con éxito, y cuando te encuentras en una situación en la que no puedes ser luz, es porque no lo intentas lo suficiente.

 

Dios nos pone a todos, las pruebas que necesitamos. No hay ninguna prueba que Dios nos ponga que no podamos superar. Obsérvate, y comprenderás lo que te digo. Y cuando vuelvas a repasar estas enseñanzas, analízalas con detenimiento, y entiende la importancia que tiene transmitir la humildad y la paz, como elementos esenciales para poder ser misioneros del amor de Dios. Es un proceso que necesitáis analizar y comprender de un modo personal, porque de nada serviría una explicación concreta. Vuestro Maestro Interior tiene que aportaros esta información, a través de la meditación y del establecimiento pacífico de nuestra mente, para poder aprender con la calma de los hechos consumados.

 

CONSEJOS PARA UN MÉDIUM PINTOR CONSCIENTE

 

La pintura es una forma de transmitir a muchísimas personas una información valiosa. Solamente puede cumplir esta misión quien recibe las enseñanzas y tiene la capacidad de poder transmitirlas. En tu caso personal, siempre actuarás de un modo consciente y, por lo tanto, solamente se podrá manifestar esta cualidad recibiendo las intuiciones, que te permitirán que la técnica adquirida pueda ser guiada por tus Maestros, y que puedas desarrollar la capacidad de la sensibilidad, pero que solo de acuerdo al esfuerzo que realices, al interés que tomes, y al trabajo que vayas desarrollando, tendrás la posibilidad de ir plasmando toda la información de las imágenes que vayas recibiendo. Y serán enseñanzas a través de imágenes, pero solo si realizas la dedicación necesaria para poder ser capaz de dirigir tu técnica de acuerdo a los pensamientos que te lleguen. Y eso requiere de una constancia y de una disciplina. Y necesitas práctica, y la práctica correcta consiste en ir adquiriendo la técnica de un modo didáctico, a través de un proceso de metodología, de un curso formativo. Cuando te dedicas a pintar cuadros, estás aprovechando muy poco la técnica que te están transmitiendo tus profesores, porque estás más centrado en el resultado y, por tanto, la técnica no eres capaz de asimilarla.

 

Busca encontrar una metodología y mantén una constancia que te permita adquirir esa técnica para ser capaz, posteriormente, de interpretar las imágenes que te lleguen, y que puedas expresarlas del modo que tú realmente observes como necesario, para que pueda llegar a lo más profundo de las emociones de las personas.

 

CONSEJOS A QUIEN SE PREPARA PARA ASISTIR COMO ESCLARECEDOR DE HERMANOS DESENCARNADOS SUFRIENTES

 

Quien más necesita prepararse es quien se entreviste con los hermanos sufrientes. Toda la formación que puedas recibir en este sentido te resultará muy positiva. Pero escucha a tu conciencia en cada momento de tu vida, y entiende el proceso de la transmisión del amor compasivo, especialmente en todos aquellos que muestran más necesidad de dicha compasión. Cuanto más atrasada esté el alma con la que te relaciones, más necesidad de una actitud y un espíritu compasivo necesitará. Y esas relaciones se traducen, esencialmente, en emitir amor, sin necesidad de esperar a que el amor comience manifestándose en la otra persona. Esto exige controlar el orgullo, y ser capaz de encontrar, en cada momento, la sonrisa amable, la palabra cariñosa, que permita transformar a cualquier alma que esté desequilibrada, a través del amor. Y cada una de las experiencias con las que te encuentres, debes entender que forman parte del entrenamiento, de la preparación y del examen que te permitirá alcanzar la cualificación para poder cumplir con esta importante misión de apoyo. No pretendas que vas a poder realizar esta actividad en el plano desencarnado si todavía no eres capaz de hacerlo en el plano encarnado.

 

Por tanto, mantén la constancia, basada en una fe inquebrantable, porque ya estás en condiciones de comprender que el Padre Eterno asigna misiones a sus hijos, de acuerdo con las capacidades que ellos tienen, y con la disponibilidad que han manifestado cuando se han incorporado al plano carnal. Y tu compromiso exige preparación. Entiéndela, por tanto, y mantente atento, para ser capaz de aprovechar cualquier oportunidad que Dios te pone en la vida para poder evolucionar, especialmente en esta dirección.

 

LA PERSONA QUE SE COMUNICA CON LOS ESPÍRITUS A TRAVÉS DEL MÉDIUM

 

-       ¿Qué cualidades debe de tener quien se comunica con los espíritus a través del médium?

 

Cuando se están realizando comunicaciones que buscan recibir enseñanzas, las personas que hacen preguntas deben conocer el tema que se está tratando. De ese modo pueden establecer un criterio coherente a la hora de formular las preguntas y de comprender las respuestas. Esta preparación depende totalmente del objeto que se busca en estas comunicaciones. En el caso que nos ocupa, todo lo que se pueda hacer para comprender las bases esenciales de la moral y de la espiritualidad, permitirán seguir toda respuesta con otras preguntas relacionadas, y que facilitarán el desarrollo de contenidos informativos que puedan resultaros de mayor utilidad.

 

Además de eso, el progreso moral de la persona que establece el contacto y el diálogo y realiza las preguntas, dirige de un modo muy eficiente el trabajo de todo el conjunto, porque gracias a ello, se es capaz de poder enfrentarse a hermanos desencarnados que puedan estar intentando engañaros, que puedan intentar forzaros a conversaciones improcedentes. La preparación moral os facilitará el poder responder de un modo amoroso, pero contundente, ante este tipo de hermanos. Asimismo, con los contactos con hermanos espirituales más elevados, se tiene la posibilidad de poder acceder a información cada vez más profunda, siempre coherente con el grado de elevación espiritual de la persona receptora de la información.

 

No os podemos aclarar más esta pregunta, puesto que no es concreta. Os aportamos la información genérica que permita ser útil para todo caso, para toda situación.

 

-       ¿Cómo puede mejorar esas cualidades?

 

El proceso evolutivo que se logra en base al estudio, a la oración y meditación, y a la práctica de los valores, permite que se vaya desarrollando el ser encarnado. Ese es el progreso que permite y facilita cualquier tipo de relación, ya sea con hermanos encarnados o desencarnados. Y, por supuesto, facilita y favorece la relación que pueda tener en los contactos en sesiones mediúmnicas. Esta explicación es consecuencia directa de lo que os hemos comentado anteriormente.

 

DIFERENCIA ENTRE QUIEN RECIBE MENSAJES DE MAESTROS Y QUIENES ASISTEN A HERMANOS SUFRIENTES

 

-       En cuanto a mediumnidad ¿qué diferencia hay entre quien recibe mensajes de Maestros y quienes asisten a hermanos sufrientes?

 

Las cualidades mediúmnicas son exactamente iguales. Lo que diferencia esencialmente es la intención que se pone en cada caso, y la capacidad que se tiene para recibir información de Hermanos más elevados. Primero es necesario tener la aprobación de lo alto, y después, tener la disposición, el interés y la actitud para poder contactar con ellos, porque es necesario tener un desarrollo moral suficiente que permita elevar la vibración, para que los Hermanos más elevados estén en condiciones, no solo de aportar información, sino de comprender que esa información va a tener utilidad en la persona receptora.

 

También puede darse el caso de que el objetivo sea la asistencia para personas que puedan encontrarse también en las reuniones. En ese caso, la elevación moral de médium puede no ser necesaria, pero sí conveniente, puesto que un médium con bajo tenor vibratorio es un gran obstáculo para que los Hermanos elevados puedan manifestarse.

 

¿UN ESPÍRITU NOS PUEDE AGREDIR FÍSICAMENTE?

 

-       ¿Un espíritu nos puede agredir físicamente? En caso afirmativo ¿qué hacer?

 

El Maestro Jesús ya explicó que “unas cosas son las del César y otras, las de Dios”[1]. Igualmente, el plano encarnado y el plano desencarnado tienen una serie de limitaciones a la hora de interferir el uno en el otro. Cuando un espíritu tiene la intención de poder manifestarse en el plano encarnado, si tiene poco nivel de luz, necesita obligatoriamente la participación de un médium que le sirva de apoyo para manifestarse. Pero el médium, de acuerdo a su nivel espiritual, actuará siempre bajo su propia responsabilidad en los actos que realice. Por tanto, el médium siempre puede ejercer control, si lo desea, sobre el espíritu que está canalizando, y en caso de que el espíritu sea de un nivel más elevado, puede realizar determinadas intervenciones en el plano físico, en algunos casos con ayuda de médiums, y en otros casos cogiendo de un modo sutil, aprovechando, la energía de los asistentes para poder realizar determinadas acciones. Pero en este caso, nada de lo que pueda hacer este espíritu tendrá consecuencias negativas, porque en cada nivel evolutivo existe lo que se podría llamar una limitación moral, que es lo que en el archivo de la conciencia[2] de cada ser le permite comprender que es algo que no puede hacer, y no puede hacerlo porque ha sido capaz de aprender y de evolucionar y, por lo tanto, su nivel de amor lo hace imposible de poner en práctica.

 

Por tanto, los seres espirituales que pueden tener algún tipo de intención de hacer daño en el plano espiritual hacia seres del plano material necesitan, obligatoriamente, la participación de hermanos encarnados que estén de acuerdo con estas acciones. Si no existe voluntad por parte de un hermano encarnado canalizador, eso jamás se podrá llevar a cabo. Si un hermano canalizador encarnado no desea que se produzcan esos hechos, no se podrán ejecutar.

 

Pero sí que es cierto que ha habido casos en los que se han producido ruidos y se han producido situaciones de sufrimiento por parte de hermanos encarnados que han tenido algún tipo de vínculo importante con el correspondiente hermano desencarnado. Esto solamente se produce en el caso en el que exista una deuda por parte del encarnado, y el hermano desencarnado todavía no tenga la suficiente luz como para comprender que el perdón y el amor es el único camino que permite liberarse del todo el sufrimiento que producen estas relaciones tan nocivas. Y de acuerdo a la Ley de Afinidad[3] y a la Ley de Causa y Efecto[4], se producen estas experiencias, para lograr que estos hermanos puedan comprender a través del sufrimiento, cómo poder liberarse de él. Porque, hasta que no se comprende y no se produce la transformación personal, el error sigue manteniéndose latente en el alma de todos los hermanos, y es necesario realizar transformaciones, y las experiencias del sufrimiento son las que facilitan al alma inmortal que tome decisiones de cambio que le permitan liberarse de las ataduras de la ignorancia.

 

[1] Evangelio según San Mateo 22,21

[2] Ver definición de Archivo de la conciencia

[3] Ver definición de Ley de Afinidad

[4] Ver definición de Ley de Causa y Efecto

 

MÉDIUMS A LOS QUE LES HAN ATACADO FÍSICAMENTE ESPÍRITUS

 

-       Pero hay médiums que dicen que les han atacado físicamente espíritus ¿cómo puede ser esto posible?

 

Como he comentado[1], que se produzca un efecto físico requiere de la intervención, ya sea voluntaria o como consecuencia de las deudas contraídas por parte del médium. En el momento en el que se consiguen superar los errores cometidos, este tipo de problemas desaparecen, porque como todas las demás experiencias de la vida, en el caso de que exista una situación desagradable, de sufrimiento, es simplemente una enseñanza que se tiene en el plano encarnado, para poder superarla de un modo rápido y poder liberarse de ella. Pero siempre es necesario contar con la voluntad y el esfuerzo de la persona que tiene que evolucionar.

 

La experiencia es una oportunidad, es una llave, pero es necesario girar la llave de forma voluntaria y consciente por parte de cada uno de los seres para poder entrar en un territorio nuevo, habiendo superado el escalón anterior, y poder sentirse en condiciones de poder avanzar en ese nuevo territorio de elevación espiritual.

 

Por tanto, cuando hay un hermano que dice que un espíritu le ha agredido, perfectamente puede llegar a entender que ese espíritu le está exigiendo una determinada deuda, y que a través de la Ley del Amor[2] será como podrá compensarla, si lo desea.

 

Pero para que se produzcan estos hechos, lo normal es que haya mucha irresponsabilidad por parte del médium correspondiente, porque está atrayendo a espíritus que no están en la intención de poder adquirir luz, que está intentando contactar con hermanos espirituales sin ningún objetivo de elevación espiritual, y esos procesos pueden acarrear que atraigan a hermanos de muy bajo nivel espiritual y, de hecho, es lo habitual. Si solamente reciben molestias o respuestas burlonas, pueden darse por satisfechos, porque no han tenido que pasar por la experiencia difícil de espíritus bajos que se queden unidos a ellos por una cuestión de afinidad y que, lógicamente, estarán en ese mismo nivel vibracional, sintiendo y multiplicando el sentimiento que puedan tener de carácter negativo hacia cualquiera de las facetas de la vida.

 

En el momento en que os eleváis en el plano espiritual, vuestra vibración, más elevada, impide a los hermanos de espiritualidad baja que puedan contactar con vosotros. Por eso se os repite, tantas y tantas veces, que desarrolléis el amor en vuestra vida, que lo manifestéis en todo momento y lugar, empezando por vuestros propios sentimientos, vuestros propios pensamientos. Y observaos, porque es la única forma de poder comprender todas aquellas reacciones automáticas a las que os sometéis como consecuencia de vuestra ignorancia. Pero es necesario que paséis por ello, porque es la única forma de poder escalar los siguientes niveles evolutivos.

 

[1] Ver artículo ¿Un espíritu nos puede agredir físicamente?

[2] Ver artículo La Ley del Amor (PDF)


 

 

PARTE 3

MENSAJES DE VIDA

 

Índice del Blog

Artículos en el Blog

 


PREGUNTANDO A DIOS DENTRO DE MÍ. EL ESPIRITISMO EN SU MÁS SIMPLE EXPRESIÓN

 

Tras las primeras 50 preguntas de Preguntando a Dios dentro de mí, deseo continuar realizando un análisis del documento “El Espiritismo en su más simple expresión” (descargar en PDF), extrayendo las preguntas a las que las 14 páginas de este soberbio resumen de la sabiduría espírita me ha permitido responder. Incluyo las preguntas, y no las respuestas, para poder continuar con el objetivo de “Preguntando a Dios dentro de mí”, para que podamos consultar a nuestro yo interior, para desarrollar nuestro verdadero potencial de Dios en nosotros. Aunque la mayoría de las respuestas se encuentran en la publicación, te animo a que busques en tu interior. Estoy seguro de que la chispa de Dios que vive en tu interior te mostrará las respuestas, desarrollando con ello tu fuente de sabiduría infinita: la intuición que vive en ti.

 

1.               ¿El espiritismo produce en mí cambios tangibles?

2.             ¿Qué busco en el espiritismo?

3.             ¿Qué busco en las comunicaciones mediúmnicas?

4.             ¿Los médiums son más importantes que las demás personas?

5.             ¿Soy capaz de modificar mi percepción de la realidad?

6.            ¿Qué es más importante para mí, el mensaje o el mensajero?

7.             Si, como dice Kardec “todo efecto inteligente debe tener una causa inteligente”, ¿todo efecto bondadoso debe tener una causa bondadosa?

8.             ¿Qué prueba puede ser la más clara para garantizar que la información que se aporta no corresponde al médium?

9.            ¿Qué se puede replicar a quien argumenta “yo no creo, por tanto, eso no existe”?

10.         ¿Qué es la muerte?

11.            Imaginemos que, tras la muerte, nada existiese. ¿Qué vida puede ser más trascendente y feliz, la de quien no cree en la inmortalidad del alma o la de quien, por el contrario, cree en ella?

12.          ¿En qué medida es importante el valor de una información que proviene de un espíritu?

13.          ¿Para qué me sirve el conocimiento de las experiencias de los espíritus de todos los niveles de evolución?

14.          ¿Qué tipo de información están dispuestos a dar los espíritus elevados?

15.          ¿En qué libros se exponen las partes filosófica, práctica y moral del espiritismo?

16.          ¿Qué ocurre cuando algo nos atrae por curiosidad y, tras observarlo, no lo comprendemos?

17.           ¿Qué ocurre en las personas serias cuando una doctrina moral habla al alma?

18.          ¿Por qué a toda nueva enseñanza le crecen los adversarios?

19.          ¿Por qué algo nuevo se puede propagar a pesar de la crítica?

20.       Si en la antigüedad los hechos no se observaron completamente y fueron interpretados erróneamente ¿por qué podemos afirmar con rotundidad que ahora sí que los observamos de un modo completo y los interpretamos correctamente?

21.          Si los espíritus no son otros que las almas de los hombres ¿qué diferencia hay entre las opiniones de encarnados y desencarnados?

22.        ¿Es nueva la doctrina que enseñan hoy los espíritus?

23.        ¿Qué nos muestra el espiritismo por los hechos y por su lógica?

24.        ¿Qué nos muestra el espiritismo por el ejemplo de aquellos que vivieron?

25.        ¿Qué efectos inevitables tendrá la propagación del espiritismo?

26.        ¿Qué efecto tiene conocer la existencia futura, que es eterna?

27.         ¿Qué efecto tiene conocer la causa y el objetivo de nuestras propias miserias?

28.        ¿Cómo se nos prueba que la justicia de Dios no deja ningún vicio sin castigo ni ninguna virtud sin recompensa?

29.        ¿Qué proporcionan nuestras comunicaciones con los seres queridos que ya partieron?

30.       ¿Dónde reside el gran secreto de la rápida propagación del espiritismo?

31.          ¿Qué tiene por base el espiritismo desde el punto de vista religioso?

32.        ¿Cuál es el objetivo del espiritismo desde el punto de vista religioso?

33.        ¿Por qué como moral, el Espiritismo es en su esencia cristiano?

34.        ¿Es posible creer la afirmación de que nadie discute la superioridad de la moral de Cristo?

35.        ¿De qué dogmas se ocupa el espiritismo?

36.        ¿Qué toma siempre en cuenta Dios?

37.         ¿A quién se dirige el espiritismo?

38.         ¿Qué creencias combate el espiritismo?

39.        ¿Hay diferencia entre espíritu y alma?

40.       ¿Qué es Dios?

41.          ¿Qué creó Dios?

42.        ¿Qué es el espíritu, propiamente dicho?

43.        ¿Qué es el periespíritu?

44.        ¿Con qué cualidades fueron creados los espíritus?

45.        ¿Dios creó a todos los espíritus con igual aptitud para todo?

46.        ¿Cuándo se podrá aspirar a la felicidad suprema?

47.        ¿Cómo se alcanza el objetivo marcado por Dios?

48.        ¿Cuál es el camino más corto a la felicidad suprema?

49.        ¿Cómo surgió el mal?

50.       ¿Para qué se revisten temporalmente los espíritus de un cuerpo material?

51.          ¿Qué se logra mediante el trabajo que la existencia corpórea requiere?

52.        ¿Para qué es necesaria la encarnación?

53.        ¿Qué consecuencias hay para aquellos que siguen la ruta del bien?

54.        ¿Por quiénes está constituida la humanidad?

55.        ¿Cómo se puede denominar también al espíritu encarnado?

56.        ¿A quién dio Dios como auxiliares del ser humano?

57.         ¿Cuál es el fruto del esfuerzo del espíritu?

58.         ¿Es posible, en una sola existencia corpórea, adquirir todas las cualidades morales e intelectuales?

59.        ¿En proporción con qué debe llevar a cabo una labor el Espíritu en cada existencia?

60.       ¿Qué ocurre cuanto más ruda y trabajosa sea la labor en la existencia?

61.          ¿Cuántas existencias son necesarias para el perfeccionamiento?

62.        ¿De qué depende abreviar el número de existencias para el perfeccionamiento?

63.        ¿Qué ocurre cuando una existencia fue mal empleada y sin provecho para el Espíritu?

64.        ¿Cuál es la vida normal del Espíritu, la espiritual o la corpórea?

65.        ¿Cómo está el Espíritu en el intervalo entre las existencias corpóreas?

66.        ¿De qué depende que el Espíritu sea feliz o infeliz en el intervalo entre las existencias corpóreas?

67.        ¿En qué estado el Espíritu estudia las causas que apresuraron o retardaron su adelanto, toma las resoluciones que procurará poner en práctica en su próxima encarnación y escoge, él mismo, las pruebas que cree más apropiadas para su evolución?

68.        ¿Por qué en algunas ocasiones se equivoca y sucumbe en las resoluciones tomadas?

69.        ¿Cómo es castigado el Espíritu culpable en el mundo de los Espíritus y en la vida corpórea?

70.        ¿De qué son consecuencias las aflicciones?

71.           ¿Qué constituyen las aflicciones sufridas?

72.         ¿Qué relación tienen el adelanto de los Espíritus y los mundos donde encarnan?

73.         ¿Qué grado de evolución tiene la Tierra en relación con los demás mundos habitados?

74.        ¿Por qué, ante las faltas transitorias, los castigos no son perpetuos?

75.         ¿Qué exige Dios para perdonar las faltas?

76.        ¿A qué es proporcional la duración del castigo?

77.         ¿Cuál es la razón por la que los hombres muestran, instintivamente, aptitudes especiales, inclinaciones buenas o malas que parecen innatas en ellos?

78.         ¿Qué son las malas tendencias naturales?

79.        ¿Por qué es un beneficio el olvido de las vidas anteriores?

80.       ¿Se puede explicar, con un Dios soberanamente justo y bueno, que nos cargue con un pecado original que no hemos cometido?

81.          ¿De qué es responsable el alma?

82.        ¿Cuál es la prueba de que el alma ya vivió anteriormente?

83.         Si la existencia actual fuese la única y ella sola debiera decidir el futuro del alma para la eternidad, ¿cuál sería la suerte de los niños que mueren a tierna edad?

84.        Si la existencia actual fuese la única y ella sola debiera decidir el futuro del alma para la eternidad, ¿cuál sería la suerte de las personas con deficiencias mentales?

85.         ¿Cómo se llega a la orden de los Espíritus puros o de los ángeles?

86.        ¿Qué guías pone Dios a los hombres en expiación en la Tierra?

87.         ¿En qué lugar de cada ser humano ha grabado Dios su ley?

88.         ¿Qué enseñó Moisés?

89.        ¿Qué enseñó Jesús Cristo?

90.       ¿Qué enseña el Espiritismo?

91.          ¿De dónde surge el Espiritismo?

92.        ¿Cuál es la causa de los males que afligen a los hombres en la Tierra?

93.        ¿Cómo puede lograrse que la humanidad no procure más perjudicarse, respetando los derechos de cada uno y reinando entre ellos la concordia y la justicia?

94.        ¿Cómo destruir el egoísmo y el orgullo que parecen innatos en el corazón de las personas?

95.        ¿Qué ocurrirá con los malos espíritus cuando la Tierra haya llegado a la época señalada para convertirse en una morada de felicidad y de paz?

96.        ¿En qué fundarán sus creencias las nuevas generaciones?

97.        ¿Cuál es el objeto esencial del espiritismo?

98.        ¿Quién es el verdadero espiritista?

99.        ¿Qué cualidades son para el alma hierbas venenosas, de las cuales es necesario arrancar cada día algún pie (brote o tallo)? ¿Cuál es el antídoto?

100.    ¿Quién aprovecha realmente la creencia en el Espiritismo?

101.      ¿Qué relación hay entre la importancia que da el ser humano a los bienes temporales y su fe en la vida espiritual?

102.     ¿Qué provoca la duda sobre el futuro?

103.     ¿Cuáles son los remedios del alma?

104.    ¿Qué debemos mirar en nuestras aflicciones?

105.     ¿Cuál es la diferencia de pensamientos y sentimientos sobre el fin de la vida del cuerpo entre quien tiene fe y quien no la tiene?

106.    ¿Quién es el artífice de la infelicidad del ser humano en el mundo?

107.     ¿Qué implica orar a Dios?

108.     ¿Qué efectos tiene orar con fervor y confianza?

109.    ¿Cómo es mejor orar?

110.      ¿Cómo concede Dios el perdón de las faltas?

111.         ¿Quiénes recomiendan y piden las oraciones?

112.        ¿Cómo puede la oración cambiar los decretos de la Providencia?

113.        ¿Qué efectos tiene la oración sobre los espíritus sufrientes?

114.       ¿Cuál es la forma correcta de orar?

115.        ¿Qué responsabilidad tienen las personas fuertes y poderosas?

116.       ¿Qué supone tener fortuna?

117.        ¿Por qué la fortuna es una prueba más difícil que la miseria?

118.        ¿Por qué el ambicioso que triunfa y el rico que se harta de gozos materiales son más dignos de lástima que de envidia?

119.       ¿Cuál es la Ley suprema de Cristo?

120.     ¿Qué formas de caridad hay?

121.        ¿Quién es más caritativo y tiene más mérito a los ojos de Dios?

122.      ¿Qué supone sentir hacia el prójimo sentimientos de animosidad, de odio, de celos o de rencor?

123.      ¿Qué son los anatemas que lanzamos contra los que no son como nosotros?

124.     ¿Qué diferentes efectos tienen el egoísmo y la caridad?

125.      ¿Cuál es la máxima que tiene el espiritismo cristiano?

126.     ¿Por qué los espíritus siempre transmiten los mismos valores morales a lo largo de los siglos?

127.      Encarando la doctrina espírita desde el punto de vista del orden social ¿qué efectos tendrá sobre las personas que la practican?

 

ESCUCHAR A LA INTUICIÓN Y COMBATIR EL ERROR

 

-       ¿Debemos escuchar a la intuición? ¿Cómo hacerlo?

 

A lo largo de la vida se va acumulando información que, junto con toda la sabiduría adquirida en vidas anteriores, va constituyendo un depósito del que podéis extraer información. Cuando esta información no está en el plano consciente, vais a recibir información sin saber de dónde viene. Y esa información puede ser vuestra. Si tenéis capacidad de recibir información externa, ya sea de hermanos encarnados o desencarnados, a través de mensajes mentales, también podéis recibir información.

 

La intuición consiste, esencialmente, en encontrar información de la que no se conoce su procedencia, que se recibe de un modo espontáneo, sin esfuerzo aparente, y sin haber conocido esas fuentes de información anteriormente. Tened en cuenta que todo lo que no está dentro de vuestro plano consciente, ya sea propio o externo, a efectos prácticos, para vosotros es exactamente lo mismo.

 

La cuestión es que, como también os hemos dicho muchas veces[1], debéis comprobar la información, no os creáis ninguna información que os llegue, comprobadla. Porque mientras no comprobéis la información, estáis pudiendo cometer el error de estar creyendo y de estar difundiendo información falsa. Centraos, por tanto, en entender que es prioritario el esfuerzo de comprobar toda la información a la que queráis prestar atención. Estáis en la era de la información, y eso significa exactamente que tenéis posibilidad de acceder a mucha información, pero sois responsables de comprobarla toda ella, porque por error o por mala fe, os pueden estar transmitiendo información inadecuada, información falsa. Y toda la información que os llegue a través de la intuición, del mismo modo que toda la información que os llegue por cualquier otra vía, incluso la que podáis extraer de vuestros propios cálculos y deducciones personales, debéis comprobarla, para poder asegurar que estáis cumpliendo con la voluntad de Dios en el desarrollo de la sabiduría con los demás hermanos.

 

En el momento en que se entiende este concepto, vuestra responsabilidad aumenta, porque si no comprobáis la información que os llega y la difundís, sois responsables de las mentiras que estáis distribuyendo.

 

[1] Ver artículo Los errores en las canalizaciones intuitivas

 

APROVECHAR TODOS LOS MOMENTOS DE VUESTRA VIDA PARA TRABAJAR INTERNAMENTE TODO EL PROCESO DE EVOLUCIÓN

 

Recordad la importancia de la oración[1], de los procesos de meditación[2] que tanto os pueden facilitar el desarrollo de la calma, de la introspección y de la evolución, mejorando cada uno de los aspectos de vuestra vida. Entended que la inactividad del cuerpo no tiene porqué ser inactividad de la mente y del espíritu. Podéis aprovechar todos los momentos de vuestra vida para poder trabajar internamente todo el proceso de evolución. Centraos en una idea y planteaos la posibilidad de desarrollarla. Observad la información que fluye en vuestra mente, y podréis comprender cómo, poco a poco, va aumentando cada vez más esta información, que vais a poder estar en condiciones de expresar y de transmitir a los demás, pero muy especialmente de ponerla en práctica vosotros mismos en vuestra experiencia de vida.

 

[1] Ver artículo Enseñanzas sobre la oración (PDF)

[2] Ver artículo Meditar

 

EXPLICACIONES ACERCA DE DIOS

 

-       ¿Puedes hablarnos más de Dios? Entiendo a Dios como un ingeniero o ingeniera, alguien superinteligente, que lo ha creado todo, pero el concepto de Dios, fuera de esto, no lo entiendo. Puedo sentirlo a través de la naturaleza y entiendo su grandeza, pero no entiendo más.

 

La evolución del ser humano le lleva a ir comprendiendo a Dios de un modo progresivo. La comprensión absoluta de Dios implicaría alcanzar el nivel máximo de progreso del alma humana. Pero Dios es infinito, y todo el progreso del alma humana también es infinito. Por lo tanto, siempre habrá una parte de Dios que no seremos capaces jamás de comprender, porque Dios es el creador, y nosotros somos su humilde creación.

 

-       ¿Sería como una energía?

 

Una forma de entender a Dios es como una sustancia que impregna todo lo que existe en el universo. Pero eso no sería Dios, eso sería la partícula que Dios implanta en cada una de sus creaciones. Es como si un alfarero firma sus obras, o un pintor firma sus cuadros. E incluso, aunque no los firme, al ver un determinado cuadro, se puede deducir que puede ser obra de un determinado pintor, porque ha dejado ahí parte de su esencia. Por eso, cuando tú observas la naturaleza, sientes la presencia de Dios, porque la naturaleza es la obra de Dios. Pero tú también eres la obra de Dios, y las personas más malvadas también son la obra de Dios.

 

Dios es energía, Dios es inteligencia, Dios es amor, pero de todas las cualidades, la más sobresaliente de todas, aunque todas son absolutas, la que más podemos comprender es la manifestación infinita de amor, porque, a través de él, la creación se ha producido, y nosotros, como seres evolutivos, formamos parte de ese amor derramado en toda la creación.

 

Observar a Dios desde donde estamos, solamente se puede hacer a través de la observación de su creación. Pero entender a Dios requiere un proceso mental que, dentro de nuestras limitaciones, nos facilita aumentar nuestra capacidad de poder experimentar la vida de un modo mucho más coherente.

 

Estamos como dentro de una pecera, y Dios es el que creó la pecera, y la ha llenado del agua de su esencia. Así, nosotros observamos las manifestaciones de su esencia. Pero pretender entender a Dios es algo que no se puede hacer desde el punto de vista humano, porque las limitaciones que todos tenemos, nos hace que sea incluso difícil entendernos a nosotros mismos en toda nuestra dimensión. Pero si os conocéis a vosotros mismos, estáis dando grandes avances para ir conociendo más la obra de Dios, porque el conocimiento propio implica evolución propia, evolución personal, y esa evolución personal es lo que Dios ha dictaminado para toda la creación, para todos y cada uno de los seres de la creación.

 

LAS COSAS “MALAS” TAMBIÉN SON DE ACUERDO A LA VOLUNTAD DE DIOS

 

En relación con la realidad de Dios, en el apartado de sabiduría, podríamos entender que, si toda la creación es obra de Dios, todo lo que sucede es de acuerdo a su voluntad.

 

-       ¿Las cosas malas también?

 

Lo que llamas “malo” forma parte de la ignorancia del camino de Dios. Es necesario pasar por allí para poder llegar a la bondad, al camino de la bondad. Pero si puedes admitir las múltiples existencias, probablemente podrás entender que tu concepto de “bien” y de “mal” en el momento actual, seguro que era muy diferente hace muchas existencias. Porque hace miles de años se admitían muchas cuestiones como normales, como “buenas”, y que ahora se consideran deplorables. Y si en aquél momento tú estabas encarnada, lo más habitual sería que formases parte de las personas que estaban actuado de esa forma que ahora puedes ver tan deplorable, pero que entonces se consideraba “normal”.

 

Ese proceso evolutivo lo has logrado porque has ido aprendiendo a lo largo de las diversas existencias. Y ese aprendizaje, esa evolución, te ha dado el derecho y la gracia de Dios, de poder haberte encarnado en este momento, para poder poner en práctica los conocimientos adquiridos previamente. Y todo ese proceso evolutivo permite entender que la sabiduría de Dios autoriza que se produzcan esas realidades de progresivo nivel de aprendizaje, comenzando desde la ignorancia absoluta, y que se podría expresar, aunque de forma incorrecta, como “mal absoluto”, porque realmente el mal es como la oscuridad, solamente es ausencia de luz, y el mal es ausencia de bondad. Y donde crece la luz y la bondad, la oscuridad y el mal desaparecen.

 

Ese es el concepto del progreso del ser humano a lo largo de toda la creación. Es importante entender que el libre albedrío le da total libertad a todos los seres humanos para poder avanzar en el camino de Dios al ritmo que ellos deseen. Dios es absoluto e infinito, y el hecho de tener que pasar por una vida o por mil vidas, para poder superar determinados niveles de ignorancia, no deja de ser un concepto que solamente nos afecta a los seres evolutivos, pero que no le afecta en absoluto a Dios.

 

Y cuando se cambia el concepto de “mal” por el de “ignorancia”, nuestra actitud compasiva empieza a echar raíces verdaderas, porque en ningún momento la ignorancia la podemos rechazar. No podemos sentirnos ofendidos por la ignorancia. Solamente podemos sentir compasión, tender la mano y hacer lo posible por sacar de la ignorancia, o más bien, por ofrecer la posibilidad de salir de la ignorancia, a todos los hermanos que se encuentren en esa situación.

 

Pero la Ley de Dios asocia a la ignorancia también el sufrimiento, y cuanta más ignorancia, mayor sufrimiento hay. Y ese sufrimiento es una excelente forma de poder cambiar la actitud, porque cuando se llega al nivel máximo de saturación del sufrimiento, esa alma decide que ya no quiere sufrir más, y en ese momento toma la decisión de cambiar el rumbo de su vida, cambiar la actitud, y empezar a avanzar en un camino diferente. Desde el momento en que se cambia a la dirección correcta se observan resultados agradables, por lo cual, el camino que nos marca Dios es un camino claro.

 

Pero hay que entender la diferencia entre satisfacción temporal y mundana, y la felicidad verdadera. Y cuando se entiende esta diferencia, se está en condiciones de poder observar la vida desde un punto de vista muchísimo más abierto, para ser capaces de aprovechar cada una de las lecciones que la vida nos aporta.

 

TRAER LUZ A NUESTRAS VIDAS

 

-       ¿Qué podemos hacer para traer luz a nuestras vidas, para estar en esta luz divina constantemente? Porque yo entiendo que, estando en esta luz, no te equivocas.

 

Pero es un concepto que no te permite actuar del modo más eficiente. No es cuestión de que esa luz te cubra, la luz tiene que salir de ti. Tú tienes que ser la luz.

 

-       ¿Y cómo puedo ser luz? ¿qué tengo que hacer?

 

Seguir el camino de Dios, ser amor, transmitir amor, actuar en amor. Cumplir con la Regla de Oro que mostró el Maestro Jesús[1], lo mismo que han mostrado tantos y tantos Maestros a lo largo de la historia de la humanidad[2]. Trata a los demás como te gustaría que te trataran a ti, piensa de los demás como te gustaría que los demás pensaran de ti, siente a los demás como te gustaría que los demás te sintieran a ti. Siguiendo esta lección, esta regla de vida, todo funciona y sale la luz de ti, y te conviertes en una referencia para los demás. E iluminas a los demás, tu camino se ilumina, y permites que los demás puedan aprovechar esa luz para avanzar contigo.

 

Y cuando tienes poca luz, siempre podrás observar a tu alrededor, y podrás encontrar alguna luz a la que poder acercarte, y poder incrementar tu propia luz.

 

Hay veces que tienes la oportunidad de ayudar a los que te necesitan, y otras veces tú eres la persona que necesita de los demás, y eso es algo que se produce constantemente. Observa a quién puedes dar luz tú y quién te puede dar luz a ti. Es una buena forma de entender cómo dirigir tus relaciones. Pero entiende también que siempre será una decisión tuya, porque tienes libre albedrío y el camino se te muestra, pero solamente tú puedes dar los pasos.

 

Y vuelvo a repetir, EL AMOR ES EL CAMINO. La sencillez de esta frase permite que sea comprendida por todas las personas que tengan simplemente voluntad de hacerlo.

 

[1] Ver artículo La solución a todo: La Regla de Oro de Jesús

[2] Ver artículo la Regla de Oro

 

LA ORACIÓN DE AYUDA A OTRAS PERSONAS

 

Toda transmisión de buenos sentimientos contribuye a dar oportunidades a toda persona que se encuentra desfallecida, baja de ánimos, enferma, abatida. Como ya os hemos dicho otras veces, la oración es una comunicación que va de sentimiento a sentimiento. Se podría expresar como que va “de corazón a corazón”, porque lo que hacemos es transmitir nuestras mejores intenciones hacia esa persona, solicitando ayuda, no para nosotros, sino para la persona necesitada.

 

La oración no tiene que ser larga, ni tiene porqué contener palabras. Solamente hace falta tener la intención, concentrarse en la intención de transmitir lo mejor de nosotros para intentar complementar lo que le falta a esa persona.

 

Pero hay que entender que nadie sufre ningún percance si no es a través de la voluntad de Dios, y que todos los sucesos de la vida son oportunidades que tenemos para poder reconducir nuestra actuación para poder cambiar nuestro camino. Y la oración que otros hacen en base a las necesidades propias nos facilitan este descubrimiento, para hacernos conscientes más rápidamente de que necesitamos cambiar en nuestra existencia.

 

Así, la oración no cambia las realidades, pero puede ayudar a cambiar las actitudes, y eso sí que cambia las realidades. Para que se produzca el efecto deseado es necesario, sobre todo, que la intención esté plenamente enfocada hacia la persona a la que le enviamos esta información de sabiduría. Es el único requisito.

 

Una vez que hemos hecho esto, también se puede inducir a la persona a través de nuestra conversación, pero nunca imponer. Las palabras de ánimo, aquellas que transmiten las realidades que ya conocemos de las capacidades de esas personas a las que apoyamos, y la energía que recuerdan que tienen en su interior, todos los impulsos que podamos dar a esa persona para animarla a que ponga en funcionamiento todas las capacidades que siempre ha tenido disponibles. A través de todas estas palabras se le puede inducir a que pueda cambiar su actitud de un modo positivo, incluso que pueda estar dispuesta a solicitar la ayuda espiritual que necesita.

 

Por tanto, las oraciones que podemos hacer por las personas que se sienten desamparadas, que están enfermas, que pasan por una época especialmente dolorosa, por todas aquellas que están sufriendo, nuestras palabras solo son el impulso que ellos, si lo desean, pueden aprovechar. Es la función que tiene la oración de ayuda a otras personas.

 

LAS OPORTUNIDADES EN LA EXPERIENCIA DE LA VIDA

 

La experiencia de la vida es la gran oportunidad que nos da el Padre Eterno para poder comprender que siempre tenemos la posibilidad de crecer, de evolucionar. Si somos capaces de comprender que estamos constantemente rodeados de oportunidades para poder ser felices a través de nuestro proceso de integración con la naturaleza, con la vida, con las personas, que somos, si lo deseamos, luces, faros, que permiten a los demás seguir el camino correcto, veremos que todos los instantes de nuestra vida son oportunidades para poder estar actuando de acuerdo a la voluntad del Padre Eterno. Y eso se basa en mantener una actitud de amor, y eso se puede analizar desde muchos puntos de vista, se puede entender que se manifiesta agradecimiento, que se manifiesta compasión, que se manifiesta apoyo, pero también existe amor cuando se solicita ayuda, en todos y cada uno de los momentos de la vida, tanto de la encarnada, como de la vida desencarnada, se tienen oportunidades de poder poner en práctica la Ley del Amor de Dios. Entended esto y cada día tendréis oportunidades de daros cuenta del modo en el que podréis ir perfeccionándoos, porque vuestras debilidades son muchas, pero si tenéis la atención centrada en seguir el camino de Dios, en seguir el camino del amor, cada vez que cometáis un error tenéis la posibilidad de poder superarlo. Y llegará un momento en el que, en muchas ocasiones, podréis observar el error antes de ponerlo en práctica, antes de cometer el error, y tendréis la posibilidad de rectificar, logrando con ello un progreso mucho más rápido. Pero entended que el proceso para vosotros es muy lento, porque la vida es apenas un suspiro, un pequeño instante en la eternidad. Vosotros la estáis superando lentamente, para tener las oportunidades de ir adquiriendo experiencia, sabiduría y amor. Evolución, en suma.

 

UTILIZAR ANIMALES DE LABORATORIO

 

-       ¿Es lícito utilizar animales de laboratorio para investigar enfermedades humanas? ¿hay algún tipo de castigo para estas prácticas? ¿hay otras opciones?

 

La sabiduría de la humanidad va evolucionando con el tiempo. Por ahora, vuestras ciencias no tienen la capacidad de poder hacer análisis dentro de los planos espirituales, y por ello, solo lo hacen dentro de los planos físicos. El hecho de utilizar animales en los laboratorios es una forma de comprobar los efectos que tienen los diferentes productos que se están desarrollando, con la intención de poderse aplicar a humanos. Lo importante no es el hecho, lo importante es la intención. Eso es lo que valora esa chispa divina de Dios que se encuentra dentro de vosotros, y que es la única que juzga todos vuestros procesos, vuestros actos, pero también vuestros pensamientos y sentimientos.

 

Si se utilizan animales de laboratorio con una finalidad ética, con la intención de producir, de descubrir algo que pueda beneficiar a la humanidad, es perfectamente lícito, porque no se dispone de ninguna otra tecnología mejor, ni siguiera de otra alternativa, porque no tenéis las capacidades más desarrolladas. Y es mejor probarlo primero en animales de laboratorio que en seres humanos.

 

Pero si los objetivos no están dirigidos al bien de la humanidad, ya se estén utilizando animales de laboratorio o no, esas actividades son reprobables, y son actos desagradables a Dios. Pero podéis comprender perfectamente que también son desagradables para vuestros niveles de ética actuales, porque ya habéis alcanzado un nivel suficiente de comprensión del bien como para entender que el desarrollo de determinados productos que son nocivos, es algo inadmisible para un alma evolutiva. Comprended por tanto esto, y centraos principalmente en cuál es la intención, cuál es el objetivo, mucho más que centraros en los hechos en sí. Porque, para Dios, la intención es lo que cuenta.

 

EL ARCHIVO DE LA CONCIENCIA

 

El archivo de la conciencia es un concepto, que se puede entender como el registro de toda la verdad que se ha comprobado a lo largo de la experiencia del ser inmortal. En el momento en que se adquiere una nueva verdad, queda registrada en el archivo de la conciencia. La verdad es todos aquellos contenidos que están absolutamente vinculados al amor. Es la forma de aplicación del amor en todas sus manifestaciones.

 

Eso, que se puede denominar verdad o que se puede denominar sabiduría, queda registrado cuando se adquiere en el archivo de la conciencia, y vamos evolucionando con ello en la comprensión del bien y del mal. Y cuando determinada información queda registrada en ese archivo, jamás se borra. Es el proceso que podéis entender como de elevación del espíritu, de aprendizaje, de progresión en el camino del Padre. Y este archivo forma parte del alma. Por tanto, es inmortal.

 

Pero solamente podéis ser conscientes de ese archivo, de un modo completo, cuando estáis en fase desencarnada. Porque durante la fase de encarnación solamente sois un pequeño reflejo de vuestra absoluta realidad, un reflejo, de acuerdo con los objetivos que os habéis marcado para este corto periodo que se denomina encarnación.

 

Así, cuando una persona decide, o deciden por ella, que nazca con una determinada tara o limitación, eso no significa necesariamente que su alma sea limitada, sino que se ha comprometido, en esta encarnación, para enfrentarse a todos los obstáculos que suponen tener esta limitación. Y ninguno de vosotros, ninguno de los seres encarnados en la Tierra que tengan un proceso de desarrollo progresivo y de experiencia, está completamente revestido de ese archivo de conciencia. Solamente los grandes Maestros, que vienen con una misión concreta, pueden, en determinados casos, adquirir el conocimiento de este archivo. Pero ni siquiera ellos, a lo largo de toda su vida, llegan a tener acceso a él, normalmente suele ser solamente en la etapa de su ministerio, y por eso, hay veces que los grandes Maestros son criticados, y les dicen que, a lo largo de los años anteriores, eran personas normales, con sus defectos, con sus problemas. Y, sin embargo, en el momento en que adquieren todo el acceso a su archivo de conciencia, están en condiciones de poner en práctica todo su potencial de amor.

 

Entendedlo como un registro imborrable que tiene el alma para poder ir adquiriendo progresivamente la sabiduría amorosa del camino de Dios, en la experiencia de las vidas por las que pasa.

 

NO OLVIDÉIS LA IMPORTANCIA DE LA ORACIÓN

 

Os aconsejamos que no olvidéis la importancia de la oración, porque con ella estáis creando una energía positiva que se expande en la dirección hacia donde pongáis vuestra intención. Eso os facilitará muchísimo el proceso evolutivo. Y cuando entendáis que el acto de oración es dirigir vuestra atención a transmitir lo mejor de vuestra realidad a otras personas que lo necesitan, estáis comprendiendo la profundidad del camino del amor de Dios.

 

LA TRASCENDENCIA DE VUESTRA MISIÓN

 

Buenas noches, hermanos, que el amor y la gracia de Dios Padre llene vuestras consciencias, que estéis en condiciones de poder entender estas enseñanzas que os vamos a transmitir, que podáis haceros conscientes de la importancia de vuestra misión, de la trascendencia de vuestra misión. Porque no solamente tenéis como finalidad vuestro progreso personal, vuestra evolución de aprendizaje en el camino de Dios. Establecisteis un compromiso para poder ser apóstoles del Padre, y depende de vosotros poder cumplirlo. Y para poder hacerlo, necesitáis pasar por la experiencia de aprendizaje, de interiorización, de comprensión profunda de las enseñanzas que os transmitimos, y que podéis comprobar que, a través de vuestra experiencia en la vida terrena encarnada, habéis podido poner en práctica muchas de ellas.

 

En algunos casos habéis tenido éxito, y en la mayoría habéis fracasado. Esto os permite mantener la humildad suficiente para poder comprender las cosas del modo correcto, porque con soberbia no se puede avanzar en el camino del Padre. Y precisamente por eso, son tan instructivos el dolor y los fracasos de la vida, porque favorecen la atención de las personas, ahogan el orgullo y preparan a las almas para poder cumplir el destino que han decidido en la encarnación actual.

 

Cada vez que alguien se carga de soberbia, el Padre Eterno, a través de toda la jerarquía celestial, le da la oportunidad de cometer los errores necesarios para que se haga consciente de su posibilidad de errar, de su falibilidad. Porque las personas soberbias están totalmente equivocadas pensando, creyendo, que siempre tienen razón, y que todo lo hacen correcto, y en cada fallo que cometen, ellos mismos ponen por delante un velo que pretenden justificar, y que con ello desaprovechan la oportunidad de poder elevarse, aprender, evolucionar, como consecuencia de ese error o fracaso.

 

Fijaos hasta qué punto es importante entender estas enseñanzas, para que en la vida cotidiana tengáis mejor aprovechamiento de las oportunidades que la vida encarnada os ofrece. Aprovechadlas, por tanto, mantened la consciencia en todos los sucesos de la vida, entended lo que ocurre, y guiaros por la Ley del Amor. Seréis capaces de conseguir el éxito en todas las experiencias que os toque superar.

 

AVERIGUAR CUÁL ES MI DESTINO, A QUÉ HE VENIDO A ESTE MUNDO

 

-       ¿Cómo puedo averiguar cuál es mi destino, a qué he venido a este mundo?

 

El destino para el que todos los seres encarnados están en esta fase, es progresar en el camino del amor. En ese camino del amor se logra avanzar a través de los actos y a través del aprendizaje en sabiduría, que es el conocimiento de todas las facetas de la vida sobre las que se interviene, aplicando la Ley del Amor. Cada vez que avancéis por este camino, sentiréis felicidad, y la felicidad no es lo mismo que sentir satisfacción, divertirse, reírse. La felicidad es la sensación interna de que todo lo que hacemos es bueno, es bello y es verdadero, y afecta positivamente, tanto a nosotros como a todas las demás personas y a toda la creación sobre la que puede tener efectos.

 

Observad la felicidad que crece en vuestro interior a través de vuestros pensamientos, de vuestros sentimientos y de vuestros actos. Según se vaya desarrollando el nivel de felicidad, así también estaréis avanzando para cumplir el destino de vuestro progreso. Pero además de toda la sabiduría que habéis sido capaces de aprovechar, de adquirir, tenéis la oportunidad de poder transmitirla a otros hermanos, tanto a través de vuestro ejemplo como a través de vuestras relaciones con ellos. Esta experiencia es la que más felicidad os podrá producir. Pero debéis entender que, de este modo, no estáis evolucionando vosotros necesariamente, solo en determinados casos. El hecho de cumplir la misión de apoyo a los demás hermanos es muy importante, y podéis evolucionar, siempre y cuando estéis desarrollando simultáneamente vuestras cualidades, y estéis aprendiendo, estéis aumentando vuestro nivel de sabiduría amorosa con estas experiencias. Porque igualmente también se puede estar apoyando a hermanos desfavorecidos, de un modo totalmente inconsciente, incluso despreciándolos, incluso sintiendo que solo lo estáis haciendo por obligación. Y en estos casos estáis demostrando vuestra ignorancia más profunda. Porque, repito, la vida en el camino del Padre está basada completa, exclusiva y absolutamente, en la Ley del Amor.

 

Observad, por tanto, vuestra felicidad. Según vayáis creciendo en felicidad, iréis creciendo, iréis avanzando, iréis evolucionando, de acuerdo al destino que tenéis en esta vida.

 

CÓMO DESARROLLAR LA SABIDURÍA

 

Desarrollad la sabiduría[1] a través del aprendizaje y la experiencia, transmitiendo bondad[2] en cada momento de vuestra vida, porque la bondad es la llama eterna que ilumina el camino y que os facilitará el progreso de la felicidad.

 

[1] Ver artículo La relación entre amor y sabiduría

[2] Nota del canalizador: el concepto “bondad” puede entenderse como equivalente a “amor”. Ver artículo La Ley del Amor (PDF)

 

EL PROCESO DE INTEGRACIÓN DEL ESPÍRITU EN EL SER ENCARNADO. LA INFANCIA Y LA JUVENTUD

 

-       ¿Qué nos puedes decir sobre los periodos inmaduros de la infancia y la juventud en relación con el progreso espiritual?

 

El espíritu inmortal se integra de una forma siempre, podríamos llamarle, parcial, en los seres encarnados. Quiero explicarme sobre este asunto.

 

Cuando un espíritu tiene la posibilidad de incorporarse al plano encarnado, desde el momento de la concepción ya tiene una vinculación con el cuerpo físico. Pero las manifestaciones, las experiencias que tiene a lo largo de la vida, están ajustadas al proyecto de aprendizaje para el que se ha integrado en el plano físico carnal. Esto implica que no todas sus cualidades, no toda su sabiduría, su aprendizaje y su nivel de evolución tienen porqué quedar manifestados en el plano encarnado. En algunos casos, solamente se manifiesta una muy pequeña parte, y eso se puede observar claramente en todas aquellas almas que durante un breve periodo de tiempo permanecen encarnadas, seres que a los pocos años de vida fallecen, o incluso que fallecen al nacer, o en el seno materno, antes de nacer. Ese proceso le supone al espíritu una experiencia, le da al espíritu unas oportunidades de aprendizaje, de evolución. Y a lo largo de la infancia y de la pubertad, se van incorporando de un modo paulatino las características del espíritu, hasta que llega a la edad adulta, pero no todas las cualidades quedan integradas en el plano físico de la personalidad en el momento en que se alcanza la madurez. Parte de ellas pueden manifestarse en edades avanzadas, y parte de ellas pueden ni siquiera manifestarse, porque no forman parte del proceso de aprendizaje que tiene asignado para este periodo de encarnación.

 

Y estas cualidades, que se van integrando de forma paulatina, de acuerdo al programa evolutivo asignado durante la encarnación del ser, podemos entender que, en la mayoría de los casos, cuando nacen los niños, están mostrando la simpleza más absoluta, y que está totalmente justificada, para facilitar a los padres y a las madres el cuidado que les tienen que profesar para que puedan seguir creciendo. Y esos cuidados están plenamente integrados con los valores del amor, porque si hay algo que hace que se desarrolle la ternura del amor, es un bebé recién nacido. Pero a lo largo de la experiencia vital, a lo largo de la existencia, se van incorporando paulatinamente las cualidades del espíritu que necesita poner de manifiesto para poder cumplir con la experiencia vital. Y eso es algo que no funciona de un modo automático. El Guía Espiritual es el que coordina esta manifestación paulatina de cualidades, y facilita que se experimenten todas las circunstancias que necesita el espíritu durante esta encarnación, para poder desarrollar el proyecto evolutivo que tiene encomendado. Por eso se observa de un modo muy claro que, cuando un niño o una niña entran en el periodo de la pubertad, se producen unos cambios en la personalidad muy acusados, y esto es causado porque muchos de los aspectos de la propia personalidad del ser se incorporan en esa época. Y se produce un periodo de turbación, de desconcierto, de desorientación en el adolescente, porque tiene que ir integrando todas esas cualidades de su personalidad, que se le van incorporando y que, en muchos casos, tienen como respuesta actitudes de rechazo, de ira, de enfrentamiento a todo lo que le rodea, porque, al fin y al cabo, muchas de esas cualidades son las que tiene que depurar en el transcurso de su vida.

 

Pero cada persona es totalmente diferente, cada persona tiene la posibilidad de realizar su propio progreso, de acuerdo a las necesidades particulares que tiene que superar a lo largo de la experiencia de su vida. Pero fijaos hasta qué punto es infinita la sabiduría de Dios, que permite que se integren, se entremezclen las experiencias de tantas y tantas personas, de padres e hijos, de amigos, de enemigos, y todas esas experiencias van integrando el proceso de evolución de cada ser, de acuerdo a sus propias necesidades.

 

Una forma alegórica que os puede servir para entender esto es el modo en el que se está viviendo la pandemia actual[1]. Hay personas que están muriendo, personas que son cómplices de delitos, personas que se aprovechan del daño y el sufrimiento de los demás, personas que tienen la oportunidad de poder ayudar a otros, personas que disponen de tiempo que poder dedicar a sus familias, personas que experimentan la soledad, para poder profundizar en sus procesos de desarrollo personal. Sin embargo, la realidad es una sola, pero cada persona la experimenta de un modo particular, de acuerdo a sus propias necesidades. Esto mismo ocurre con cualquier otra faceta de la vida.

 

Pero tenéis que comprender que el hecho de que no se integren desde el principio en el ser encarnado todas las cualidades del alma, o más bien, de la personalidad, no significa que la vinculación no exista. Desde el momento de la concepción se produce esta vinculación[2], y en todo momento, el ser encarnado desarrolla las experiencias que necesita el alma inmortal. Desde el mismo momento de la concepción.

 

Y hay personas que sufren durante todo el periodo de gestación, que reciben golpes, maltratos, accidentes, y todo ello forma parte de los sabios designios de Dios Todopoderoso, porque todo son oportunidades que tenemos en nuestra experiencia vital, incluido en ese proceso de desarrollo fetal, para poder ir adquiriendo experiencia y transformarla en sabiduría.

 

En todas las estructuras de enseñanza asignan unas edades concretas para poder aportar determinados conocimientos. Eso es algo que, en vuestra sociedad, se ha estado poniendo en práctica hasta ahora y, con raras excepciones, todos los niños pasaban por procesos similares. Pero la evolución de vuestra sociedad permitirá personalizar, cada vez más los procesos de aprendizaje de los niños, y les facilitará una adecuación de los contenidos formativos, de acuerdo a sus necesidades reales[3]. Y estas enseñanzas que aportan las sociedades también forman parte del proceso de la experiencia del ser humano, porque le facilitan la integración dentro de la propia sociedad en la que ha nacido.

 

Así, todo en la vida, todas las experiencias, todas las circunstancias, están ahí con una finalidad. Aprovechadlas en cada momento, porque es un privilegio poder disponer de ellas para poder desarrollaros a nivel espiritual.

 

[1] Nota del transcriptor: se refiere al COVID-19.

[2] “Un ser vivo… ya vive en el interior del seno materno desde el mismo momento de la concepción” (ver artículo El proceso de la muerte).

[3] Ver documento Una nueva sociedad.

 

ENCONTRARNOS CON PERSONAS NECESITADAS

 

-       En caso de encontrarnos con personas necesitadas ¿debemos ayudarlas, o dejar que cumplan con su destino?

 

La sabiduría del Padre es infinita. Cada persona tiene una experiencia en su vida totalmente individual, pero también está totalmente vinculada a todas las personas con las que se relaciona. De un modo que nosotros no somos capaces ni de imaginar, la sabiduría infinita de Dios hace que, cuando una persona necesitada deba recibir una determinada ayuda, se encuentre con la persona que tenga la necesidad de ayudar[1].

 

Por tanto, si vosotros os encontráis con alguien necesitado, tenéis que preguntar a vuestro yo superior qué es lo que tenéis que hacer. Nosotros os hemos informado de que las personas que piden porque no desean trabajar y deciden mantenerse ociosos en una esquina o en la puerta de una iglesia, esas personas no forman parte del grupo de necesitados a los que vosotros podéis socorrer[2], y cuando me refiero a vosotros me refiero a todas las personas que puedan recibir estas enseñanzas. Escuchad a vuestra conciencia, entended dónde está el bien y dónde está el mal. Analizad qué es lo que os dice vuestro yo superior interior, que está impregnado de la chispa divina, y si vuestros actos os invaden de felicidad es porque habéis cumplido con vuestro destino.

 

Todo acto que hagáis, relacionado con otras personas, no debe ser valorado por las reacciones que ellas tengan. Para vosotros, debe ser indiferente que una persona se sienta agradecida o no, en cualquier acto que vosotros realicéis, ya sea de caridad, ya sea de amabilidad, cualquier acto de amor que hagáis, debéis de consultar a vuestro yo superior que vive en vosotros, para que cada vez más seáis capaces de cumplir con vuestro destino real en la vida, y eso significa que habrá veces que esas personas se podrán sentir muy agradecidas por vuestro apoyo; en otras podrán ser totalmente indiferentes; en otras, incluso, sentirse hostiles. Pero vuestros actos no deben estar condicionados por las respuestas que recibáis de ellas, vuestra conciencia es la que os tiene que dirigir, y lo que está bien, está bien, independientemente de que sea agradecido o no por los demás.

 

Por lo tanto, actuad de acuerdo a vuestra conciencia, y todas las lecciones que extraigáis de allí os servirán para ir desarrollándoos en el plano espiritual, lo cual os desarrollará también en todos los demás planos de vuestra existencia, incluido el físico. Así, si alguien os pide, observad, y ante la duda, ayudad. No es cuestión de sentir miedo por actuar mal, es cuestión de comprender toda la felicidad que sois capaces de poder desarrollar en vuestra vida a través de los actos de bondad, de los actos de amor.

 

Fijaos hasta qué punto le estáis dando una gran lección de vida a todas aquellas personas que pagan vuestra ayuda con desprecio. Quizá no hoy, pero es posible que, algún día, esas personas lloren de amargura, entendiendo todo el derroche de maldad que hicieron en aquél momento. Pero si sois capaces de entender que eso no puede afectaros, sino que sois vosotros los que elegís si os afecta o no cualquier acto externo, llegaréis a la conclusión de que no importa en absoluto cuál es la reacción de los demás, y alcanzaréis con ello un nivel de maestría que os permitirá manteneros en un estado de felicidad que lo exterior no podrá afectar, y que en muchas culturas se ha denominado como nivel de maestría. Pero la denominación es lo de menos.

 

Entended que es solo un paso más, pero es un paso muy importante en el proceso evolutivo del ser humano.

 

[1] “El Guía Espiritual actúa de muchas formas, coordina con otros guías espirituales, para establecer acuerdos de contacto entre dos hermanos encarnados que deben conocerse” (extracto del artículo ¿El Guía Espiritual nos habla?)

[2] “Hay personas que viven de eso [de la caridad]. Ellos os dan lástima y vosotros les dais dinero” (Extracto de Una nueva sociedad (PDF), capítulo “ayudar a los necesitados”).

 

¿A PARTIR DE QUÉ MOMENTO SE PUEDE SER INSTRUMENTO DE DIOS?

 

Desde el momento en que se tiene conciencia[1], desde el momento en que se entiende la diferencia entre el bien y el mal, tenemos la capacidad y la oportunidad de desplazarnos en dirección a uno u otro lado. En el momento en que tenemos integrada determinada partícula del bien en nuestra conciencia, no somos capaces, no podemos, traicionar esa capacidad. Forma parte de nuestro ser. Y cada vez que nos enfrentemos a la vida y haya alguna experiencia que sea contraria a ese valor que tenemos integrado, lo rechazaremos de un modo indiscutible, porque seremos incapaces de poder traicionar a nuestra conciencia.

 

Ese inicio del proceso, que en toda la actual humanidad comenzó hace muchísimas encarnaciones, que empieza desde el momento en el que se produce la primera encarnación en el plano físico, en el momento en que se alcanza ese primer atisbo, ya estamos en condiciones de poder ponerlo en práctica porque, además, es imposible para nosotros actuar de otra manera, porque, pese a tener libre albedrío, nuestra conciencia nos impide salirnos del camino de Dios. Y podemos estancarnos, negarnos a evolucionar, y cada negación supondrá un incremento del sufrimiento, hasta que lleguemos a un nivel que no seamos capaces, que no deseemos, sufrir más[2]. En ese momento es cuando tomaremos la decisión de cambiar nuestra forma de entender la vida en ese aspecto, empezaremos a aprender sobre esa lección que la vida nos ha estado dando, que nos ha producido tanto sufrimiento, porque nos hemos negado a avanzar en el camino del Padre Eterno.

 

-       ¿Eso sería lo que se denomina la “saturación del sufrimiento”?

 

Si. En ese momento hemos sido capaces de aprender por medio de la saturación. Ya no somos capaces de sufrir más, y no nos queda otro remedio que volver por el camino que hemos ido transitando, para ir aprendiendo las lecciones que la vida nos ofrece. En todo este proceso tenemos la posibilidad de poder presentar toda la luz que hemos ido acumulando, toda la sabiduría, todo el amor, a través de nuestros actos, porque todas nuestras vidas pueden servir de ejemplo a los demás. Presentar una vida de progreso es tender la mano para ayudar a los demás en su proceso de aprendizaje. Mostradles el camino, iluminadlo con todo el amor y sabiduría que está a vuestra disposición, porque lo habéis captado, lo habéis desarrollado, por vuestro propio proceso de aprendizaje. Por tanto, desde el primer momento, desde el primer paso, estamos en condiciones de poder transmitirlo a los demás.

 

[1] Ver definición de Archivo de la conciencia.

[2] Ver “saturación del sufrimiento” en artículo Las cosas “malas” también son de acuerdo a la voluntad de Dios.

 

PRÁCTICAS DE PERCEPCIÓN DE LA ENERGÍA

 

Podéis hacer prácticas de percepción de la energía. La energía que fluye de vuestras manos, de vuestros chakras[1]. Ese proceso de aprendizaje facilita la comprensión de todas las energías que entran y salen de vosotros. Os permiten desarrollar la sensibilidad a esas energías. Gracias a ellas tendréis la capacidad de poder sentir, de un modo mucho más profundo, las realidades que os rodean. Podréis captar la energía de otras personas de un modo mucho más eficiente y podréis transmitir esta energía, de forma localizada, para poder contribuir a la sanación de personas sufrientes, incluidos vosotros mismos.

 

Empezad con la energía que sale de vuestras manos, y continuad más adelante con ejercicios del resto de los chakras, hasta poder concentraros y percibir la energía de todo vuestro cuerpo. Inicialmente captareis energía física, y más adelante podréis, quizá, llegar a captar energía espiritual.

 

Pero lo importante no es el nombre que le podáis dar. Lo importante es lo que podréis hacer con ella, y esencialmente, podréis centraros en contribuir a mejorar la salud, la vitalidad y las emociones, tanto vuestras como de otras personas. El Maestro Jesús utilizaba la imposición de manos para sanar a muchas personas. Lo mismo puede hacer todo aquél que confía en Dios y se hace instrumento de él.

 

[1] Ver artículo Enseñanzas sobre los chakras

 

CUERPO, MENTE Y ESPÍRITU EN PROGRESO

 

Buenas noches, hermanos. Que la gracia de Dios os cubra, y os llene de la energía necesaria que se precisa para poder disponer de la salud, para poder realizar todas las actividades que necesitáis desarrollar en la materia.

 

La salud es el resultado de un conjunto de actos personales y de circunstancias externas. En relación con las circunstancias externas, nada podéis hacer, pero sí que podéis hacerlo en el ámbito personal[1]. El ejercicio físico, la alimentación adecuada, los pensamientos correctos, generarán un proceso en vuestro interior que permitirá manteneros en un estado adecuado, para proteger vuestro organismo carnal de las circunstancias de la vida.

 

Sin embargo, puede haber accidentes, podéis enfermar por muchas circunstancias pero, aunque el cuerpo no esté en condiciones óptimas, vuestra mente y vuestro espíritu pueden continuar realizando la labor para la que habéis venido al plano encarnado. Siempre debéis adaptaros a la realidad en la que os encontráis. Adaptarse es necesario en todo momento y lugar. Cuando tenéis la intención correcta para lograr objetivos que se ajustan al camino correcto, necesitáis adaptaros, exactamente igual que en cualquier otra circunstancia, incluso negativa. Adaptaros es necesario para poder ejercitar vuestras capacidades de acuerdo a vuestro entorno, para poder conseguir los objetivos planteados, venciendo las dificultades que la vida os enfrenta. Es un proceso necesario, porque la vida es una escuela y es una prueba, y si no existiesen obstáculos, nada habría para poder superar, no tendríais la posibilidad de poder perfeccionaros.

 

Este principio, tan elemental como lógico, permite comprender todas las vicisitudes de la vida, de la que tantas y tantas personas se están quejando constantemente y que, con ello, lo único que consiguen es cubrir de oscuridad su camino.

 

Mi consejo es: convertíos en luz, sed luz en todo lo que hagáis, en todo lo que penséis, en todo lo que digáis. Ese es el camino correcto.

 

Y mantened la atención, porque constantemente todos estamos en condiciones de cometer errores, y eso es señal inequívoca de que tenemos la posibilidad de poder progresar por medio de nuestro desarrollo personal. Si no tuviéramos la capacidad de cometer errores, estaríamos en un estado de perfección. Pero somos seres evolutivos, y eso no existe dentro de nuestras dimensiones. Nuestro objetivo es desarrollarnos, constante y eternamente. Por tanto, la perfección absoluta no existe nunca en nosotros, solamente existe en Dios.

 

Y al no ser perfectos, cometemos errores, y esos errores son nuestras mejores enseñanzas para poder elevarnos, subiendo escalones de perfección de acuerdo a nuestra propia voluntad y esfuerzo.

 

Entendiendo esto, cambia totalmente la actitud ante la adversidad, porque os estamos dando la posibilidad de haceros conscientes de que toda la adversidad que se encuentra a vuestro alrededor son continuas oportunidades que tenéis para evolucionar.

 

Mantened la atención y la intención, y estaréis aprovechando vuestra etapa encarnada.

 

[1] Nota del canalizador: aunque lo expresé de esta manera, la idea era que, aunque podemos cambiar nuestro entorno en cierta medida, no podemos cambiar las circunstancias externas que nos sobrevienen, y no debemos centrarnos en pretender que cambien si no podemos influir sobre ellas, sino que debemos centrarnos en cambiar nosotros, mejorar, porque cuando nosotros cambiamos, todo cambia, y las circunstancias externas nos afectan de un modo diferente, llegando a poder transformarlas, cuando antes no podíamos hacerlo.

 

ELEGIR EL MEJOR CAMINO

 

Es importante elegir el mejor camino, pero cuando encontramos obstáculos en un camino, y más obstáculos, es posible que nuestra elección no fuese la correcta. Por eso es tan importante observar cada momento presente, porque nos permite mantener la consciencia, centrarnos en lo que nosotros podemos hacer, y no perdernos en lo que tendrían que hacer los demás. Porque solamente a través de nuestros actos podemos cambiar nuestro mundo. Cambiando nuestro mundo, cambia el resto del mundo.

 

Así, se os ha insistido muchas veces en la importancia de ser ejemplo ante los demás, y vuestra mejor versión nunca podrá incluir la crítica, quizá sea mejor plantear soluciones. Nunca lo será seguir la corriente a los que hablan y maldicen, quizá sea mejor plantear posibilidades constructivas. Nunca conseguiremos nada rebatiendo al que piensa de forma diferente, porque nos centraremos más en nuestros puntos de vista, y no seremos capaces de aprender de los puntos de vista de los demás.

 

Mantened la actitud del buen alumno, porque esa es la actitud del gran sabio. Sed conscientes de las oportunidades que tenéis en cada instante de vuestra vida para aprender y para desarrollar las dos cualidades esenciales del progreso del alma, el desarrollo intelectual y el desarrollo moral. Unidas esas dos herramientas tenéis las grandes armas que os permiten enfrentaros a la vida, creando más vida, felicidad, armonía, paz.

 

LA ACTITUD DEL SABIO

 

Solo se puede aprender cuando se tiene una actitud receptiva. La vida no nos puede enseñar, nosotros tenemos que aprender. La vida solo muestra, porque nadie enseña, solo muestra. No aporta sabiduría a nadie, solo muestra. Y la actitud del sabio es la de recibir cada una de las enseñanzas que aporta la vida, con la actitud más positiva, lo cual le permitirá aprovechar las enseñanzas del mejor modo, de acuerdo a su capacidad. Y esa capacidad irá aumentando de acuerdo al progreso que vaya realizando.

 

Por tanto, no todos tienen la posibilidad de aprovechar lo mismo de una misma situación. Entender esto nos permite desarrollar una gran compasión por todos aquellos que entienden de una forma más limitada de lo que entendemos nosotros, o al menos eso es lo que podemos interpretar. Pero en ningún momento se puede tener el más mínimo asomo de orgullo, porque nosotros podemos pensar que los otros, los demás, no son capaces de entender y, sin embargo, su proceso de comprensión y evolución puede ser muchísimo más adelantado.

 

Centraos en vosotros, aprovechad cada instante de vuestra vida, porque es el único modo de conseguir la felicidad, tanto para vosotros como para toda vuestra esfera de influencia. Y de acuerdo a vuestro nivel de progreso, la esfera de influencia se ampliará más y más y permitirá aportar a los demás, cada vez a más hermanos, las enseñanzas que vosotros habéis recibido como consecuencia de vuestro esfuerzo, de vuestro progreso, de vuestra atención ante las realidades de la vida.

 

AFRONTAR LA PACIENCIA ANTE LAS PERSONAS QUE NO DESEAN ESCUCHAR NUESTROS CONSEJOS

 

-       ¿Cómo afrontar la paciencia ante las personas que no desean escuchar nuestros consejos?

 

Cuando tenéis necesidad de comprender la paciencia en vuestras relaciones con los demás, es consecuencia de vuestra soberbia. Las relaciones con los demás siempre tienen que estar basadas en el amor, como cualquier otra cosa, y esto implica respetar de forma absoluta el proceso evolutivo de cada persona, de modo que cuando alguien no esté en condiciones, en disposición, de escuchar vuestras experiencias o vuestras enseñanzas, en ningún momento debéis insistir. Tienen el derecho de poder despreciar las enseñanzas, y vosotros tenéis la oportunidad de desarrollar vuestros niveles de amor y de humildad, al establecer una relación de amoroso respeto al camino que cada cual sigue.

 

Seguid dándoles oportunidades a través de vuestro ejemplo, pero no esperéis ningún tipo de respuesta, porque el amor nada pide, todo lo da, no intercambia. Por tanto, la frustración, el desencanto, ante cualquier desprecio de las enseñanzas que amorosamente podéis intentar transmitir, son lecciones de vida que os permiten entender hasta qué punto es importante encontrar el momento y el lugar adecuados para poder aprovechar las oportunidades de transmitir estas enseñanzas. Entendedlo así y podréis ir comprobando, experiencia tras experiencia, que cada vez os podrán afectar menos estas situaciones de indiferencia o de desprecio, porque os haréis más conscientes del camino que realmente tenéis que recorrer. Os daréis cuenta de que la labor de apostolado requiere de muchos más ejemplos que de palabras. Y, por tanto, las personas que realmente están interesadas serán las que se acerquen a vosotros, y no al revés.

 

LA RELACIÓN ENTRE LAS VIDAS ENCARNADAS Y DESENCARNADAS

 

Buenas noches, hermanos, que la gracia de Dios, Padre Todopoderoso, os cubra, que tengáis la capacidad, la atención, para poder cubrir la distancia del camino que os habéis marcado, porque el compromiso que habéis realizado para venir al mundo es la gran oportunidad, el trampolín, que os permite impulsaros en el progreso para poder avanzar en el camino de Padre.

 

El mundo espiritual podría parecerse, para que lo podáis entender, a ondas de radio. Cada ser espiritual tiene unos niveles de vibración diferentes, y emite y recibe dentro de ese nivel de vibración. La frecuencia de esa vibración podría equipararse con el grado de elevación espiritual. Cuanto mayor es el grado, mayor es la frecuencia vibratoria y, por tanto, solamente se recibe en la misma onda vibratoria en la que se puede emitir. Esta alegoría os puede permitir entender que cada persona, cada ser, cada alma que vive en el mundo espiritual, solamente puede relacionarse con otros seres que sean de similar nivel vibracional. Aumentar de nivel vibracional es disponer de una mayor capacidad de iluminación, de una mayor experiencia, de una mayor forma de ver las realidades de la vida, de acuerdo a la Ley del Amor, que es la que rige todo el universo.

 

Cuanta mayor ignorancia, la frecuencia vibratoria es más baja, y todo en la vida, tanto material como inmaterial, está vinculado a esto. Sin embargo, en el mundo inmaterial, durante el proceso inmaterial, se sigue aprendiendo, pero este aprendizaje no se puede poner en práctica con hermanos que sean de niveles vibratorios más bajos, ni con otros que tengan mayor vibración. Eso solo se puede hacer en el plano encarnado, porque aquí estáis todos en el plano material, donde tenéis la capacidad de poder interactuar, independientemente de que tengáis un nivel vibratorio espiritual más o menos elevado.

 

La voluntad del Padre Eterno ha deseado que así se produzca, para que podáis adquirir la experiencia, que vuestra ignorancia no es capaz de percibir por medio del aprendizaje, y también tenéis la oportunidad de poner en práctica las enseñanzas que habéis adquirido a lo largo de todo vuestro proceso vivencial, tanto encarnado como desencarnado.

 

Así se puede comprender de un modo mucho más racional toda la injusticia que hay en vuestro mundo, y se puede comprender cómo es posible que personas que, aparentemente son muy buenas, reciban los dolores del escarnio, de la necesidad, de las burlas, de la indiferencia, porque los hermanos que puedan tener menos nivel vibratorio tienen el libre albedrío de poder agredir, atacar, a otros que, a través de su luz, les están cegando. Y, en base a su ignorancia, en lugar de intentar aprender, se enfrentan a ellos. Pero cuando el nivel de sabiduría es suficientemente elevado, se comprende el mensaje del Gran Maestro Jesús, cuando transmite la paz como norma de vida, el amor como camino, y la felicidad como respuesta a todo ello. Y nos invita a todos a ofrecer la otra mejilla cuando se nos ataca, y a perdonar “setenta veces siete”[1] cada vez que recibimos cualquier ofensa.

 

Pero no es una cuestión de reprimir en nuestro fuero interno la intención que puede estar moviéndose dentro de nosotros. A través de la consciencia, somos capaces de observarnos de un modo pacífico, equilibrado. A través de la conciencia somos capaces de discernir entre el bien y el mal[2], y podemos elegir el modo de responder ante cualquier acto. Cuando alguien os está pidiendo, entended dónde estáis vosotros y dónde pueden estar esas personas, sus necesidades y las vuestras, hasta qué punto vuestra ayuda puede ser para ellos una gran oportunidad de entender el agradecimiento que se puede tener a los demás. Pero no es una cuestión de esperar resultados, forma parte del modo de poder transmitir lo que vosotros ya sabéis a través de vuestro ejemplo. Y cada oportunidad que os da la vida es una forma de poder sembrar en el corazón y en las almas de los demás. No os importe quién recoja la cosecha, porque el que está en el camino del Padre es sembrador, y los que van detrás son los que podrán recoger, y eso es exactamente el verdadero camino de la evolución[3]. Porque solamente a través de esa aplicación de la sabiduría, a través de las oportunidades que os da la vida, y de los actos que realizáis de acuerdo a esas oportunidades, tenéis ocasión de poder demostrar que vuestra alma ha sido capaz de alcanzar estos niveles de sabiduría. Y simultáneamente con ello, estáis sembrando luz en otras personas sobre las que influyen vuestros actos.

 

Este proceso solamente se puede dar en el plano encarnado. En el plano desencarnado también se realizan labores de asistencia, como estamos haciendo nosotros con vosotros, pero tiene mucha menos relevancia, porque no estamos inmersos en vuestras realidades, y podemos observar la verdad de un modo mucho más claro de lo que podéis hacerlo vosotros. Sin embargo, en el plano encarnado, estáis todos, de todos los niveles, mezclados, y las oportunidades se os brindan en cualquier situación. Esa es una gran diferencia que hay, es la diferencia principal, que os permite demostrar vuestro nivel de evolución, hasta que podáis llegar a un grado en el que ya no será necesario que volváis a reencarnar. Porque todo el proceso de desarrollo del amor habrá podido alcanzar un nivel suficiente como para poder continuar en el plano espiritual.

 

Estas enseñanzas tienen importancia en el ámbito en el que os encontráis, porque os permiten ampliar vuestro horizonte, podéis comprender de un modo mucho más razonable la voluntad que Dios Padre Todopoderoso tiene para vuestra realidad, y eso os facilita la comprensión de todo lo que pasa a vuestro alrededor. La comprendéis, la entendéis como oportunidades, en lugar de como problemas. Y el dolor se mantiene, pero el sufrimiento desaparece, porque despierta en vosotros la energía renovadora de la fe, que os permite afrontar cualquier resistencia que se os presenta en la vida, y las cosas más dolorosas, las situaciones y experiencias más dolorosas, las podréis sobrellevar a través de la fe, con la resignación de la esperanza, en lugar de con la desesperación de la ignorancia.

 

[1] Evangelio según San Mateo 18,22.

[2] Ver artículo Consciencia y Conciencia.

[3] Nota del canalizador: pienso que, si observamos todo lo que hemos recogido en la vida sin necesidad de haberlo sembrado nosotros, podremos entender hasta qué punto es importante que seamos sembradores del amor de Dios, alegrándonos de que la cosecha la puedan recoger otras personas, y así, ponemos en práctica la comprensión de que todos somos hermanos y que todos somos uno con el universo y con Dios, somos su mano, porque hacemos su voluntad.

 

EL PROCESO CON LAS PERSONAS QUE VAN A MORIR ES EXACTAMENTE IGUAL QUE CON EL RESTO (1 DE 4)

 

-       ¿Hay algún consejo para las personas que están próximas a morir?

 

Las personas que sienten en su fuero interno que la muerte les acecha, pueden recibirla de muchas formas. Pueden mantenerse en una actitud de sufrimiento y de miedo ante lo desconocido. Pueden sentir rebeldía, rechazo, ante lo inevitable, o pueden sentir esperanza, al conocer la realidad de la inmortalidad del alma, al comprender, de un modo absolutamente claro, que el tiempo pasado en la carne es solamente un pequeño instante de pruebas, en relación con la eternidad.

 

Lo que más necesitan las personas que están en esta situación es encontrar un oído amable que les escuche de forma amorosa y compasiva, que les comprenda. Transmitid amor a estas personas, y solo a través de preguntas podéis ir induciéndolas para poder aportarles los conocimientos que vosotros podáis disponer. Es exactamente igual que con el resto de los hermanos encarnados, pero también con los hermanos desencarnados. Dijo el Maestro Jesús que “no hay que echar perlas a los cerdos”[1]. En el buen sentido de la comprensión de esta frase, es que no hay que transmitirles enseñanzas a las personas que no desean recibirlas o que no están en condiciones de poder recibirlas.

 

Pero el ejemplo es la mayor lección, y eso siempre estáis en condiciones de poder transmitirlo, porque forma parte de vuestra propia realidad, y las personas que se encuentran próximas a trascender el cuerpo físico, si observan que os mostráis en una actitud de paz interior y de serenidad, sentirán el impulso de conocer el motivo por el que os ocurre eso. Pero, repito, utilizad solamente preguntas, hasta que llegue el momento en que os pidan, de forma clara, recibir las enseñanzas.

 

[1] “No deis lo santo a los perros, ni echéis vuestras perlas delante de los cerdos, no sea que las pisoteen, y se vuelvan y os despedacen” (Evangelio según San Mateo 7,6).

 

EL PROCESO CON LAS PERSONAS QUE VAN A MORIR ES EXACTAMENTE IGUAL QUE CON EL RESTO (2 DE 4)

 

-       ¿Qué tipo de preguntas se podrían y no se deberían hacer?

 

¿Cómo te sientes?

¿Encuentras paz en la realidad de tu vida?

¿Me puedes explicar cuáles son tus grandes éxitos?

¿Qué es lo que te hace feliz, o qué es lo que te ha hecho feliz a lo largo de la vida?

 

Evitad preguntar, por ejemplo:

¿De qué te arrepientes?

¿Qué es lo que cambiarías?

 

Buscad solamente preguntar las cosas positivas, porque ellos, si lo desean, podrán meditar sobre sus errores. Intentar extraer esa información de ellos tiene la misma actitud negativa que pueden tener los sacerdotes en las confesiones. Dios conoce, y nuestro espíritu conoce. Nadie necesita explicarle a los demás de un modo forzado. Sus procesos de pensamiento podrán llevarle a entender los errores que cometió, y esos errores, si se analizan, si se comprenden, se está en condiciones de evolucionar, de aprender de ellos. Y habrá un momento en que tengan la oportunidad de poder reparar el daño causado a través de hacer el bien.

 

La gran enseñanza que os damos es que hacer el bien es el modo de poder compensar todos los errores que habéis tenido a lo largo de todas vuestras existencias. Y no es cuestión de que vayáis midiendo vuestros actos bondadosos, eso es un gran error, es como intentar dosificar el consumo del bien, ponerle un límite a la expresión del amor. Y eso solamente demuestra ignorancia y egoísmo pero, sobre todo, ignorancia. Porque el bien y el amor, cuanto más se entregan, más crece dentro de cada uno de nosotros.

 

Por tanto, profundizad en estos conceptos y entenderéis hasta qué punto podréis alcanzar niveles insospechados de felicidad dentro de vuestro plano encarnado. Y con esa actitud, estaréis en condiciones de marcar un camino a las personas que están próximas a trascender la vida corporal. Seréis una luz que les guíe. Pero solamente ellos, cada uno de nosotros, tenemos la oportunidad de elegir si queremos seguir, o no, las luces que nos marcan.

 

Y respetar esas opiniones es otra forma de amor, aunque os duela, porque estáis contribuyendo a desarrollar la libertad, y es esencial comprender que nadie puede actuar en el camino espiritual de un modo forzado. Solamente se puede avanzar en el camino del Padre de modo consciente y voluntario. Repito, consciente y voluntario. Porque todos los actos que se hacen de un modo automático, por inercia, por las enseñanzas que hemos recibido a nivel cultural, no sirven para nada en el progreso espiritual. Si no hay intención, no hay evolución. Y por eso, podemos afirmar que la ley de la inercia no funciona en el campo del progreso espiritual hacia Dios. Solamente existe el avance a través de los actos conscientes, que nos permiten actuar con criterio personal evolucionado.

 

EL PROCESO CON LAS PERSONAS QUE VAN A MORIR ES EXACTAMENTE IGUAL QUE CON EL RESTO (3 DE 4)

 

Pretender enseñar a los demás de un modo forzado, deja de tener sentido. Y las personas que están a punto de dejar la cáscara corporal pueden encontrarse en una situación emocional que no les permita atender a vuestras palabras. Comprended que esa situación puede ser tremendamente dolorosa y de gran sufrimiento para las personas que están sumidas en la ignorancia, que no son capaces de comprender la inmortalidad del alma, que el paso por el desconocido camino de la eternidad puede ser para ellos sinónimo de la extinción de su consciencia. Y esa creencia puede modular, de un modo muy significativo, su forma de entender esa realidad en la que está viviendo. Puede cargarse de sentimientos relacionados con el miedo; resistencia, como consecuencia de querer mantenerse, aferrarse, a la vida. Porque lo pueden observar como el que se cae por un pozo profundo, que no sabe dónde está el fondo.

 

No desean morir, y lo último que les puede interesar son palabras que no van a estar en condiciones de comprender. Por eso os decimos que hay que hacer preguntas, porque solamente si hay respuestas que indiquen interés, solo en esos momentos es cuando podéis estar en condiciones de entender que vais a sembrar sobre suelo fértil.

 

Por tanto, el proceso con las personas que van a morir es exactamente igual que con el resto, con la única diferencia de que esas personas pueden estar en condiciones de poder necesitar un oído que las escuche, y a través de vuestra comprensión amorosa, podréis conducirlas de un modo muy especial a que puedan comprender algunos de los conocimientos que vosotros tenéis.

 

EL PROCESO CON LAS PERSONAS QUE VAN A MORIR ES EXACTAMENTE IGUAL QUE CON EL RESTO (4 DE 4)

 

Pero no os aflijáis si disponéis de poco tiempo, porque si la actitud de esas personas se hace abierta a las enseñanzas que les podáis transmitir, en el momento en que desencarnen podrán tener la oportunidad de seguir aprendiendo en esa misma dirección. Tendrán la oportunidad de poder escuchar las plegarias que salgan de vuestro corazón. Podrán captar los sentimientos amorosos que les dirijáis. Y otros hermanos desencarnados tendrán la posibilidad de poder seguir transmitiéndoles enseñanzas que les alivien de los sufrimientos que puedan tener, o que les impulsen por el camino luminoso que ya puedan seguir.

 

Esos oídos y esa boca, que ponéis a disposición de las personas que están prontas a trascender la vida corporal, pueden ser la clave que les permita dar un salto en la comprensión del camino hacia Dios. Entended que cualquier momento puede ser el adecuado, pero esas situaciones tienen una circunstancia especial, y es el convencimiento por parte de esas personas de que no son inmortales en el cuerpo físico, y eso es algo que la mayoría de las personas, mientras no reconocen que están a punto de morir, viven la vida de un modo muy diferente. Por eso es tan importante observar la realidad de la muerte, para poder aprovechar la vida del modo adecuado. Y eso os podrá llenar de felicidad, porque iluminará vuestro camino, y al aumentar vuestra sabiduría por medio de la experiencia correcta, la felicidad también crecerá en vosotros.

 

LA COMPASIÓN (1)

 

Las realidades se pueden transformar en palabras, de acuerdo a determinados criterios, y cada persona puede tener el suyo propio. Pero es importante entender cada concepto, para que las personas que reciben las enseñanzas sean capaces de comprenderlas correctamente.

 

Cuando observáis que las personas sufren, podéis sentir compasión. Pero en el momento en el que adquirís la sabiduría necesaria, entendéis que forma parte de ese proceso, que les permitirá tener oportunidades de evolucionar. Digo tener oportunidades, porque solamente a través del trabajo, del esfuerzo, se es capaz de superar. La voluntad, cuando está regida por el equilibrio entre la mente y el corazón, y se dirige en el camino hacia Dios, empieza a superar todos estos obstáculos, pero esos obstáculos son lo que realmente permiten que mejore el espíritu, que se desarrolle, que se haga más fuerte, podríamos decirlo por analogía. Sin obstáculos en la vida, el espíritu no progresa, no evoluciona. El ser no evoluciona y, como consecuencia de ello, esa compasión empieza a comprenderse desde un punto de vista de tender la mano, pero sin sufrir, de modo que se permite que podamos ser canales de ayuda a todas las personas necesitadas, pero no podemos dar ningún paso por los demás. Comprended estas explicaciones, para que vuestra compasión esté correctamente dirigida hacia el progreso de los demás y hacia el vuestro, porque nunca vais a poder dar algo de lo que carecéis. Por lo tanto, evolucionad vosotros a través del amor y la sabiduría, y todo lo demás surgirá en vuestra vida de forma automática.

 

Según vais evolucionando, las enseñanzas llegarán a vosotros y a todos los demás seres. Es el proceso natural y sabio de Dios. Pero es necesario tener la voluntad de progresar. Las personas que se quedan estancadas en esas situaciones, en las que no avanzan nada, lo hacen por decisión personal, porque todo lo que ocurre en la vida está vinculado a las decisiones personales que cada cual toma. Cuando tenéis la sabiduría suficiente, la compasión se traduce en tender la mano, y no sufrir en ningún momento con el sufrimiento de los demás. Consiste en decir “estoy a tu lado para cuando me necesites” y tener la preparación necesaria para que, cuando nos llamen a la puerta, podamos responder. Esa es la misión.

 

LA COMPASIÓN (Y 2)

 

Entended la compasión como un modo de respeto en el proceso evolutivo de las demás personas. Desarrollad la compasión en vuestros corazones para poder comprender que los errores de los demás son el mismo proceso que estáis llevando vosotros con vuestros propios errores. Sentid, por tanto, la compasión, entendiendo que los demás tienen los mismos problemas, las mismas dudas y limitaciones, que tenéis o que habéis tenido vosotros, y comprended la importancia de esta compasión, para evitar las calumnias, las críticas y cualquier otro tipo de comentarios que puedan derribar la fortaleza de amor en la que deseáis instalaros.

 

Entended que la atención plena es un proceso que requiere de un trabajo intenso. Centraos, meditad a lo largo del día en breves momentos. No es necesario que adoptéis posiciones de recogimiento. La actitud es lo importante, y eso os permitirá volver a centraros y dirigir vuestra atención y vuestra intención de acuerdo a vuestros proyectos evolutivos. Aprovechad este recurso que os aporto, y sed capaces de poder centraros en vosotros mismos de un modo rápido, sencillo, en cualquier momento y lugar. Con la práctica conseguiréis lograrlo de un modo muy rápido, y os aportará grandes ventajas en vuestro proceso evolutivo.

 

Que sintáis la paz y el amor de Dios a vuestro alrededor, porque la paz y el amor de Dios impregna toda la creación, y solamente es necesario tener la actitud adecuada, para poder comprender todas las realidades que os rodean como necesidades de enseñanza que tenéis en vuestro proceso evolutivo. Mantened, por tanto, esa actitud de aceptar toda la experiencia de la vida, de aprender de ella, de resolver los problemas que afrontáis, y de mantener el corazón siempre con una sonrisa, que se reflejará en vuestro rostro, pero que también se reflejará en vuestra alma. Así, estaréis contribuyendo a crear un mundo mejor.

 

LOS CONCEPTOS DE DESTINO, MISIÓN Y FUNCIÓN (1 DE 3). EL DESTINO

 

-       ¿Qué nos podéis decir de los conceptos de destino, misión y función? ¿Y yo cómo puedo saber cuáles son los míos?

 

Los tres conceptos de los que has solicitado explicación se pueden denominar de muchas formas[1]. Las realidades se pueden transformar en palabras, de acuerdo a determinados criterios, y cada persona puede tener el suyo propio. Pero es importante entender cada concepto, para que las personas que reciben las enseñanzas sean capaces de comprenderlas correctamente.

 

El destino es el conjunto de virtudes que hemos acordado en esta vida desarrollar, mejorar, evolucionar. A través del destino sufrimos[2], porque estamos en una etapa de ignorancia, y como consecuencia de ello, nos equivocamos. Pero a través de la experiencia, somos capaces de poder trascender, aprender, superar y evolucionar en cada uno de los aspectos que nos planteamos, de acuerdo con nuestras capacidades.

 

Siempre es por mérito propio, y no siempre se consiguen superar todas las cualidades a evolucionar dentro del destino asignado a una vida. De hecho, en la mayoría de los casos, no se consiguen superar todas ellas. Pero eso no es malo, porque no hay nada que sea “malo”, todo es necesario. Para que se produzca la evolución, como ya he dicho, es necesario equivocarse, porque gracias a la equivocación somos capaces de aprender. Gracias al dolor, al sufrimiento, recibimos los impulsos que nos permiten, a través de nuestra consciencia, entender que ese no es el camino. Y nuestra intención, cuando es capaz de comprender esto, empieza a orientarse hacia el camino correcto en cada uno de los casos o circunstancias que forman parte de este destino.

 

[1] Nota del canalizador: estos términos están mutuamente relacionados, y nos ha parecido oportuno consultar sobre ellos a los Hermanos Espirituales. Dado que mi capacidad mediúmnica es consciente, tengo que interpretar los mensajes que me llegan utilizando mis propias palabras (más info en Cómo canalizo o contacto con seres espirituales), por lo que otras personas pueden dar diferentes nombres a estos conceptos. Para facilitar la comprensión, en la sección Diccionario se puede acceder también a las definiciones de estas palabras.

[2] Puede ampliarse este concepto en el artículo Dolor o sufrimiento

 

LOS CONCEPTOS DE DESTINO, MISIÓN Y FUNCIÓN (2 DE 3). LA MISIÓN

 

Extracto del artículo La compasión: «Cuando tenéis la sabiduría suficiente, la compasión se traduce en tender la mano, y no sufrir en ningún momento con el sufrimiento de los demás. Consiste en decir “estoy a tu lado para cuando me necesites” y tener la preparación necesaria para que, cuando nos llamen a la puerta, podamos responder. Esa es la misión».

 

La misión es ser capaz de apoyar a todos los hermanos a través de las capacidades que ya hemos adquirido. Y una capacidad nunca puede ser solo teórica, hay que estar en condiciones de poderse poner en práctica. A veces son solo palabras, a veces son hechos. Esa es la misión.

 

Por tanto, cuando preguntas cuál es tu misión, en realidad, la misión es todo el conjunto de capacidades que tienes desarrolladas, en mayor o menor medida, y con las que tienes la oportunidad de poder apoyar a otros hermanos que tienes a tu alrededor con tu sabiduría y con tus capacidades.

 

El mayor obstáculo que tiene la misión es el orgullo. En el momento en que sentimos orgullo, estamos tirando por tierra todo el proceso evolutivo que supone la ayuda que hemos dado a los demás. Los demás se pueden beneficiar de acuerdo a su voluntad personal, es cuestión de ellos. Tender la mano es cuestión propia, pero hacerlo con orgullo implica que no vamos a poder recibir ningún tipo de evolución, de aprendizaje, de esa experiencia.

 

Por tanto, como ya os hemos dicho muchas veces, la humildad es el gran ariete con el que podéis penetrar en el progreso propio. Tiene que ir siempre por delante la humildad, porque cuanto más elevado se está en la jerarquía celestial y espiritual, mayor humildad se tiene. Hasta tal punto que Dios es la humildad personificada, porque es capaz de seguir ayudando a todos los hermanos que están sumidos en la ignorancia, que se resisten a progresar. Y Dios siempre les tiende la mano. El Gran Maestro Jesús decía “sed perfectos, como Dios es perfecto”[1]. Tended la mano y permitid que todos los demás hermanos puedan decidir si quieren aprovechar la ayuda o no hacerlo. Esa es la misión.

 

Y para mantener la humildad es necesario entender que la coacción no puede llevarse a cabo a la hora de ofrecer ayuda, porque si a un amigo le estáis diciendo que podéis ayudarlo en determinada cuestión, le podéis estar coaccionando. Entended el momento en el que tenéis la oportunidad de poder ofrecer vuestro apoyo, de modo que siempre la otra persona tenga la oportunidad, la posibilidad, de poder decir que sí o que no, manteniendo siempre su libertad. Y observaos, porque cuando os digan que no, os podéis sentir heridos en el orgullo, y cuando os digan que sí, vuestro orgullo os puede cegar. En esas preguntas es cuando más atentos debéis estar, para mantener la bandera de la humildad delante de vosotros.

 

Expresadlo a través de una sonrisa en el rostro, y seréis capaces de comprender, de un modo cada vez más profundo, vuestros procesos internos. Iréis aprendiendo a través de la experiencia, pero estos conocimientos multiplican los efectos, porque sabéis en qué dirección deben ocurrir los acontecimientos de vuestra vida. Eso es lo que se puede denominar “saltos cuánticos”[2], porque se producen progresos muy rápidos.

 

[1] Evangelio según San Mateo 5,48.

[2] Ver artículo Los ritos religiosos

 

LOS CONCEPTOS DE DESTINO, MISIÓN Y FUNCIÓN (3 DE 3). LA FUNCIÓN

 

La función son aquellas actividades que desarrollamos para interrelacionarnos con los demás, las actividades de tipo laboral, de vinculación a otras personas, aquellas que nos permiten mantenernos en un ambiente familiar, cumpliendo cada cual el trabajo que le pueda corresponder.

 

Hay personas cuya función, simplemente, es darles a los demás oportunidades de progreso, como puede ser el caso de los hermanos que tienen graves deficiencias físicas o mentales. El trabajo que están realizando es sumamente importante, porque están dando muchísimas oportunidades a las personas que tienen alrededor para poder desarrollarse en sus funciones y en sus misiones[1].

 

Y cuando sois capaces de integrar estas tres cualidades, conseguís unos niveles de felicidad en la vida sumamente elevados. Porque la misión siempre genera felicidad, y el destino siempre implica sufrimiento, pero cuando somos capaces de evolucionar el destino, significa que hemos aprendido, y cuando hemos aprendido podemos transmitirlo a los demás, es decir, podemos convertirlo en misión, y el sufrimiento se transforma en felicidad. Y si las actividades que realizamos durante el día para interrelacionarnos con el mundo, que son la función, pueden ser a la vez la misión, aunque sea solamente en determinados momentos, impregnamos el trabajo de cada día de una felicidad absoluta.

 

Pero entended, hermanos, que el principal objetivo es desarrollar vuestras capacidades [el destino]. De nada sirve ayudar a los demás si no tenéis con qué hacerlo. Son buenas intenciones, pero dirigidas de un modo incorrecto. Nadie puede dar de aquello de lo que carece. Entended bien estas enseñanzas, porque permiten desarrollar cada día de vuestra vida, dándole sentido, conociéndoos cada vez con mayor profundidad a vosotros mismos, y siendo capaces de mejorar el mundo a vuestro alrededor.

 

[1] Nota del canalizador: entiendo, desde mi punto de vista personal, que también les facilitan la posibilidad de desarrollarse en las capacidades vinculadas a sus destinos, aunque se podría entender, de acuerdo al siguiente párrafo, que el desarrollo de las funciones y misiones podría implicar atender a los destinos.

 

LAS LECCIONES DE LA VIDA

 

Que la paz y el amor de Dios os cubra, hermanos, que os permita seguir entendiendo, de un modo profundo y consciente, cada uno de esos momentos que la vida nos da en forma de lecciones. Aprovechadlas, sonreíd a la vida, entended que siempre, cualquier lección que nos dé la vida es una gran oportunidad que tenemos de evolucionar.

 

EL LIBRE ALBEDRÍO EN LA ATENCIÓN PLENA

 

Cada ser tiene el libre albedrío para poder elegir cómo comportarse, cómo expresarse ante el mundo y ante sí mismo. Podemos elegir actuar con orgullo o con humildad, con arrojo o con prudencia, con desprecio o con caridad. Siempre es elección nuestra. Pero la ignorancia nos mantiene unidos a las reacciones automáticas ante todo tipo de situaciones.

 

Todo el aprendizaje que hemos recibido a lo largo de la vida lo hemos interiorizado y se convierte en parte de nosotros, y todos los procesos de meditación y de comprensión a los que llegamos también forman parte de ese proceso de elevación, de progreso en el camino que Dios nos marca a todos los seres evolutivos.

 

Cuando nos convencemos de la importancia del discernimiento, desarrollamos una atención plena, que nos permite valorar, de un modo claro y objetivo, cada momento de nuestra vida. Pero la vida en el plano encarnado, muchas veces tiene demasiada velocidad, y no somos capaces de reaccionar dando nuestra mejor versión de nosotros mismos. Pero como ya os dijo un hermano que vino hace poco, y que habló en nuestro nombre[1], la meditación del día, el análisis de todo lo que hemos hecho, nos va a facilitar poder reconocer todos aquellos momentos en los que podríamos haber dado esa mejor versión de nosotros mismos y no lo hemos hecho. Eso es un motivo de júbilo, porque hemos sido capaces de aprender, a través de la comprensión, incluso de los errores que cometemos nosotros. Es un proceso tremendamente importante en el progreso del ser humano, porque solamente en la etapa encarnada se tiene esta posibilidad.

 

Aprovechad, pues, la atención plena a lo largo de vuestra vida, a lo largo de vuestro día, en cada momento. Concentraos en la realidad en la que vivís, evitando estar en el pasado o en el futuro, concentraos en el presente. El pasado solo sirve para aprender de los errores y aciertos, y el futuro solamente debe plantearse con la finalidad de establecer proyectos flexibles que nos permitan mantener nuestros niveles de felicidad, independientemente de que se cumplan o que no se cumplan las expectativas planteadas.

 

[1] Ver artículo Transformación constante

 

TENÉIS LA OPORTUNIDAD DE CAMBIAR EL MUNDO

 

Tenéis la oportunidad de cambiar el mundo, pero solo podéis hacerlo cambiando vosotros, porque si lo que hacéis ahora no cambia el mundo, tenéis que cambiar vosotros para poder cambiar el mundo.

 

Estáis en el momento y en el lugar que necesitáis todos los seres encarnados y desencarnados. Aprovechad cada momento. Tomad las decisiones que necesitéis, analizando correctamente todos los parámetros con los datos que tenéis en cada momento. Y si la respuesta a vuestras decisiones no se ajusta a lo que vosotros esperabais, observad, porque eso que ocurre es lo que necesitáis para vuestro progreso. Y cada vez que os enfadáis por los resultados no deseados, estáis perdiendo la oportunidad de entender el motivo por el que eso se ha producido. Forma parte del aprendizaje de la vida.

 

QUÉ HACER CON LAS COSAS QUE CONSIDERAMOS REALMENTE MALAS DEL MUNDO

 

-       Últimamente el canalizador ha recibido muchas enseñanzas sobre la aceptación. Sin embargo, ¿qué ocurre, qué hacer con las circunstancias y las cosas que consideramos realmente malas del mundo?

 

Cuando consideramos algo “malo” o “bueno”, es el modo de valorar; lo que realmente nosotros estamos valorando es que nos conviene o que no nos conviene, que nos interesa o que no nos interesa, que está dentro de nuestros modelos de perfección, siempre en evolución, o que se aleja de ellos. Pero los procesos de cada ser evolutivo son totalmente personales, y todo lo que ocurre es necesario. Repito, todo lo que ocurre es necesario. Cuando seáis capaces de entender esto, dejaréis de valorar como bueno o malo lo que hay en vuestra vida, y os centraréis en vosotros. Porque si consideráis que vuestro país, o el mundo, tienen que cambiar, debéis entender que hay algo en vosotros que tiene que cambiar.

 

Aceptar la realidad es comprender que todo ocurre con una finalidad que marca Dios, y que es necesario para dar oportunidades de aprendizaje a todos los seres evolutivos. Pero eso no significa que debáis de dejar que el mal invada vuestra vida. Tenéis un proceso, y dentro de todos los seres evolutivos está el anhelo de la felicidad. Vosotros ya sabéis que la felicidad se logra, única y exclusivamente, a través del progreso en amor y sabiduría. Única y exclusivamente. Es el camino de Dios. Y ese amor y esa sabiduría se desarrollan a nivel interno y se expresan y se transmiten a través de vuestros actos y de vuestras palabras.

 

MISIÓN DE CONSULTA Y ASESORAMIENTO

 

Nadie tiene la potestad de estar pidiéndoles que expliquen sus problemas, sus defectos, sus limitaciones. Nadie mejor que ellos para poder comprender cómo les puede estar afectando en cuanto a sus relaciones con el plano espiritual. Pero estad receptivos y tended la mano, porque eso es cumplir la misión de Dios con los demás hermanos. Y mostradles el camino que conozcáis, de acuerdo a vuestra luz. Ponedles ejemplos de vuestros errores, y del modo en que fuisteis capaces de superarlos. Os vuelvo a recordar que el ejemplo es el mejor maestro para poder transmitir a los demás el camino del Padre[1].

 

Seguid siendo una mano tendida, y respetad sus decisiones. Eso contribuirá a que entiendan que sois hermanos de confianza, y os facilitará encontrar ocasiones para poder transmitirles la palabra de ayuda, el gesto de ayuda, la acción de ayuda que necesiten cuando sea necesario.

 

[1] Ver artículo Eres una semilla

 

PREDICAR DE ACUERDO A LO QUE MARCA EL PADRE ETERNO

 

Todos los que predican pretenden transmitir lo que ellos consideran conveniente. Pero el que predica de acuerdo a lo que marca el Padre Eterno, no hace eso, no muestra lo que le parece conveniente, sino que muestra lo que él sabe que es bueno por medio del aprendizaje y de la experiencia. Porque cuando se sabe algo de forma teórica, en ese momento no podemos constatar que esa idea sea real. Debemos de ponerlo en práctica para garantizar que estamos enseñando algo que realmente podemos confirmar que funciona. Pero cuando tenemos la firme convicción de que algo es bueno o verdadero, sin haberlo podido contrastar por la experiencia, debemos ser capaces de informar de que eso no lo hemos comprobado y, por lo tanto, puede no ser real.

 

EL PROCESO DE APRENDIZAJE ES INDIVIDUAL

 

Todos estamos en un proceso de aprendizaje. Forma parte del camino de la evolución en sabiduría y, como consecuencia de ello, hay personas que tienen unas experiencias, y otras personas tienen otras diferentes. El hecho de poder transmitir las experiencias personales facilita el aprendizaje, pero en una experiencia de otra persona, solamente recibimos su interpretación de esa experiencia. Hasta que no la experimentemos nosotros personalmente, no podemos garantizar que eso funcione, y la experiencia personal requiere mantener un nivel de consciencia elevado para poder captar, con todo detalle, la experiencia que estamos teniendo.

 

Todo esto puede resumirse en que, independientemente de lo que haya a nuestro alrededor, nuestro proceso personal nos puede permitir mantener un estado de permanente aprendizaje y, por lo tanto, de proceso evolutivo constante en felicidad. Y cuando hay algún elemento, alguna situación, alguna circunstancia sobre la que nosotros podamos actuar para poder convertirla en algo mejor, la vida nos pone las herramientas para poder hacerlo. Pero cuántos hermanos hay que se centran en la paja del ojo ajeno, y no observan la viga en el ojo propio.

 

EL PROCESO EVOLUTIVO

 

Todo proceso evolutivo requiere de unos pasos. Los edificios se construyen ladrillo a ladrillo. No se puede pretender que todo evolucione de forma simultánea e instantánea. Es imposible. Porque solo a través del progreso individual y por el esfuerzo personal, el trabajo regenerador se lleva a cabo.

 

Todo proceso de evolución es positivo, y tú lo puedes comprobar si profundizas en tu interior y te das cuenta de qué modo llegan tus pensamientos, se traducen en sentimientos, y decides, a través de tu voluntad, cómo ponerlos en práctica en la realidad de la vida. Ese proceso de perfeccionamiento en la aplicación de este concepto es progresivo, como todo. Sí que es cierto que existen cambios muy rápidos, donde se producen unos saltos evolutivos muy importantes, pero es una forma de percepción. Sigue habiendo un proceso, porque para que se produzca un efecto han tenido que producirse unas causas previas, en muchos casos acumuladas, y el efecto puede aparecer en un momento dado, pero como consecuencia de esas causas que han ido sucediéndose anteriormente.

 

Ningún plato de comida se prepara de forma instantánea, lleva su proceso. Si tienes los ingredientes organizados previamente, lo puedes preparar muy rápido, pero todo el trabajo anterior había sido hecho. Esta analogía es la que te puede hacer comprender que tu proceso evolutivo, exactamente igual que el proceso evolutivo de todos los seres que formamos parte de la creación del Padre Eterno, tenemos que pasar por las experiencias de la ignorancia, y gracias a ellas conseguimos la experiencia de la sabiduría. Nunca se puede llegar a la sabiduría sin haber cometido errores, y esos errores quedan perfectamente definidos a través de las experiencias. Por eso estáis viviendo en un planeta que sufre muchos errores.

 

Pero cuando seáis capaces de entender qué es el proceso evolutivo de cada ser individual, enseguida seréis capaces de comprobar hasta qué punto afectan las circunstancias de la vida de un modo diferente a cada uno de los seres evolutivos. A unos les afectan de un modo y a otros, de un modo diferente. Porque Dios, en su infinita sabiduría, es capaz de dar a cada cual lo que necesita, y con el espíritu compasivo tenemos la oportunidad de apoyar a todos aquellos que sufren, pero solamente en el caso de que lo soliciten, porque el sufrimiento forma parte del proceso evolutivo de cada ser.

 

Entended que no se puede ayudar a nadie si no tenéis las capacidades necesarias y, por lo tanto, es fundamental mantener la coherencia con el proceso evolutivo de cada uno de los seres que os rodean. Entended la fraternidad desde un punto de vista amplio, profundo y sabio; desead lo mejor a todos, especialmente a esos que hasta hace poco odiabais, y que ahora empezáis a comprender que son los que más necesitan de vuestra energía amorosa.

 

EL PROCESO EVOLUTIVO DEL MUNDO

 

El mundo forma parte del proceso evolutivo de los habitantes que lo componen, y mejorará de acuerdo a la mejora de cada uno de los encarnados y desencarnados que nos encontramos en este planeta. Y cuando observáis esas cosas que llamáis “malas”, entended el concepto de la compasión, porque nadie hace algo que considere que es malo. Todos actúan de acuerdo al nivel de sabiduría que tienen en cada momento y, si su nivel de sabiduría es bajo, los resultados estarán en consonancia con él.

 

Al que no sabe, hay que enseñarle. Al que no puede, hay que ayudarle. Ese es el camino del progreso de todas las sociedades y de toda la humanidad.

 

Y el libre albedrío debe entenderse de modo que nunca se puede obligar a nadie ni a aprender ni a ser ayudado. Tended la mano, pero no obliguéis. Esa es la mejor forma de relación amorosa con todos vuestros hermanos, con vuestros prójimos. Y de este modo, ante cualquier proceso que consideréis que pueda mejorar a la sociedad, preguntaos “qué es lo que yo puedo hacer que esté en el camino de Dios para poder cambiar esta situación que no estoy admitiendo”. Porque cuando no se admite una situación, provoca dolor y sufrimiento, cuando se admite, el sufrimiento desaparece. Puede existir dolor, por las consecuencias negativas, pero el sufrimiento desaparece. Y se actúa ante esas situaciones de un modo mucho más compasivo, pero también mucho más eficiente, porque nos centramos en las soluciones, en lugar de hacerlo en los problemas.

 

QUÉ SE HACE DURANTE LA ETAPA DESENCARNADA DE ERRATICIDAD (1 DE 6). VINCULACIÓN A UN PLANETA

 

La mayoría de los seres evolutivos se mantienen muy próximos a los planetas donde encarnaron y encarnarán, porque la mayoría de los seres evolutivos suelen encarnar constantemente en los mismos planetas, no suelen cambiar de planeta.

 

-       Con el concepto de “evolutivo” ¿te refieres al ser humano, tal cual nos encontramos aquí y ahora en el mundo o a seres más elevados?

 

Los seres evolutivos son los que han recibido la chispa divina de Dios para progresar, por mérito propio, en el camino ascendente de sabiduría y de amor. Esto incluye toda la manifestación de Dios en el universo, tanto los minerales, como los vegetales, los animales y los seres humanos dentro de los planos encarnados, de tal manera que los seres humanos que están vinculados al proceso de progreso en un planeta, se mantienen normalmente en él, encarnando y desencarnando sucesivamente durante muchas vidas.

 

QUÉ SE HACE DURANTE LA ETAPA DESENCARNADA DE ERRATICIDAD (2 DE 6). EL PROCESO DE TURBACIÓN CUANDO SE ENCARNA

 

-       ¿Pero qué se hace mientras se está esperando a otra encarnación, o cuando hace poco que se acaba de desencarnar?

 

Todo proceso de encarnación y desencarnación incluye una etapa de turbación, donde se pierde la consciencia durante un periodo de tiempo. La duración depende de muchas circunstancias, pero esencialmente se puede entender como que, a más luz, menos tiempo e intensidad en la turbación. Una persona con poca luz, pierde totalmente la consciencia, tanto cuando nace como cuando muere en el plano encarnado. Este proceso facilita el borrado de la memoria que el Padre Eterno ha diseñado para facilitar las experiencias en el plano encarnado sin las limitaciones de los recuerdos de todos los errores cometidos anteriormente[1]. Así se evita el sufrimiento que puede suponer el haber cometido actividades que puedan considerarse altamente reprobables, como asesinados, producción de dolor en otras personas, etc.

 

Por lo tanto, cuando se encarna, se pierde todo conocimiento anterior, y se entra en la etapa encarnada con total pureza, adquiriendo poco a poco, de acuerdo con las necesidades, las virtudes o defectos que son necesarios para el progreso que se ha establecido en esa etapa encarnada.

 

[1] Ver artículo El olvido de las vidas anteriores y la humildad

[2] Ver artículo ¿Qué nos espera tras la muerte? (2) Mensaje recibido de los Hermanos Espirituales

 

QUÉ SE HACE DURANTE LA ETAPA DESENCARNADA DE ERRATICIDAD (3 DE 6). EL PROCESO DE TURBACIÓN CUANDO SE DESENCARNA

 

Cuando se desencarna, el proceso de turbación facilita que el desacoplamiento del cuerpo físico suponga el mínimo de sufrimiento para el alma ignorante, y cuando desaparece esa turbación, al menos en parte, y empieza a adquirir consciencia de sí mismo, cuando desaparece el sueño de la muerte y empieza a observarse a sí mismo y a lo que le rodea, empieza a recibir una serie de información. Esto puede ocurrir directamente en el momento de fallecer, y ocurre con los seres que tienen un alma, podemos llamarle, con más luz. Pero los seres que no tienen luz, pasan por ese estado de turbación en consciencia, como si fuese un sueño normal, en el que no recuerdas nada a lo largo de la noche. Y cuando despiertan, cuando su nivel de consciencia es suficiente como para entender, para captar su realidad, o parte de su realidad y lo que hay en su entorno, empiezan a interactuar. Los seres que tienen poca luz observan sufrimiento, porque el sufrimiento es el modo en el que Dios nos regala la posibilidad de poder cambiar, de poder evolucionar. Cuando adquirimos suficiente luz, podemos empezar a entender la importancia que tiene el sufrimiento para poder progresar todo ser evolutivo.

 

Ese sufrimiento de los hermanos que tienen poca luz no permite que paguen ningún tipo de deuda adquirida. El sufrimiento no es el modo en el que compensan los errores que hayan cometido a lo largo de la vida, solo es la señal, solo es el modo de que tengan la posibilidad de comprenderlo. Del mismo modo que cuando se tiene una herida, el dolor nos está avisando de esa herida, y podemos sufrir o no sufrir. Si somos ignorantes, sufriremos por la herida. Si conocemos el modo de tratarla, observaremos el dolor, pero nos pondremos manos a la obra para reparar el daño causado, para curar la herida. Y a través de la comprensión, ese dolor se entiende como necesario para poder reparar el daño. Con la comprensión se disipa el sufrimiento.

 

QUÉ SE HACE DURANTE LA ETAPA DESENCARNADA DE ERRATICIDAD (4 DE 6). DOLOR Y FELICIDAD

 

Cuando se está desencarnado y se adquiere la comprensión necesaria, el sufrimiento desaparece, pero debéis entender que cuando hay algo que no habéis alcanzado, un nivel que no habéis alcanzado, un error, una falta que habéis cometido, es consecuencia de vuestra ignorancia. Por lo tanto, se producirá dolor y, si no aprendéis inmediatamente, sufriréis. Pero en el momento en el que comprendéis esta circunstancia, que aprendéis de ella, aunque siga manteniéndose el dolor, el sufrimiento también desaparece.

 

En el plano desencarnado, todos los errores cometidos a lo largo de la vida empiezan a manifestarse en forma de dolor, y todas las virtudes y progresos que se han logrado se derraman en cada uno de los seres en forma de luz y felicidad.

 

Los hermanos que tienen un nivel afín, similar a los recién desencarnados, quedan unidos, como si fuese un proceso magnético, de tal manera que los hermanos recién desencarnados con elevados niveles de luz se reúnen con otros similares. Y con los que no tienen luz ocurre lo mismo. Así, los más iluminados están rodeados de un entorno más luminoso, más feliz. Los menos iluminados están rodeados de otros seres igualmente con poca luz, con muchos errores, con poca felicidad.

 

QUÉ SE HACE DURANTE LA ETAPA DESENCARNADA DE ERRATICIDAD (5 DE 6). EL PROCESO DE CONSCIENCIA

 

El proceso de consciencia para poder aprender en todos los momentos de la existencia, tanto encarnada como desencarnada, nos permite mantener la capacidad de elegir, en cada circunstancia, el modo de interpretarla y, como consecuencia de ello, incluso en los planos desencarnados, se tiene la oportunidad de entender que ese dolor que se tiene en el entorno en el que se está es una forma de aprendizaje, y en ese momento es cuando, realmente, se produce el proceso de progreso espiritual, de aprendizaje. Lo que habéis oído que se denomina “el perdón de los pecados”.

 

Quedará pendiente para la siguiente encarnación la posibilidad de poder demostrar que se ha aprendido, que se ha interiorizado completamente esa lección y, de acuerdo con ello, se expondrán a las experiencias para poder demostrarlo. Por tanto, esas experiencias nunca estarán relacionadas con el bienestar y la felicidad, porque solamente a través de la resistencia se es capaz de evolucionar y, por eso, en el mundo encarnado existe tanto dolor, porque hay muchas personas que están con necesidad de aprender. Todos los hermanos encarnados tenéis oportunidad de aprender constantemente, en cada instante de vuestra vida. Y no solamente eso, también tenéis la oportunidad de poder demostrar, poner en práctica, todos los procesos de sabiduría y de amor que sois capaces, de acuerdo a vuestro nivel de progreso.

 

Por tanto, en este plano desencarnado, el alma se hace consciente de una parte de los errores cometidos para poder subsanarlos. Y del progreso obtenido hasta el momento, para poder consolidarlo, como una roca sobre la cual poder seguir elevándose en la gran montaña del progreso hacia Dios, el progreso en la felicidad.

 

QUÉ SE HACE DURANTE LA ETAPA DESENCARNADA DE ERRATICIDAD (6 DE 6). EVOLUCIÓN Y FELICIDAD

 

Todo el proceso desencarnado es una preparación para poder entrar en el plano encarnado y tener las máximas oportunidades de poder demostrar las enseñanzas adquiridas. Todo lo que se ha aprendido debe ponerse en práctica en un entorno de oposición. Poner el práctica algo dentro de un entorno agradable, amigable, confortable, no permite nunca progreso, solo permite desarrollar la felicidad[1], pero no permite progreso[2].

 

-       ¿Y la felicidad no implica progreso?

 

La felicidad es un estado como consecuencia de la evolución que se tiene en amor y en sabiduría. Cuanto más progreso, más felicidad[3]. Pero la felicidad es el resultado. El progreso es en amor y en sabiduría. Por lo tanto, el que busca la felicidad, al final lo que encuentra es solo satisfacción de sus sentidos, y eso realmente no es felicidad. La verdadera felicidad consiste en aprender y amar cada vez más. Y cada vez que se pone en práctica lo que hemos evolucionado en cuanto a amor y a sabiduría, tenemos la gran satisfacción que tiene como resultado la felicidad verdadera. Y eso, en el plano encarnado, solamente se puede hacer en compañía de otros hermanos.

 

Solamente a través de tu progreso en amor y en sabiduría irá aumentando la felicidad. Por lo tanto, no depende de lo que hay en el exterior, solo depende de lo que hay en tu interior.

 

[1] Ver artículo Los conceptos de destino, misión y función (2 de 3). La misión

[2] Ver artículo Los conceptos de destino, misión y función (1 de 3). El destino

[3] Ver artículo Buscad el desarrollo de la felicidad

 

¿CÓMO SE PROGRESA EN AMOR? AMARNOS A NOSOTROS MISMOS

 

¿Cómo se progresa en amor? Interactuando contigo mismo y con los demás, con todo lo que hay en tu interior y en tu exterior. No puedes progresar en amor si te estás autoflagelando, si estás sufriendo por todos los errores que cometes, si sientes miedo de tus propias decisiones y no te atreves a exponerlas. No puedes sentir ninguna felicidad en estos casos, porque no estás desarrollando el amor contigo mismo. Pero si te haces consciente de tus sentimientos, de tus necesidades, y diriges tu vida a que se cumplan de un modo suave, fluyendo con la vida, si eres capaz de entender todas tus tendencias, cada una de ellas, observándolas, y entendiendo que puedes dar una mejor versión de ti con una actuación diferente, estás dándote la oportunidad de progresar, porque te estás amando, que es el primer punto sobre el que tenemos que centrarnos, amarnos a nosotros mismos, porque Dios está en nosotros. Y amarnos a nosotros mismos es una de las formas de expresar el amor a Dios.

 

Somos su creación y, como consecuencia de ello, el proceso de cuidar de nuestra realidad es la mejor forma de poder contribuir al progreso de todos los demás. Pero estamos interactuando con otros hermanos y cuando somos capaces de transmitirles el amor a través de los ejemplos, a través de los actos, ayudando, escuchando, opinando cuando nos preguntan, estamos dando la oportunidad de poder ayudar en el progreso de los demás. Pero solo podemos ayudar a los demás en la medida en la que podemos ayudarnos a nosotros mismos. Y en eso se sintetiza el progreso en el amor.

 

Por tanto, entended y fijad en vuestra mente que la sabiduría y el amor deben ir de la mano[1] para poder progresar en felicidad.

 

[1] Ver artículo ¿Cómo se evoluciona en sabiduría?

 

¿CÓMO SE EVOLUCIONA EN SABIDURÍA?

 

¿Cómo se evoluciona en sabiduría? La sabiduría es el conocimiento profundo de las realidades. Es conocer las cosas, cómo se producen y qué efectos se logran como consecuencia de las mismas. Todo proceso que nos imaginamos y que no hemos podido constatar, nunca jamás puede ser sabiduría, ya sea en cuanto a comportamiento, ya sea en cuanto a funcionamiento de la propia naturaleza o de cualquier otra cosa. Pero cuando comprendemos con profundidad cómo funciona cualquiera de las realidades que nos afectan en nuestro entorno, desarrollamos sabiduría, porque aumentamos nuestra capacidad de poder mejorar ese entorno en que nos movemos. Y esa mejora del entorno crea unas circunstancias que son más agradables y que, gracias a nuestra participación, cuando somos capaces de entender que esa participación se puede desarrollar en el plano de la humildad, estamos adquiriendo unos niveles de felicidad que no se pueden comparar con ningún otro proceso.

 

Por tanto, entended y fijad en vuestra mente que la sabiduría y el amor deben ir de la mano[1] para poder progresar en felicidad.

 

[1] Ver artículo ¿Cómo se progresa en amor? Amarnos a nosotros mismos

 

GESTIONAR EL TIEMPO Y DIRIGIR LA VIDA (1). GESTIONAR VUESTRO TIEMPO

 

Es importante que gestionéis vuestro tiempo. Tenéis total libertad para poder hacer lo que deseéis, pero la organización del tiempo es lo que os permite alcanzar los objetivos, de acuerdo a vuestra voluntad. Entended la importancia que tiene para vuestro progreso personal elegir y comprometeros a desarrollaros durante unos periodos de tiempo a lo largo del día.

 

Estos pensamientos se desarrollan en varias partes. La primera de ellas es el agradecimiento a Dios al comenzar el día. Con ese sentimiento, entramos en sintonía con las vibraciones elevadas que nos permitirán avanzar y desarrollar nuestras actividades en línea con nuestras capacidades de evolución suprema.

 

GESTIONAR EL TIEMPO Y DIRIGIR LA VIDA (2). AGRADECIMIENTO

 

Cada vez que recibáis cualquier buen sentimiento, cualquier buena obra, cualquier cosa de la que podáis estar y sentiros agradecidos, el abrazo de un ser querido, las palabras cariñosas de alguien, los alimentos del día… el sentimiento de agradecimiento por ellos os permite desarrollar un nivel de vibración elevado, que os facilitará manteneros en él de un modo mucho más habitual de lo que puede hacer una persona que se mantiene en estados neutros de pensamiento y de sentimiento.

 

Haceos conscientes de todo lo que hay a vuestro alrededor, de toda la maravilla de vida que se os muestra, de todas las oportunidades que tenéis de sentir bondad y de actuar en bondad. Agradeced constantemente, porque con esta actitud tenéis la vibración adecuada para poder manteneros en un estado evolutivo que cada vez os permitirá captar más y más energía vibratoria superior. Y de acuerdo con la ley de sincronicidad, entraréis en la frecuencia en la que podréis captar esta información de sabiduría en cada una de las experiencias de vuestra vida.

 

GESTIONAR EL TIEMPO Y DIRIGIR LA VIDA (3). LAS OPORTUNIDADES DEL ESTUDIO

 

Pero si, además, tenéis reservados unos periodos de tiempo a lo largo del día para poder estudiar, y no digo leer, digo estudiar, vais a poder alcanzar en muy poco tiempo una capacidad de comprensión que multiplicará vuestras capacidades actuales. Porque el proceso de estudio es la puerta que os abre al conocimiento más profundo, y combinado con la actitud amorosa, os impregna de sabiduría, para poder evolucionar de un modo que no os podíais imaginar hace poco tiempo. Comprended que insistamos en esto. Ya os lo hemos comentado en otras ocasiones, y es muy importante, porque vosotros estáis buscando la elevación espiritual, el progreso humano en vuestra encarnación[1].

 

[1] Se está refiriendo a los participantes en la comunicación, pero le afecta de igual modo a toda persona que lea este texto y lo sienta así.

 

GESTIONAR EL TIEMPO Y DIRIGIR LA VIDA (4). LOGRAR EL PROGRESO

 

El progreso no se da si os mantenéis en el mismo estado. Tenéis que cambiar para poder evolucionar, y ese cambio se tiene que dar en el día a día, a través de un entrenamiento que os permita mejorar de acuerdo a los objetivos que os planteéis. Unos objetivos que deben ser concretos, porque si los objetivos no están claros, vuestra mente no podrá enfocarse en nada. Y tienen que ser tan concretos que os permitan tener una motivación fundamental, importante, una motivación que os impregne de ilusión y de alegría cada vez que empecéis el momento que elijáis para comenzar vuestro trabajo diario. En ese periodo que vais a dedicar, que podéis dedicar si lo deseáis, para evolucionar de un modo multiplicador, os sugiero que recopiléis toda la información que os estamos aportando sobre el proceso de aprendizaje, porque es esencial para poder ponerlo en práctica de un modo eficiente.

 

GESTIONAR EL TIEMPO Y DIRIGIR LA VIDA (Y 5). MANTENER LA ATENCIÓN PERMANENTE Y ANÁLISIS DEL DÍA

 

Nota del canalizador: este texto está relacionado con la comunicación recibida el 23/02/2021, y que se está difundiendo con el título “Gestionar el tiempo y dirigir la vida”, por lo que se continúa con el mismo título.

 

Buenas noches, hermanos, que la paz y el amor de Dios os llene, que la sabiduría que reside en vosotros pueda impregnaros, para que podáis entender vuestra experiencia en la vida.

 

Todo el tiempo que participáis en el proceso carnal tiene una función constante de trabajo, de oportunidad, que disponéis para poder ir perfeccionándoos en vuestras cualidades espirituales. Por eso es tan importante mantener la atención permanente, y esto se consigue a través de la práctica habitual de la concentración, de la toma de consciencia. Haciéndolo varias veces al día podréis conseguir estar mucho más atentos, para poder evolucionar, para poder cambiar, de acuerdo a vuestra propia voluntad. Entended pues, que es muy importante que hagáis prácticas diarias conscientes que os permitan recordar que estáis en un proceso de perfeccionamiento continuo. Esa es una actividad que puede durar una fracción de segundo, pero hacerlo varias veces al día, tomándolo como hábito, os facilitará que tengáis la proyección de vuestra voluntad en los actos conscientes que desarrolléis, para que os facilite el control a través de vuestra voluntad, pero a través, sobre todo, de vuestra consciencia, en relación con todas aquellas vicisitudes que se van a manifestar delante de vosotros como pruebas de vuestra evolución.

 

Es un ejercicio que, junto con la oración de agradecimiento al levantarse por la mañana, con las oraciones por los hermanos que lo necesiten, y con el breve repaso del final del día[1], vais a ser capaces de poder experimentar una gran evolución en vuestro proceso de perfeccionamiento en el plano carnal.

 

[1] Ver artículo Transformación constante

 

LA TOMA DE CONSCIENCIA

 

Sed conscientes de que estáis en un proceso evolutivo y, por tanto, de aprendizaje, que todas las vicisitudes que os ocurren a lo largo del día, a lo largo de la vida, os servirán para poder progresar, para poder aprender, para poder demostrar que habéis sido capaces de superar cada uno de los puntos del progreso espiritual.

 

Y cada vez que estéis expuestos al dolor y lo afrontéis con resignación, intentando buscar la solución, pero cubiertos de amor, por muy largo que sea el proceso, en ese caso estaréis pagando algún tipo de deuda de vuestro pasado, pero con la actitud consciente de que estáis cumpliendo con la voluntad de Dios. Cuando se mantiene esta actitud, aunque exista dolor, el sufrimiento desaparece[1], porque se comprende como una necesidad, como una prueba, y no como un castigo.

 

Y cuando no nos rebelamos ante determinadas realidades, cuando las comprendemos, las intentamos resolver, pero mantenemos una actitud positiva en todo momento, estamos evolucionando de un modo eficiente, positivo. Solo a través de este proceso se es capaz de subir los escalones evolutivos que tenéis que superar a lo largo de vuestras existencias carnales.

 

[1] Ver artículo Dolor o sufrimiento

 

EL APRENDIZAJE COMO CONSECUENCIA DE LOS ERRORES… O LA OTRA FORMA

 

El desarrollo de todo ser humano dentro de vuestro nivel evolutivo se basa en un entrenamiento, en una preparación, igual que en cualquier otra faceta de vuestra vida. Dios pone delante de todos los hermanos encarnados las oportunidades para poder evolucionar, pero tener una preparación os va a evitar cometer los errores que, de forma recurrente, cometéis. Porque todo ser evolutivo sufre el mismo proceso, porque la vida os enfrenta a situaciones que muchas de ellas son totalmente nuevas, y esas situaciones os pueden sorprender. Pero cuando desarrolléis la preparación que el destino pone delante de vosotros para que podáis aprovecharla, a través de esa preparación se adquiere el conocimiento necesario para poder atender a esas circunstancias de un modo eficiente, acorde con la Ley del Padre Eterno.

 

Cuando la preparación no es la adecuada, las reacciones naturales están impregnadas de ignorancia y se cometen muchos errores que permiten, a través del dolor, comprender, analizar y resolver esas situaciones, aprendiendo de ellas, de modo que, en las siguientes oportunidades, se tengan más posibilidades de poderlas resolver sin necesidad de cometer esos errores.

 

Fijaos hasta qué punto cambia el aprendizaje como consecuencia de los errores, al aprendizaje a través de la atención, de la intención y de la humildad, para poder recibirlos con el corazón abierto, la mente serena y el razonamiento siempre por delante. Porque nunca debéis creer nada de lo que se os enseñe, debéis comprobarlo, de otro modo estaréis cometiendo errores, del mismo modo que cuando se hace a través de la ignorancia. Y de poco sirve que acumuléis una información que sea falsa. Mantened este criterio y tendréis la posibilidad de poder evolucionar de un modo rápido y eficiente.

 

LA ENERGÍA CURATIVA DE LAS MANOS (1). AUTOAPLICACIÓN

 

A través de vuestras manos podéis transmitir la energía amorosa que ha creado Dios, y que impregna toda la existencia, y esa energía amorosa, a través de las manos, podéis dirigirla para aliviar vuestros dolores. Pero hace falta constancia. La constancia es esencial para alcanzar objetivos. Sed, pues, conscientes de ello, y aprovechad este gran regalo que os da Dios para poder limitar los dolores de la vida, porque tiene efecto sobre todo tipo de molestias, tanto físicas como emocionales.

 

Practicad, para ser transmisores de la energía divina a través de vuestras manos.

 

LA ENERGÍA CURATIVA DE LAS MANOS (2). APLICACIÓN A OTRAS PERSONAS

 

Practicad, para ser transmisores de la energía divina a través de vuestras manos. Aprended a aplicaros esta energía sobre vosotros mismos, y hacedlo también sobre otras personas sufrientes. Pero esas personas tienen que ser conscientes de que les estáis aplicando la energía, para que se produzca una sintonización, para que puedan captarla. Porque si están con la atención dispersa en otra dirección, de nada les servirá. Y a través de este proceso, podréis observar grandes mejorías, que podrán contribuir a vuestro progreso personal, tanto en fe, como en esperanza, como en felicidad.

 

LA ENERGÍA CURATIVA DE LAS MANOS (3). NOTAS DE HERMANOS ENCARNADOS QUE APLICAN ESTAS TÉCNICAS

 

Notas aportadas, la mayoría de ellas por personas Maestras de Reiki:

-       Estos consejos son una magnífica herramienta, pero la solución eres tú y está en ti.

-       Este es un resumen donde cualquier persona puede entender su misión y no suponerse cargada de importancia, porque solo somos transmisores de una energía que no es nuestra, sino que emana de Dios, y al ser nosotros solamente un canal, nuestra importancia es insignificante, ya que toda la grandeza proviene de Dios, y a él debemos agradecerlo todo. Así, cada persona, con esa ayuda que recibe, hace su trabajo de asistencia a los demás y a sí misma.

-       El nombre que le demos a la energía y al método es solo una convención, no tiene la menor importancia.

-       La transmisión de energía es una experiencia espiritual de comunión y de proyección de Amor. Cuando das tu amor a la otra persona a través de tus manos, hay una unión de almas y un agradecimiento infinito, que en una sentida oración se plasma en esos momentos para dar luz a la entrada de ese gran regalo.

-       Cuando una persona transmite energía curativa, puede sentirla de diferentes formas e incluso no sentir nada, y no por eso es menos eficaz. Calor, frío, hormigueo, parecen ser las sensaciones más comunes. Cada persona es única, así como su manera de percibir.

-       Hay personas que pueden transmitir la energía sin necesidad de que la persona que la recibe sea consciente de que se le está enviando la energía, pero no todas pueden hacerlo de forma eficiente, por lo que la actitud del receptor es siempre de la mayor importancia.

-       Se puede hacer en la proximidad o a distancia.

-       Los chakras[1] tienen que estar bien alineados y eso se consigue con la práctica de la meditación, pensando siempre en sus colores (más info).

-       Es bueno pedir ayuda a tu Guía Espiritual, ya que sin su ayuda, sería más complicado. Ellos están ahí para escucharte y acompañarte. En tan buena intención siempre se recibe ayuda.

-       Si la persona a la que se envía la energía no lo pide o no cree en ella, se le puede preguntar mediante una meditación si quiere que se le envíe o no. Sigue lo que te venga en ese momento a la mente, pero si percibes que es no, se pide para que le llegue a una persona que lo necesite y que su espíritu no lo rechace.

-       Tras la aplicación de sanación es recomendable lavarse las manos, para limpiar totalmente de influencias negativas de la persona a la que se ha estado tratando, y es razonable agradecer a Dios y a los Hermanos Espirituales la ayuda prestada para poder sanar a esa persona.

-       Se puede irradiar la energía sobre agua, alimentos, etc., del mismo modo que hacen los sacerdotes cristianos sobre el pan y el vino de la eucaristía. Al ingerirlo se está recibiendo la carga energética aplicada.

 

[1] Ver artículo Enseñanzas sobre los chakras

 

LA ENERGÍA CURATIVA DE LAS MANOS (Y 4). NOTAS DEL CANALIZADOR, POR INSPIRACIÓN DE LOS HERMANOS ESPIRITUALES

 

Información recibida de forma intuitiva durante y después de las prácticas:

-       En mi caso, es necesaria la intención del paciente, para combinar mi energía del pensamiento, de la intención y de agradecimiento con la suya.

-       La posición de canalizador y de paciente deben ser cómodas.

-       Comienzo enfrentando las palmas de las manos, separadas pocos centímetros, y percibiendo la energía.

-       Noto en las palmas de las manos la energía en forma de pequeños pinchazos indoloros.

-       Las manos pueden estar en contacto con la zona afectada el paciente, separadas pocos centímetros o a distancia.

-       Durante la inspiración respiratoria, la energía me entra por la coronilla o chakra coronario[1]. Durante la espiración, el dolor o la enfermedad sale por allí.

-       La intención de sentimiento de amor debe mantenerse para sanar.

-       En ocasiones siendo en mi cuerpo parte del dolor del paciente, pero no me provoca sufrimiento ni secuelas, sino que me sirve para localizar el punto o zona sobre la que aplicar el tratamiento.

-       El tiempo de aplicación lo marca la intuición.

-       Al finalizar, muevo las manos rodeándolas mutuamente, acumulando y manteniendo la energía hasta que las pongo debajo del agua, para que el dolor y la enfermedad que me quedasen desaparezca. Asimismo, agradezco a Dios y a los Hermanos Espirituales la asistencia recibida en forma de una breve, pero emotiva oración.

-       El efecto sanador nunca excluirá la necesidad de atención médica.

 

EL CAMINO DE LA VIDA NO ESTÁ ESCRITO DE UNA FORMA RÍGIDA

 

Nos encontramos aquí reunidos para poder apoyaros en la misión que estáis desarrollando. Según vais avanzando en el camino del Padre, tanto vosotros como cualquier otro hermano, encarnado y desencarnado, va adquiriendo mérito para poder recibir más y más misiones. Entended que la felicidad se logra a través del cumplimiento de misiones, de ayudar a otros hermanos en su progreso, siempre y cuando mantengáis vuestro estado de humildad y de amor en todo momento. Es muy habitual que inicialmente, el orgullo aflore en vosotros. Tenedlo en cuenta para poder comprenderlo y estar en condiciones de elegir qué tipo de camino queréis recorrer.

 

La labor de misión solamente puede dar frutos si actuáis con humildad, con fe y con amor, porque solo a través de estas tres virtudes se puede conseguir cumplir los designios de Dios, tanto en el plano encarnado como en el desencarnado.

 

Manteneos en la confianza de seguir el camino de Dios y todo vuestro proceso se ajustará al trabajo que estáis realizando, porque independientemente de todo lo que se haya planeado en vuestro proceso vital, las decisiones constantemente son de vuestra responsabilidad, y de acuerdo con ellas, toda la continuación de vuestro destino puede cambiar de un modo trascendente.

 

No penséis en que todo está escrito, que vuestra línea de vida está perfectamente definida, porque si fuera así, no sería necesario que vuestros Guías Espirituales estuvieran a vuestro lado dirigiendo el vehículo de vuestra experiencia vital. Ellos se encargan de armonizar vuestras necesidades de acuerdo a las capacidades que vais demostrando, a la evolución que vais desarrollando, a la intención que estáis manifestando.

 

Por tanto, el camino no está escrito de una forma rígida, porque cada uno de vuestros actos, de vuestras decisiones, puede transformar el camino de vuestra vida. Entended la importancia de mantener la atención y la intención, de acuerdo a los modelos que os hemos propuesto[1], para conservar esa consciencia viva a lo largo de todos los días de vuestra vida con una actitud de agradecimiento a Dios, Padre Todopoderoso, porque os está permitiendo tener la experiencia de la vida encarnada, esa experiencia que tantos y tantos hermanos desencarnados están esperando para poder experimentar y cumplir con todo el aprendizaje que han ido llevando a cabo a lo largo de sus existencias anteriores, tanto encarnadas como desencarnadas, pero que tienen que pasar por el plano encarnado para poder demostrar que las han superado. Vosotros sois privilegiados, porque estáis en esa situación en este momento, y tenéis la oportunidad para estar aprovechando cada segundo de vuestra vida para poder avanzar, evolucionar y desarrollar vuestra sabiduría amorosa, que os llevará directamente al camino de la felicidad del amor de Dios.

 

[1] Ver Gestionar el tiempo y dirigir la vida (PDF)

 

LOS RITUALES

 

El hecho de realizar rituales es un modo de fijar la atención en un hecho que os puede servir para poder incrementar la confianza en el resultado[1]. Esa confianza puede servir para poder concentrarse de un modo más eficiente, pero no hay ninguna actividad de carácter físico que afecte, de forma clara y decisiva, a ningún ser desencarnado. La atracción que reciben los seres desencarnados no tiene nada que ver con estas prácticas, sino con la vibración espiritual de las personas que los atraen. Y si estas prácticas primitivas les pueden servir a esas personas para centrar su atención y su intención en base a la confianza, les pueden ser de utilidad. Ya os informamos en su momento que la mentira y el error, lo mismo que la verdad, son parte de un mismo camino[2], de acuerdo con el nivel evolutivo, se va aumentando esa capacidad[3].

 

Pero vosotros, ahora, no estáis ya en ese nivel, y si deseáis transmitir lo que han aportado otras personas, estáis traicionando el proceso evolutivo que estáis siguiendo. Pero siempre será vuestra decisión. El hecho de comprobarlo no os puede garantizar que el efecto esté relacionado con la causa, porque, si desarrollan una actitud más positiva, estarán alejando a los espíritus negativos, independientemente de las prácticas ancestrales y primitivas que puedan estar desarrollando. Cuando el Gran Maestro Jesús ponía barro en los ojos de los ciegos[4], eso no tenía ningún fundamento de magia, sino que estaba aplicándoles un tratamiento, que hoy se puede denominar médico, y que en combinación con la energía que era capaz de irradiar, conseguía limpiar las enfermedades de las personas[5].

 

[1] Nota del canalizador. Pero cuando no se entiende, acaba confundiéndose el medio por el remedio. “Cuando el sabio señala a la luna, el necio mira al dedo” (Confucio). Y si se entiende, deja de tener ningún valor.

[2] “Las creencias, ya sean ciertas o falsas, afectan muchísimo. Y afectan, independientemente de que sean ciertas o falsas. En el momento en que una persona es capaz de creerse algo, para su mente es real, y los efectos que le puede producir, de confianza, de miedo, etc. son absolutamente reales para esa persona” (artículo Las creencias).

[3] “Lo que sabíais hace años, ahora es solo un recuerdo cariñoso de vuestra ignorancia de entonces, a la luz de vuestra verdad actual, pero todos, TODOS estáis equivocados”. Ver artículo La importancia del amor

[4] Evangelio según San Juan 9

[6] “Tomando la mano del ciego, le sacó fuera de la aldea; y escupiendo en sus ojos, le puso las manos encima” (Evangelio según San Marcos 8,22). “Poniendo las manos sobre cada uno de ellos, los sanaba” (Evangelio según San Lucas 4,40). “Has sido sanado; no peques más, para que no te venga alguna cosa peor” (Evangelio según San Juan 5,14)

 

CONVULSIONARIOS

 

No hay ningún espíritu que entre dentro de los cuerpos de los hermanos encarnados. Los efectos de las convulsiones son físicos. Los espíritus no entran, como en algunos casos haya personas que puedan creer. Así, una persona que tiene convulsiones, si recibe un fármaco, las convulsiones desaparecen. Pero no siempre es necesario que estén sometidos a fármacos, porque a través de la oración pueden empezar a desarrollar de un modo muy eficiente la consciencia del comportamiento que están teniendo en su vida. Empezarán a valorar esa realidad, porque la oración es la forma más eficiente de introspección y de análisis personal para poder detectar todos los errores que cometemos, y de los cuales, en muchos casos, no somos ni siquiera conscientes. Pero esos son procesos que son necesariamente personales. Todo lo que puedan compartir con otras personas pueden serles de ayuda, pero solamente para poder recibir consejos. El trabajo lo tienen que hacer de un modo personal. Asimismo, los Hermanos Espirituales elevados, incluido el Guía Espiritual[1], están constantemente transmitiéndoles consejos positivos, y los hermanos espirituales, que están vibrando en frecuencias similares a ellos, les están transmitiendo los mensajes acordes con su elevación espiritual. Y si no desean aprender a escuchar los niveles vibratorios más elevados, quedarán fijados en estos otros niveles, hasta que se saturen de sufrimiento, y tomen la decisión de cambiar.

 

Pero el cambio no se hace de forma inmediata. Es un proceso de percepción de la realidad en la que se encuentran, de búsqueda de la sabiduría necesaria, para poder dar el salto evolutivo, de arrepentimiento del error cometido y del daño causado, de compensación de este daño, bien sea reparando el que se ha producido o generando amor a su alrededor en cada una de las experiencias que la vida les ofrezca. Y comprometerse, de forma clara y contundente, a no volver a cometer los mismos errores.

 

Pero ya sabéis, solamente se puede guiar, nadie puede dar un paso por otra persona, y hay que respetar el libre albedrío[2].

 

[1] Ver artículo El Guía Espiritual (1)

[2] Ver artículo La ley del libre albedrío

 

COMPROMETERSE A NO VOLVER A COMETER LOS MISMOS ERRORES

 

Comprometerse, de forma clara y contundente, a no volver a cometer los mismos errores. No se trata de un momento de decisión, sino de un proceso continuo de desarrollo de la atención y de la intención[1], para poder recibir los impulsos que antes se seguían de un modo totalmente inconsciente, y que provocaban grandes sufrimientos, como consecuencia de los errores cometidos, para poder observarlos con antelación y estar preparados para evitarlos.

 

Por tanto, no consta de un solo instante. Es todo el proceso que podríais entender con el ejemplo de los drogadictos, como la etapa de desintoxicación. Así, igualmente ocurre con todas las almas evolutivas que están cargadas de algún tipo de defecto, por mínimo que sea. Necesitan un proceso de limpieza, que requiere un esfuerzo por parte de la persona que desea evolucionar, y ese esfuerzo implica un mérito personal, que facilitará comprender que el éxito está basado en el mérito propio, pero que mantendrá una estrecha actitud de agradecimiento a todos aquellos hermanos que les hayan podido guiar por el camino adecuado para poder realizar este proceso evolutivo.

 

[1] Ver artículo El teatro de marionetas

 

LOS ELEGIDOS PARA LAS MISIONES

 

El Padre Eterno, a través de la jerarquía celestial, elige a los hermanos para que puedan cumplir determinadas misiones en la vida. Esas misiones se asignan para poder ayudar a dar luz a todos aquellos hermanos que se mantienen en las tinieblas como consecuencia de la ignorancia, y constantemente hay encarnados hermanos que cumplen estas funciones, que muestran, a través de su ejemplo, los más altos valores que ellos son capaces de aportar.

 

Según evoluciona la sociedad, también aumentan los hermanos encarnados que están en estas condiciones, generándose un número cada vez mayor de hermanos encarnados con suficiente luz como para ir creando las condiciones necesarias para transformar la sociedad. Esta transformación siempre se realiza de forma progresiva, porque el aprendizaje no puede ser instantáneo. El verdadero aprendizaje consiste en la asimilación de las ideas y en la puesta en práctica de las mismas, y ese proceso de experiencia requiere tiempo en toda sociedad.

 

Pero no debéis tener prisa. Si pretendéis que la sociedad se transforme de una forma instantánea, no solamente estaréis equivocados, además sufriréis, porque las cosas no sucederán de acuerdo a vuestras intenciones. Comprended que la voluntad de Dios se manifiesta siempre, en todo momento. Todo es de acuerdo a la voluntad de Dios, y el proceso en los planos encarnados requiere de tiempo, para poder ir asimilando la sabiduría necesaria, vinculada siempre al amor, que solamente se puede adquirir de un modo progresivo, incluyendo siempre la experiencia para poder consolidarla.

 

Tened paciencia, hermanos, aprovechad vuestro presente. Es el que necesitáis todos, en cada momento y lugar, porque esa es la voluntad del Padre Eterno. Y allá donde el destino os envíe, sed luces de Dios en el mundo. Esa es la más importante misión que podéis hacer, y la que más felicidad os podrá otorgar. Seguid los pasos del Gran Maestro Jesús, y estaréis avanzando rápidamente en el camino hacia Dios.

 

LA UTILIDAD DE LOS SUEÑOS

 

-       ¿Puedes hablarnos de la utilidad de los sueños?

 

El alma encarnada se mantiene en constante estado de actividad consciente, pero el cuerpo físico no tiene capacidad de poder hacerlo, y necesita unos periodos de descanso para restablecer su organismo. En estos procesos, que se denominan de sueño, el alma sigue actuando, y la parte consciente del ser encarnado solamente puede atender a una pequeña proporción de la realidad completa del ser.

 

Cuando se está en estado consciente y despierto, la mayoría de las funciones del organismo se realizan fuera del ámbito consciente. La circulación de la sangre, la digestión, los procesos metabólicos, incluso todos los procesos mentales que tienen una actuación automática, todos ellos, tanto físicos como no físicos, se realizan sin la intervención consciente del ser.

 

Pero el alma está realizando un proceso de aprendizaje durante la etapa consciente, y este proceso de aprendizaje continúa cuando el cuerpo descansa, ya sea por el sueño reparador o por otros procesos derivados, por ejemplo de enfermedades o de accidentes, donde se pierde la consciencia[1]. En este caso, el alma queda liberada de la atención del cuerpo físico, y tiene la oportunidad de poder desplazarse, de acuerdo al nivel espiritual que tiene desarrollado. Y aunque en la mayoría de los casos todo este proceso se mantiene oculto a la parte consciente del cuerpo encarnado[2], el alma sigue realizando una importante labor, siempre de acuerdo con sus capacidades. Porque debéis entender que todo el proceso que hace vuestro cuerpo físico es consecuencia de las decisiones que en el plano del alma se adoptan, con la finalidad de poder lograr un aprendizaje, una experiencia y una evolución.

 

Pero cuando se está en la fase de descanso del cuerpo, el alma sigue este proceso, pero queda liberada de la atención al cuerpo físico, al menos en su mayor parte, pudiendo entonces dividir su atención entre el proceso del sueño y las misiones que pueda desarrollar durante ese tiempo. Y puede desarrollar sus capacidades de acuerdo con el destino encomendado, y puede apoyar, ya sea de forma individual o colectiva, a otros hermanos, ya sean encarnados o desencarnados, cumpliendo labores de misión, que le permitirán un estado de felicidad y optimismo, pero sobre todo de esperanza, porque en el cuerpo físico, cuando despierte, tendrá la vaga sensación de haber estado cumpliendo con algo que, en lo más profundo de su ser, entiende como trascendental. Y esa sensación, que en este caso siempre es placentera, permite motivar a la parte encarnada para poder comprender el sentido de la vida en todas sus dimensiones.

 

Entended, por tanto, que la fase de sueño no es una etapa estéril de la vida del ser humano, sino que está cumpliendo una muy importante función, porque permite al alma desarrollar muchas de las capacidades que no podría hacer ni en el estado de vigilia, ni en el estado desencarnado, porque esos procesos durante el sueño pueden tener unas consecuencias en la etapa despierta, pueden continuarse, y precisamente por eso, hay veces que se tienen sueños lúcidos, con la finalidad de aumentar el nivel de consciencia para poder cumplir con esa misión asignada[3].

 

Entended, pues, que los sueños y la etapa de descanso del cuerpo están ayudando a todo vuestro proceso de encarnación en la fase despierta[4], porque ambos procesos, en muchos casos, están totalmente vinculados entre sí.

 

-       ¿Cómo “sueños lúcidos” te refieres a que al despertar recordamos sueños, como si hubiéramos tenido experiencias mientras estábamos durmiendo?

 

Así es.

 

[1] Ver artículo El espíritu de una persona en coma

[2] Ver artículo El teatro de marionetas

[3] Nota del canalizador: personalmente entiendo, de acuerdo con el conjunto del texto, que la experiencia vivida durante la fase de sueño, incluso todo lo que no se recuerda, es de utilidad para el alma, y solo nos llega a la consciencia una pequeña parte de toda la sabiduría que realmente pueda tener registrada nuestra alma, la parte que necesitamos en este momento de esta encarnación para darnos la oportunidad de evolucionar, de acuerdo con la voluntad de Dios. En el artículo El proceso de integración del espíritu en el ser encarnado. La infancia y la juventud, los Maestros Espirituales dijeron “no todas sus cualidades, no toda su sabiduría, su aprendizaje y su nivel de evolución tienen porqué quedar manifestados en el plano encarnado. En algunos casos, solamente se manifiesta una muy pequeña parte”.

[4] También denominada de vigilia.

 

LOS SUEÑOS Y LA CONSCIENCIA DESPIERTA. LA RESPONSABILIDAD

 

El proceso relacionado con los sueños está íntimamente vinculado al proceso de consciencia despierta, que permite recibir comunicaciones y experiencias, no solo en el plano físico, sino también en el plano espiritual. Y cuando las personas se cierran a esta experiencia, toman la decisión de centrarse únicamente en la parte consciente que observan de su experiencia vital. Y la atención a los sueños disminuye drásticamente.

 

El desarrollo de este proceso permite que el ser consciente pueda actuar disponiendo de más información. Pero la información es responsabilidad, y del mismo modo que aprovecharla permite multiplicar el avance en el desarrollo espiritual, el hecho de ignorarla, también frena de un modo muy importante este desarrollo. Es voluntad de cada ser encarnado elegir qué es lo que desea hacer, porque todos tenemos libre albedrío.

 

Por tanto, el hecho de conocer esta información que os estamos aportando os compromete, porque la decisión de seguir ignorando vuestro vínculo al mundo espiritual, ahora ya no forma parte del desconocimiento. Estaría relacionado con una ausencia de responsabilidad. Pero como tantas veces os hemos dicho, es vuestra decisión.

 

LOS SUEÑOS Y LA CONSCIENCIA DESPIERTA. DECIDIR CAMBIAR

 

Cuando cambies de idea [y decidas abrirte a la experiencia espiritual] tendrás la oportunidad de poder cambiar tu pensamiento, de cambiar tus intenciones, y de dirigir tu vida en una dirección más vinculada a las relaciones con el plano espiritual. Pero eso, en ningún momento implica olvidar que estáis viviendo en el plano físico. El plano físico forma parte de vuestra realidad, pero la realidad también se encuentra en el plano espiritual, y cuando se tienen capacidades para percibirlo, para poder recibir mensajes, experiencias, vivencias, ya sea a través del mundo de los sueños, o ya sea a través de los pensamientos y emociones, en el momento en que sois capaces de comprometeros a aprovechar las enseñanzas que se derivan de todo ello, de ponerlas en práctica en el mundo físico, en el mundo mental y en el mundo emocional, a partir de ese momento estáis en condiciones de avanzar de un modo mucho más rápido en el camino evolutivo de vuestra encarnación, pero siempre es decisión de cada cual.

 

Y para poder realizar ese cambio de rumbo, el mejor método es la oración, porque la oración es el modo de poder comunicaros con el mundo espiritual elevado, y a través del cual podréis estar en contacto con las energías más acordes para vuestra elevación espiritual.

 

JESÚS NO ES EL INTERMEDIARIO ENTRE NOSOTROS Y DIOS

 

Nota del canalizador: mucha información que me ha llegado en el ámbito espiritual por medio de hermanos encarnados me han transmitido que la figura de Jesús y de Dios forman una única entidad, manifestada de diferente forma. De ahí que se formulase esta pregunta, y muy especialmente la parte sobre si Jesús es el intermediario entre nosotros y Dios.

 

-       Jesús nos dijo que se encuentra como intermediario entre nosotros y Dios[1], pero también, en la oración del Padre Nuestro nos invita a relacionarnos directamente con Dios[2]. Por último, Jesús dijo que “cuando ayudaseis a uno de estos pequeños, a mí me lo hicisteis”[3]. ¿Es una contradicción o quizá puede entenderse mal la diferencia entre Dios y Jesús?

 

La naturaleza humana recibe la sabiduría de un modo progresivo. Siempre hay algún aspecto en el que un alma evolutiva se mantiene en estado de ignorancia, porque el aprendizaje es eterno. Así, cuando el Gran Maestro Jesús nos dijo que él es el camino[1] está indicando que si actuamos como él actuó estamos siguiendo el camino. Y él actuó siendo amor, transmitiendo amor, incluso a sus enemigos. Y todos los actos en los que podáis observar que desarrollaba su carácter[4], analizadlos, y estaréis comprobando que lo que estaba haciendo era transmitir amor a través de todos ellos.

 

Porque el amor no solamente son sonrisas. Tenéis que estar en condiciones de aportar las mejores enseñanzas a quien creáis en cada momento que lo necesita. Y hay veces que esas enseñanzas implican provocar lágrimas, pero esta idea no puede justificar en ningún momento en actuar con crueldad. Vuestro corazón debe mantener una actitud amorosa permanentemente, buscando el mejor bien que podáis darle a los demás. Fuera de eso, no estáis siguiendo el mensaje que nos dio el Maestro Jesús. Y si seguís ese mensaje, estáis siguiendo el camino que mostró Jesús a través del ejemplo de su vida. Y él es Maestro, pero no es Dios, porque él en sus oraciones se dirigía a Dios[5]. No es Él.

 

A través de su ejemplo, podemos avanzar hacia Dios, pero él no es Dios, y él no es intermediario. “Nadie llega al Padre sino por mí”[1] es una frase que significa que tenéis, ¡que tenemos! que ser como él para poder ir al Padre. Pero él no es intermediario en el sentido que muchas personas interpretan. Él es el mejor modelo que todos podemos seguir, porque todas las virtudes están reflejadas en la experiencia de su vida, y eso no limita en lo más mínimo el amor que se puede sentir hacia el Gran Maestro y el amor que se puede sentir hacia Dios. Porque podéis amar absolutamente a vuestros padres, a vuestros hijos, a todos ellos, y les amáis absolutamente, sin restricciones, y el amor que tenéis por uno de ellos no limita el amor que tenéis por el otro. Por eso, el amor que podáis sentir por el Gran Maestro Jesús, mientras no esté dirigido al concepto de la idolatría[6] es positivo, porque podéis admirar a cualquier persona que realiza hechos portentosos, que os sirve de modelo, y esa admiración es un claro indicador de que os podéis comprometer a intentar emularlo del mejor modo que podáis.

 

Esa es una de las bases que permite lograr el éxito en el desarrollo de la vida, porque cuando estéis copiando los modelos eficientes que han demostrado el éxito, estáis aproximándoos de un modo trascendental a ese mismo éxito. Y aunque no hay dos caminos que sean exactamente iguales, las capacidades que vais a poder ir desarrollando a lo largo de vuestra experiencia, os van a allanar muchísimo el camino, si han pasado por el periodo de aprendizaje que nos da alguien que ya ha alcanzado esos objetivos.

 

Y el Gran Maestro Jesús nos ha demostrado a toda la humanidad cómo se puede desarrollar el amor con todos y muy especialmente con los más desfavorecidos, porque esa es la mejor forma de poder contribuir a la elevación espiritual de los que lo necesitan.

 

Y, en segundo lugar, a todos los enemigos, los que os ofenden, os que os maldicen, los que atentan contra vuestras libertades, contra vuestros derechos. Esas personas también tienen que ser objeto de vuestras oraciones, porque las necesitan mucho más que las personas que viven en la felicidad del camino del Padre.

 

Y cuando seáis capaces de entender esto, estáis empezando a aprender la diferencia que hay entre el camino de la vida y el camino de Dios. Y comprenderéis el gran mensaje que dio el Gran Maestro Jesús cuando dijo “dad al César lo que es del César, y a Dios lo que es de Dios”[7].

 

[1] “Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí” (Evangelio según San Juan 14,6).

[2] “Padre nuestro que estás en los cielos…” (Evangelio según San Mateo 6,9).

[3] “Cualquiera que reciba a este niño en mi nombre, a mí me recibe; y cualquiera que me recibe a mí, recibe al que me envió” (Evangelio según San Lucas 9,46).

[4] Ejemplos:

-       “Estaba cerca la pascua de los judíos; y subió Jesús a Jerusalén, 14 y halló en el templo a los que vendían bueyes, ovejas y palomas, y a los cambistas allí sentados. 15 Y haciendo un azote de cuerdas, echó fuera del templo a todos, y las ovejas y los bueyes; y esparció las monedas de los cambistas, y volcó las mesas; 16 y dijo a los que vendían palomas: Quitad de aquí esto, y no hagáis de la casa de mi Padre casa de mercado” (Evangelio según San Juan 2,13-16).

-       “¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! que sois como sepulcros que no se ven, y los hombres que andan encima no lo saben” (Evangelio según San Lucas 11,44).

-       “Cuando, pues, des limosna, no hagas tocar trompeta delante de ti, como hacen los hipócritas en las sinagogas y en las calles, para ser alabados por los hombres; de cierto os digo que ya tienen su recompensa” (Evangelio según San Mateo 6,2).

-       “Mas ¡ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque cerráis el reino de los cielos delante de los hombres; pues ni entráis vosotros, ni dejáis entrar a los que están entrando” (Evangelio según San Mateo 23,13).

[5] “Padre mío, si es posible, pase de mí esta copa; pero no sea como yo quiero, sino como tú” (Evangelio según San Mateo 26,39).

[6] Ver significado de idolatría.

[7] Evangelio según San Marcos 12,17.

Nota del canalizador: se incluyen más referencias que dejan patente que Jesús no es Dios:

-       “Si a mí me conocieseis, también a mi Padre conoceríais” (Evangelio según San Juan 8,19).

-       “El que a vosotros recibe, a mí me recibe; y el que me recibe a mí, recibe al que me envió” (Evangelio según San Mateo 10,40).

-       “El que a vosotros oye, a mí me oye; y el que a vosotros desecha, a mí me desecha; y el que me desecha a mí, desecha al que me envió” (Evangelio según San Lucas 10,16).

 

PODÉIS REALIZAR CAMBIOS IMPORTANTES

 

Tenéis la posibilidad de poder realizar cambios importantes, pero eso depende de las decisiones que toméis. Esto solo sirve para que entendáis que podéis tener esperanza, que podéis lograr muchos de los objetivos espirituales para los que habéis venido a este mundo.

 

Pero solo depende de vosotros, y no es momento de que os expliquemos más detalles, porque la vida es la gran maestra, que permite a las almas evolucionar de acuerdo a sus necesidades. Y los Guías Espirituales, lo único que hacemos es coordinar que el destino de cada alma se cumpla, de acuerdo a la voluntad de Dios.

 

EL PROCESO DE DESARROLLO CONSCIENTE DE VUESTROS OBJETIVOS

 

Recordad la importancia que tiene el proceso de desarrollo consciente de vuestros objetivos. Definid claramente qué es lo que queréis en vuestra vida, dónde queréis llegar, qué queréis, concretamente, mejorar de vuestra realidad. Entended que lo más importante es el desarrollo de la Ley del Amor[1] en vuestra experiencia vital, porque eso os cubrirá de felicidad.

 

Pero tenéis que ser capaces de atender a vuestras necesidades de la vida material, eso es evidente. Y aquí, de nuevo, la frase del Gran Maestro Jesús de “dad al César lo que es del César, y a Dios lo que es de Dios”[2]. También os sirve para comprender que debéis distribuir el día de un modo consciente y concreto, para poder desarrollar cada una de las facetas a las que podáis aspirar alcanzar, y en cada momento tenéis la gran oportunidad de poder centraros en uno solo de los objetivos, porque eso os facilitará alcanzar las metas.

 

Pero solamente podréis hacerlo si las metas son concretas, y eso requiere mantenerse en un estado de serenidad que os permita definir esas metas de un modo razonable y objetivo.

 

Que la paz y el amor de Dios os cubra, hermanos, y que tengáis la posibilidad, a través de vuestras oraciones y vuestros procesos de introspección, poder seguir evolucionando en el conocimiento de vosotros mismos, para poder entender vuestras realidades del modo más coherente, y haceros dueños, verdaderos dueños de vuestro destino.

 

[1] Ver artículo La Ley del Amor (PDF)

[2] Evangelio según San Marcos 12,17.

 

APLICAR LA CARIDAD EN EL MUNDO Y DEFENDERNOS DE LOS INJUSTOS

 

-       ¿Puede aplicarse la caridad en el mundo, defendiéndonos de los injustos?

 

El Gran Maestro Jesús explicó que hay que presentar la otra mejilla[1]. Esto significa que tenemos la posibilidad de mostrar nuestra humildad, pero también nuestra sabiduría, incluso a nuestros enemigos, de modo que podamos demostrarles el amor y el camino que se debe de seguir para poder alcanzar el nivel de evolución al que estáis aspirando. Pero cada cosa tiene su entorno donde poder aplicarla[2], y si alguien os está agrediendo, antes de que la agresión se produzca, tenéis la oportunidad de mantener una actitud pacífica, comprensiva, tranquilizadora, compasiva incluso, pero siempre respetuosa, porque todos los hermanos, encarnados y desencarnados, actúan de acuerdo a su capacidad en ese momento. Pero cuando la agresión es inminente, la defensa es legítima[3].

 

-       Claro, porque de otra manera sería un suicidio, dejarte que te maltraten.

 

Así es, pero esa defensa debe mantener siempre el principio de la compasión, de modo que debéis provocar el mínimo daño posible, y la preparación que se tiene para la vida, para el amor, dentro del ámbito de la defensa también existe su procedimiento. En todo momento debéis mantener el control emocional si queréis ser eficientes y poder ser tutelados por vuestro Guía Espiritual[4], que os ayudará de acuerdo siempre con la voluntad del Padre Eterno. Pero solo os ayudará como lo hace siempre, si no sabéis actuar, el Guía Espiritual nada podrá hacer, y la preparación que tengáis en este sentido será la que os permitirá emplear la fuerza del modo más limitado posible, más compasivo, para poder aplicar la Ley del Amor[5], incluso en estas circunstancias tan difíciles. Y si os encontráis sometidos por la fuerza, si sois capaces de vibrar de acuerdo a la Ley del Amor, entenderéis el proceso por el que pasó el Gran Maestro Jesús[6], y tantos y tantos hermanos que han sufrido por causa de su expresión de amor a Dios.

 

Pero entended que la vida pone delante de cada persona las experiencias que necesita. Entended las oportunidades que os da la vida en cada instante, y si tenéis que emplear la fuerza en algún momento, comprended que es una difícil prueba donde poder aplicar la caridad, la compasión y el amor en cada una de las personas sobre las que tengáis que actuar. Y sabemos que es una situación difícil, como tantas y tantas diferentes situaciones a las que todo ser encarnado se tiene que enfrentar.

 

Comprended que todas las experiencias de la vida son oportunidades de aprendizaje, incluso el momento que os parezca más cotidiano. Todo os da la oportunidad de aprender de la vida y disfrutar de ella. Aprovechad cada instante, aprended, evolucionad, porque es el único modo de lograr que tanto vosotros como la sociedad en la que estáis integrados podáis avanzar de acuerdo al camino que marca Dios a través de su voluntad.

 

[1] Evangelio según San Lucas 6,29

[2] “No deis lo santo a los perros, ni echéis vuestras perlas delante de los cerdos, no sea que las pisoteen, y se vuelvan y os despedacen” (Evangelio según San Mateo 7,6).

[3] Ver definición de Ley de Supervivencia

[4] Ver artículo El Guía Espiritual (1)

[5] Ver artículo La Ley del Amor (PDF)

[6] Nota del canalizador: entiendo que se refiere a la experiencia de su pasión y muerte.

EL GUÍA ESPIRITUAL. ¿ES EL ÁNGEL DE LA GUARDA?

 

-       ¿El Ángel de la Guarda es nuestro Guía Espiritual?

 

Es lo mismo, pero el concepto que en vuestra cultura se ha dado a los ángeles es una forma antigua de poder expresar la realidad de los seres espirituales, que tienen la capacidad de desplazarse por cualquier sitio, de elevarse y de bajar desde lo alto. Y, por eso, se les ha representado con alas, del mismo modo que a los santos se les ha representado con una aureola alrededor de la cabeza para simbolizar la imagen de la energía que son capaces de acumular como consecuencia de su vinculación con los niveles espirituales superiores, y que les hace que los chakras más altos[1] mantengan el nivel de vibración elevado.

 

[1] Ver artículo Enseñanzas sobre los chakras

 

EL GUÍA ESPIRITUAL. LA CONEXIÓN CON ÉL

 

-       ¿Cómo saber si hemos contactado con nuestro Guía Espiritual?

 

El Guía Espiritual está en contacto permanente con cada ser encarnado, incluso cuando se separa como consecuencia de la perversidad del alma encarnada. Esa separación no impide el contacto.

 

Cuando erais niños os enseñaban a orar y pedir al Ángel de la Guarda que se mantenga a vuestro lado.

 

El Ángel de la Guarda, el Guía Espiritual, el Hermano Superior, que está en contacto permanente con cada ser encarnado, mantiene una relación directa con el espíritu, pero como otras muchas de las informaciones que el espíritu ya posee, no se encuentran a disposición de vuestra parte consciente, y eso os permite poder desarrollaros en cuanto a progreso espiritual con las experiencias de la vida. Y el Guía Espiritual coordina vuestra experiencia, para que podáis contactar con otros hermanos encarnados, para que podáis enfrentaros a determinadas vicisitudes durante la etapa encarnada. Pero solamente os está guiando, para que podáis pasar por las experiencias acordadas antes de vuestra encarnación.

 

EL GUÍA ESPIRITUAL. EL CONTACTO

 

El contacto en cuanto a relación personal es a nivel espiritual, pero no tenéis acceso a esa parte.

 

-       ¿Por qué no tenemos acceso consciente a la relación entre nuestro espíritu y el Guía Espiritual?

 

Porque así lo quiere Dios. Para que podáis experimentar vuestras realidades en la vida material sin el sufrimiento de vuestros errores de vidas anteriores y sin el orgullo de vuestros éxitos. Y ese velo, que no os permite recordar, os está facilitando la posibilidad de poder manteneros en un estado de libertad, sin coacciones, para que podáis experimentar de acuerdo a lo que marca el Padre Eterno en vuestra etapa encarnada.

 

Entended, por tanto, que el contacto espiritual con vuestro Guía se mantiene constantemente, pero a través de las oraciones, a través de la meditación, a través de los actos de contemplación, podéis transmitirle vuestras necesidades al Guía Espiritual y podéis entender los mensajes que os transmita, y a través de vuestro propio esfuerzo y trabajo, podéis resolver todos aquellos obstáculos con los que os podáis encontrar en la vida, todos los retos.

 

EL GUÍA ESPIRITUAL. INFLUENCIA EN LA ORACIÓN

 

En la oración tenéis la capacidad de poder dirigiros directamente al Padre Eterno, y todo lo que sea de acuerdo a su voluntad, será transmitido a través de vuestro Guía Espiritual a quien pueda corresponder. Pero en muchos casos es competencia de él, precisamente, el poder atender a esas solicitudes. Pero también podéis dirigiros al Guía Espiritual en vuestras oraciones, igual que lo hacíais cuando rezabais de niños[1], y podéis solicitar que os apoye, de acuerdo a vuestras necesidades, porque entended que este proceso en el que expresáis lo que necesitáis os da la oportunidad de entender los objetivos que os estáis marcando en la vida, y os permite abordarlos, buscando las soluciones que permitan satisfacerlos. Y el Guía Espiritual, en este caso, y si es voluntad del Padre Eterno, estará influyendo en vuestros pensamientos para poder cumplir con vuestro destino.

 

Seguid trabajando la oración. La práctica de la oración es esencial, porque permite desarrollaros en todas las cualidades que están dentro del programa de vuestro desarrollo espiritual en esta vida. Todos y cada uno de los elementos a perfeccionar pueden incrementarse, mejorarse, a través de la práctica de la oración, porque os favorece la activación de la consciencia, para poder desarrollar vuestras intenciones de mejoría, de progreso, de evolución.

 

Sentid el amor y la compasión en cada momento de vuestros procesos de oración, porque la oración necesita estar impregnada de sentimiento, y ese sentimiento será el que os permita establecer la conexión necesaria de vuestra voluntad con los objetivos que os marquéis en la vida. Y vuestro Guía Espiritual, si así le corresponde, establecerá los contactos necesarios para que podáis tener las experiencias que os permitan evolucionar de acuerdo a vuestros propósitos.

 

[1] “Ángel de la Guarda, dulce compañía, no me desampares ni de noche, ni de día. No me dejes solo, que me perdería”.

 

LOS SENTIMIENTOS Y LAS PALABRAS EN LA ORACIÓN

 

Las palabras no son importantes, es importante el sentimiento que se transmite, concentrarse en el sentimiento que se transmite hacia las personas sobre las que se dirige la oración. Y no son ni siguiera necesarias las palabras, pero os pueden servir para guiar vuestros sentimientos.

 

Entended todo lo que transmite un abrazo, no necesita palabras. Todo lo que transmite una sonrisa, unos brazos abiertos, las lágrimas de la felicidad. Comprended esto y entenderéis claramente hasta qué punto es innecesario utilizar palabras en la oración. Pero si os sentís cómodos utilizando esas palabras, si os sirven de herramienta para impulsaros en vuestro proceso de transmisión de amor, son perfectamente válidas.

 

DESARROLLAR LA SABIDURÍA QUE VIVE EN VUESTRO INTERIOR

 

Os proponemos que hagáis peticiones, que las dudas que se os planteen las desarrolléis a través de pensamientos. Preguntaos a vosotros mismos, a la sabiduría que vive en vuestro interior, y tomad nota, lo mismo que lo hacéis ahora, por el medio que corresponda, ya sea por la escritura, por la grabación, como creáis conveniente. Pero tomad nota de todas las enseñanzas que salen de vuestra mente. Parte de las enseñanzas serán vuestras y, con el tiempo, se irán incrementando de la sabiduría del universo, que no es otra cosa que la suma de la sabiduría de todos los hermanos, encarnados y desencarnados, que formamos parte del universo. Y las preguntas que hagáis os serán respondidas a través de este proceso. Toda sabiduría requiere de un esfuerzo.

 

-       Pero nos contestaremos nosotros mismos.

 

Vosotros mismos y toda la sabiduría que Dios desee que llegue a vosotros, de acuerdo a su voluntad, que siempre será para cumplir y para cubrir las necesidades que en este momento tengáis.

 

-       Sí, pero como has dicho que seríamos nosotros los que nos contestaríamos…

 

Porque muchas de las respuestas están dentro de vosotros. Tened en cuenta que vuestra alma inmortal dispone de mucha sabiduría, que no está manifestada en vuestra realidad encarnada, pero cuando es necesario, esa sabiduría se muestra. Y digo cuando es necesario… para cumplir con los objetivos de evolución que tenéis en este momento.

 

Si la petición es adecuada, la respuesta será adecuada, porque cumplirá con las necesidades que estáis solicitando. Es un proceso de interiorización, y es muy importante, para que podáis desarrollar, cada vez más, toda la sabiduría que tenéis en el fondo de vuestra realidad, y que muchas veces no la observáis ni la ponéis en práctica porque no la tenéis suficientemente removida, no os hacéis conscientes de todo lo que aprendéis a lo largo de la vida, y de lo que habéis adquirido en vidas anteriores. Porque, simplemente, no lo estáis poniendo en práctica. Pero ese proceso mental permite remover del fondo del estanque de vuestra mente toda la sabiduría que tenéis allí depositada. Y empezará a fluir, cada vez con mayor facilidad, pero solamente aparecerá de acuerdo a la necesidad que tengáis de ella, y eso va aumentando de acuerdo a vuestra voluntad de progreso, para vosotros y para ayudar a los demás hermanos que están dentro de vuestra esfera de influencia, tanto encarnados como desencarnados.

 

ESFUERZO Y DEDICACIÓN

 

Entended la responsabilidad que queréis asumir. No se puede avanzar si no existe esfuerzo. La dedicación es el factor esencial para poder lograr los efectos deseados. Entended pues la importancia que tiene, no solo el interés, sino el trabajo que se realiza para poder alcanzar los objetivos planteados. Y eso se realiza, tanto en el plano del progreso espiritual como en cualquier otro objetivo que deseéis alcanzar en la vida.

 

Y no olvidéis que la atención y la intención tienen que estar brillando delante de vosotros para poder avanzar.

 

SED TRANSMISORES DE LA ENERGÍA DE AMOR

 

Pedimos a Dios que os cubra de energía de amor, para que podáis sentirla, para que podáis vibrar con ella, y una vez cargados, estéis en condiciones de poder transmitirla en todo momento y lugar, para ir aumentando la vibración de todos los hermanos de este planeta. Porque la contribución de cada persona es esencial para lograrlo, y no influye ningún otro factor en el desarrollo del amor, no hay ningún requisito.

 

La atención y la intención son las herramientas que tenéis para poder concentrar la energía del amor que fluye de vosotros, y dirigirla donde vosotros queráis. Con ello conseguiréis que vaya aumentando, tanto en vosotros como en el objeto sobre el que dirijáis esta energía amorosa. Es una práctica que está directamente vinculada al proceso de oración por otras personas.

 

¿ES CIERTO QUE CUANDO SE DESENCARNA VAN LOS FAMILIARES A RECIBIR AL ALMA DESENCARNADA? (1)

 

Vienen a tu encuentro otros hermanos que están en un nivel vibratorio similar al tuyo. Viene tu familia si tiene un nivel vibratorio similar al tuyo, pero tú has podido encarnar en una familia que no está en tu nivel vibratorio. La mayoría de las personas encarnan en familias con niveles vibratorios similares, porque gracias a este hecho, son capaces de observar a los demás los defectos que tienen cada uno personalmente y, como consecuencia, se suele decir “de tal palo, tal astilla”. Porque Dios, en su infinita sabiduría, pone a unos padres con unos hijos que tienen similitudes, para que los hijos puedan aprender de los padres todas las virtudes y todos los defectos, y tienen la oportunidad de poder evolucionar.

 

No siempre es así, por supuesto, la experiencia nos lo demuestra. Por eso, el ser humano en vuestro planeta avanza despacio, tropieza muchas veces, sufre, pero siempre tiene la oportunidad de poder aprender en amor y en sabiduría para poder evolucionar y obtener mayores grados de felicidad. Y este es un proceso que se produce de forma instantánea en el momento en que se adquieren estas capacidades.

 

Por tanto, la mayoría de las personas, cuando desencarnan, vuelven a recibir a sus familiares, porque los niveles de evolución que han desarrollado a lo largo de la etapa encarnada han diferido muy poco de estos familiares. Pero todos tenemos la oportunidad de poder realizar grandes avances durante las etapas encarnadas. Tenéis la oportunidad, por lo tanto, aprovechadla. Y no tengáis miedo porque vuestros familiares puedan no aparecer en el momento de la desencarnación, porque si habéis sido capaces de elevaros, tendréis también la oportunidad de poder apoyarles, porque todos los hermanos, en su nivel vibratorio de luz, pueden solicitar a Dios la posibilidad de apoyar a los hermanos que están en niveles de luz menos elevados. Eso es un proceso de misión[1], que, del mismo modo que en la etapa encarnada, en la que ayudar a los demás produce la mayor satisfacción, en la etapa desencarnada también ocurre. Y si se tiene la oportunidad de poder apoyar a familiares que han podido tener mayores errores en sus procesos encarnados, es una gran satisfacción poder enseñarles dentro del proceso desencarnado, para poder guiarles, para que aprendan y puedan tener la posibilidad de aprovechar la siguiente encarnación para poder elevarse y eliminar esos errores de su código personal.

 

[1] Ver artículo Los conceptos de destino, misión y función (2 de 3). La misión

 

¿ES CIERTO QUE CUANDO SE DESENCARNA VAN LOS FAMILIARES A RECIBIR AL ALMA DESENCARNADA? (Y 2)

 

-       No es lo que yo me imaginaba.

 

Lo que nosotros nos imaginamos, si no está basado en la constatación, nunca podemos garantizar que sea una realidad. Nosotros os transmitimos esta información, pero no tenéis porqué creer nada, tenéis la libertad de poder valorarla como una enseñanza que os puede permitir aprender, poner en práctica y comprobar determinadas cuestiones. Y por eso, normalmente centramos nuestras enseñanzas en los temas de moral y espiritualidad, que son los ejes centrales del progreso de las almas. Y todos esos procesos se pueden valorar, poner en práctica y comprobar a lo largo de la vida.

 

El hecho de entender que los espíritus familiares puedan recibirte en el momento de tu paso al mundo espiritual puede ser un anhelo, pero es importante que entiendas que, cada noche, cuando duermes, tienes la posibilidad de contactar con todos los hermanos espirituales que sean afines a ti, que puedes solicitar el contacto con todos los hermanos espirituales que sean superiores a ti, y que puedes solicitar poder ayudar a todos los hermanos espirituales que son inferiores a ti.

 

Con los hermanos superiores podrás aprender. Con los hermanos similares podrás disfrutar y desarrollar el nivel de felicidad que tienes, que has alcanzado. Y con los hermanos inferiores tienes la oportunidad de desarrollar la misión gratificante de poder ayudarles en su progreso.

 

Eso lo puedes hacer, y lo haces, de hecho, todos los encarnados lo hacéis durante los procesos de sueño. Pero solamente se produce la consciencia de estos hechos en el momento en que es necesario para vuestro progreso en el mundo físico. Pero cuando mantenéis la intención, esa intención queda grabada en vuestra chispa espiritual, de modo que se lleva a cabo. Fijaos hasta qué punto es importante tener buenos pensamientos y sentimientos antes de dormir.

 

Y a todos vuestros familiares, con los que habéis compartido un proceso en vuestra vida encarnada, tenéis la posibilidad, y es conveniente hacerlo, de transmitirles vuestras oraciones, para poder darles los impulsos que puedan recibir en sus planos subconscientes, para que puedan entender, de un modo un poco más consciente, la realidad en la que se encuentran, y puedan aprovecharla para que puedan seguir aprendiendo.

 

Y cuando están suficientemente despiertos y están avanzando en el camino, esas oraciones también les resultan gratificantes, porque les producen una alegría, una felicidad, que son capaces de transmitirlas en sus procesos de misión y ayuda a otros hermanos menos favorecidos.

 

La oración es una forma de energía positiva que nunca se pierde. Pero esa energía tiene la vibración que vosotros emitís, y esa vibración puede ser de alegría y felicidad, o puede ser de ignorancia o de tristeza. Vosotros elegís. Y creo que estas enseñanzas son suficientes como para que entendáis cuál es el camino correcto.

 

Por tanto, no sufras, porque no encuentres a tus seres más queridos en el momento del paso, porque no es importante. Encontrarás a las personas que son necesarias, del mismo modo que ocurre durante toda tu etapa encarnada. Siempre encuentras en cada momento las personas que son necesarias para cubrir tus necesidades de progreso espiritual. Y en el plano espiritual, en el plano desencarnado, también ocurre lo mismo.

 

ENTENDER CÓMO FUNCIONAN LAS RELACIONES CON LOS DEMÁS Y LA ESFERA DE INFLUENCIA

 

Contactad con todas las personas que os resulten afines, importantes para vosotros, con las que habéis establecido un vínculo emocional positivo, y transmitidles todo lo bueno, bello y verdadero que salga de vosotros, de vuestra realidad actual. Y contactad con todas las personas que sean completamente opuestas a vuestras energías, y transmitidles lo mismo. Porque el verdadero amor no tiene límites, se puede aplicar sobre toda la creación y, de hecho, cuando no se puede aplicar, es única y exclusivamente por las limitaciones de la dureza de vuestros corazones.

 

Cuando sois capaces de transmitir amor profundo, absoluto, a la persona que consideráis más equivocada, es cuando estáis empezando a entender cómo funcionan las relaciones entre los hermanos encarnados y desencarnados, cómo funcionan vuestras relaciones con los demás. Y fijaos hasta qué punto os puede colmar de felicidad esta nueva actitud, porque desaparece el egoísmo, y observáis que sois capaces de aportar felicidad allá donde estéis, con personas afines y con personas hostiles, en entornos amigables y en entornos discrepantes. Pero gracias a vuestra actitud podréis estar creando, repito, creando, una mejoría en vuestro entorno, ya sea encarnado o desencarnado.

 

Y vuestra esfera de influencia permitirá ir transmitiendo a más y más hermanos, no solamente por vuestros actos, sino por lo que se deriva de ellos, que permite que los demás también mejoren sus actos y aumenten sus esferas de influencia positiva, y así sucesivamente. Ese es el modelo de progreso exponencial del bien, tanto en los planos encarnados como desencarnados.

 

LOS PROCESOS DE APRENDIZAJE

 

Cada instante que tenéis en la vida es una oportunidad de aprendizaje. Tenéis mucho acceso a la sabiduría de otros y, como consecuencia de ello, tenéis oportunidad de poder nutriros de toda esa sabiduría.

 

Cuando realmente lo que se busca es progresar, evolucionar, nunca existe la actitud del esfuerzo, porque los procesos de aprendizaje no se realizan con esfuerzo, sino como respuesta a la actitud receptiva, que siempre debe estar revestida de una sensación positiva que, de acuerdo a los niveles de evolución de cada ser, se le puede llamar, con mayor o menor acierto, felicidad[1]. Porque, evidentemente, en el momento en que se va aprendiendo y progresando en sabiduría, se aumenta en felicidad.

 

Aprovechad el tiempo, observad la vida y agradeced constantemente a Dios las oportunidades que tenéis para poder evolucionar en sabiduría y en felicidad.

 

[1] Nota del canalizador: aunque se pudiera entender que también se puede aprender a través del sufrimiento, el concepto de sabiduría está necesariamente vinculado al amor (ver artículo La relación entre amor y sabiduría), y en el amor nunca hay sufrimiento.

 

EMITIR Y RECIBIR ENERGÍA (1)

 

El amor es una combinación energética, que consiste en la unión equilibrada de pensamientos y sentimientos y que, en el plano energético físico, se encuentran ubicados en el chakra frontal y en el chakra del corazón[1], pero que a nivel espiritual, es una energía que emana de todo el ser espiritual. A través de esa energía podéis transformar, podéis influir, podéis tratar sobre personas que sean totalmente opuestas a vosotros en el ámbito espiritual, porque es la energía del amor, que permite impregnarlo todo, cubrirlo todo, y sobre quien dirijáis esa energía, estáis transmitiéndole todo lo que vuestros pensamientos y vuestros sentimientos están emitiendo, y depende de los deseos de percepción, de las intenciones de esas personas a las que podéis emitirles las energías.

 

[1] Ver artículo Enseñanzas sobre los chakras

 

EMITIR Y RECIBIR ENERGÍA (Y 2)

 

Por todo lo anterior es tan importante que las personas que reciben la energía sean conscientes de que se les está emitiendo, porque durante todo ese proceso, si están receptivas, la energía que les envuelve podrá ser recibida por ellas. Esa energía que les transmitís y que rodeará su ser, si se encuentran receptivas, podrán impregnarse de ella. Si la persona que recibe la energía no es consciente de que la va a recibir, su actitud puede ser muy variable; puede encontrarse con actitud receptiva, pero también puede encontrarse en una actitud completamente cerrada a cualquier energía que pueda recibir. Puede estar con las emociones en un estado tranquilo y amoroso, o puede encontrarse en un estado nervioso, ofuscado, cargado de miedo, de nerviosismo. Podréis entender que no se puede obtener el mismo resultado, porque la ley del libre albedrío[1] permite que cada persona reciba de acuerdo a su voluntad.

 

Por tanto, os aconsejamos que, cuando vayáis a enviar tratamientos, concretéis el momento en el que vais a realizar ese envío, para que la persona receptora se encuentre en una actitud adecuada para poder aprovecharlos. De otro modo, la energía le llegará igualmente, pero el aprovechamiento puede ser muy variable. Y gracias a este procedimiento, podréis mantener un criterio científico para poder observar los resultados, porque el nivel de aleatoriedad disminuye drásticamente, ya que las personas, aunque pueden distraerse, el hecho de estar con atención activa durante el proceso les facilita enormemente la captación de la energía.

 

Recordad que la intención y la atención son esenciales para poder lograr cualquier objetivo. Y el objetivo no es emitir la energía, el objetivo es mejorar las condiciones de esa persona. Entendedlo de esta manera y empezaréis a observar resultados mucho más eficientes de lo que ocurre hasta ahora.

 

[1] Ver definición

 

¿TIENE ALGUNA UTILIDAD EL MIEDO?

 

El miedo se puede entender como una forma de aviso ante el peligro. Esa es una manifestación del miedo. Y esa sensación es una forma de prevenir el dolor que puede provocar la experiencia con la que nos encontramos. Porque a través del miedo, que es un resultado de analizar el entorno, compararlo con la información disponible y valorar esa situación en cuanto a las consecuencias que pueden tener, de acuerdo con esa valoración podéis tomar decisiones que permitan mantener vuestra integridad, dirigir vuestra realidad de acuerdo a vuestras intenciones, y evitar consecuencias negativas que puedan afectaros a vosotros, a otras personas o animales o al entorno.

 

Pero esta forma de miedo está vinculada al instinto de supervivencia. Hay otra forma de miedo, que está vinculada al egoísmo, y es completamente diferente. Observad la diferencia.

 

En la primera, el daño que se puede producir, tanto hacia vosotros como hacia otras formas de vida, incluido el propio planeta en el que estáis, está directamente relacionado con la ley de supervivencia de Dios. Pero las otras formas de miedo, que están vinculadas al egoísmo, no tienen ninguna relación con esta ley de supervivencia. No están nunca relacionadas con la Ley del Amor. De hecho, están totalmente alejadas. Y para ello podéis hacer una pregunta, que os permitirá saber la diferencia: “¿lo que yo haga va a producir daños sobre otras personas, sobre la manifestación de la creación?” Si no produce daño, estáis sintiendo un miedo que está basado en la supervivencia, pero si produce daño, lo que vais a hacer está basado en el egoísmo.

 

Pero entended esto que os estoy diciendo, teniendo en cuenta el principio de defensa legítima[1], porque si alguien o algo, o un animal os quiere atacar, tenéis derecho a defenderos, intentando hacerles el mínimo daño, pero algo de daño es posible que no se pueda evitar. La ley de supervivencia[2] es una ley de Dios, y seguir esa ley es cumplir con su voluntad. Defenderse de una agresión no es egoísmo, pero entrar en una pelea donde ha habido una provocación mutua, ahí no hay realmente una defensa legítima, porque se está produciendo esa pelea como consecuencia de lo que ha ocurrido anteriormente. Y si uno de los dos ataca, es legítimo que el otro se defienda, pero debe comprender que, del mismo modo que en la legítima defensa, debe intentar provocar el mínimo daño posible. También debe entender que, si ha sido responsable en parte de provocar esa pelea, esa responsabilidad tendrá que compensarla en el futuro, para que su cuenta de amor se equilibre.

 

Así, todas estas facetas de miedo, deben entenderse cuándo están vinculadas al amor y cuándo no lo están, y si entendéis la Ley del Amor, aplicaréis en vuestra vida la reacción correcta ante cualquier situación de miedo, porque en ningún caso reaccionaréis de un modo egoísta, y el miedo que podáis sentir, si tiene algún tipo de connotación de egoísmo, estaréis en condiciones de poder controlarlo y anularlo.

 

[1] Ver artículo Aplicar la caridad en el mundo y defendernos de los injustos

[2] Ver definición de Ley de Supervivencia

 

CONSEJOS SOBRE ALIMENTACIÓN

 

-       ¿Puedes darnos algún consejo sobre la alimentación?

 

Disponéis de mucha información sobre la alimentación, pero en muy pocos lugares hablan sobre el hecho de observar vuestro cuerpo. Entended que la naturaleza impulsa a alimentarse cuando se tiene hambre; impulsa a beber cuando se tiene sed. Si tenéis la posibilidad de poder alimentaros, de poder hidrataros, sin ninguna restricción, podéis exceder vuestras necesidades de alimentación y de hidratación.

 

La hidratación excesiva, normalmente, no suele suponer ningún problema, porque se elimina de forma natural y es un buen modo de mantener la limpieza del organismo. Pero la alimentación excesiva sí que produce graves disfunciones, y para evitar muchos de los problemas que tienen las personas que no sufren restricción de alimentos, es la distribución de la alimentación, porque es importante poca cantidad en muchas tomas a lo largo del día.

 

Hay personas que a lo largo del día comen muy poco, pero una vez al día comen mucho. Esa es una costumbre que debéis intentar evitar. Distribuid la comida a lo largo de todo el día. Comed toda la fruta y todas las verduras que podáis. Evitad toda la comida cargada de azúcar, y disminuid los cereales, especialmente los de las bollerías. Podéis sustituirlos, si no sois capaces de evitarlo, por pan tostado, al que podéis añadirle fruta y, en caso de querer echar mermelada o cosas parecidas, que sea la mínima posible, porque son productos que tienen muchísimo azúcar.

 

Sobre las carnes y los pescados, debéis comer poca cantidad. No es imprescindible que eliminéis toda la carne y todo el pescado de vuestra dieta, pero si lo limitáis, estáis actuando mejor.

 

Seguid haciendo ejercicio. Descansad de una forma adecuada en tiempo y calidad. Respirad aire puro.

 

Relacionaos con fuentes de información que llenen vuestra mente y vuestra alma de amor. Esas fuentes de información son las personas con las que os relacionéis, la información que recibáis, y la información que vosotros emitáis. Porque si vuestros pensamientos son positivos, estáis contribuyendo a que todo vuestro organismo actúe de un modo mucho más armónico, incluyendo todo el proceso digestivo.

 

La oración sigue siendo la gran herramienta con la que podéis emitir y recibir la energía amorosa del Padre Eterno. Utilizad la oración para agradecer los alimentos que recibáis, cada vez, a lo largo del día. Es el mejor modo que conocemos para poder disponer al cuerpo a recibir los alimentos del modo más saludable posible.

 

Y si durante el proceso en el que estéis comiendo se produce una situación que altere vuestras emociones de un modo negativo, es mejor dejar de comer hasta restituir el equilibrio interno de vuestras emociones. Porque cada vez que se produce una alteración de ira, de nervios, de miedo, de odio, vuestro cuerpo se vuelve ácido, y los alimentos que recibáis en ese proceso van a cambiar su estructura metabólica de un modo muy significativo. Y podréis tener digestiones molestas, pero todo el proceso de digestión durante el movimiento por el intestino, la absorción de elementos que van a la sangre y al resto de las células, van a estar alterados de un modo muy importante. Es mejor no comer en estas situaciones. Se puede esperar a que las emociones se equilibren o se puede dejar de comer.

 

Entended este consejo, porque es muy importante para evitar que la comida se acidifique y aumente la acidez en vuestro organismo.

LA ESPERANZA EN ACCIÓN

 

Que la paz y el amor os cubra, y que llene vuestras almas de esperanza, porque la esperanza es la energía que os permite proyectar vuestros actos, vuestros proyectos, de acuerdo a objetivos concretos. Intentad huir del concepto estático de la esperanza, de ese concepto pasivo, que pretende que se produzcan los hechos sin hacer nada. Todas las oraciones que podáis realizar, las meditaciones que podáis desarrollar, son puertas abiertas que permiten que en vuestra parte consciente se vayan depositando instrucciones o, más bien, consejos, que os puedan facilitar el avanzar en todos esos objetivos a través de vuestros actos conscientes. De poco sirve plantear determinados objetivos en los que vosotros no podáis ser una parte del proyecto. Cualquier objetivo que os planteéis, debéis entender que vosotros tenéis que ser protagonistas en el proceso de ejecución, en el proceso de logro, ya sea a través de vuestros propios actos, o de la influencia que podáis realizar sobre otras personas para que los actos se lleven a cabo. Y vuestra conciencia os guiará, si queréis escucharla, para que cada una de las fases se vaya desarrollando, siempre basándose en la Ley del Amor.

 

LOS DOS INDICADORES

 

Entended que la Ley del Amor es la ley universal y eterna, que está por encima de todas las demás. Esto significa que cualquier ley humana y divina, para que cumpla con la voluntad de Dios, siempre debe ajustarse a la Ley del Amor. Cualquier comprensión que podáis tener diferente a esto implica que estáis equivocados. Y cada una de las fases de los objetivos que os planteéis deben cumplir, necesariamente, la Ley del Amor.

 

Fijaos hasta qué punto es importante todo el proceso interno que se produce en el momento en que se entiende esta Ley, porque la felicidad es el indicador de que se está cumpliendo con la voluntad de Dios, siguiendo su camino, y el sufrimiento, en todas sus manifestaciones, es el indicador de que nos estamos separando de ese camino. Pero para ello necesitáis ir aprendiendo, desarrollando vuestra conciencia[1], para que podáis ser capaces de discriminar lo que está y lo que no está de acuerdo a la voluntad de Dios. Pero eso no es un proceso que acabe, forma parte de la eterna evolución del ser humano en el camino hacia Dios. Por eso, nunca tenéis derecho a juzgar los actos de los demás, porque cada cual está en el punto evolutivo que ha sido capaz de alcanzar, y si su nivel de ignorancia no le permite acceder a unos niveles de comprensión mayores, el egoísmo de su corazón estará empujando sus actos en una dirección que estará alejada de la Ley del Amor.

 

Pero el proceso, el único proceso que es útil, es que seáis ejemplo ante ellos. Es el único modelo educativo que permite que las personas cambien. Porque nunca podrá cambiar hacia la Ley del Amor nadie por la fuerza. Dios desea que todos sus hijos avancen de acuerdo a la voluntad de ellos mismos, de nosotros mismos. Y Dios es paciente, y pone en nuestros corazones la felicidad como indicador de que avanzamos en el camino hacia él, y el sufrimiento, como indicador de que nos estamos manteniendo en la ignorancia.

 

Y fijaos hasta qué punto la infinita sabiduría de Dios permite que la acumulación del sufrimiento haga que el ser más tenaz en mantenerse alejado del camino de Dios, llegue un momento en el que ya no sea capaz de soportar más sufrimiento, y decida por sí mismo buscar un camino diferente, que le permita alcanzar niveles mayores de sabiduría. Entended que esto no es consecuencia de que Dios obligue a nadie, pero la Ley de Dios hace que apartarse de él implique sufrimiento, y aproximarse a él implique felicidad. Estos dos indicadores son la llave más importante que podéis utilizar para poder valorar cada instante de vuestra vida, para poder analizar, al final del día, cómo se ha producido la jornada. Y si ha existido sufrimiento en algún momento, analizadlo, haceos conscientes de ello, porque es la gran escuela de la vida la que os está mostrando el camino. Y si habéis sentido felicidad, analizadlo también, porque en este caso, la escuela de la vida os está indicando cuál es el camino correcto a seguir.

 

[1] Ver artículo Consciencia y Conciencia

 

CUANDO NUESTRAS PREGUNTAS SE RESPONDEN DE INMEDIATO

 

-       Cuando el médium va a plantear cualquier pregunta para las sesiones que vamos a celebrar con vosotros, la respuesta surge casi siempre de inmediato. ¿Por qué ocurre esto? ¿Son respuestas reales vuestras?

 

Ya os hemos informado de que estamos siempre a vuestro lado. También os hemos informado de que, si preguntáis en vuestro interior, estaréis recibiendo las respuestas. Esas respuestas pueden provenir de vuestra parte consciente, de vuestra parte inconsciente o de la sabiduría con la que podáis sintonizar, de hermanos encarnados o desencarnados. Cuando un médium es capaz de sintonizar de un modo fluido con determinados hermanos desencarnados, puede conectar con ellos en cualquier momento. E, incluso, cuando hace preguntas para sí mismo, nosotros estamos preparados para que, si es voluntad de Dios y nosotros tenemos capacidad para ello, le transmitimos la respuesta. Por eso, cuando está preparando preguntas, en su mente no solo plantea la pregunta, sino que cualquier persona, cuando plantea una pregunta, su mente directamente busca la solución. Y por eso recibe, tantas y tantas veces, respuestas inmediatas a las preguntas que está planteando. Pero cuando se encuentra en un estado como el de ahora, es capaz de poder transmitir el mensaje de una forma mucho más fidedigna que como lo puede recibir en un estado menos concentrado.

 

Pero el mensaje que nosotros le transmitimos es el mismo. Depende de él el poder recibirlo con mayor o menor atención y capacidad.

 

SUPERAR EL ESTADO DE TURBACIÓN

 

-       ¿Es necesario que un espíritu turbado pase por la materia a través de un médium para superar el estado de turbación? ¿Porqué? ¿Hay otras formas de lograrlo?

 

No es imprescindible. Cuando un espíritu en estado de turbación al desencarnar tiene la posibilidad de poder contactar con un médium, a través del cual pueda recibir de nuevo las sensaciones físicas, puede darse el caso de que le sirvan de forma positiva, porque puede aumentar su nivel de consciencia, puede comprender que ha desencarnado y puede estar en condiciones de observar a los Hermanos de Luz, que están siempre dispuestos cuando un alma está preparada para recibir las enseñanzas necesarias que le sirvan de guía en su camino evolutivo.

 

Pero también puede ser que, al contactar el espíritu con el médium, aquél desee quedarse fijado al médium para poder seguir percibiendo las mismas sensaciones que cuando estaba encarnado. En ese caso, el médium puede sufrir de una obsesión. Esto solo ocurre en el caso de que el médium lo permita, de acuerdo a su nivel moral, y haya utilizado sus capacidades de un modo ligero, sin buscar dar una ayuda real a los espíritus que pasan a través de su mente.

 

Por eso, la influencia que puede ejercer ese espíritu turbado sobre el médium, cuando existe una afinidad fluídica entre ambos, el espíritu turbado deseará mantenerse lo más cerca posible del médium, pero los procesos de elevación espiritual que pueda realizar el médium y toda la ayuda que pueda darle al espíritu turbado, podrán permitir que se produzca la separación.

 

Pero la sensación que puede tener el espíritu turbado depende, en gran medida, del nivel evolutivo de su alma. El proceso de turbación es como el despertar de un largo sueño, en el que se tarda un tiempo en poder hacerse consciente de toda la realidad, y este proceso puede ser muy largo en ciertos casos. Pero no hay nada que ocurra en el universo que no se haga de acuerdo a la voluntad del Padre Eterno, y esos estados de turbación, a través de las oraciones que puedan dirigirle otros hermanos, ya sean encarnados o desencarnados, pueden influir sobre él, sobre su mente, para que pueda recibir esas señales que le permitan tomar consciencia de la situación en la que se encuentra y actuar por iniciativa propia para salir de ese estado de turbación y continuar el camino que le corresponde, de acuerdo a su nivel de elevación espiritual.

 

Pero no penséis en ningún momento que las oraciones que podáis dirigir están modificando la voluntad de Dios, ni están modificando la voluntad del hermano desencarnado que pueda estar en ese estado de turbación o en otro cualquiera. Exactamente igual que os puede ocurrir a vosotros en el estado encarnado, podéis recibir muchos impulsos, muchos mensajes, mucha información, pero de vuestra elección dependen las decisiones que toméis. Y todos somos responsables de las decisiones que tomamos. Así, esa responsabilidad, cuando actuamos correctamente, se convierte en mérito, y nos permite evolucionar y responsabilizarnos de mayores misiones, porque por mérito propio hemos sido capaces de demostrar nuestra valía. Entended que el incremento de la responsabilidad de las misiones es necesariamente equivalente al incremento de la luz espiritual. Porque la elevación espiritual está vinculada al servicio, y cuanto más se está ubicado en el camino del Padre Eterno, más importante es el servicio que estamos en condiciones de poder realizar, porque nuestras capacidades son mayores, nuestra disposición es mayor, nuestro amor es mayor.

 

Y nadie puede avanzar si no es capaz de esforzarse por sí mismo, por muchas oraciones que reciba. Pero las oraciones son mensajes, es información, son impulsos, que llegan a la mente del receptor, y que le permiten recordar en qué momento de la evolución se encuentra, y en qué dirección tiene la oportunidad de ir.

 

Y entended que, de todo lo que deis, recibiréis mucho más, y todas las oraciones que dirijáis, es energía que estáis emitiendo, ya sea vuestra o ya sea como consecuencia de la transmisión de la energía divina hacia las personas en las que ponéis vuestra intención. Y hasta tal punto entreguéis ese amor y esa energía, hasta tal punto, pero multiplicado, la recibiréis también vosotros. Porque todo lo que entregáis, de acuerdo a la Ley de Dios, se os devuelve ciento por uno.

 

LA SEDACIÓN HASTA EL FALLECIMIENTO

 

-       Cuando una persona se encuentre en una situación en la que la medicina no puede recuperarla ¿es lícito mantenerla sedada hasta que fallezca?

 

Debéis entender que, si tenéis la capacidad de mitigar el sufrimiento de las personas, tenéis la obligación moral de hacerlo. No todas las personas tienen la posibilidad de mitigar dolores como consecuencia de enfermedades que las pueden llevar al tránsito, pero muchas otras sí que pueden hacerlo. Y cuando se tienen fundadas razones para comprender que no se tiene capacidad de recuperar a una persona, el poder mitigarle el sufrimiento es algo que, no solamente es lícito, sino que forma parte de la obligación moral de todo aquél que tenga algún tipo de responsabilidad en el proceso.

 

QUÉ HACER POR LAS PERSONAS ENFERMAS O FALLECIDAS

 

-       Además de orar ¿se puede hacer algo más por las personas enfermas o fallecidas?

 

La oración y la emisión de energía positiva son unas de las herramientas que disponéis para poder influir de acuerdo a vuestra capacidad y a vuestra voluntad. Pero existen más posibilidades, porque con una persona enferma, con una persona sana, e incluso con una persona fallecida, las palabras que podáis dirigirle pueden resultarle de ayuda.

 

Pero debéis entender que no todas las personas están en condiciones de recibir explicaciones o enseñanzas o consejos. Debéis ser cautos y encontrar el momento oportuno, y el mejor modo de encontrarlo es provocarlo, de acuerdo a vuestras capacidades amorosas, para poder llegar a esas personas.

 

Por ejemplo, si queréis dar un consejo sobre salud, podéis llevar la conversación hacia ese tema, para que os permita dar pie a plantear la cuestión sin necesidad de que la persona se sienta abrumada o molesta por vuestras palabras. Porque si lo hacéis al hilo de la conversación, podrá recibir esa enseñanza de un modo suave y amable, que es la forma más adecuada de llegar al corazón de las personas. Y con los seres desencarnados, los pensamientos que les dirijáis tienen el mismo efecto que las oraciones, porque las oraciones son pensamientos, y los pensamientos están revestidos de la energía de vuestra intención, para que puedan llegar a quien deseáis, y provocar el efecto que, de acuerdo a vuestras capacidades, estéis en condiciones de lograr.

 

Si os encontráis en un lugar adecuado, podéis dirigiros, no solamente con el pensamiento, también podéis articular las palabras porque, si hay un espíritu desencarnado y estáis pensando en él, existen muchas posibilidades de que se aproxime a vosotros, siempre y cuando vuestros pensamientos estén vinculados a vuestros sentimientos, y si le dirigís las palabras en voz alta, de forma que las puedan escuchar, los espíritus que tengan poca iluminación o que se encuentren turbados, tienen muchas más posibilidades de percibir esta información.

 

LA RED DE LA EXPERIENCIA DE LA VIDA

 

La experiencia de la vida es como una especie de red, en la que nos interrelacionamos con todas las demás personas que nos corresponde. Toda la información que podamos recibir son oportunidades de aprendizaje, porque podemos extraer conclusiones que nos permitan ponerlas en práctica a lo largo de nuestra experiencia vital. Asimismo, los hermanos desencarnados también reciben muchas enseñanzas, y si están en el nivel correspondiente, cuando encarnan, tienen la oportunidad de poder ponerlas en práctica, y demostrar que las tienen superadas.

 

Comprended que solo lo que ponéis en práctica, y lo superáis, son lecciones que habéis aprobado en el infinito camino evolutivo de Dios. Y todo lo que podáis aprender os permitirá prepararos para que cuando os surja la experiencia, estéis en condiciones de poder superarla.

 

En la experiencia de la vida, en las cosas habituales, también ocurre lo mismo. Imaginaos que queréis hacer un tipo determinado de comida. Si no habéis aprendido cómo hacerla, es muy probable que cometáis fallos, pero una vez que lo habéis aprendido, ya tenéis superado ese proceso, y ya se puede integrar dentro del conjunto de habilidades que domináis. La diferencia con el plano espiritual es que los logros conseguidos no se olvidan, y en el plano material hay muchas cosas que se olvidan y que requieren de una pequeña práctica para volver a adquirir la capacidad. Eso no se produce en el archivo de la conciencia[1], porque se mantiene de forma eterna, registrados todos los logros, todos los aprendizajes consolidados que cada alma haya superado. Y esa preparación, hoy permite enfrentaros a las experiencias con muchas más posibilidades de éxito. Tenedlo en cuenta, porque es la preparación la que os permite avanzar de un modo mucho más rápido en el proceso evolutivo de vuestras encarnaciones.

 

[1] Ver artículo El archivo de la conciencia

 

EL GRAN REGALO DEL LIBRE ALBEDRÍO

 

El libre albedrío es el gran regalo que Dios nos da para poder tomar la decisión, consciente y voluntaria, y avanzar en su camino de felicidad. El libre albedrío es la prueba de que Dios confía en nosotros, pero también de que la obra de Dios es absolutamente perfecta, y no es posible que ningún hermano pueda salirse del cumplimiento de su voluntad.

 

Dios nos da la posibilidad de elegir constantemente, y eso es lo que permite que los hermanos que tienen más luz puedan asumir responsabilidades más elevadas, siempre de acuerdo con la capacidad personal de cada uno. Y como la realidad de Dios es infinita, siempre hay sitio en todas las moradas para poder ser ocupado por cada uno de los hermanos que toman la decisión de poder evolucionar y elevarse al nivel superior.

 

EL CONCEPTO DE INFINITO

 

El concepto de infinito es muy difícil de entender para vosotros, porque estáis en el plano carnal. Y dentro de vuestra percepción limitada, es imposible poder observar esta realidad de un modo claro y objetivo. En el plano espiritual se puede comprender cuando se tiene un nivel de elevación espiritual suficientemente amplio, porque cuando se permanece en los estadios de evolución incipiente, los espíritus mantienen unos niveles de ignorancia que no les permiten comprender casi nada de la realidad infinita del Padre Eterno. A través de la humildad se abren las puertas de la comprensión por encima de las capacidades que cada uno tenemos asumidas, porque el progreso espiritual implica humildad, es condición necesaria.

 

PARA SER EL PRIMERO ENTRE TODOS

 

El Gran Maestro Jesús dijo que para ser el primero entre todos, sed servidores de todos[1]. Y ese servicio consiste en amabilidad, en comprensión, en respeto a las decisiones de cada cual, en sentiros complacidos, no resignados, pero sí comprensivos, de las reacciones limitantes de los demás hermanos, que vosotros entendéis que no se ajustan al proyecto evolutivo pero que, en realidad, son imprescindibles para poder evolucionar. Tened en cuenta que, cuando juzgáis, sois los primeros que cometéis ese mismo error que estáis señalando. Por tanto, recordad que no debéis juzgar para no ser juzgados[2], principalmente por vosotros mismos.

 

[1] Evangelio según San Mateo 20,27

[2] Evangelio según San Lucas 6,37

 

LA TAREA A CUMPLIR EN EL MUNDO ENCARNADO (1)

 

Tenéis una tarea que cumplir, que es vuestra propia evolución. Según avanzáis, la felicidad va creciendo en vosotros, porque vuestro nivel de comprensión aumenta. Entendedlo así, porque es el verdadero indicador de que estáis avanzando en el camino del Padre[1]. Os estamos dando muchas enseñanzas, muchos consejos. Entendemos que integrarlos en el desarrollo de la existencia se hace complicado, pero si realmente estáis interesados en ponerlos en práctica, debéis establecer un criterio de asimilación. Tenéis que centraros en elementos concretos de progreso, dejarlos perfectamente definidos, y marcaros unos momentos a lo largo del día para haceros conscientes de ponerlos en práctica.

 

Os puedo poner un ejemplo. Si queréis desarrollar el amor hacia los demás en forma de amabilidad, observad los momentos que tenéis a lo largo del día en los que podáis relacionaros con otras personas, y utilizad un procedimiento que os sirva para recordar, antes de iniciar esta relación, que tenéis el firme propósito de transmitir amor [en forma de amabilidad] en ese momento, en esa reunión. De ese modo, comenzaréis la experiencia con la firme determinación de cumplir con ese propósito que habéis decidido previamente.

 

[1] Nota del transcriptor: el mensaje implícito que se envía aquí es que la felicidad no es un fin, sino una consecuencia de avanzar en el camino del Padre. Esta información es muy importante, porque nos permite alejarnos de la vana búsqueda de la felicidad, para concentrarnos en lo verdaderamente importante: avanzar en el camino del Padre.

 

LA TAREA A CUMPLIR EN EL MUNDO ENCARNADO (Y 2)

 

La práctica os permitirá integrarlo en vuestra realidad, pero solo si mantenéis un criterio de puesta en práctica eficiente y continuada. De otro modo, vuestras reacciones automáticas os sorprenderán, y solamente después de haber cometido los errores podréis haceros conscientes de ello. Y cambia totalmente el desarrollo de las capacidades en base a los errores que en base a la previsión.

 

Os estamos ofreciendo la posibilidad de poner en práctica todas y cada una de las enseñanzas que podéis recibir en la vida, para integrarlas dentro de vuestro marco experiencial de un modo práctico, útil y efectivo. Pero es vuestra decisión. Y vuestra voluntad tiene que estar integrada en vuestra atención, para que puedan, ambas cualidades, guiar vuestro destino, de acuerdo a los objetivos que os marcáis.

 

LA ORACIÓN ENERGÉTICA

 

Trabajad el ejercicio de oración, sintiendo que la energía os cubre, para poder aumentar todas vuestras capacidades, pero principalmente, para poder poneros en disposición de hacer lo necesario para que podáis evolucionar del modo adecuado. Nada se da de un modo que no corresponde, todo se recibe de acuerdo al mérito que cada cual tiene. Pero eso es algo que solo está, para juzgarlo, en manos de Dios. Ninguno de nosotros estamos en condiciones de juzgar qué es lo que realmente necesita o no necesita otro hermano. Por tanto, cuando os pidan, entended que tenéis la oportunidad divina de cumplir con la satisfacción que produce en convertiros en la mano de Dios en el mundo.

 

Que vuestra actitud os permita percibir de un modo absolutamente completo, físico, emocional y espiritual. La energía de Dios, que puede entrar a través de vuestros actos de oración, os resultará de gran utilidad para poder cargaros de la energía divina, que os facilitará cumplir con vuestro destino en la vida.

 

EL VERDADERO APRENDIZAJE DE SABIDURÍA

 

Buenas noches, hermanos, que el amor de Dios llene vuestras mentes de sabiduría, que os permita entender todas las lecciones que, a través de la experiencia, estáis en condiciones de recibir y que estéis abiertos a todas las enseñanzas que, a través de vuestra experiencia vital, podréis recibir en todas las relaciones que establezcáis, de todas las fuentes de información a las que accedáis.

 

Entended la importancia que tiene el aprendizaje, pero entended que el verdadero aprendizaje de sabiduría es el que permite avanzar prácticamente en la experiencia de la vida por el camino del Padre Eterno, ese camino que florece en felicidad de acuerdo a cada paso que dais. Observaos, observaos constantemente y, para poder lograrlo, debéis concentrar vuestra atención al finalizar el día, en el repaso de toda la experiencia que habéis tenido. Dadle la importancia que se merece, porque es de donde podréis extraer la esencia de la experiencia del día, y si tenéis la oportunidad de poder plasmarlo, escribirlo, registrarlo, os permitirá dar los repasos necesarios para poder consolidar todas esas enseñanzas en vuestra experiencia de vida, para ir evolucionando constantemente.

 

LA EXPERIENCIA DE LOS DEMÁS

 

Comprended la experiencia de los demás hermanos que os rodean. Respetad esa experiencia, porque cada cual avanza de acuerdo a su voluntad, y nadie quiere luz por obligación. Pero vuestro ejemplo es algo que nadie puede evitar. Por eso, en todas las relaciones que tengáis, transmitid vuestra realidad más elevada, pero entended que tenéis que empezar con vosotros mismos. Observad vuestros pensamientos y vuestras reacciones. Observad vuestros impulsos y vuestros actos. Sed los grandes jueces de vuestra vida, y eso os permitirá ir evolucionando en vuestra realidad.

 

CUÁNDO RECIBIR LA ENSEÑANZA DE LA EXISTENCIA DEL GUÍA ESPIRITUAL

 

-       ¿Por qué no se nos informa de esto antes? Y hay gente que aún está más ignorante que nosotros. Si se enseñase desde pequeños, cuando somos más moldeables, que tenemos un Guía Espiritual ¿no nos encaminaríamos antes?

 

La vida es un suspiro en la eternidad. Todo surge en la vida en el momento necesario. El hecho de experimentar es una necesidad de toda alma evolutiva. La información que tiene el alma no se deposita por completo en vuestra mente consciente, ya os lo hemos dicho en otras ocasiones[1], solo se deposita la que tenéis que saber en cada momento, de acuerdo a vuestro proceso evolutivo y de acuerdo a todo el proyecto de vida que os habéis marcado[2]. Por eso, determinadas cualidades no aparecen desde el primer momento en el nacimiento, y mucho menos todos aquellos aspectos de vuestra ignorancia que tenéis que depurar en esta vida, porque si así pasara, vuestras madres se asustarían de veros.

 

Los niños normalmente nacen limpios y puros. Se les van incorporando los aspectos de su personalidad que deben de ser pulidos a lo largo de esa encarnación en cada uno de los momentos de su etapa evolutiva, pudiendo llegar incluso a poco tiempo antes de desencarnar.

 

Hay personas que adquieren las capacidades mediúmnicas poco tiempo antes de desencarnar, por ejemplo, y les permiten estar viendo a familiares, lo cual les está abriendo la puerta para realizar la transición de un modo muy suave. Pero ya sabéis que no hay nada aleatorio en la creación, todo tiene un proceso perfectamente articulado por la voluntad y la sabiduría infinita de Dios[3].

 

En el momento en que se comprende cualquiera de las gestiones de la vida, se tiene la oportunidad de desarrollar la humildad, comprendiendo que todo, toda la soberbia que se tenía anteriormente, era fruto del gran error en el que se estaba sumido. Y la nueva sabiduría adquirida, o desarrollada, o surgida del archivo de la conciencia, de acuerdo a la voluntad de Dios, que se pone en práctica por el Guía Espiritual, una vez que llega esa información a vuestra realidad consciente, os da la oportunidad de poder realizar cambios importantes en vuestro proceso de vida.

 

Pero eso no surge de forma pasiva, sino como consecuencia de todos nuestros pensamientos, nuestros sentimientos y, por supuesto, de nuestros actos. Porque solamente a través de los actos que la vida pone delante de cada uno, estamos en condiciones de poder demostrar a Dios, Padre Todopoderoso, que estamos evolucionando, que estamos mejorando, que somos dignos de poder ir obteniendo más y más capacidades, para ponerlas a su servicio. Por eso, no se recibe la información al principio de la etapa encarnada. Cada información llega en el momento necesario para cada persona.

 

[1] Ver artículo El archivo de la conciencia.

[2] En muchas de las familias con tradición religiosa se acostumbra a los niños a orar a su Ángel de la Guarda o Ángel Custodio. Esta es una de las formas de recibir esta información desde la infancia. Más info sobre ángeles en las religiones del mundo (acceder).

[3] “¿No se venden dos pajarillos por un cuarto? Con todo, ni uno de ellos cae a tierra sin que lo disponga vuestro Padre. Pues aun vuestros cabellos están todos contados” (Evangelio según San Mateo 10,29-30).

 

EL PROCESO EVOLUTIVO SIEMPRE ES INDIVIDUAL

 

El proceso evolutivo siempre es individual, la evolución siempre es individual. Si estáis pensando en que evolucione el planeta, estáis perdiendo el tiempo, porque la evolución tenéis que centrarla en vosotros mismos. Si estáis deseando que cambie vuestro entorno social, familiar, estáis perdiendo el tiempo, porque tenéis que cambiar vosotros mismos y, gracias a vuestro cambio, influiréis en el proceso de los demás, muy especialmente si tenéis en cuenta el respeto a su libre albedrío, porque siempre que forcéis a alguien a actuar de alguna forma, siempre que lo coaccionéis, siempre que le estéis obligando de cualquiera de las formas, en el momento en que tenga oportunidad se revelará, se resistirá constantemente a actuar de forma contraria a su voluntad o, en el caso peor, se resignará, dejando su propia voluntad en vuestras manos, de modo que lo manipularéis, con muy buena intención, pero sin lograr ninguna ventaja para su progreso evolutivo.

 

Por eso, la enseñanza hacia los demás es muy importante que se base en la libertad, y como os he dicho ya tantas veces, el ejemplo es el mejor modelo que se tiene.

 

EVOLUCIONAR CADA DÍA EN UNA PEQUEÑA PARTE CONCRETA DE VUESTRA REALIDAD

 

Que la paz, el amor y la energía de Dios os cubra, hermanos, y os llene de la actitud necesaria para poder entender que tenéis que aprovechar cada día en evolucionar en una pequeña parte concreta de vuestra realidad. Una pequeña parte, cada día, permite mejorar muchísimo en muy poco tiempo, porque os permite centraros, de forma efectiva, en aspectos concretos de vuestra realidad, y os permite iros conociendo, cada vez con más detalle, para poder producir el cambio del que os he hablado, para lograr la evolución.

 

CÓMO ACELERAR EL PROCESO DE AVANCE EN EL CAMINO DEL PADRE

 

Buenas noches, hermanos, que la paz y el amor de Dios os cubra y que os permita entender los pasos que tenéis que dar en la vida si deseáis mantener un ritmo de evolución que os facilite el proceso real de avance en el camino del Padre. Entender que el avance es cambio, no solamente es cuestión de esperar a que se vayan produciendo las experiencias de la vida.

 

Si deseáis acelerar el proceso, el aprendizaje os podrá permitir realizar cambios importantes, decisivos, en vuestra realidad humana y espiritual. Ese es el proceso rápido para poder evolucionar, porque no es necesario tener que sufrir las experiencias. Si la vida os da la oportunidad de poder adquirir la información de sabiduría, aprovecharla forma parte de vuestra experiencia bien gestionada. Y estáis en una fase en la que los cambios se están sucediendo de un modo mucho más rápido que en otras épocas. Estáis teniendo la oportunidad de poder adquirir evolución sin necesidad de sufrimiento. Eso es algo que la mayoría de los humanos encarnados de épocas anteriores no habían podido experimentar, no habían tenido estas oportunidades. Pero esto no es casualidad, esto ocurre como consecuencia del proceso evolutivo del conjunto de la humanidad, y según vayáis evolucionando, las posibilidades de poder aprender sin necesidad de exponeros al sufrimiento serán cada vez mayores.

 

Pero, por supuesto, esto forma parte del proceso evolutivo individual de cada alma encarnada. Comprendedlo así, porque la realidad de vuestro planeta es la realidad del conjunto de cada uno de los miembros que lo componen, y el planeta evoluciona cuando sus miembros evolucionan. Comprended esto y sabréis hacia dónde deberéis dirigir vuestra atención para trabajar por un mundo mejor. Dirigid la atención en vosotros mismos en seguir el camino de Dios.

 

NO JUZGAR A LOS DEMÁS Y DIFERENCIAR ENTRE LO BUENO Y LO MALO

 

-       ¿Cómo compaginar el no juzgar a los demás con diferenciar entre lo bueno y lo malo?

 

Cuando observamos un hecho, cada ser evolutivo, ya sea encarnado o desencarnado, a través de su archivo de la conciencia[1] va adquiriendo información progresiva, para saber diferenciar entre lo bueno y lo malo. Lo bueno es todo aquello que está en el camino de Dios, todo aquello que se ajusta a la Ley del Amor[2]. Y la parte de aplicación práctica se denomina sabiduría.

 

Los hechos, las circunstancias, son las que se valoran como “buenas” o como “malas”, como aceptables o inaceptables, de acuerdo a vuestra valoración del bien y del mal, pero eso no incluye nunca asociar esos hechos con las personas. Los hechos y las circunstancias son las que se aproximan o se separan del camino que estáis siguiendo en dirección hacia Dios, pero las personas, cuando las estáis vinculando hacia actos buenos o malos, entonces las estáis juzgando, y debéis entender que este juicio forma parte de vuestra propia ignorancia, porque estáis dando un valor a la persona en base a un instante de su vida, y hay muchísimos otros factores que están vinculados a las personas. Por lo tanto, juzgarlas por un determinado hecho, y asociar eso que han realizado, que haya podido ser bueno o malo de acuerdo a vuestro nivel de sabiduría, pero también de acuerdo a vuestro nivel de ignorancia, lo que os está haciendo es, simplemente, demostrar vuestra soberbia al creeros capaces de juzgar a alguien por un hecho del que no tenéis ni siquiera una pequeña parte de la información completa.

 

Juzgad los hechos, para integrarlos dentro de vuestro proceso de aprendizaje infinito, pero no juzguéis a las personas, porque el que esté libre de pecado, tire la primera piedra[3].

 

Juzgar los hechos es aprender, juzgar a las personas es demostrar la ignorancia y es cavar la propia trampa en la que nos envuelve nuestra mente egoísta, que nos impide avanzar en el camino compasivo de la Ley del Amor.

 

[1] Ver artículo El archivo de la conciencia

[2] Ver artículo La Ley del Amor (PDF)

[3] Evangelio según San Juan 8,7.

 

LA LEY DE AFINIDAD

 

-       ¿Podéis hablarnos de la Ley de Afinidad?

 

El nivel vibracional que tienen los espíritus establece un modo de relación que genera una atracción entre elementos vibracionales similares, un rechazo ante los elementos vibracionales inferiores y una tremenda dificultad, por no decir una imposibilidad, de poder contactar, percibir, a los hermanos con niveles vibracionales superiores. Estas relaciones, de acuerdo a la Ley del Amor, pueden superarse, de tal manera que cuando se pide a Dios, de acuerdo con la gran intención que pueda vibrar en cada uno de nosotros, tendremos la posibilidad de poder recibir apoyo de niveles vibracionales superiores a los nuestros y, como consecuencia de ello, esos niveles superiores tendrán la compasión para poder esforzarse en poder transmitir las enseñanzas necesarias que les puedan permitir a los hermanos ligeramente inferiores, que puedan dar los pasos necesarios para que puedan avanzar en su evolución.

 

Pero la Ley de Afinidad es el gran regalo que Dios da a todas las almas evolutivas para poder vibrar de un modo similar con otras almas del mismo nivel. De acuerdo con ello, las almas evolutivas bajas sienten el impulso para poder avanzar a través del sufrimiento, y las almas elevadas sienten el impulso de poder avanzar de acuerdo al Amor. Pero ese avance implica entrar en un terreno desconocido, porque la vibración en un nivel determinado impide observar, comprender, la vibración de elementos de niveles superiores, y solo a través de las enseñanzas de los Hermanos Superiores y de las experiencias que los Guías Espirituales ponen en la vida encarnada de los seres, se tiene la oportunidad de poder ir encontrando el camino que permita este avance evolutivo. Por tanto, la Ley de Afinidad crea unos rangos de percepción que nos permiten mantenernos con una estabilidad emocional y que nos impulsa siempre a poder evolucionar, ya sea a través del sufrimiento o a través del Amor.

 

LA EMISIÓN DE ENERGÍA DE AMOR A LOS ALIMENTOS

 

-       ¿Cómo se hace la emisión de energía de amor a los alimentos?

 

Del mismo modo que se emite el amor a cualquier otra manifestación de la vida. De acuerdo a toda la gratitud que se puede sentir por toda la manifestación de la vida, podemos dirigir ese agradecimiento en forma de energía, tanto a personas como a cualquier otro tipo de manifestación, animales, objetos, alimentos. Cuando aprendemos a concentrar la energía a través de nuestras manos podemos dirigirla de un modo muy concreto en una determinada dirección, sobre un determinado objetivo. En el caso de los alimentos, el modo habitual es dirigirla con las palmas de las manos hacia esos alimentos, para poder cargarlos de energía vibracional, que siempre estará en una frecuencia muy similar a la de la persona que la emite pero que, de acuerdo a las peticiones que pueda hacer, ya sea a Dios, ya sea a los Espíritus más elevados, puede recibir un aumento vibracional que le permita transmitir la energía que recibe de acuerdo a un nivel más elevado, pero siempre dentro del rango en el que se encuentra su espíritu, porque no se puede transmitir una energía superior a la que nuestro propio espíritu tiene[1].

 

Y esta energía, que se puede dirigir con las manos, pero que también se puede dirigir con la intención, sin necesidad de poner las manos, puede permitir impregnar los objetos, los alimentos y, muy especialmente el agua. Porque el agua tiene una forma de captar la vibración energética de un modo muy especial, que ya ha sido investigado en varias ocasiones[2] y que permite confirmar que el proceso de nuestras propias intenciones genera una determinada energía que es capaz de ser percibida por el agua, y mantener esa firma energética durante un tiempo que puede variar de acuerdo con el resto de las energías que pueda tener a su alrededor.

 

La emisión energética está basada en la intención. A través de la intención se moviliza la energía, tanto en el plano físico como en el plano espiritual, y permite dirigirla hacia el objeto que deseamos. La práctica os permitirá realizarlo cada vez de un modo más eficiente.

 

Tomar alimentos que están cargados energéticamente, en el momento en que se van a ingerir entran en sintonía con el propio nivel vibracional de la persona que los toma, de tal manera que, si la persona tiene un nivel vibracional bajo, esos alimentos no le van a elevar el nivel vibracional, porque solamente a través de la propia voluntad, de la propia intención, elevamos nuestro nivel vibracional. Esto permite que se manifieste el libre albedrío del ser humano.

 

Pero si alguien, de un modo consciente, recibe un alimento cargado energéticamente, y desea elevar su vibración, en este caso sí que la elevará, pero no por el hecho del alimento, sino por la voluntad que está desarrollando y por el firme convencimiento de que lo va a lograr. Y aunque el alimento está cargado energéticamente, es la propia persona la que eleva su nivel vibracional, porque así se ajusta a la Ley de Dios. Y el libre albedrío le permite que pueda hacerlo, porque solo a través de su voluntad se puede elevar este nivel vibracional.

 

Por este mismo motivo, si esa vibración con la que se impregnan los alimentos fuera de un nivel bajo, la persona que los ingiere no recibirá malas influencias, sino que ese alimento, al integrarse en esa persona, adquiere el nivel vibratorio que, en este caso, sería más elevado.

 

Entended que todo el proceso evolutivo es siempre voluntario, y todo el apoyo que se le pueda dar a cualquier persona, ya sea a través de la oración, de la energía de los alimentos o de cualquier otra cosa, lo único que le hacen es darle oportunidades donde poder apoyarse para que, por su propio mérito y esfuerzo, avance en el camino hacia Dios, porque este camino siempre es voluntario. La ayuda que se le pueda prestar no va a poder avanzar ningún paso, pero sí le puede facilitar que pueda darlos. Y la energetización de los alimentos que va a recibir cada persona es una forma de elevar el nivel vibratorio personal y facilitar que, durante la ingestión del alimento, se pueda mantener una atención y una intención en la que se produzcan los efectos positivos deseados. Esa es la esencia de la carga energética que se le puede dar a los alimentos, y que está directamente vinculada al proceso que se realiza, por ejemplo, en la eucaristía. Porque podréis comprender que el hecho de que una persona comulgue, no la hace mejor ni peor, lo que realmente importa es el proceso interno que esa persona realiza para poder mejorar en todo su proceso evolutivo.

 

Y si esa herramienta le sirve, está pudiendo aprovecharla de un modo positivo. Puede aprovecharla desde la ignorancia de creer que le va a producir el efecto, o de comprender que, solamente a través de su propio esfuerzo, va a lograr el objetivo, y que ese procedimiento, ese protocolo, le está sirviendo de recordatorio para poder impulsarle a realizar los cambios en su vida que le permitan evolucionar.

 

[1] Nota del canalizador: este aumento de frecuencia vibratoria puede ser debido a entrar en eso que denominamos “nuestra mejor versión”. Ver artículo Tu mejor versión

[2] Ver artículo y vídeo en https://triskelate.com/masaru-emoto-mensajes-ocultos-del-agua

 

COMER ALIMENTOS CARGADOS ENERGÉTICAMENTE

 

-       ¿Hasta qué punto nos puede afectar que comamos un alimento que haya sido cargado energéticamente por alguien, como la bendición de un sacerdote en la eucaristía?

 

Cuando una persona o un colectivo envían algún tipo de energía y la concentran sobre un objeto o sobre una persona, éstos reciben esa carga energética, que puede ser de amor o positiva, o puede ser de miedo o negativa. La intención y la capacidad de cada una de las personas que emiten o transmiten esta energía es la que define el grado en el que se va cargando. En el caso de las personas existe una interacción por parte de la persona receptora, de tal manera que esa energía que recibe, ya sea de forma consciente o inconsciente, entrará a formar parte de su entorno vibratorio, y esa energía puede ser absorbida o rechazada, de acuerdo con la Ley de Afinidad[1].

 

Pero si se dirige hacia un objeto, como puede ser un alimento, quedará cargado energéticamente. Y cuando ese alimento se ingiere por una persona, se vuelve a producir esa interrelación entre la persona y esa energía que puede tener ese alimento y, de acuerdo con esa Ley de Afinidad, será absorbido o rechazado. Por lo tanto, esa energía con la que se pueden cargar los alimentos pueden influir de forma diferente en cada una de las personas que se alimentan con ellos.

 

Si mantenéis vuestro nivel espiritual elevado, buscando pensar, sentir y actuar del mejor modo que sepáis, de acuerdo a la voluntad de Dios, no habrá ninguna energía inferior que pueda afectaros porque, simplemente, estaréis en niveles vibratorios superiores, donde esas energías no os podrán afectar. Y aunque sí podréis percibirlas, la evolución espiritual permite que puedan interrelacionarse los seres evolutivos encarnados, para poder aprender del que sabe hacia el que no sabe, y esa enseñanza que se aporta contribuye también al espíritu más elevado, porque le está produciendo la satisfacción de poder ser la mano de Dios en el mundo.

 

Así, no sintáis rechazo o miedo ante un alimento, porque eso es crear prejuicios que no están fundados. Entended que la elevación espiritual es la que os permite entrar en la sintonía con la mejor parte de la realidad de la existencia, y os permite también transformar esa parte de la existencia que tiene menor elevación pero que, gracias a vuestra influencia, puede aumentar.

 

[1] Ver artículo La Ley de Afinidad

 

EL AGRADECIMIENTO (1), UN ACTO DE AMOR

 

-       ¿El agradecimiento es un acto de amor?

 

Por supuesto que sí. El agradecimiento es un acto en el que se reconoce el esfuerzo y las oportunidades que nos dan otros hermanos para poder evolucionar. Es, esencialmente, la forma de reconocer todo lo bueno que se nos ofrece en la vida, ya se dirija a personas, a animales, a la naturaleza, a los alimentos que recibimos. Agradecer es reconocer el bien que nos llega desde el exterior.

 

Ese agradecimiento se puede hacer público a la persona o a la fuente de donde nos viene ese beneficio personal, y también se puede agradecer simplemente a nivel espiritual. Las dos formas permiten que nosotros seamos capaces de comprender y de expresar la gratitud por lo que se recibe. Pero es totalmente lógico mostrar ese agradecimiento, ya sea a personas, ya sea a animales, ya sea a plantas o a la propia naturaleza, porque se produce una interacción que está basada esencialmente en el amor, y produce un estímulo positivo que permite que se repita el proceso en otras ocasiones.

 

EL AGRADECIMIENTO (Y 2). LAS RELACIONES CON EL ENTORNO Y CON EL DOLOR

 

El agradecimiento es la base de las relaciones con el entorno, porque si mostramos y sentimos agradecimiento ante todo lo que hay y lo que surge, lo que se crea alrededor de nosotros, es porque estamos comprendiendo que todo eso que ocurre forma parte de las enseñanzas y de las oportunidades que Dios nos da para poder evolucionar.

 

Y llegará un momento en que el nivel de comprensión os permita agradecer esas cosas, esas situaciones, esas experiencias que os pueden producir incomodidad, dolor, pero que podréis entender que son grandes oportunidades donde tenéis la posibilidad de aprender. Y eso implica también agradecimiento. De hecho, el agradecimiento es el principio esencial de la evolución, porque implica comprender el proceso. Si no existe agradecimiento, no se puede manifestar amor hacia ese proceso o hacia esa experiencia, y si no se manifiesta amor, no se ha comprendido.

 

Es esencial, por tanto, comprender que el agradecimiento es la respuesta natural del amor a cualquier experiencia que tengamos en la vida.

 

OPINIONES DIFERENTES A LAS VUESTRAS

 

Si os encontráis con un hermano que tiene opiniones diferentes a las vuestras, escuchadle y mantened la actitud amorosa que os permita ser luz en el proceso. Evitad la confrontación, sentid cómo siente esa persona, entended sus sentimientos, para poder llegar realmente a su alma, porque lo habitual es aportar los argumentos propios para intentar rebatir a las personas que tienen opiniones opuestas. Y en ese proceso no existe amor. Es necesario, imprescindible, entrar en el corazón de las personas, comprender qué es lo que sienten, para poder alcanzar realmente el objetivo sobre el que podáis dirigir vuestros argumentos de enseñanza compasiva y adaptada a esa persona en concreto. Porque todas las personas somos diferentes, y es necesario conocer a alguien para poder realmente transmitir una enseñanza que sea trascendente para ella. Entended este proceso y os permitirá desarrollar vuestra misión de enseñanza, de acuerdo a vuestras propias capacidades.

 

LA GUÍA DE VUESTRO COMPORTAMIENTO EN CADA MOMENTO

 

Que la paz y el amor de Dios llene vuestras vidas, que la paz y el amor de Dios sean la guía de vuestro comportamiento en cada momento, fruto del proceso interno de vuestros pensamientos y sentimientos. Entended que la paz y el amor son los caminos o, más bien, es el camino que permite el progreso, la evolución, el aprendizaje, la felicidad[1].

 

[1] Nota del canalizador: el Gran Maestro Jesús nos enseñó “Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí” (Evangelio según San Juan 14,6). Jesús es el camino, y mostró la paz y el amor de Dios en cada acto de su vida. Sigámosle con nuestros procesos internos y externos.

 

COMUNICARNOS CON NUESTRO GUÍA ESPIRITUAL (1). FUNCIÓN PRINCIPAL Y COMUNICARSE CON ÉL

 

-       ¿Por qué normalmente no podemos comunicarnos con nuestro Guía Espiritual?

 

El Guía Espiritual no tiene la función de establecer diálogos con los espíritus a los que asiste. Esa no es su misión normalmente. En anteriores ocasiones[1] os hemos explicado que el Guía Espiritual tiene la función principal de establecer las condiciones necesarias para poder cumplir el destino[2] de cada alma en todas aquellas vicisitudes que se han planteado para poder ir evolucionando en los miles de aspectos que forman la personalidad humana en el plano evolutivo, eterno, del alma universal.

 

El Guía Espiritual se centra en la experiencia personal, y la conversación con el Guía Espiritual se realiza como con cualquier otro Hermano Espiritual superior, igual que se hace con Dios, a través del recogimiento de la oración y de la meditación. Durante este proceso, el Guía Espiritual, exactamente igual que durante el resto de los instantes de vuestra vida, presenta en vuestra mente consciente determinada información que vosotros, de un modo totalmente voluntario, podéis aprovechar para favorecer vuestro progreso personal.

 

[1] “Los Guías Espirituales, lo único que hacemos es coordinar que el destino de cada alma se cumpla, de acuerdo a la voluntad de Dios” (ver artículo Podéis realizar cambios importantes).

[2] Ver definición de Destino.

 

COMUNICARNOS CON NUESTRO GUÍA ESPIRITUAL (2). CAPACIDADES DE COMUNICACIÓN Y PLANTEAR CUESTIONES

 

Hay determinados espíritus encarnados que tienen la posibilidad de comunicarse con el Guía Espiritual, del mismo modo que los hay que tienen la posibilidad de comunicarse con otros seres espirituales. Son capacidades que otorga nuestro Padre Eterno para poder cumplir la misión en la vida. Porque no solamente a través del destino conseguimos evolucionar, a través de la misión[1] somos capaces de evolucionar también, porque la ayuda que podamos aportar a otros hermanos, ya sean encarnados o desencarnados, nos está aportando una experiencia y unos niveles de gratitud, de felicidad, que nos favorecen, de un modo muy importante, el proceso evolutivo durante la experiencia de la vida, ya sea encarnada o desencarnada. Porque en el plano desencarnado también se puede desarrollar la misión de apoyo a otros hermanos, precisamente como lo estamos haciendo nosotros con vosotros.

 

Así, en la relación que tienes con tu Guía Espiritual, debes concentrarla en el silencio de la oración o de la meditación. Plantea las cuestiones y escucha, porque en tu mente surgirán las ideas, que son información de utilidad para tu vida. Pretender establecer un diálogo con el Guía Espiritual con la finalidad de pasar un rato agradable, o de tener una experiencia, que podríamos denominar “especial”, es algo que no es el objetivo del Guía Espiritual.

 

[1] Ver definición de Misión.

 

COMUNICARNOS CON NUESTRO GUÍA ESPIRITUAL (3). NIVEL DEL GUÍA Y SU SENSACIÓN CUANDO SE COMUNICA

 

Debéis comprender que todos los Guías Espirituales son seres un poco más evolucionados que las almas a las que asisten, pero ese “poco” de evolución les hace tremendamente diferentes en cuanto a los objetivos que se plantean y a la forma de entender la realidad. Eso permite dar las posibilidades al alma encarnada para poder realizar los cambios necesarios que le permitan ir aproximándose paulatinamente a la elevación espiritual de su Guía. Esa pequeña diferencia en cuanto a elevación espiritual, no solo permite la facilidad de transmitir las enseñanzas en todo el proceso de la encarnación, sino que también hace que sea muy diferente el modo de poder relacionarse con la realidad y, por lo tanto, las comunicaciones del Guía Espiritual con el ser encarnado no son, digámoslo así, excepcionales para el Guía Espiritual, porque el nivel de vibración de su espíritu es mayor que el del ser encarnado. Eso es como cuando un niño pequeño está explicando y preguntando cuestiones de la vida a una persona adulta. La persona adulta necesita adaptar su lenguaje a lo que el niño pequeño tiene capacidad de comprender, pero es una actividad que no le llena del mismo modo que establecer conversaciones profundas con otras personas que puedan ser de su nivel evolutivo o incluso mayor.

 

COMUNICARNOS CON NUESTRO GUÍA ESPIRITUAL (4). RELACIÓN CON EL ENCARNADO Y CÓMO LE ENSEÑA

 

El Guía Espiritual no busca establecer conversaciones con el espíritu al que asiste, pero es tremendamente feliz cuando observa la evolución de su hijo encarnado, porque tiene con él una relación que puede entenderse parecida a la de un padre o de una madre, aunque realmente es la de un tutor, una persona que busca, en toda su dimensión, que pueda evolucionar esa alma, pero solo de acuerdo al propio mérito y esfuerzo del ser encarnado. Así es la voluntad de Dios y, por tanto, el Guía Espiritual solo aporta la información y las experiencias necesarias que corresponden al proceso evolutivo del alma encarnada.

 

Pero entended que ese proceso evolutivo también comprende el aprendizaje y, como consecuencia de ello, todo lo que preguntéis, de acuerdo a como os lo hemos comunicado, en ese recogimiento y actitud de escucha, vais a tener la posibilidad de recibir esas enseñanzas que os facilitará avanzar en vuestro camino personal evolutivo, porque no es necesario sufrir las experiencias cuando se tiene la posibilidad, y se aprovecha, de poder aprender a través de las enseñanzas que nos pueden dar cualquiera de las personas o cualquiera de las experiencias que podamos tener a lo largo de la vida.

 

COMUNICARNOS CON NUESTRO GUÍA ESPIRITUAL (Y 5). EL FILTRO DEL GUÍA ESPIRITUAL Y CÓMO HACERLE FELIZ

 

Aprovechad el proceso de atención, para poder valorar de un modo eficiente toda la información que os llegue a la mente, porque toda aquella que entendáis que no procede de vosotros, ha tenido necesariamente que pasar por el filtro de vuestro Guía Espiritual. Por eso, ya explicó Jesús que, incluso todos vuestros cabellos están contados[1]. Porque el Guía Espiritual mantiene un control absoluto de vuestra realidad encarnada, para que podáis recibir la experiencia de la vida del modo en que lo necesitáis. Y cada una de vuestras decisiones, cada uno de vuestros actos, cada uno de vuestros procesos de aprendizaje, os permitirán ir avanzando. Y esto, siempre, siempre, llena de felicidad a vuestro Guía Espiritual. Del mismo modo que un padre o una madre se sienten felices cuando sus hijos realizan progresos en la vida. Y por eso, esa analogía que os he comentado en relación de carácter paterno-materno que puede tener el Guía Espiritual con vosotros.

 

Vuestro Guía Espiritual constantemente os está transmitiendo información, pero no busquéis que sea una información que podáis estar oyendo con los oídos del cuerpo, escuchad con el corazón, que es el órgano receptor del alma, y podréis comprobar cuánta información estáis recibiendo cada segundo de vuestra vida, mientras os mantenéis en estado consciente.

 

[1] Evangelio según San Mateo 10,30.

 

DIOS Y NUESTRA EVOLUCIÓN

 

Dios no es un ser. Dios es la energía que impregna todo el universo. Dios es la inteligencia que rige toda la creación, que no tiene cuerpo, que lo sabe todo y que dispone del tiempo para que podamos ir experimentando en nuestro proceso de aprendizaje eterno, que nos permite ir evolucionando progresivamente para poder aproximarnos a la realidad de Dios. Eso significa ir evolucionando en la sabiduría amorosa de las realidades en las que nos encontramos en cada momento de la existencia.

 

LA ORACIÓN (1). APRENDER A ORAR

 

La oración es siempre agradable a Dios, y siempre es creativa dentro de vuestra realidad. Pero como todas las cosas, se puede hacer de un modo más eficiente, alcanzando mejor los objetivos propuestos cuando se aprende a hacer la oración de un modo consciente y objetivo.

 

LA ORACIÓN (2). ESCUCHAR

 

El proceso de oración debe basarse principalmente en escuchar. Repetir palabras, incluso aunque sea exponer palabras o frases, son formas de manifestar nuestra propia realidad, pero solamente a través de la escucha podemos recibir las respuestas.

 

LA ORACIÓN (3). PEDIR

 

Como ya sabéis, la oración permite la alabanza a Dios, permite la petición y permite el agradecimiento. ¿Acaso ignoráis que Dios sabe todo lo que necesitáis? “Pedid y se os dará”[1], pero ese es el proceso que tenéis que hacer en vuestra mente para poder haceros conscientes de qué tenéis que hacer en la vida, para poder alcanzar las metas en vuestro proceso evolutivo. Planteaos lo que es necesario que podáis hacer para ir mejorando la realidad en la que os encontráis, tanto en vosotros como en otras personas sobre las que podáis influir, y estáis poniendo en práctica el concepto de pedir en la oración.

 

[1] Evangelio según San Lucas, 11,9.

 

LA ORACIÓN (4). ALABAR

 

Maravillaos con la creación y estáis alabando a Dios. Sentid el amor en cada manifestación de la vida y estáis alabando a Dios.

 

LA ORACIÓN (5). AGRADECER

 

Sentid un profundo agradecimiento por tener la oportunidad de ser una consciencia en permanente estado evolutivo, que os favorece el progreso a través de la experiencia encarnada y que os permite incrementar vuestras posibilidades en el futuro proceso de experiencia desencarnada. Así, este agradecimiento es una actitud de comprensión de la realidad de la vida, de modo que se le da sentido, un profundo sentido a la vida, gracias a este proceso de comprensión de la realidad de la evolución permanente de las almas.

 

EXPERIMENTAR EL PROGRESO

 

Gracias a la providencia de Dios, Padre Todopoderoso, tenemos la capacidad de poder encontrar constantemente oportunidades para poder experimentar el progreso a través del aprendizaje y de la experiencia. Aprovechémosla, porque gracias a esta información estáis en condiciones de poder observar la realidad de la vida de un modo muchísimo más profundo, muchísimo más trascendente. Sentíos pues, afortunados, porque en vuestro proceso evolutivo estáis recibiendo las oportunidades de aprendizaje, sin necesidad de pasar por la experiencia del dolor.

 

PARA LOS QUE SON LUZ

 

Ruego a Dios que sigamos teniendo la posibilidad de poder asistiros en vuestros procesos de aprendizaje. Es para nosotros una gran satisfacción el poder observar que los vais aprovechando. Que la gracia de Dios os mantenga en este estado de comprensión de las realidades de la vida, para que podáis ser luz que muestre el camino a los demás.

 

EL AGRADECIMIENTO ES UNA SEÑAL ESENCIAL

 

Que la paz y el amor de Dios llene vuestras vidas, que sepáis apreciarlo en cada uno de los momentos, para poder estar en condiciones de dar gracias a Dios, de mostrar el agradecimiento, que es la señal esencial para demostrar que se entiende el proceso evolutivo.

 

La conciencia de cada persona no puede ser engañada. Jamás un agradecimiento fingido puede quedar grabado en nuestra eterna conciencia. Y para poder agradecer es necesario comprender que Dios, nuestro Padre Eterno, la fuente creadora, que no tiene forma, pero que sí que tiene inteligencia y amor infinitos, dirige nuestras vidas para que, de acuerdo con la libertad que tenemos otorgada, podamos disfrutar de la felicidad creciente de la evolución espiritual.

 

DIOS SE ENCUENTRA SIEMPRE DISPUESTO A RECONOCER LA EVOLUCIÓN DE CADA SER

 

La parábola del hijo pródigo que enseñó el Maestro Jesús[1] es el ejemplo claro, perfecto, de cómo Dios se encuentra siempre dispuesto a reconocer la evolución de cada ser. Por muchos errores que se hayan cometido, en el momento en que se tiene en la conciencia la intención de seguir el camino del Padre, en el momento en que se toman las decisiones oportunas, desde el primer paso que se da, la alegría de Dios queda manifestada, y todos los espíritus que están asistiendo a los hermanos encarnados se llenan de júbilo también, porque observan que se empiezan a producir las mejorías, la evolución, voluntaria y consciente, del hijo encarnado.

 

[1] Evangelio según San Lucas 15,11-32

 

LA MEZCLA VIBRATORIA DE LA ETAPA ENCARNADA

 

Entended que la separación vibratoria que se tiene en la etapa desencarnada no permite la experiencia que tenéis en el mundo encarnado. Gracias a esta experiencia estáis teniendo la oportunidad divina de poder recibir enseñanzas de los hermanos más avanzados que vosotros, y enseñar vosotros a los que están más atrasados. Es una experiencia maravillosa, y tenéis la oportunidad permanente, a lo largo de toda vuestra vida encarnada, de poder ponerla en práctica. Aprovechadla entonces, porque es la gran prueba que se tiene para que el Padre Eterno pueda confiar en vosotros y os pueda asignar cometidos de mayor responsabilidad en el plano verdadero, que es el plano espiritual, eterno, el plano de la luz divina.

 

EL MAESTRO INTERNO

 

El Maestro Interno no es un ser. El Maestro Interno es el conjunto de enseñanzas que recibe vuestra mente consciente a través del proceso del pensamiento y que, de acuerdo a vuestro estado vibratorio, se va captando una información más o menos elevada. Es exactamente igual que si conectáis un equipo de radio y vais sintonizando una cadena u otra. Si vuestro estado vibratorio es bajo, los pensamientos que os vayan surgiendo estarán en esa sintonía. Si mantenéis una vibración elevada, esos pensamientos que os surgirán también serán elevados.

 

Vuestro Maestro Interno es el conjunto de procesos de atención consciente que se hacen sobre esos pensamientos que son elevados, que son útiles, para poder ponerlos en práctica en vuestra vida, y que os llenan de felicidad. Vuestro Maestro Interno es una cualidad que todo ser evolutivo tiene para saber sintonizar y dirigir la atención y la intención a que sus pensamientos adquieran el nivel de vibración más elevado que pueda en ese momento evolutivo.

 

De ese modo, estará en condiciones de recibir todas las enseñanzas, toda la información de sabiduría que necesite en cada momento, y mantendrá la atención y la intención, para poder aprovecharlas, para poder recibirlas y para poder ponerlas en práctica para cumplir con su destino y con su misión[1].

 

El Maestro Interno, por tanto, no es una figura, es una cualidad que puede desarrollar todo ser evolutivo y que todos los seres evolutivos tenemos. Y ese desarrollo es siempre, como todas las capacidades que nos otorga el Padre Eterno, completamente voluntario.

 

[1] Ver los artículos Los conceptos de destino, misión y función (1 de 3). El destino y Los conceptos de destino, misión y función (2 de 3). La misión

 

ELEVAR LA VIBRACIÓN EN CUALQUIER MOMENTO (1). LA ATENCIÓN Y LA INTENCIÓN

 

La vibración se aumenta a través de la atención y de la intención. La intención consiste en tener el deseo de que nuestros pensamientos estén impregnados de los más altos valores morales, desechando, a través de la voluntad, cualquier pensamiento negativo.

 

Tenemos la posibilidad de elegir. La elección siempre es personal, y si mantenemos la atención en todos nuestros procesos internos, nuestros pensamientos y sentimientos podrán filtrarse de modo que, aunque vayan apareciendo pensamientos y sentimientos que valoremos como negativos, como inapropiados, como faltos de sabiduría o cargados de ignorancia, cuando esos pensamientos surjan, los podremos observar desde un punto de vista mucho más sabio, mucho más elevado, y no nos dejaremos llevar, impulsar, por ellos. Y aunque aparezcan esos pensamientos y sentimientos, a través de nuestra atención seremos capaces de percibirlos, y a través de nuestra intención, los anularemos. Simplemente NO nos dejaremos llevar por ellos.

 

ELEVAR LA VIBRACIÓN EN CUALQUIER MOMENTO (2). LAS GRANDES LECCIONES DE LA VIDA A TRAVÉS DE LOS PENSAMIENTOS

 

Cuando realizamos ese proceso, estamos eligiendo, y si no admitimos unos determinados pensamientos es porque estamos admitiendo los pensamientos opuestos, y ese proceso, incluso en aquellos momentos y experiencias en los que esos pensamientos que nos vienen nos puedan parecer inapropiados, son grandes lecciones que estamos aprendiendo en la vida, porque en el momento en el que hemos elegido y hemos podido poner en práctica estas elecciones conscientes de pensamientos y sentimientos que están en la línea del camino del Padre Eterno, desde el momento en el que empezamos a ponerlos en práctica, se está produciendo un cambio evidente en nosotros. Pero solamente si podemos ponerlos en práctica, porque los conceptos teóricos no sirven para nada si no tienen la aplicación práctica de la vida cotidiana.

 

Por tanto, las enseñanzas útiles deben ser sencillas, para que puedan comprenderse, para que puedan modificar la comprensión de la realidad desde un punto de vista mucho más amplio, profundo y elevado, y para que se puedan aplicar en la cotidianeidad de la vida. Fuera de esto, todo son teorías que de poco sirven.

 

ELEVAR LA VIBRACIÓN EN CUALQUIER MOMENTO (3). CAPACIDADES DE COMPRENSIÓN

 

Pero debéis comprender que todas las personas no están en el mismo nivel de capacidades de comprensión, y a un niño no se le puede explicar lo mismo que a un adulto. Según vamos evolucionando en nuestros niveles de comprensión y aplicación práctica de las realidades de la elevación del mundo espiritual, se van incrementando nuestras capacidades para poder seguir aprendiendo, cada vez más, en el proceso infinito de la evolución del espíritu hacia Dios.

 

ELEVAR LA VIBRACIÓN EN CUALQUIER MOMENTO (4). POSICIÓN ESPECIAL PARA DISCERNIR LOS PENSAMIENTOS

 

Así, la posibilidad de poder discernir los pensamientos, no necesita adoptar ninguna posición especial, no necesita mantenerse en un estado inmóvil. En la cotidianeidad de la vida, todo ser encarnado necesita observar el entorno, analizarlo y tomar decisiones. Esas decisiones estarán mejor tomadas si ha habido un proceso de aprendizaje previo, que permita comprender los procesos, de modo que ese aprendizaje facilita que las decisiones que se tomen pasen por el filtro de la sabiduría adquirida. Cuando este proceso es satisfactorio, se está superando una prueba que nuestro Padre Eterno pone en la experiencia de vida de los seres evolutivos encarnados. Cuando este proceso de comparación o de filtrado con la sabiduría adquirida no han tenido el éxito adecuado, se comenten errores, que llevan como consecuencia dolor.

 

ELEVAR LA VIBRACIÓN EN CUALQUIER MOMENTO (5). EL PROCESO DE DOLOR

 

Este proceso de dolor, cuando se tiene suficiente nivel de atención y se comprende el proceso evolutivo en el plano encarnado, sirve como experiencia, es un aprendizaje que permite integrar, de un modo mucho más consciente, la enseñanza recibida, de modo que cuando se vuelva a producir esta misma experiencia, se tendrán muchas más posibilidades de poder superarlas de un modo eficiente.

 

Pero en el caso de que no se comprendan, este dolor provoca sufrimiento, provoca rechazo ante la experiencia, y ese sufrimiento se mantiene durante un tiempo, con la finalidad de permitir a los seres evolutivos, encarnados y desencarnados, que puedan comprender cuál es el verdadero camino de la evolución.

 

Cuando se llega a comprender, el sufrimiento desaparece inmediatamente, aunque el dolor permanezca, y al desaparecer el sufrimiento, se empieza a asimilar la enseñanza. Si no se ha conseguido aprender, llega un momento en el que el sufrimiento queda velado por la experiencia de la vida, pero tarde o temprano volverá a surgir la misma experiencia y se tendrá una nueva oportunidad para poder convertir ese dolor en aprendizaje, en lugar de avivar el sufrimiento. Y ese es el proceso esencial que se tiene en la vida encarnada para poder ir aprendiendo de las experiencias. Si tenemos el aprendizaje adquirido, cuando la experiencia aparezca estaremos en condiciones de poder resolverla de un modo mucho más exitoso, pero sigue siendo siempre voluntad del ser encarnado la elección de qué camino tomar, de qué forma de actuar va a proceder para poder intentar resolver esa experiencia con la que se encuentra.

 

ELEVAR LA VIBRACIÓN EN CUALQUIER MOMENTO (Y 6). EL PROCESO CONTEMPLATIVO

 

Este proceso, por tanto, no requiere de estar en una posición estática ni contemplativa, porque la experiencia de la vida se produce en el movimiento del día a día, pero el proceso contemplativo permite analizar, tanto las experiencias vividas, para poder aprender de ellas, como aquellos elementos de la sabiduría que podemos recibir a través de nuestro Maestro Interno[1], preparándonos de un modo mucho más eficiente para aprovechar cada una de estas experiencias de la vida y convertirlas en oportunidades de elevación espiritual.

 

[1] Ver artículo El Maestro Interno

 

SUICIDIO (1). EL MAPA DE RECORRIDO

 

Cuando una persona decide quitarse la vida, está renunciando a la posibilidad de poder cumplir con su destino durante la encarnación. Antes del nacimiento se establece un mapa de recorrido, para que el alma desencarnada, cuando reciba el cuerpo físico, tenga las posibilidades de poder aportar experiencia, poder expiar faltas anteriores, y las que pueda cometer a lo largo de la propia existencia, y probar a Dios, Padre Todopoderoso, que ha podido superar las pruebas que se le asignan, de acuerdo a un espíritu conforme con la Ley de Dios, vibrando en armonía con él.

 

SUICIDIO (2). LAS PRUEBAS DURAS CORRESPONDEN A LAS ALMAS GRANDES

 

Las pruebas duras corresponden a las almas grandes[1], pero no siempre sois capaces de superarlas. Así, cuando una persona comete este acto desesperado de intentar huir de la realidad en la que se encuentra, las consecuencias son negativas para él, pero también, todos sus familiares y las personas que están vinculadas a él tienen la posibilidad de poder realizar unos actos que les permitan, a ellos mismos, tener unos procesos evolutivos positivos[1], y poder aportar alivio al alma desencarnada a través de la oración, de los pensamientos positivos hacia el alma desencarnada y a través de una vida ejemplar. Porque todo ello permite emanar vibraciones positivas que, a pesar del sufrimiento que va a tener que soportar para poder pagar las consecuencias de ese nefasto suceso, tendrá también la posibilidad de sentir el consuelo de que sus seres queridos se acuerdan de él con una sonrisa en los labios y en el corazón.

 

[1] Ver definición de prueba.

[2] Nota del canalizador: Dios sabe ofrecernos luz en la mayor oscuridad. En nosotros reside tomar la decisión de elegir luz u oscuridad.

 

SUICIDIO (3). LA ORACIÓN

 

Así, entended lo importante que es la oración por las personas desencarnadas, pero mucho más importante lo es por las personas que voluntariamente deciden separarse del mundo material, porque han atentado contra la Ley de Dios, y con el apoyo que se les pueda dar, aunque el sufrimiento seguirá existiendo, tendrán grandes posibilidades de poder consolarse, y también tendrán grandes posibilidades de poder cumplir a través del amor lo que podrían, de otra forma, tener que cumplir a través del dolor.

 

SUICIDIO (Y 4). LOS PARIENTES

 

Cuando los parientes de estas personas comprenden este proceso, están dándole grandes esperanzas al alma desencarnada que, a pesar de la gran turbación que tendrá, podrá recibir los impulsos de luz amorosa que, a través del Guía Espiritual, podrá transmitírsele en el momento que sea necesario, para que tenga la oportunidad, de acuerdo a su propia voluntad, para poder dirigir sus intenciones hacia el camino del Padre Eterno.

 

Los motivos por los que una persona se suicida no tienen ningún tipo de importancia para los que se quedan[1]. Si se considerasen culpables de ello, tendrían unos remordimientos que pueden no estar fundados en ninguna realidad[2], y cada cual en su conciencia, sabe lo que ha hecho. Pero la oportunidad que tienen de poder reformar sus vidas, incrementar la luz, a través de los pensamientos, los sentimientos y los actos, facilitarán la posibilidad de poder cumplir con la misión de apoyo a este hermano sufriente.

 

Gracias por la atención, hermanos, que Dios os acompañe y que podáis ver su luz en cada paso.

 

[1] Nota del canalizador: cuando se buscan los motivos, generalmente es para identificar a quién poder culpar. Sin embargo, si se centra en consolar al afligido, confiando en que el amor de Dios permitirá la evolución que todos, estamos transitando el camino del Amor de Dios que tan magníficamente nos enseñó nuestro Gran Maestro Jesús.

[2] Nota del canalizador: los procesos internos de los pensamientos y sentimientos modulan la percepción de la realidad. Así, pueden entenderse los hechos de un modo totalmente equivocado, y puede sentirse remordimientos por hechos que nunca han ocurrido del modo en que se interpretan por esa persona.

 

EL PROCESO DE LA EXPERIENCIA PERSONAL, LA OBSERVACIÓN Y EL ESTUDIO (1). SUPERAR TODOS LOS OBSTÁCULOS QUE LIMITAN EL CONOCIMIENTO VERDADERO

 

Buenas noches, hermanos, que el amor y la luz de Dios, Padre Todopoderoso, os permita evolucionar teniendo en cuenta que solo a través del proceso de la experiencia personal se pueden superar todos los obstáculos que limitan el conocimiento verdadero, la sabiduría, siempre vinculada al amor.

 

Buscad en cada momento de vuestra existencia todas las experiencias y entended cómo se vinculan al amor, porque el amor tiene muchas manifestaciones, pero por más que os hablemos de toda esta realidad, solo a través de la experiencia personal podréis experimentar y podréis evolucionar. Es imprescindible que comprendáis que, por mucho que podáis estudiar, necesitáis ponerlo en práctica, porque todo el proceso evolutivo hacia el Padre Eterno pasa por las experiencias de la vida encarnada dentro de vuestro nivel espiritual.

 

EL PROCESO DE LA EXPERIENCIA PERSONAL, LA OBSERVACIÓN Y EL ESTUDIO (2). LA IMPORTANCIA DEL ESTUDIO

 

Es muy importante el estudio, para no tener que experimentar por el método de ensayo y error. Cualquier área de la sabiduría humana se ajusta a este proceso. Si cualquier profesión o actividad no tuviese un periodo de aprendizaje previo, se cometerían muchos errores, permaneceríais en las épocas primitivas, teniendo que empezar de cero. Pero no lo estáis, y precisamente por eso, debéis entender la importancia de aprovechar el conocimiento, la sabiduría que tiene la sociedad en la que tenéis el privilegio de vivir todos los seres encarnados actualmente en el planeta, porque os facilita enormemente el avance. Y eso es así porque en vuestro proceso evolutivo ya habéis pasado por otras fases más elementales, y las habéis superado.

 

EL PROCESO DE LA EXPERIENCIA PERSONAL, LA OBSERVACIÓN Y EL ESTUDIO (3). EL OLVIDO DE LAS VIDAS ANTERIORES

 

Pero la sabiduría y la voluntad de Dios exige que en el plano encarnado no recordéis los procesos de vidas anteriores, esas experiencias que solamente se os entregan de un modo parcial, para que podáis ponerlas en práctica y continuar avanzando y evolucionando de acuerdo a vuestro perfil personal, que vuestro Guía Espiritual tiene en cuenta para cumplir vuestro destino[1], de acuerdo a la voluntad del Padre.

 

Por eso, intentad evitar todo tipo de actividades de la imaginación, intentando moveros por el pasado[2], porque toda la información, toda la sabiduría que necesitáis ahora, vuestro Guía Espiritual hace que se introduzca en vuestra mente, ya sea consciente o inconsciente, y a través de esos procesos de adquisición de conocimiento, de sabiduría parcial, tenéis la oportunidad de cumplir con las experiencias que necesitáis y con las que os habéis comprometido en esta existencia carnal.

 

[1] Ver definición de Destino.

[2] Nota del canalizador: se refiere a buscar información sobre vidas anteriores. Sin embargo, el aprendizaje evolutivo es esencial para el progreso individual y de toda la sociedad.

 

EL PROCESO DE LA EXPERIENCIA PERSONAL, LA OBSERVACIÓN Y EL ESTUDIO (Y 4). ESTAD PREPARADOS PARA SEGUIR APRENDIENDO

 

En el momento en que sois capaces de comprender todo este proceso, la vida cobra un significado muy diferente. Aprovechad cada momento de vuestra vida. Observaos, porque gracias a la observación y a los procesos de comprensión de esa observación, que ya os hemos explicado en anteriores ocasiones[1], tenéis la posibilidad de poder realizar cambios muy importantes en vuestras realidades, porque todo lo que conocéis actualmente sobre el bien y el mal es muy limitado, porque todos los seres evolutivos somos muy limitados.

 

Estad, por tanto, preparados para seguir aprendiendo, porque nunca es tarde para aprender. Habéis tenido testimonios de familiares que, en el plano desencarnado os han demostrado que siguen estudiando[2]. Eso os permite comprender hasta qué punto es trascendental el desarrollo del conocimiento, para poder aplicarlo en la experiencia de la vida.

 

[1] Ver Gestionar el tiempo y dirigir la vida (PDF)

[2] Se refiere a familiares de las personas presentes en la reunión que en el plano encarnado eran analfabetos, pero que en el espiritual están estudiando.

 

LA ORACIÓN Y LA EMISIÓN DE ENERGÍA (1). CÓMO FUNCIONA LA ORACIÓN

 

-       ¿Qué diferencia hay entre orar y enviar energía hacia alguien? ¿Existe un límite en el que la oración o la emisión de energía pueda ser negativo?

 

La oración es un acto de fe. La oración es un acto de conciliación con todos los seres evolutivos superiores que puedan apoyarnos, para poder ofrecer los impulsos necesarios a una persona determinada, a un colectivo, a todo el planeta, a todo el universo, etc., de tal manera que, a través del proceso de oración, entramos en un modo de sincronía, de sintonización, con el objeto de nuestra oración, y nos permite desear un determinado resultado.

 

Al transmitir ese deseo, si la persona o grupo que lo recibe está en disposición de poder aprovechar esa idea, de acuerdo a su libre albedrío adopta una serie de decisiones que le pueden inducir o dirigir a la consecución de la misma. Por tanto, a través de la oración, estamos realizando una acción similar a la que puede realizar el Guía Espiritual de esa persona, o los Guías Espirituales de ese colectivo.

 

LA ORACIÓN Y LA EMISIÓN DE ENERGÍA (2). LA ORACIÓN ES UNA FORMA DE DIRIGIR LA ENERGÍA DEL AMOR

 

La oración es una forma de dirigir la energía del amor en una determinada dirección. Puede enfocarse o puede expandirse. Tened en cuenta que el amor es la única energía que, cuanto más se da, más crece, porque realmente somos transmisores, no somos emisores de amor. Somos transmisores, porque el amor reside en la sustancia divina que Dios pone en toda la creación, y por ese motivo, cuando se entrega amor, no existe ningún tipo de desgaste. Al contrario, dar amor es la forma más rápida, sencilla y eficaz de incrementar nuestra energía, nuestra propia energía. Y eso, cualquier persona puede entenderlo por su propia experiencia.

 

LA ORACIÓN Y LA EMISIÓN DE ENERGÍA (3). LA ORACIÓN Y EL LIBRE ALBEDRÍO

 

Esta entrega de amor a través de la oración, nunca implica interferencia en el libre albedrío de nuestro objetivo, del mismo modo que ocurre con las influencias que pueden realizar los Guías Espirituales o los hermanos espirituales o encarnados. Las decisiones siempre son personales. Pero si somos capaces de poder dirigir unos pensamientos y unos sentimientos, porque es muy importante entender que los sentimientos son la base esencial de todo el proceso de transmisión espiritual, si somos capaces de enviar esos pensamientos y esos sentimientos, logramos poner a disposición de esas personas o grupos, ese tipo de información que siempre será más positiva que cualquier otro tipo de información que pueda emitirse de acuerdo al egoísmo.

 

LA ORACIÓN Y LA EMISIÓN DE ENERGÍA (4). LA EMISIÓN DE ENERGÍA Y SUS EFECTOS